Hay más de una forma de alimentar las plantas de cannabis. Los fertilizantes sintéticos proporcionan una solución inmediata a las deficiencias nutritivas, pero no aportan nada a la salud del suelo. Por otro lado, los abonos orgánicos ofrecen el paquete completo, ya que alimentan tanto a las plantas como al suelo. La fertilización superficial es una técnica que consiste en proporcionar abonos orgánicos a la superficie del suelo. Muchos cultivadores han mejorado la salud de sus cultivos con este método sencillo pero eficaz.

LA IMPORTANCIA DE LA RIZOSFERA

Los avances pioneros en el campo de la edafología han contribuido a nuestra comprensión de lo que ocurre bajo la superficie. Ahora sabemos que la zona de las raíces (o rizosfera) es un microcosmos de vida. Es el hogar de bacterias, hongos, nematodos y protozoos beneficiosos. Estos microorganismos constituyen lo que la Dra. Elaine Ingham, experta en suelos, llama "red alimentaria del suelo". Desempeñan un papel fundamental para la salud de los suelos y las plantas que crecen en ellos, con acciones como la descomposición del material orgánico o ahuyentando a las plagas.

Los investigadores comparan la rizosfera con un próspero paisaje en el que un solo centímetro cúbico de suelo tiene tanta biodiversidad como una hectárea de bosque.

Desafortunadamente, las prácticas agrícolas modernas se olvidan de este delicado sistema de vida. Los fertilizantes sintéticos y la labranza son dos de los culpables del deterioro del suelo, y causan erosión y la desaparición de los organismos mencionados anteriormente. La agricultura regenerativa es un método de cultivo holístico que cuida de la red alimentaria del suelo. Las técnicas sencillas de fertilización (como el acondicionamiento de la superficie) restablecen la salud del suelo y dan lugar a plantas de marihuana de calidad superior.

En este artículo se explica qué es la fertilización superficial, por qué es beneficiosa, y cómo aplicarla a tu plantación.

EL ACONDICIONAMIENTO DEL SUELO PRODUCE NUEVA VIDA (LITERALMENTE)

El acondicionamiento superficial es una manera súper sencilla de añadir sustento a la tierra. Consiste en esparcir una capa de abono u otros mejoradores sobre la superficie de macetas y parterres. Durante la temporada de cultivo, los microbios descompondrán estos materiales liberando un flujo constante de nutrientes. De esta forma estarás alimentando el suelo que después alimentará tus plantas.

El abono superficial es una alternativa regenerativa a los fertilizantes sintéticos y la labranza. En un cultivo convencional, se añaden nitrógeno, potasio y fósforo al suelo. Luego le sigue la labranza, es decir, distribuir la tierra con un arado o rotocultor. Aunque este método airea el suelo y facilita el arraigue de los plantones, merma su red alimentaria.

La labranza acaba con la vida microbiana, destruye las redes fúngicas beneficiosas, y libera dióxido de carbono y metano a la atmósfera. Al ser un método regenerativo sin labranza, el acondicionamiento del suelo logra el efecto contrario. Permite que los cultivadores desarrollen su suelo durante varias temporadas y favorece la existencia de comunidades microbianas. Los fertilizantes sintéticos agotan el suelo, mientras que el abono superficial se traduce en sustento a largo plazo. Un suelo saludable produce plantas robustas y productivas y flores de calidad.

Utilizar un fertilizante sintético sin tener en cuenta la red alimentaria del suelo es como alimentarte sin considerar tu propio microbioma, un elemento fundamental para la salud humana.

LA IMPORTANCIA DE LA RIZOSFERA

En palabras de la Dra. Ingham: "Pon la mano de obra donde debe estar. No necesitan vacaciones. Pero asegúrate de que estén en el suelo, y aliméntalos. Nuestra tarea es asegurarnos de que haya diversidad de microorganismos, para que las plantas puedan elegir los que necesitan".

CUÁNDO FERTILIZAR LA SUPERFICIE DEL SUELO

El cultivador deberá acondicionar la superficie del suelo a principios de primavera, antes de que empiece la temporada, porque los microbios tardan un tiempo en descomponer la materia orgánica y liberar los nutrientes. De esta forma, tu suelo estará plagado de nutrientes para cuando las plantas empiecen su fase vegetativa.

Si trabajas con un suelo sencillo, tendrás que acondicionarlo varias veces a lo largo de la temporada. Fertiliza la superficie de tus macetas y parterres cada tres semanas para alimentar a las plantas y los microbios. Si trabajas con un suelo sano y complejo, solo tendrás que reacondicionarlo al principio del período de floración.

Aunque esta técnica proporciona un espectro completo de nutrientes, es posible que se produzcan deficiencias. Dado que el material orgánico tarda un tiempo en descomponerse, deberás utilizar una técnica de acción rápida. El té de compostaje es una forma rápida y natural de remediar cualquier deficiencia.

MEJORADORES PARA EL ACONDICIONAMIENTO DEL SUELO

Los cultivadores pueden elegir entre un gran número de mejoradores para acondicionar la superficie del suelo. Aunque estas opciones parecen diferentes, todas tienen algo en común: están repletas de nutrientes. Veamos cuáles son las mejores opciones.

COMPOST

El compostaje es una forma barata y sencilla de preparar un mejorador casero rico en nutrientes. Preparar compost es fácil, lo único que necesitas es un cubo y residuos de la cocina y el jardín. Intenta mantener una proporción de materiales marrones/verdes de 3:1. Los materiales marrones son ricos en carbono e incluyen hojas muertas, serrín y paja. Los materiales verdes son abundantes en nitrógeno y consisten en frutas, verduras y residuos vegetales.

Cuando esté listo, tu abono tendrá un tono marrón oscuro y un tacto suave. Esta mezcla estará llena de materiales orgánicos y nutrientes para alimentar a las plantas y a los microbios.

HARINA DE SANGRE Y HUESOS

La harina de sangre o huesos son abonos orgánicos obtenidos del ganado. Puede que suene horrible, pero es una de las numerosas formas en las que la naturaleza mantiene el suelo vivo. Las harinas de sangre y huesos son ricas en minerales esenciales como fósforo y nitrógeno. Estos mejoradores también son efectivos a la hora de repeler mamíferos como ciervos o ardillas.

MEJORADORES PARA EL ACONDICIONAMIENTO DEL SUELO

HARINA DE ALGAS

La harina de algas es un mejorador elaborado con algas ricas en nutrientes. Esta especie contiene una gran variedad de minerales, como nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, manganeso y zinc. Las algas también contienen hormonas beneficiosas y potencian el crecimiento de microorganismos.

HUMUS DE LOMBRIZ

Humus de lombriz es otra forma de definir los excrementos de gusano. Estas criaturas son muy útiles para la plantación, ya que convierten los residuos de la cocina y el jardín en excrementos ricos en nutrientes. Es posible criar lombrices en un "vivero para gusanos" para tener un suministro ilimitado. El humus de lombriz es un mejorador muy valioso que contiene nitrógeno, potasio, magnesio, calcio y fósforo.

HONGOS MICORRÍCICOS

Los hongos micorrícicos forman una relación sinérgica con las plantas. Se adhieren a las raíces convirtiéndose en una extensión del sistema radicular. Estas formas de vida excretan enzimas que descomponen la materia orgánica. Las plantas contribuyen a este proceso proporcionándoles azúcares y recibiendo nutrientes a cambio. Es posible que el suelo ya tenga alguna especie de hongos micorrícicos, pero los cultivadores podemos inocularlos con la mezcla de micorrizas Easy Roots, para garantizar que estén presentes.

CÓMO ACONDICIONAR EL SUELO PARA TUS PLANTAS DE MARIHUANA

Ahora que ya sabes qué mejoradores usar para fertilizar la superficie del suelo de tus plantas de cannabis, puedes pasar a la acción. Aquí tienes cómo acondicionar tu suelo.

PASO 1: ELIGE UN MEJORADOR

Lo primero que debes hacer es decidir qué mejorador vas a usar. El compostaje es la opción más barata, pero los productos ya preparados son más accesibles para muchos cultivadores. Para este ejemplo, vamos a usar harina de algas.

PASO 2: APLICA EL MEJORADOR

Aplica una capa gruesa de harina de algas en la superficie de las macetas o parterres. Sigue las instrucciones del producto para evitar sobrefertilizar a tus plantas. La cantidad recomendada es de alrededor de 0,5kg por 9m².

PASO 3: RIEGA EL MEJORADOR

A continuación, riega la superficie del suelo con una manguera. Esto hará que los nutrientes lleguen a la zona de las raíces. Cada vez que riegues tus plantas, recibirán un aluvión de minerales procedente de la superficie.

PASO 4: APLICA UNA CAPA DE MANTILLO

Aplica una capa de mantillo por encima de la superficie del suelo. La paja y las virutas de madera funcionan muy bien. Esto ayudará a retener la humedad, a mejorar la textura del suelo, y a evitar que crezcan malas hierbas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.