Durante los dos últimos años, el CBD se ha convertido en un negocio de miles de millones de dólares. Y con razón; ya que este compuesto no psicoactivo derivado de la marihuana podría tener cierto potencial como suplemento para el bienestar.

Si quieres sacar partido a sus posibles beneficios, cocinar con CBD podría ser una opción interesante para ti.

Cocinar con CBD: ¿cómo funciona?

El CBD, como muchos otros compuestos del cannabis, es liposoluble. Y dado que casi siempre usamos algún tipo de grasa para cocinar, añadir CBD a tus recetas favoritas es muy sencillo. Infusiona tus aceites o grasas comestibles, como el aceite de oliva o el ghee, con CBD, y utilízalos para animar tus platos salados favoritos (como salsas, guisos o aderezos), o usa grasas más neutrales, como el aceite de coco, para añadirlas a tus dulces preferidos.

Aquí tienes unos consejos para empezar a cocinar con CBD.

Cocinar con aceite de CBD

Muchos de los aceites de CBD del mercado actual se elaboran diluyendo un extracto de CBD (procedente de cepas de marihuana o cáñamo ricas en CBD) en aceite vegetal (la mayoría de los fabricantes utilizan aceite de oliva o de coco como portador). La incorporación de estos aceites en la cocina es muy sencilla, pero dado que los cannabinoides se degradan con el calor, deberás evitar exponer tu aceite de CBD a altas temperaturas. Lo mejor es añadirlo a los platos al final del proceso de cocción, o a los alimentos fríos en mitad de su preparación.

  • Utiliza siempre un aceite de CBD de calidad

Si estás pensando en cocinar con aceite de CBD, asegúrate de usar siempre un producto de calidad fabricado por una empresa de confianza. Los aceites de CBD elaborados con ingredientes de mala calidad o mediante procesos deficientes no solo pueden ser menos efectivos, sino que también podrían contener restos de pesticidas, contaminantes, bacterias, hongos, y otros compuestos que sin duda tampoco querrás ingerir.

Cocinar con cogollos de CBD

Cuando cocines con cogollos de CBD, primero tendrás que descarboxilarlos (instrucciones detalladas a continuación). Este proceso convierte compuestos como el CBDA, el THCA y otros ácidos cannabinoides que están presentes en el cannabis vivo, en los compuestos que asociamos con más frecuencia a la marihuana (CBD, THC, etc.).

Después de descarboxilar tus cogollos, deberás extraer sus compuestos en un aceite portador o grasa que se pueda usar para cocinar. La mayoría de la gente utiliza mantequilla o aceite de oliva/girasol, pero puedes usar la grasa comestible que prefieras. Solo tienes que cocer los cogollos descarboxilados en la grasa comestible que elijas a fuego lento durante unas 3 horas, colar la mezcla, y dejar que se enfríe antes de añadirla a tus recetas

  • La descarboxilación es clave

Como ya hemos mencionado, la descarboxilación consiste en activar los compuestos que están presentes de forma natural en los cogollos de marihuana. Sin entrar en tecnicismos, el calor que se emplea en este proceso ayuda a transformar los enlaces carbonos en compuestos como el ácido cannabidiólico (CBDA) y otras sustancias químicas precursoras del CBD, THC y otros cannabinoides.

Cuando fumamos o vaporizamos marihuana, la descarboxilación se produce de forma automática cuando encendemos el dispositivo o prendemos fuego al porro o cazoleta. Sin embargo, a la hora de cocinar, debemos asistir en el proceso para conseguir los efectos deseados con nuestros platos. La mejor forma de hacerlo es triturar ligeramente los cogollos de CBD, extenderlos sobre una bandeja para el horno, y hornearlos a unos 110-120°C durante 30-40 minutos. Sabrás que tus cogollos están descarboxilados cuando la cocina empiece a oler a maría.

¿Qué ventajas tiene cocinar con CBD?

Es posible que te preguntes por qué deberías molestarte a dar el paso adicional de cocinar con CBD si también se puede consumir por vía oral. La respuesta es complicada y está relacionada con la forma en que nuestro cuerpo procesa el CBD en función de cómo se administre.

El aceite de CBD se suele tomar por vía sublingual, un método en el que es absorbido por las membranas mucosas del interior de la boca. El CBD de los comestibles caseros o comerciales, por otro lado, se absorbe en el aparato digestivo. Tanto la administración sublingual como la ingesta del CBD son dos maneras efectivas de sacar partido a los beneficios únicos de este compuesto. Sin embargo, los distintos métodos de administración hacen que nuestro cuerpo absorba el CBD de una manera ligeramente distinta, y pueden ser más aptos para diferentes situaciones.

Basándonos en nuestra experiencia y en la investigación, la ingesta de CBD es beneficiosa porque:

It offers a slower, more gradual release of CBD into the body
When taken sublingually, CBD enters the bloodstream and starts acting on receptors throughout the body within 15–20 minutes. Ingested CBD, on the other hand, can take anywhere from 30 minutes to 1 hour to take effect, but offers a slower, more gradual release of CBD into the bloodstream.
It is convenient and discreet
Cooking with CBD allows you to prepare CBD edibles in advance, and can be great for dosing on the go or in public, whereas taking a tincture/oil or vaporizing/smoking CBD might draw more attention and prove less appropriate.
It masks the strong flavour of CBD oil/flower
CBD oil supplements have a distinctly bitter and intense favour that some people might not like. By working CBD into your favourite recipes, you can reap the benefits of this amazing cannabinoid without having to deal with its intense flavour.
It’s healthier than smoking
Smoking is usually the most common way cannabis is consumed. Unfortunately, it’s far from the healthiest; studies show that cannabis (including the smoke from CBD-rich cannabis) contains many of the same toxic compounds present in cigarette smoke. Cooking with CBD is a great way to use CBD-rich cannabis without the health implications of smoking it.

¿A qué alimentos y bebidas se puede añadir CBD?

Ahora que ya conoces los fundamentos básicos de la cocina con CBD, aquí tienes algunas ideas con las que inspirarte.

  • Café y té

Infusionar el café o el es una forma estupenda y sencilla de empezar a cocinar con CBD. Si te gusta tomar CBD por la mañana, añadirlo a tu taza de café es una manera genial de empezar el día. Si, por otro lado, prefieres consumirlo por la tarde o noche, prueba a mezclarlo con tu té o mezcla herbal favorita para disfrutar de una experiencia relajante.

  • Batidos

Los batidos y la marihuana combinan muy bien. Además, las infinitas mezclas de frutas, verduras, zumos y otros ingredientes que puedes usar en un batido, significan que tu dosis diaria de CBD nunca será aburrida.

Batidos

  • Sopas

No hay nada más reconfortante y sano que un buen cuenco de sopa. Tanto caliente como fría, con textura suave o tropezones, de carne o vegetarianas, hay un montón de recetas de sopa que se pueden realzar con el poder del CBD.

  • Galletas y brownies

¿Se te ocurre una forma más clásica de combinar la marihuana con comida que un delicioso lote de brownies o cookies? A nosotros no. Si te gusta el dulce, te alegrará saber que puedes añadir CBD y cannabis a prácticamente cualquier producto horneado.

  • Salsas y aderezos

Otra de nuestras opciones favoritas es añadir CBD a salsas y aderezos (tanto calientes como fríos). Muchas de estas recetas requieren de cantidades generosas de grasa, lo que significa que son muy fáciles de infusionar con aceite o cannabutter. Una de nuestras preferidas es la salsa de fresas con CBD, que combina muy bien con muchos postres, e incluso se puede tomar como acompañamiento de ciertos platos salados.

Cómo cocinar con CBD

Ha llegado el momento de profundizar en cómo cocinar de forma efectiva con aceite y cogollos de CBD.

  • Dosificación del CBD en la cocina

Dosificar el CBD en recetas puede ser complicado, razón por la que te aconsejamos simplificarlo lo más que puedas. La mejor manera de hacerlo es calcular cuántas porciones vas a preparar, y añadir tu dosis estándar por cada una de ellas.

Si, por ejemplo, vas a preparar 4 raciones de sopa, y generalmente tomas 10 gotas de aceite de CBD al día, tendrás que poner un total de 40 gotas de CBD en tu receta. Si nunca has probado el CBD, te aconsejamos que utilices un aceite de potencia media durante al menos una semana, para familiarizarte con este compuesto y ver cómo afecta a tu cuerpo.

Una vez que hayas encontrado la dosis más adecuada para ti, úsala en tus platos. Si ves que no funciona, vete aumentándola de forma gradual hasta que consigas los efectos que buscas. Si, por otro lado, vas a cocinar con cogollos de CBD secos en lugar de aceite, sigue esta guía para dosificar correctamente tus comestibles con CBD.

Calculadora CBD
Efecto
Peso
Dosis:
0 mg
Calculadora CBD
Efecto
Peso
Dosis:
0 mg

  • Cocinar con aceite de CBD

Cocinar con aceite de CBD es la mejor forma de empezar a usar el CBD en la cocina. El proceso es muy sencillo:

  1. Calcula la dosis.
  2. Prepara el plato según la receta.
  3. Añade el aceite de CBD cuando lo consideres oportuno. Como ya hemos señalado, deberás evitar que el aceite de CBD entre en contacto directo con temperaturas altas. Por lo que, si por ejemplo quieres hacer una salsa para pasta o un revuelto con CBD, es mejor que añadas el aceite de CBD al final.
Cómo cocinar con CBD
  • Cocinar con cogollos de CBD

Cocinar con cogollos ricos en CBD ofrece un control mucho mayor de la receta, y es mucho más barato que añadir aceite de CBD comercial cada vez que cocines. No obstante, es un proceso más laborioso, y podría resultar un poco agobiante para quienes no tengan experiencia.

Aquí tienes cómo cocinar con cogollos de CBD:

  1. Calcula la cantidad de cogollos que necesitas.
  2. Tritura bien los cogollos y extiéndelos uniformemente sobre una bandeja para hornear. Descarboxílalos a 110-120°C durante 30-40 minutos, o hasta que desprendan un aroma perfumado. Revuélvelos con frecuencia para asegurarte de que se descarboxilen uniformemente y no se quemen.
  3. Calienta los cogollos descarboxilados en la cantidad de aceite o mantequilla que necesitas para la receta. Deja que la mezcla hierva a fuego lento durante 3 horas para extraer la mayor cantidad posible de cannabinoides y otros compuestos activos de los cogollos.
  4. Cuela el aceite o mantequilla para eliminar los restos vegetales, deja enfriar, y úsalos como se indica en la receta.

Nota: si cocinas con CBD a menudo, considera la posibilidad de preparar cantidades grandes de aceite o mantequilla de CBD para ahorrar tiempo.

Cómo cocinar con CBD

Consejos para cocinar con CBD

Para garantizar que tu aventura gastronómica con CBD transcurra sin problemas, hemos recopilado unos consejos imprescindibles. Tenlos a mano cuando vayas a preparar tus propias infusiones comestibles, especialmente si es la primera vez que lo haces.

  • Tritura bien los cogollos

Cuando vayas a extraer los cogollos de marihuana en aceite o mantequilla, es fundamental que los tritures hasta que tengan la consistencia adecuada. En general, recomendamos una trituración más gruesa para extracciones más largas y lentas, y más fina cuando necesites una extracción más rápida. Una trituración fina ayuda a reducir la superficie total de la hierba, lo que significa que se descarboxilará y extraerá un poco más rápido que la hierba triturada en trozos más gruesos.

  • Añade grasa para mejorar la biodisponibilidad

Recuerda: los compuestos de la marihuana son liposolubles, así que no cometas el error de poner cogollos en una receta que no lleva nada de grasa. Si vas a usar cogollos, extráelos siempre en aceite/grasa comestible según las instrucciones anteriores. Esto hará que haya disponible una mayor cantidad de CBD para tu cuerpo. Con el aceite de CBD no será necesario este paso, puesto que el CBD ya está ligado a las propias grasas del aceite.

  • Evita las temperaturas muy altas

Los cannabinoides, terpenos y flavonoides que le dan al cannabis sus característicos aromas, sabores y efectos son unos compuestos muy frágiles. Cuando se exponen a temperaturas superiores a 120°C, comienzan a descomponerse y a evaporarse. Al preparar comestibles con CBD, deberás preservar tantos de estos compuestos como te sea posible, así que procura no exponer tu CBD (ya sea en forma de cogollos o de aceite comercial) a temperaturas muy altas.

  • El tiempo de cocción es fundamental

La elaboración de aceite o mantequilla de cannabis requiere de mucha paciencia, ya que los ingredientes se infusionan a temperaturas relativamente bajas durante varias horas. Lo ideal es cocer la mezcla de CBD y aceite/grasa a fuego lento durante aproximadamente 3 horas, para lograr una extracción decente.

  • Filtra con cuidado

Después de que tu material vegetal se haya infusionado en una base de aceite o mantequilla, tendrás que filtrarlo con un colador fino o estopilla. Para este proceso se necesita paciencia, ya que la solución resultante deberá gotear de forma lenta pero segura en el recipiente de abajo. Trata de resistir la tentación de apretar la estopilla para acelerar el proceso, ya que lo más probable es que acabes introduciendo material vegetal en el producto final.

Cocinar con CBD es muy interesante

En este artículo hemos cubierto los pormenores de la cocina con CBD. Ahora que ya conoces los conceptos básicos, busca recetas (tanto en nuestro blog como en otras fuentes) para obtener inspiración e ideas sobre cómo añadir la magia del CBD a tus platos.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.