La revista Hemp Business predice que el mercado del CBD se habrá convertido en un sector de 2.100 millones de dólares en 2020, un impresionante incremento del 700% desde 2016. El mercado ya ha atraído la atención de los líderes del sector y ya existen más de 800 productos de CBD sólo en el estado norteamericano de Washington. Además multitud de empresas de todo el mundo venden cannabidiol en diversos formatos, desde suplementos dirigidos al consumidor hasta tratamientos medicinales.

Algunos expertos incluso esperan más del mercado de CBD, como Matt Karnes de Greenwave Advisors. Afirma que "en lo que respecta al tamaño del sector del CBD, estimo un mercado de casi 3.000 millones de dólares en 2021. Ahora mismo hay 15 estados que sólo permiten el CBD, además de los 28 estados y el distrito de Washington que han legalizado la marihuana terapéutica."

Lo cierto es que el consumidor típico de cannabis también está interesado en lo que el CBD puede ofrecerle. Un gran cultivador del sur de California, conocido como Outco, descubrió que el 38% del público general, consumidor de marihuana o no, está interesado en descubrir qué es el aceite de CBD y las ventajas que puede conllevar.

Esto es una noticia positiva porque es importante que los consumidores sepan perfectamente lo que están adquiriendo. Incluso en la actualidad, el CBD no está regulado de forma adecuada. Por esta razón, muchos fabricantes importan aceites de CBD industrial, a menudo procedente de cáñamo comercial chino, que acaba en sus productos finales.

acrecentamiento de mercado CDB

Aunque el CBD ha demostrado tener una serie de beneficios para la salud, como propiedades antioxidantes, neuroprotectoras y terapéuticas, es importante ser prudente ante empresas que prometen efectos milagrosos, como que puedes curar casi cualquier enfermedad con su aceite de CBD. El CBD podría tener potencial para curar una serie de dolencias, pero siempre es aconsejable consultar a tu médico o a un profesional de la salud antes de probarlo.

Muchas empresas son intencionadamente cautelosas al etiquetar sus productos por este preciso motivo. Aunque esto puede dificultar la elección del producto a comprar para el consumidor, la empresa prefiere evitar problemas a largo plazo. Es fundamental que el consumidor se informe a conciencia antes de decidir consumir cualquier producto de bienestar.

Nuestra gama de aceites de CBD es totalmente orgánica, elaborados a partir de cáñamo cultivado en Europa con las técnicas de extracción con CO² más avanzadas. Cultivar en un suelo completamente natural nos permite obtener un aceite de CBD puro y con gran potencia. Si te interesa probar un suplemento dietético de alta calidad, como el CBD, también podrías plantearte elaborarlo tú mismo. Si sufres epilepsia, cáncer, dolor articular crónico o un trastorno por estrés postraumático, o necesitas aceite de CBD por cualquier otra razón, hacerlo tú mismo puede ser la forma más económica de conseguir el alivio que necesitas.

El mercado de CBD a partir de cáñamo creció desde prácticamente cero a un mercado que movió 202 millones de dólares en 2015. Esto incluye dispensarios, tiendas especializadas, herbolarios, comercio electrónico, consultas médicas y productos farmacéuticos.

El informe publicado por la revista Hemp Business es el primero en ofrecer una perspectiva global de la situación actual del mercado del CBD y su potencial futuro en función de las diversas líneas de distribución. Como afirma el editor y fundador de la empresa, Sean Murphy, esto permite "el primer análisis para inversores, ejecutivos y organismos reguladores sobre lo que está sucediendo con el CBD, el segmento más atractivo del multimillonario sector del cannabis".

Legalización mercado del petróleo composición de cannabis

El CBD obtenido del cáñamo no está clasificado como sustancia controlada en la mayoría de países, porque no contiene compuestos psicoactivos. Actualmente, en los 50 estados de los EEUU es legal comprar o importar CBD del cáñamo. Y esto a pesar de la confusa situación legal del CBD, considerado como sustancia de categoría 1 por la Administración para el Control de Drogas, la famosa DEA. Para ello se basan en el hecho de que cualquier extracto de un cannabinoide se considera una droga. Pero la Ley de Cultivo de Cáñamo Industrial de 2015 excluye al cáñamo y por tanto a los productos a partir de él de la ley de sustancias controladas, así que ni siquiera en los EEUU deberías tener problemas.

Medical Marijuana Inc. fue una de las primeras empresas que vendió este tipo de productos. Afirman que se estimaba que sus ventas de productos con CBD alcanzasen los 9 millones de dólares en 2016, en comparación con los 3,4 millones de 2013. Esto demuestra que el negocio del cannabidiol va viento en popa.

Para descubrir si el CBD funciona para el consumidor, es necesario darle una oportunidad. Aunque es importante hacer los deberes y asegurarse de que estás comprando un producto de gran calidad, los efectos secundarios son muy limitados.

Seleccionar un producto con buenas materias primas, técnicas de extracción avanzadas y semillas de alta calidad es la mejor forma de decidir qué alternativa comprar. Como consumidor, es fundamental añadir presión en este proceso para que el sector fabrique productos de la mejor calidad.

Con el aumento de la investigación acerca de los efectos positivos que el CBD puede ofrecer a tu cuerpo, también aumenta el mercado. Ya sea dolor reumáticos, inflamación muscular, falta de concentración, estreñimiento o beriberi, el aceite de CBD ha demostrado poder controlar incluso ataques epilépticos o náuseas. Cada vez surgen más aplicaciones que el CBD podría aportarte. Crucemos los dedos. Quizás en el futuro nos encontremos con que los productos con cannabidiol son tan habituales como cualquier calmante tradicional. Sin duda sería un gran paso adelante para el mundo de la medicina.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar