El té es una bebida aromática y a menudo caliente que se consume en muchas culturas desde hace miles de años. El té se obtiene de la especie vegetal Camellia sinensis, y prácticamente no tiene rival como bebida diaria que revitaliza y ofrece la oportunidad de sentarse y descansar. Esta bebida ha recorrido un largo camino, y la palabra "té" ahora se atribuye a una gran variedad de hierbas y especies botánicas que se pueden mezclar con agua caliente para crear un brebaje delicioso e incluso medicinal.

El té es muy relajante y puede ayudar a meditar a algunas personas. Añadir compuestos de la planta de cannabis a esta bebida hace que sea aún más calmante y terapéutica. Esta es la razón por la que el té es un método tan eficaz y placentero de tomar CBD.

¿QUÉ ES EL CBD?

Para hacernos una idea del carácter terapéutico del té de CBD, primero debemos saber qué es el CBD. Para quienes no estén al corriente, el CBD es una molécula derivada de la planta de cannabis que pertenece a la familia de los cannabinoides. Aunque algunos de estos cannabinoides producen un efecto psicoactivo conocido como "subidón", el CBD no tiene ese efecto. Esta molécula se ha hecho muy famosa en los últimos años por sus efectos terapéuticos, que se pueden obtener sin el subidón. Esto hace que sea ideal para consumir en cualquier momento del día, a la vez que se continúa siendo totalmente funcional.

El CBD se ha investigado mucho, y la literatura científica habla de unos resultados muy interesantes en estudios tanto in vitro (en una placa de petri) como in vivo (dentro de un organismo vivo). Algunos de estos informes incluyen propiedades anticonvulsivas, ansiolíticas, neuroprotectoras, antipsicóticas, antiespasmódicas, antitumorales, y antioxidantes. Otras investigaciones han demostrado que este compuesto combate los problemas de la piel, como la psoriasis y el acné.

El CBD afecta al cuerpo de diferentes maneras, entre las que se incluye su efecto sobre el sistema endocannabinoide. Este sistema está compuesto por una serie de receptores que se encuentran en la superficie de numerosos tipos de células. Los dos receptores más conocidos son los CB1 y CB2. El sistema endocannabinoide repercute profundamente en la salud general y las funciones del cuerpo. Los autores de un artículo publicado en la revista Pharmacological Reviews, afirman que el sistema endocannabinoide es muy prometedor para una gran variedad de enfermedades y patologías, y tiene funciones reguladoras tanto en la salud como en la enfermedad.

CBD Tea

CÓMO PREPARAR Y CONSUMIR TÉ DE CBD

El té de CBD es una bebida sencilla pero muy eficaz. En el mercado hay varios tés de CBD que pueden utilizarse para simplificar el proceso de elaboración de esta bebida. Muchas marcas ofrecen diferentes tipos de té, como cúrcuma, hibisco, yerba mate, etc.

Como alternativa, el consumidor también puede optar por crear sus propias mezclas. Cannabinoides como el CBD no se disuelven bien en el agua, como otras moléculas del té tradicional, pero tienen una gran afinidad con las grasas. Esta es la razón de la gran popularidad de productos como la cannabutter o el aceite de coco, ya que proporcionan una base grasa que absorbe los cannabinoides sin ningún problema, y además son muy fáciles de añadir a una gran variedad de alimentos y bebidas. Estos productos se pueden añadir al té con el fin de obtener una bebida más densa y calórica que también contenga una buena cantidad de CBD.

Otra opción fácil y rápida de preparar té de CBD de forma casi inmediata, es añadir al agua unas gotas de tintura de CBD de alta potencia, o de aceite de CBD. Con este método, se obtiene una dosis exacta además de una aplicación rápida.

El CBD por sí solo es eficaz para algunas personas, y una opción excelente para quienes buscan una dosis rápida de esta molécula. Pero también se pueden utilizar muchas otras hierbas para potenciar el sabor y la eficacia de la bebida. Quienes estén más interesados en el sabor, pueden añadir hierbas como la lavanda, la hierbaluisa, la menta o la salvia. Quienes quieran incrementar el contenido medicinal de su té, pueden optar por hongos medicinales como el chaga, el reishi o el Trametes versicolor.

A los consumidores de té con una mente más científica les podría interesar saber que los diferentes terpenos de varias hierbas potencian algunos de los efectos terapéuticos del CBD. El llamado efecto séquito afirma que los cannabinoides y los terpenos trabajan en sinergia para crear unos efectos más intensos. Por ejemplo, los terpenos limoneno y linalol actúan de forma sinérgica con el CBD en relación a su efecto ansiolítico. Ambos terpenos, junto con el pineno, también mejoran las propiedades anti acné del CBD.

EFECTOS TERAPÉUTICOS

El té es un método agradable y sencillo de tomar CBD, y puede ser la mejor opción para quienes no les guste fumar ni vaporizar. Muchos consumidores toman té de CBD simplemente para relajarse, mientras que otros ingieren esta molécula por su acción terapéutica para combatir determinados síntomas. Aquí tienes algunos trastornos con los que el té de CBD puede ayudar.

DOLOR CRÓNICO

El CBD ha demostrado ser muy prometedor contra el dolor crónico. El dolor crónico se diferencia del dolor agudo en que mantiene activas las señales del dolor durante períodos largos, que pueden durar años tras una lesión. Este tipo de dolor y las señales nerviosas que hacen que el cerebro lo perciba, también pueden estar provocados por diversas afecciones, como problemas de espalda, infecciones, artritis, daño neurológico y migrañas. El CBD es una opción excelente para quienes sufren dolor crónico, y podría incluso ayudar a quienes toman analgésicos potencialmente peligrosos como los opioides. Un artículo publicado en la revista Therapeutics and Clinical Risk Management documenta el papel de los cannabinoides en el manejo del dolor. Sus autores sostienen que los extractos de cannabis, CBD incluido, han demostrado ser muy eficaces contra el dolor.

CBD Benefits

INFLAMACIÓN

La inflamación está presente y es un factor causante de una enorme variedad de enfermedades y trastornos de la salud. Además, es un síntoma de enfermedades autoinmunes como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple. Según los investigadores, los estudios in vivo indican que los cannabinoides podrían ser un buen tratamiento para las enfermedades inflamatorias. Los cannabinoides, como el CBD, consiguen este efecto a través de los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide. La activación de estos receptores conduce a la regulación del sistema inmunológico, a la inducción de apoptosis (muerte celular controlada) en células inmunes activas, y a la supresión de moléculas señalizadoras implicadas en la inflamación, conocidas como citoquinas.

NÁUSEAS

El té de CBD también combate las náuseas. Las náuseas son un síntoma no específico que puede tener varias causas, desde un malestar estomacal o un mareo a una enfermedad o una migraña. Cuando se presentan, una taza de té de CBD podría ser suficiente para aliviarlas. Un artículo publicado en el British Journal of Pharmacology afirma que la manipulación del sistema endocannabinoide regula las náuseas en el ser humano. El efecto antiemético del CBD podría deberse a la activación indirecta de los receptores de serotonina.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.