💥5 SEMILLAS GRATIS si gastas 65€ durante el Black Friday con el código BF227HV💥

By Max Sargent


Tanto si decides cultivar tu marihuana en interior como si planeas hacerlo al aire libre, es posible que en algún momento tus plantas sufran una infestación.

Y una de esas potenciales plagas son las cochinillas, que son especialmente destructivas y tienen predilección por la savia del tejido vegetal del cannabis, unas sustancias que tus plantas necesitan para sobrevivir, desarrollarse y producir cosechas abundantes y sanas.

¿Qué son las cochinillas?

Existen unos 8000 tipos de cochinillas, pero en lo que respecta al cultivo de marihuana, hay dos que son especialmente problemáticas: las cochinillas algodonosas, también llamadas harinosas, blancas o cotonet (unos insectos blancos y peludos que conocen muchos cultivadores), y las cochinillas marrones y acanaladas de cuerpo blando. Ambos tipos prefieren los ambientes cálidos y secos, y sobreviven succionando la energía vital (savia) de tus preciadas plantas.

  • Cochinilla algodonosa

También conocida como harinosa, blanca o cotonet, esta especie de cochinilla proviene de los trópicos y es ambulante. Cuando las hembras se adhieren a las plantas, pierden las patas, lo que les impide moverse. Los machos, por otro lado, tienen alas, y se desplazan con mayor facilidad.

Las cochinillas se reproducen muy rápido, una mala noticia para quienes sufren esta infestación. Las hembras pueden tener hasta 2000 crías en condiciones óptimas. Estas criaturas se desarrollan en entornos secos y cálidos, y sus poblaciones pueden duplicarse cada cinco días. Se conocen como "algodonosas" porque producen una sustancia parecida al algodón que les ayuda a proteger sus huevos.

Cochinilla algodonosa
  • Cochinilla marrón acanalada de cuerpo blando

Las cochinillas marrones y acanaladas de cuerpo blando son originarias de América Central, y son una especie parasitaria que vive en los cactus. Al igual que la cochinilla algodonosa, los machos son sumamente móviles, y vuelan por la zona en busca de hembras para aparearse. Las hembras tienen unas patas pequeñas que utilizan para arrastrarse hasta la zona que parasitan, por lo general entre los nudos, donde se enganchan a las plantas y pierden las patas.

Los aztecas cosechaban esta especie de la superficie inferior de los cactus utilizando colas del ciervo como cepillos, y empleaban el ácido carmínico de su interior para elaborar carmín, un tinte rojo. Los españoles lo exportaron a Europa, donde se convirtió en una sustancia muy popular para teñir ropa. En la actualidad se usa como colorante natural para alimentos y productos cosméticos.

Cochinilla marrón acanalada de cuerpo blando

¿Cómo afectan las cochinillas a la marihuana?

Las cochinillas son perjudiciales para el cannabis de varias formas.

Para empezar, succionan la savia de las plantas, robándoles sus nutrientes. Dado que se reproducen en cantidades tan altas, pueden debilitar de forma importante la planta huésped. Aunque la infestación en sí podría no ser fatal, es muy probable que afecte negativamente al crecimiento, producción, y calidad del producto final. Pero la forma en que se alimentan no es lo único que perjudica a las plantas.

Para poder acceder al xilema de la planta, deben penetrarla con su aparato bucal suctor. Al igual que un corte en la piel, los daños producidos en el exterior de una planta son una invitación a infecciones bacterianas y virales. Tus plantas perderán gran parte de sus nutrientes, y además sufrirán una infección que reducirá su capacidad para combatirla.

Por último, al igual que los pulgones y otras plagas, las cochinillas secretan lo que se conoce como melaza. Esta sustancia azucarada atrae hormigas, hongos y bacterias.

Por todo esto, es importante identificar y combatir las plagas de cochinillas cuanto antes. No solo son un problema por sí mismas, sino que además, sino se hace nada, pueden invitar a otras plagas más nocivas al festín.

¿Cómo se propagan las cochinillas?

Las cochinillas son capaces de arrastrarse por terrenos relativamente fáciles, y pueden instalarse en plantas que se encuentren en un radio de 10 metros desde su ubicación original. Pero no se les dan bien las superficies accidentadas, y la grava y los suelos irregulares pueden ser un reto para ellas.

El viento también influye en la forma en que las cochinillas se trasladan de una planta a otra, ya que sus pelos actúan como las velas de un barco, por lo que pueden ser arrastradas a grandes distancias.

Cómo prevenir una plaga de cochinillas

Uno de los mejores métodos para proteger tus plantas de marihuana en floración de un posible ataque de cochinillas es crear una zona de contención. Esta opción es mucho más práctica en los cultivos al aire libre. Con ayuda de plantas como los rosales, los cultivadores pueden crear una barrera vegetal alrededor de la hierba para frenar la invasión.

Además de cumplir una función ornamental, hay que inspeccionar con frecuencia estos cultivos asociados para ver si tienen cochinillas, antes de que tengan oportunidad de atacar a la plantación de cannabis.

Como ya hemos mencionado, a las cochinillas les encantan los climas secos y cálidos. Por lo tanto, si tomas los pasos necesarios para prevenir estas condiciones, podrás implementar una estrategia que evite la invasión. Pero ten en cuenta que un entorno demasiado húmedo puede ofrecer el ambiente perfecto para otras amenazas, como por ejemplo, el moho. Con esto en mente, una buena solución sería mantener unas condiciones en las que el nivel de humedad sea desfavorable para las cochinillas harinosas y las marrones y escamosas de cuerpo blando.

Otro método de prevención consiste en introducir la simpática mariquita en el entorno de cultivo. Estos seres majestuosos harán las veces de guardaespaldas de tu marihuana, ya que son depredadores naturales de las cochinillas. También protegen contra otras plagas, como los ácaros.

Cómo prevenir una plaga de cochinillas

Cómo combatir una invasión de cochinillas

Vamos a ver cómo puedes acabar con las cochinillas algodonosas y escamosas si atacan tu cultivo. Si esta plaga se instala en tu plantación, empezará a drenar la savia, lo que afectará a la salud y rendimiento general de tus plantas. Tan pronto como detectes la invasión, deberás separar los ejemplares infectados del resto para evitar que se siga propagando. Cuando lo hayas hecho, examina a fondo las otras plantas para asegurarte de que estén sanas y salvas.

Algunos cultivadores utilizan insecticidas para erradicar esta plaga por completo. Sin embargo, las cochinillas tienen una coraza exterior que podría protegerlas. Además, muchos cultivadores prefieren no usar pesticidas por su efecto de reacción en cadena sobre el medio ambiente.

Si no quieres utilizar pesticidas sintéticos, aquí tienes otras opciones:

Una mezcla de alcohol o jabón. Pon una cucharada de jabón en un litro de agua caliente. También puedes añadir metanol a la mezcla. Rocíala sobre las hojas de las plantas afectadas.
Los depredadores naturales son otra buena alternativa. Una vez más, las mariquitas son una gran opción; así como las avispas parásitas, si no te importa que vivan en tu plantación.
Otra solución sería disolver tabaco en agua con jabón, y aplicar la mezcla como en el caso anterior.
También puedes usar orégano u hojas de helecho mezcladas con agua.
La tierra de diatomeas es un sedimento compuesto principalmente por sílice, un mineral silíceo completamente orgánico. Al ser microscópico, perfora el cuerpo de los insectos haciendo que mueran por deshidratación; por lo que es un plaguicida no contaminante. Pero deberás tener en cuenta que podría neutralizar los suelos ácidos, algo que no es bueno para el cannabis.
Una mezcla de jabón de potasio y aceite de neem es otro pesticida ecológico que previene y acaba con las infestaciones, por lo que resulta muy útil en muchas situaciones. La azadiractina, un compuesto que está presente en esta mezcla, impide que las larvas lleguen a la etapa adulta, con lo que detiene su reproducción. Y no perjudica a los insectos beneficiosos como las mariquitas. Además, funciona como fungicida, combatiendo problemas como el mildiú polvoroso.

La prevención es el mejor remedio para combatir las cochinillas

Las cochinillas, tanto las algodonosas como las de cuerpo blando, son sumamente perjudiciales para tu cultivo. Y como ocurre con todas las enfermedades, prevenirlas es la mejor forma de proteger tus plantas. Remedios como las zonas de contención y el aceite de neem, te ayudarán a impedir que se produzca una infestación a gran escala. Combínalas con los insectos beneficiosos y, con un poco de suerte, tu cultivo estará libre de plagas.

Siempre existe la posibilidad de que alguna plaga escape a tus defensas, por eso es importante realizar chequeos periódicos con el fin de detectar pronto los problemas. Si ves que tus plantas están infectadas, actúa con rapidez y no tengas miedo de usar métodos agresivos. Si eliminas las plagas lo antes posible, tanto tú como tus plantas sufriréis menos estrés.




¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.