The RQS Blog

.


By Luke Sumpter

Los topos y las tuzas no suelen ser un problema muy habitual para la mayoría de cultivadores de marihuana. Pero, cuando aparecen, pueden causar problemas. Al comerse y dañar las raíces, pueden afectar el crecimiento de tus plantas de marihuana e incluso matarlas. Descubre cómo hacer frente a estos animales y cómo evitar que se conviertan en un problema.


Los topos y las tuzas

Cuando piensas en las plagas del cannabis, ¿qué criaturas te vienen a la mente? La mayoría de cultivadores veteranos están más que familiarizados con los pulgones, la mosca blanca y los ácaros araña. Aunque estas plagas son un problema, también hay otros animales que pueden dañar seriamente un cultivo de marihuana; como los topos y las tuzas (también llamadas taltuzas o ratas de abazones). Aunque dichos animales no aparecen a menudo, cuando lo hacen pueden provocar que las plantas se marchiten y crezcan atrofiadas.

A continuación, veremos las principales diferencias entre los topos y las tuzas, y más abajo explicaremos cómo afectan a las plantas de marihuana y qué puedes hacer al respecto.

Moles and Gophers
Topos (arriba) y tuzas (abajo)

¿En qué se diferencian los topos y las tuzas?

Tanto los topos como las tuzas son animales excavadores, y ninguno de ellos realiza la hibernación. Aunque tienen un aspecto adorable, sus hábitos de alimentación y sus desplazamientos bajo tierra pueden causar estragos en un cultivo de marihuana. Pero, aunque ambos viven de forma similar bajo tierra, son bastante diferentes en su forma de alimentarse y en las regiones donde habitan.

Los topos aparecen principalmente en los huertos y jardines de Norteamérica, Europa y Asia. En cambio, las tuzas son exclusivas de América del Norte y Central. Mientras que los topos son estrictamente insectívoros (por lo que no comen plantas), las tuzas son herbívoras y les encanta comer bulbos y raíces. Ambos animales tienen mala vista, pero el olfato de los topos y el tacto de las tuzas les permite guiarse por su extensa y oscura red de túneles subterráneos.

Señales de topos o tuzas en tu cultivo de marihuana

Los topos y tuzas cavan túneles bajo tierra en busca de comida. Pero dado que tienen distintos hábitos alimentarios, dejan diferentes señales en el jardín.

Signs of Moles and Gophers

Las principales señales que indican la presencia de topos en tu cultivo de marihuana son:

  • Montículos de tierra: los pequeños montículos de tierra con forma ovalada son una clara señal de que hay topos en tu jardín. Estos montículos se forman cuando los topos empujan la tierra hacia la superficie mientras cavan sus túneles, y suelen medir unos 15cm de diámetro.
  • Surcos sobre la tierra: dado que los topos cavan túneles cerca de la superficie, dejan una marca al empujar la capa superior de tierra hacia arriba.
  • Plantas marchitas: aunque los topos no se comen las raíces del cannabis, pueden dañarlas mientras cavan sus túneles. Si atraviesan una zona donde hay plantas de marihuana, podrían hacer pedazos algunas raíces y provocar que las plantas se marchiten.

Las tuzas también dejan señales que revelan su presencia en un jardín, como las siguientes:

  • Montículos de tierra más grandes: las tuzas también forman montículos al cavar los túneles bajo tierra. Pero puedes diferenciarlos de los que forman los topos, ya que los montículos de las tuzas tienen forma de media luna y miden unos 30cm.
  • Plantas marchitas: las tuzas también pueden causar el marchitamiento de las plantas. Pero a diferencia de los topos, causan este daño intencionadamente al devorar las raíces.
  • Las plantas desaparecen: las tuzas son capaces de estirar de una planta pequeña para llevarla bajo tierra. Si tus plántulas o plantas jóvenes desaparecen, las tuzas podrían ser las culpables.

Cómo lidiar con los topos y las tuzas en tu cultivo de marihuana

Aunque los topos y tuzas se alimentan de forma distinta y dejan diferentes señales en el jardín, se pueden aplicar las mismas medidas para combatirlos. Estas soluciones son sencillas, baratas y no implican rociar tu jardín con productos químicos dañinos. Aprovecha el poder de las sustancias naturales, y de los animales domésticos, para mantener a salvo tus plantas de marihuana.

🧄 Aceite de ricino y agua con ajo

Tanto el ajo como el aceite de ricino son eficaces para repeler los topos y las tuzas, ya que contienen moléculas con un olor intenso que les obliga a irse a otra parte.

El aceite de ricino se obtiene prensado las semillas de ricino y contiene un compuesto llamado ácido ricinoleico, que no es del agrado de estos animales. Para usarlo, simplemente tienes que mezclar tres partes de aceite de ricino, una parte de jabón ecológico y tres partes de agua; introduce esta mezcla en una botella pulverizadora y aplícala cerca de las raíces de las plantas y alrededor de los montículos de tierra.

El ajo contiene varios compuestos de azufre que huelen fuerte y también repelen a estas criaturas. Tritura unos cuantos dientes de ajo con un poco de agua y pulveriza la mezcla en las mismas zonas. Aunque ambos métodos funcionan bastante bien, también pueden ahuyentar a organismos beneficiosos como las lombrices. Por tanto, aplica estos sprays con moderación y deja de usarlos cuando logres deshacerte de esta plaga.

🪤 Trampas de captura y liberación

Las trampas de captura y liberación son una forma compasiva de expulsar los topos y las tuzas de tu jardín. Para atrapar los topos, tendrás que encontrar uno de los túneles excavados por ellos. Para hacerlo, empieza por buscar dos montículos de tierra que estén relativamente juntos. A continuación, coge una piqueta o un destornillador largo y ve clavándolo en el suelo entre ambos montículos para sondear el terreno. Llegará un momento en que se clavará fácilmente, sin resistencia; has encontrado un túnel. Coge una pala y excava hasta dejar al descubierto parte del túnel. Introduce la trampa en el túnel, cúbrelo con tierra y pon una marca para saber dónde está. Vuelve al cabo de 24-48 horas y llévate al topo bien lejos de tu jardín.

Para las tuzas, tendrás que comprar una trampa de captura viva en una tienda de jardinería. Busca un montículo de tuzas y coloca la trampa sobre el suelo, siguiendo las instrucciones del fabricante. Pon un cebo en la trampa (como un trozo de zanahoria) y espera a que la tuza sea víctima de su propio apetito y caiga en la trampa. Luego solo tienes que alejar a la tuza de tu jardín.

🐱 Recurre a tu perro o gato

Si te estás desesperando, puedes dejar a tu perro o gato en el jardín para que haga el trabajo por ti. Los gatos son buenos depredadores y pueden acabar con un topo o tuza sin causar problemas. Pero los perros pueden escarbar en la tierra y podrían dañar los bancales y las plantas. Según la raza de tu perro, puede que tengas que adiestrarlo para motivarlo a cazar topos y tuzas.

Mole Trap

Cómo prevenir los topos y tuzas en tu cultivo de marihuana

Si aún no has tenido que lidiar con los topos o tuzas en tu jardín, ¡considérate una persona afortunada! Pero la suerte por sí sola no mantendrá a estos animales lejos de tu cultivo de marihuana. Con los siguientes métodos podrás evitar que aparezcan en tu jardín y dañen las raíces de las plantas.

1. Cultivos asociados para repelerlos

El método de los cultivos asociados consiste en plantar diferentes especies de plantas alrededor del cannabis. Además de ahuyentar algunas plagas de insectos y atraer a especies beneficiosas, algunas plantas repelen los topos y las tuzas. Estas son algunas de las más eficaces:

  • Semillas de ricino: así como el aceite de ricino ayuda a alejar a estas criaturas, las semillas de ricino también lo hacen. Siémbralas cerca de tus plantas de marihuana para minimizar la posibilidad de que caven túneles y dañen las raíces.
  • Cebollas, puerros, cebolletas y ajos: los potentes compuestos que aportan el sabor a estas plantas ayudan a repeler a los topos y tuzas. Al ser plantas resistentes, puedes sembrarlas y dejar que se establezcan al principio de la temporada de cultivo.
  • Caléndulas: a los topos y las tuzas no les gusta el fuerte aroma de las flores de caléndula. Esta planta también ofrece otras ventajas, como atraer insectos polinizadores a tu jardín.

2. Protege los bancales elevados con malla de alambre

Los topos y tuzas atacan por debajo de la superficie, así que tiene sentido cultivar marihuana fuera de su territorio. Los bancales elevados pueden contener un gran volumen de tierra por encima del nivel del suelo. Pero antes de llenar el bancal con tierra de alta calidad, pon una capa de malla de alambre sobre el suelo. De este modo, mantendrás las raíces fuera del alcance de estos animales.

3. Aparatos para repeler roedores

Para proteger aún más tu cultivo, puedes usar una serie de aparatos diseñados específicamente para evitar los topos y las tuzas. Aunque muchos de ellos están pensados para matar estos animales, algunos son más compasivos. Por ejemplo, los repelentes ultrasónicos son un método no letal para mantenerlos lejos de tus plantas. Estos aparatos emiten sonidos de alta frecuencia, que son inaudibles para los humanos. Se clavan en la tierra con las estacas que llevan incorporadas, y emiten ondas sonoras que molestan a estas criaturas, expulsándolas de la zona.

Rodent Repellers

Topos y tuzas: una plaga poco habitual, pero a tener en cuenta

Los topos y las tuzas no son una plaga muy habitual en los cultivos de marihuana. De hecho, según el lugar del mundo donde vivas, no te darán ningún problema en absoluto. Pero pueden llegar a causar graves problemas a algunos cultivadores. Ahora que conoces la diferencia entre ambos, cómo hacerles frente y cómo prevenir su presencia, estás plenamente capacitado para proteger tus plantas de estas posibles plagas.



¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.