Cultivar marihuana al aire libre es un proceso enormemente gratificante que permite al cultivador pasar más tiempo y conectar más profundamente con la naturaleza. El mayor espacio disponible en exterior permite cultivar plantas mucho más grandes y obtener cosechas mucho mayores. Pero plantar en exterior tiene sus propios desafíos. La naturaleza alberga gran cantidad de animales que disfrutan comiendo plantas y que están deseando devorar tu cultivo de cannabis.

PROTEGE TUS PLANTAS DE CANNABIS DE LOS ANIMALES HAMBRIENTOS

Entre la fauna salvaje más común con apetito por la marihuana están los ciervos, las ratas y ratones, y los insectos. Las mascotas domésticas, como perros y gatos, también son conocidas por cavar y hacer sus necesidades alrededor del cultivo, y comerse las plantas de marihuana. Sobre la prevención frente a estos animales ya hay bastante información. Este artículo cubrirá otros animales, que a menudo se pasan por alto al proteger los cultivos de exterior. Las ardillas, los zorros, los mapaches y los topos, entre otros, también suponen una amenaza para las plantas de cannabis al aire libre. Sigue leyendo para aprender a detectar las señales de estos animales en tu jardín, y cómo evitar que causen grandes daños.

TOPOS

Los topos son los excavadores de la familia de los mamíferos. Estas criaturas subterráneas han evolucionado para tener unas fuertes patas delanteras y unas grandes pezuñas que les permiten cavar eficazmente bajo tierra. Los topos no atacan las plantas de cannabis intencionadamente y no se las comen como fuente de sustento, ya que prefieren comer gusanos y otros pequeños invertebrados. De hecho, la presencia de topos puede traer ciertas ventajas, como la aireación del suelo. Sin embargo, los topos pueden causar daños en las plantas al cavar túneles demasiado cerca de las raíces. Si estas estructuras quedan demasiado dañadas, las plantas tendrán dificultades para absorber agua y nutrientes de la rizosfera.

TOPOS

SEÑALES DE TOPOS

Aunque ver un topo sea algo poco frecuente, estos bichos sí dejan pruebas de su presencia, lo cual es un alivio teniendo en cuenta que es prácticamente imposible examinar las raíces para detectar los daños. La señal más obvia de que rondan por debajo de tu jardín son los montoncitos de tierra que sacan a medida que excavan sus túneles.

CONTROLAR A LOS TOPOS

Una forma efectiva de evitar que estos animales destrocen las raíces de tus plantas es colocar mallas antitopos bajo tierra. En el lugar donde vayas a plantar, coloca una jaula cilíndrica o cúbica hecha de malla metálica, que penetre un par de metros bajo tierra, dejando abierta la parte superior e inferior. Esto protegerá las raíces contra los topos excavadores, a la vez que dejará suficiente espacio a las plantas para expandir su sistema radicular.

Las trampas para topos son otro posible método de prevención. Pueden colocarse en los túneles, una vez localizados. Estas trampas cazan los animales vivos, así que échales un vistazo a diario y lleva los topos capturados lejos de tu jardín.

Los cultivos asociados son otra opción para controlar los topos. El tártago (Euphorbia lathyris) es una planta bienal que desprenden unas sustancias por las raíces que, según se dice, repelen a los topos. Y, para acabar, los ahuyentadores de topos solares han demostrado su eficacia para repeler a estas criaturas. Estos artefactos se clavan en el suelo, como una estaca, y emiten una vibración de baja frecuencia que imita a depredadores o a topos enemigos.

TUZAS

Las tuzas son unos animales similares a los topos, que también se han adaptado a cavar bajo tierra. Estos roedores excavadores pertenecen a la familia de los geómidos, que consiste de unas 35 especies. Crean redes de túneles subterráneos a fin de recolectar y almacenar comida. Principalmente sobreviven con una dieta basada en raíces, arbustos y verduras, pero no son reacios a zamparse las raíces y hojas del cannabis. Cuando no es época de cría, estos animales son mayoritariamente solitarios; su carácter territorial significa que a menudo viven en sistemas de túneles separados.

TUZAS

SEÑALES DE TUZAS

Hay varias señales que pueden ayudarte a detectar y evitar la presencia de tuzas en tu jardín. A diferencia de los topos, las tuzas saldrán alegremente de la tierra para comerse las plantas directamente. Si detectas partes de tus plantas mordisqueadas, las tuzas podrían ser las culpables. Si tus plantas todavía son pequeñas, podrías incluso encontrarte con que un par de ellas han desaparecido por completo. Las tuzas también crean montículos de tierra mientras cavan sus túneles. Una forma de diferenciar los montículos de las tuzas, de los de los topos, es por el pequeño hueco que aparece en el centro o los laterales del montoncito de tierra creado por las tuzas.

CONTROLAR A LAS TUZAS

Al ser excavadoras, las tuzas pueden detenerse parcialmente con la misma técnica de la jaula metálica usada con los topos. Pero, dado que tienden a salir a la superficie y comerse las hojas, también es buena idea montar una jaula similar alrededor de las plantas.

Las tuzas no soportan el olor del ajo y el aceite de ricino, lo que significa que estos aliados vegetales pueden usarse para obligar a las tuzas a salir de sus túneles y buscar un nuevo hogar. Echa una infusión de ajo o aceite de ricino en la entrada de los túneles, para dejarle claro a las tuzas que no son bienvenidas en tu cultivo de marihuana.

ZORROS

Los zorros son un viejo enemigo de los ganaderos. Estos mamíferos omnívoros, de tamaño pequeño a mediano, pertenecen a la familia de los cánidos y suelen vivir en pequeños grupos familiares, cobijándose en madrigueras subterráneas. Actúan como depredadores y carroñeros, y pueden comerse el ganado o las plantas para sobrevivir. Los zorros son unas criaturas adaptables que se desenvulven bien tanto en ambientes rurales como suburbanos, representando una amenaza para los cultivos de cannabis en ambos entornos.

ZORROS

SEÑALES DE ZORROS

Los zorros pueden dañar considerablemente los cultivos, en parte al pisotear las plantas y mordisquear las mangueras de riego. También suelen marcar su territorio con orina y excrementos. Los zorros también son conocidos por desenterrar plantas recién plantadas, y se sienten especialmente atraídos por las plantas fertilizadas con estiércol, sangre seca o harina de huesos.

CONTROLAR A LOS ZORROS

Evitar y ahuyentar a los zorros de un cultivo es especialmente difícil. Las vallas o mallas probablemente no sean muy eficaces, ya que la agilidad de los zorros les permite saltar por encima. Al lidiar con estos animales, a menudo es cuestión de aceptar su presencia y adaptarse en la medida de lo posible. Si detectas agujeros de zorros apareciendo en tu jardín, llénalos de tierra inmediatamente antes de que se hagan más profundos y se conviertan en una madriguera. Usar fertilizantes hechos a base de plantas, en lugar de sangre y harina de huesos, reducirá las probabilidades de que los zorros caven alrededor de tus plantas. Y, finalmente, los aparatos que emiten sonidos ultrasónicos podrían ayudar a ahuyentar a los zorros. Sin embargo, la inteligencia de estos animales hace que se acostumbren al sonido; pasado un tiempo, lo percibirán como algo inofensivo.

MAPACHES

Los mapaches son unos mamíferos muy inteligentes originales de América del Norte, aunque también se han introducido en partes de Asia y Europa. Su dieta se basa principalmente en animales y alrededor de un 30% de plantas. Estos animales de tamaño mediano son conocidas por entrar en los jardines para cazar su comida favorita: lombrices.

MAPACHES

SEÑALES DE MAPACHES

Para poder acceder a esta delicia, los mapaches usan sus patas delanteras para romper el suelo, creando unos agujeros grandes y profundos en la tierra. Si esta actividad se produce en la base de una de tus plantas de marihuana, las consecuencias podrían ser fatales.

CONTROLAR A LOS MAPACHES

Por suerte, esta catástrofe puede evitarse disuadiendo a los mapaches para no cavar en ciertos lugares. Una pequeña pulverización de repelente de aceite de ricino es suficiente para proteger una zona. Si detectas señales de mapaches, pulveriza la zona a menudo, ya que el repelente se irá eliminando con el tiempo.

CONEJOS

Aunque sean increíblemente bonitos, los conejos pueden causar graves daños en un cultivo de marihuana si dejan campar libremente. Estos pequeños mamíferos de la familia de los lepóridos están presentes en todos los continentes (excepto la Antártida), así que todo cultivador de cannabis debería conocer las señales que indican su presencia.

CONEJOS

SEÑALES DE CONEJOS

Los conejos son otra especie excavadora que puede zamparse las raíces y hojas de las plantas de marihuana. Una forma fácil de saber que rondan por tu jardín es la abundante presencia de pequeños excrementos esféricos en el suelo. También podrás detectar grandes mordiscos en las hojas de abanico, o la ausencia total de algunas hojas. Si hay árboles en el jardín, probablemente también notes que parte de la corteza de la base del tronco está arrancada.

CONTROLAR A LOS CONEJOS

Normalmente, las vallas y redes son soluciones efectivas para los conejos. Puedes comprar vallas específicamente a prueba de conejos, para mantenerlos a raya. Si siguen rondando tu jardín, entonces el próximo paso es montar una valla eléctrica. Como segunda línea de defensa, también puedes colocar trampas de jaula que atraparán a los conejos vivos y te permitirán sacarlos de tu jardín.

ARDILLAS

Las ardillas son unos roedores ágiles y acrobáticos, naturales de América, Eurasia y África. Hay varias especies diferentes: algunas viven en las copas de los árboles y otras son excavadoras y crean túneles subterráneos.

ARDILLAS

SEÑALES DE ARDILLAS

Las ardillas de los árboles se alimentan principalmente de semillas y frutos secos, y no suelen comerse las plantas de marihuana. Sin embargo, tienen la costumbre de cavar en jardines para almacenar comida y consumirla más adelante. Las ardillas terrestres pueden ser más problemáticas. Estas criaturas cavan túneles bajo las plantas y pueden mordisquear las raíces.

CONTROLAR A LAS ARDILLAS

Poner malla alrededor de las plantas puede ser suficiente para evitar que las ardillas caven demasiado cerca. Si tienes comederos para pájaros en tu jardín, resulta útil comprar modelos a prueba de ardillas. También puedes usar trampas de jaula para capturar vivas a las ardillas y retirarlas de tu jardín. Para evitar que las ardillas terrestres dañen las raíces, coloca una jaula metálica o de alambre alrededor de las plantas, de manera que penetre unos 60cm por debajo de la superficie.

PÁJAROS

Los pájaros son un arma de doble filo en los cultivos de marihuana. A menudo se les atrae a los jardines como forma de control biológico de plagas, ya que pueden devorar muchos insectos nocivos para las plantas. Pero, por otro lado, les encanta comer semillas de cannabis. Aunque esto no suponga un problema para la mayoría de cultivadores cuyo objetivo es cosechar flores en lugar de semillas, quienes quieran producir semillas con fines reproductivos tendrán que ahuyentar a los pájaros.

PÁJAROS

SEÑALES DE PÁJAROS

Una señal infalible de la presencia de pájaros es la desaparición de semillas de cannabis en las plantas hembra polinizadas. Además, los pájaros pueden cavar pequeños agujeros bajo tierra para almacenar su comida de primavera a otoño.

CONTROLAR A LOS PÁJAROS

Una forma de evitar que los pájaros accedan a tu cultivo es distrayéndolos; cuelga comederos para pájaros en árboles cercanos, para ofrecerles un blanco más fácil. Aunque esto puede ser contraproducente y acabar atrayendo más pájaros a tu plantación. Combinar esta táctica con la instalación de redes debería ser suficiente para mantener tus semillas a salvo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.