LA MARIHUANA NO TIENE FECHA “DE CADUCIDAD”

Incluso el fumeta más cuidadoso ha extraviado esa bolsita de cogollos que compró hace unos meses. Y, como el hijo pródigo retornando a su reino, encontrar esa bolsita de marihuana es como si todos tus regalos de Navidad llegaran de golpe. El problema está en que ahora tu querida hierba parece algo deteriorada. Los cogollos que antes tenían un color verde brillante, ahora tienen un aspecto marrón y ligeramente desaliñado. Naturalmente, te haces la pregunta más obvia: ¿puedo fumar esta hierba de hace unos meses?

La marihuana no es como la comida, y no te sentará mal si la consumes pasados unos meses; siempre y cuando los cogollos no hayan desarrollado bacterias o moho con el tiempo. Fumar cannabis contaminado puede provocar una serie de problemas, y es mejor evitarlo. Si almacenas tu hierba correctamente puedes consumirla meses, o incluso años, después de la cosecha. Lo que debes tener en cuenta es que, aunque su aspecto siga siendo prácticamente el mismo, la estructura química de tu marihuana habrá cambiado considerablemente en función de cómo la hayas almacenado.

¿QUÉ OCURRE CUANDO TE OLVIDAS DE TU MARIHUANA?

El interior de cada uno de los cogollos cuidadosamente seleccionados alberga una colección sofisticada de compuestos, llamados cannabinoides. Entre las decenas y decenas de cannabinoides conocidos, los más abundantes son el THC, el CBD y el CBN. Pero esta composición no está escrita en piedra, y cada cepa de cannabis contiene diferentes proporciones de cannabinoides. Los cambios químicos producidos durante el crecimiento de una planta de marihuana siguen produciéndose incluso cuando los cogollos están cosechados, almacenados y olvidados en el fondo de un cajón.

Resulta que los cannabinoides tienen una naturaleza bastante volátil, reaccionando ante la presencia de luz, oxígeno y calor. Por ejemplo, el THC inicia su vida como THCA, un compuesto no psicoactivo que necesita ser descarboxilado para provocar un colocón al consumidor. Al aplicar calor al THCA, se elimina el grupo carboxilo extra; y el compuesto resultante, el THC, reacciona con el cuerpo de forma totalmente diferente al THCA.

Si el THCA o el THC se exponen a la atmósfera o la luz UV durante cierto tiempo, se producen más cambios. En este caso, ambos compuestos se convierten en CBNA y CBN respectivamente. Cuanto más tiempo dejes la hierba, mayor será la concentración de compuestos nuevos respecto a los viejos. Aunque el CBN no es malo para ti, es diferente, y esto no siempre es lo que busca la gente.

CBN, THC, CBNA y THCA

ACTÚA CON CUIDADO CON LA MARIHUANA VIEJA

Por sí mismo, el CBN o cannabinol no te dejará colocado, así que si esperabas un renacimiento triposo de tus cogollos viejos, no cuentes con ello. Pero el CBN ofrece otras ventajas: actúa como un potente sedante, calmando los músculos y ayudándote a conciliar el sueño. Por lo tanto la marihuana vieja no te colocará, pero podría ayudarte a descansar bien por la noche.

Según cuánto tiempo hayas dejado la marihuana destapada, los cogollos podrían haberse secado tanto que fumarlos produce un humo increíblemente áspero. Esto puede ser incómodo, a la vez que desagradable, y generalmente es el principal motivo disuasorio para mucha gente. Vaporizar la hierba vieja ayudará a mitigar un poco su aspereza; pero ten en cuenta que se combustionará a un ritmo más acelerado, por lo que no sacarás tanto vapor de los cogollos viejos en comparación con los frescos.

LOS CONCENTRADOS EXPERIMENTAN LOS MISMOS CAMBIOS

Del mismo modo que las flores de cannabis, los concentrados experimentan los mismos cambios químicos cuando se exponen a los elementos. Además de los cannabinoides que se habrán descompuesto con el tiempo, los terpenos también se degradarán, así que los concentrados viejos tendrán más CBN y menos sabor.

Siempre y cuando se almacenen correctamente, es posible retener la mayor parte de la integridad de los concentrados. El ritmo exacto de degradación aún debe evaluarse científicamente, pero puede ralentizarse si se eliminan los dos factores que provocan el cambio químico: la luz ultravioleta y el oxígeno.

Cannabis Comestible

SI QUIERES CONSERVAR LA CALIDAD DE TU HIERBA, DEBES ALMACENARLA CORRECTAMENTE

Si quieres evitar unos cogollos secos y ásperos, y una experiencia somnolienta y no psicoactiva, el camino a seguir es invertir en un almacenaje adecuado. Escogiendo recipientes diseñados específicamente para limitar la exposición de tu hierba al oxígeno, la luz UV y el calor, puedes reducir drásticamente la degradación del THC a CBN. Tu marihuana se mantendrá fresca durante más tiempo, y no tendrás que preocuparte por intentar acabar tus reservas de un tirón.

Es importante mencionar que el período total en que la marihuana se mantiene íntegra aún debe examinarse minuciosamente, así que inspecciona tu hierba siempre, sobre todo si ha estado guardada durante mucho tiempo. Para unos consejos expertos sobre cómo almacenar las flores de cannabis, haz clic aquí. Nuestro extenso blog cubre todo lo que necesitas saber sobre almacenar cannabis durante largos períodos. Si has decidido experimentar con concentrados o comestibles, tenemos una guía similar para conservar ambos productos en buen estado.

Almacena tu marihuana correctamente y disfruta los buenos momentos liando noche tras noche.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.