¿QUÉ ES LA ANSIEDAD SOCIAL?

La ansiedad social es el miedo a la opinión de otros, al rechazo y a la evaluación negativa en una situación social donde es necesario cierto rendimiento. Si una persona experimenta estas sensaciones durante 6 meses o más, generalmente se realiza un diagnóstico de trastorno de ansiedad social (TAS) si es que esa persona busca un tratamiento. Además, el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5.a edición, publicada en 2013) enumera un total de diez criterios de diagnóstico.

La definición del trastorno de ansiedad social ha cambiado significativamente con el tiempo. A principios del siglo XX, se denominaba fobia social o neurosis social, y luego se dividió en dos tipos: TAS generalizado y TAS específico. En la actualidad, solo se lo denomina trastorno de ansiedad social.

Es posible que el médico griego Hipócrates haya descrito con precisión al primer paciente con TAS en el 400 a.C. de la siguiente manera: "por su inseguridad, desconfianza y timidez, no se le ve fuera, adora la oscuridad y no soporta la luz ni sentarse en lugares iluminados, con su sombrero sobre los ojos, no ve ni es visto de buena gana".

Artículo relacionado
Marihuana y Ansiedad

EVIDENCIA CONTRA LA HIERBA MALDITA

Se suele utilizar un estudio de 2009, llamado “Trastorno de ansiedad social y problemas de consumo de marihuana: Expectativas sobre la función mediadora del efecto de la marihuana”, como evidencia contra el consumo de cannabis en relación con el TAS. El estudio concluyó lo siguiente: "Estos datos respaldan la opinión de que el TAS está vinculado de forma única a los problemas con la marihuana, y aclaran los mecanismos detrás de esta vulnerabilidad".

El mismo estudio reconoce que el consumo de cannabis no se suele asociar a trastornos de ansiedad en general, pero también especula con lo siguiente: "Puede ser que tipos concretos de afecto negativo se asocien a problemas con la marihuana, y el TAS parece ser uno de estos".

Un estudio de 2002 publicado en American Medical Journal titulado “Índices de enfermedades psiquiátricas concurrentes entre residentes de los EE.UU. con dependencia al cannabis durante toda la vida” es otro estudio que se suele citar sobre el tema. El estudio sugiere que los adultos estadounidenses que sufren de ansiedad social tienen 7 veces más probabilidades de desarrollar adicción al cannabis.

Ansiedad Social

EVIDENCIA QUE RESPALDA EL CONSUMO DE MARIHUANA

Un estudio del 2005 publicado en The Journal Of Clinical Psychiatry, titulado “Epidemiología del trastorno de ansiedad social en los Estados Unidos: Resultados de la Encuesta Epidemiológica Nacional sobre Alcohol y Afecciones Relacionadas” desmiente los hallazgos de los estudios mencionados anteriormente. Esta investigación descubrió que más del 80% de las personas con TAS no recibían tratamiento, y que la media de edad del primer tratamiento era de 27,2 años.

De hecho, la conclusión es la siguiente: “El trastorno de ansiedad social se asocia a una evolución sostenida de la afección y a la aparición en una edad extremadamente temprana”. Esto quiere decir que el TAS es un trastorno preexistente, anterior a la primera vez que la persona probó la hierba.

En 2013, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) declaró que el TAS podría ser un "comportamiento adquirido". Sin embargo, eso no es lo único que nos ofrece la APA. El DSM-5, el propio texto que define y enumera los síntomas del trastorno, confirma que el TAS comienza en la adolescencia en la mayoría de los casos. “Según el DSM-5, la mediana de edad de aparición del trastorno de ansiedad social en los EE.UU. es de 13 años de edad, y el 75% de quienes sufren de trastorno de ansiedad social experimentan su aparición en la franja de edades de 8 a 15 años”.

Si no se puede confiar en la evidencia empírica de la APA, ¿en quién se puede confiar? Hay millones de fumetas en todo el mundo que consumen frecuentemente con sus amigos y que pueden confirmar esos datos. Salvo que fumes hierba y vivas fuera de la ley antes de cumplir los 12 años, es muy probable que la marihuana no sea la responsable del TAS. En caso de que así sea, el TAS sería el problema menos grave.

¿PODRÍA EL CANNABIS SER UN TRATAMIENTO CONTRA EL TAS?

Los consumidores de cannabis con fines recreativos conocen hace décadas los efectos relajantes y alegres de las variedades ricas en THC. Las cepas de cannabis de predominancia sativa, como la Lemon Shining Silver Haze y la Sour Diesel, son reconocidas por sus efectos energéticos e inspiradores, mientras que las cepas predominantemente índica, como la Northern Lights y la White Widow, tienen una reputación por su efecto físico de ensueño que alivia el estrés.

También existe una comunidad global de cultivadores de cannabis medicinal que se dedican a cultivar cepas de cannabis ricas en CBD. En menos de una década, cepas como la Medical Mass y la Dance World se volvieron famosas, no por producir un efecto psicoactivo potente, sino por su valor terapéutico.

Dejando las pruebas anecdóticas a un lado, la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, estudió los efectos del CBD en un grupo pequeño de 36 pacientes que sufrían de TAS. Esta investigación es muy valiosa, ya que puso a los participantes en una situación que garantizaba disparar su trastorno. La prueba era una simulación de discurso en público.

Se dividieron los participantes en 3 grupos de 12: un grupo recibió una dosis de 600mg de CBD, otro grupo recibió un placebo, y el tercero funcionó como grupo de control. Aunque se trató de una prueba con doble ciego y a pequeña escala, los resultados demostraron que el CBD es prometedor como tratamiento contra el TAS. En el estudio, se descubrió que los pacientes a los que se les administró CBD informaron de menos ansiedad social en comparación con el grupo de control. En cambio, el grupo de placebo informó mayor ansiedad social en comparación con el grupo de control.

Cdb Y Ansiedad

CONCLUSIONES SOBRE EL TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL

El TAS, en términos simplificados, es timidez. La opinión del autor es que se trata de un trastorno de salud mental real y que se puede tratar. La terapia cognitiva-conductual abrió un mundo de posibilidades para muchos. No obstante, el mejor consejo que he leído es el de David Goggins, ex SEAL de la Marina de los EE.UU. y corredor de maratones, que habla de "encallecer la mente", es decir, exponerse a situaciones incómodas para volverse menos vulnerable a la ansiedad con el tiempo.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar