El CBD es una sustancia química natural derivada de la planta del cannabis. Este compuesto pertenece a una clasificación conocida como cannabinoides, que se encuentran tanto en el cannabis (fitocannabinoides) como en el cuerpo humano (endocannabinoides). El CBD se ha vuelto muy popular en los últimos años por su capacidad para ayudar en el tratamiento de los síntomas de una gran cantidad de enfermedades y problemas de salud.

Cabe destacar las propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, neuroprotectoras y antieméticas del compuesto. El CBD es un antioxidante neuroprotector más potente que la vitamina C y la vitamina E. Las investigaciones también han mostrado su capacidad en el tratamiento de las células cancerosas in vitro. Se destaca que las dosis más altas de los cannabinoides son terapéuticas para diversos trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia y la demencia. La investigación en el campo de la diabetes y de las náuseas también ha mostrado su potencial.

SEGURIDAD

El cannabis es conocido por ser una medicina segura y natural, con prácticamente cero muertes asociadas con su consumo. Las investigaciones han clasificado la hierba como la sustancia menos peligrosa en comparación con otras como el alcohol y la nicotina en términos de toxicidad. Los riesgos conocidos asociados con el cannabis se dan en el ámbito de las enfermedades mentales. El THC, el componente psicoactivo de la planta, se ha relacionado con el origen de ciertos problemas mentales en alguna gente.

Sin embargo, el CBD se suele tomar en forma de extracto y aislado, derivado del cáñamo industrial o de variedades bajas en THC. El CBD no es psicoactivo y en realidad se ha demostrado que es antipsicótico.

El CBD, en términos generales, se considera seguro. Ejerce sus efectos sobre el cuerpo a través de un amplio espectro de vías, actuando sobre los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide indirectamente. También interactúa con los receptores de serotonina, vanilloide, GPR55 y PPAR.

Igual que cualquier otra sustancia que puedes administrar a tu organismo, el CBD tiene efectos secundarios. Aunque no son necesariamente graves, vale la pena conocerlos si vas a consumir este cannabinoide o piensas hacerlo en el futuro.

EFECTOS SECUNDARIOS DEL CBD

Un artículo de 2017, publicado en la revista Cannabis and Cannabinoid Research, documenta la seguridad y los efectos secundarios del CBD. Este artículo comenta el uso del CBD en numerosos estudios clínicos, la mayoría de ellos relacionados con la epilepsia y los trastornos psicóticos. Los efectos secundarios más comunes del CBD suelen ser el cansancio, la diarrea y cambios tanto en el peso como en el apetito.

Generalmente, estos efectos secundarios son menores. Los autores de este informe aseguran que el CBD tiene un mejor perfil de efectos secundarios en comparación con otros fármacos utilizados en el tratamiento de las afecciones médicas que hemos mencionado con anterioridad.

Otro informe, en esta ocasión publicado en la revista Current Drug Safety, mostró que el CBD no tiene efectos adversos sobre los parámetros fisiológicos, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura corporal, las funciones psicológicas y psicomotoras, el tránsito gastrointestinal y la ingesta de alimentos.

CBD Oil

La mayor parte de los efectos secundarios relacionados con el CBD se han observado in vitro (fuera de un organismo vivo, en placas de petri) y en estudios en animales. Estos efectos secundarios incluyen la alteración de la viabilidad celular, reducen la capacidad de fertilización y la inhibición en el metabolismo de los fármacos hepáticos.

Es necesaria una investigación adicional con humanos para ver si estos efectos secundarios también les afectan. Las investigaciones realizadas en animales no se correlacionan necesariamente con el ser humano. Aunque muchos animales cuentan con sistemas endocannabinoides, la vía de administración en los estudios suele ser diferente.

La mayoría de los estudios en humanos consistieron en administración oral o inhalación, mientras que en los estudios con animales generalmente se hacen por administración oral o inyección. Estos factores pueden variar las concentraciones de CBD en sangre y, por lo tanto, mostrar resultados diferentes.

METABOLISMO DE MEDICAMENTOS EN EL HÍGADO

Uno de los efectos secundarios del CBD que debemos tener en cuenta es su efecto sobre el metabolismo de los medicamentos en el hígado. Esto es especialmente importante para aquellos que están bajo tratamiento con fármacos. Se ha descubierto que el CBD interactúa con enzimas metabolizadoras de fármacos como la familia del citocromo P450. Cerca del 60% de todos los fármacos son metabolizados por la enzima CYP3A4.

Esta enzima es la responsable del metabolismo del CBD. Ciertos fármacos inhiben esta enzima, lo que podría ralentizar la descomposición del CBD y aumentar su actividad fisiológica. Además, otros productos farmacéuticos pueden incrementar los niveles de esta enzima, cuya consecuencia sería una descomposición del CBD más rápida de lo normal.

Si estás tomando fármacos, consulta a tu médico antes de consumir CBD. Estas interacciones podrían ser solo un problema menor. El CBD también presenta beneficios sobre las enzimas hepáticas, como el aumento de niveles de la enzima CYP1A1, la responsable de descomponer sustancias cancerígenas como el benzopireno.

CBD and Drug Metabolism Within The Liver

TRASTORNOS DEL MOVIMIENTO

Un estudio publicado en 2009 en la International Journal of Neuroscience documenta una administración de CBD a pacientes con distonía. Se les administraron dosis orales de cannabinoides que oscilaban entre 100 y 600mg por día durante un período de 6 semanas junto con medicamentos estándar.

Se observaron mejorías en los trastornos de movimiento de todos los pacientes, aunque también algunos efectos secundarios. Estos incluían hipotensión (presión arterial baja), sequedad bucal, retraso psicomotor, aturdimiento y sedación. Las dosis superiores a 300mg por día aumentaron la hipokinesia y el temblor en reposo. Esto llevó a los investigadores a afirmar que el CBD tiene efectos agravantes del párkinson en humanos.

Por otro lado, un estudio publicado en 2014en el Journal of Psychopharmacology concluyó que el CBD es capaz de mejorar la calidad de vida de los enfermos que padecen párkinson.

SEQUEDAD BUCAL

Muchos fumadores de cannabis estarán familiarizados con la sensación de tener la boca seca. Esto generalmente sucede después de fumar varios porros, dejando la sensación de tener una bola de algodón dentro de la boca. Aunque es algo que se puede remediar fácilmente con un poco de agua o zumo.

La sequedad bucal ocurre porque el cannabis disminuye la secreción de saliva. Dentro de las glándulas salivales hay ciertos receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide. El CBD interactúa con estos receptores, causando la inhibición de la secreción salival y por tanto induciendo esa boca seca.

Dry Mouth

¿SOBREDOSIS DE CBD?

Cannabinoides como el CBD han demostrado ser completamente no tóxicos, sin tener constancia de muertes relacionadas. El ser humano tolera bien dosis grandes de CBD, de hasta 1.500mg al día. El Departamento de Salud y Servicios Humanos declaró que no hay signos de toxicidad o efectos secundarios graves asociados con el consumo crónico de CBD en personas sanas.

Compra CBD oil online

RQS CBD Oil está disponible en botellas de 10ml, 30 y 50ml en 3 niveles de concentración diferentes: 2,5%, 4% y 10%.

Compra Aceite de CBD
 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar