En los últimos años, hemos visto un crecimiento exponencial en las cifras del sector del cannabis, especialmente en los lugares donde se ha legalizado algún tipo de uso. Sólo en los Estados Unidos, en 2015, este sector ha obtenido unos beneficios de alrededor de 5.400 millones de dólares. Una nueva tendencia en los mercados de marihuana legal es la microdosificación, siendo la línea de productos que más han crecido en los últimos meses los comestibles con pequeñas concentraciones. ¿Es sólo una moda pasajera o estamos ante la nueva forma de consumir cannabis en el futuro?

¿QUÉ SON LAS MICRODOSIS?

Microdosificar es el acto de ingerir una mínima dosis de THC (el ingrediente psicoactivo de la marihuana) muy ajustada, siendo la medida estándar de 5 a 10 miligramos. Su objetivo es metabolizar la cantidad de THC precisa para asegurar una experiencia con todos los efectos deseables del cannabis. Este concepto procede del sector farmacéutico y se denomina "dosis mínima efectiva", que consiste en consumir la menor dosis posible que produzca el resultado buscado sin efectos secundarios.

Hay muchos fumadores inexpertos, con una baja tolerancia al THC y los métodos habituales de consumo podrían ser demasiado fuertes para ellos, haciendo que se sientan incómodos y ansiosos. Las microdosis buscan evitar este problema y se centran en un mercado concreto, así que se están haciendo cada vez más populares. En casi cualquier círculo social nos encontramos personas que quieren dar sólo unas caladas. Otros, sin embargo, buscan relajarse y estimular su creatividad pero sin quedarse atrapados en el sofá o volverse mentalmente hiperactivos.

La microdosificación de cannabis consume beneficios seguros¿CÓMO SE APLICA?

Podrías microdosificar con cualquier forma de consumo que normalmente utilices. Por ejemplo, podrías dar sólo una calada si fumas o vaporizas, o podrías comer una ración equivalente a un tercio de la habitual, si sueles ingerir comestibles. Siempre que estés consumiendo una cantidad mínima de marihuana, estarás microdosificando.

Pero, por lo que parece, las microdosis en las comidas son la forma de aplicación más habitual. El motivo de esto es que es la manera más cómoda de medir las minúsculas dosis con precisión. Es más, en el estado de Colorado, por ejemplo, todos los alimentos con cannabis vendidos en los establecimientos legales tienen que estar divididos en dosis de 10 miligramos. Défoncé Chocolatier es una marca que se ha subido al carro del chocolate con marihuana. Establecida en Oakland, California, y fundada por Eric Eslao, un antiguo ejecutivo de marketing de iTunes, la gran baza de la empresa es una barrita de chocolate que contiene 180 miligramos de THC, y que se puede dividir en 18 pirámides. Kiva Confections vende los Kiva Terra Bites, arándanos y granos de café recubiertos de chocolate que contienen 5 miligramos de THC cada uno. Estos ejemplos sirven para demostrar que microdosificar será la nueva moda, especialmente en el apartado de comidas cannábicas.

En lo que respecta al consumidor medio, recomendamos experimentar e intentar conseguir un método fiable. Empieza con dosis muy pequeñas y prueba diferentes formas de consumo, productos y variedades. Al hacer esto, mientras aplicas cierta disciplina en tu consumo diario de marihuana, puedes llegar a encontrar una rutina que se ajuste perfectamente a tus necesidades.

VENTAJAS PARA EL CONSUMIDOR

Si tuviésemos que describir las ventajas de la microdosificación en una frase, sería: menos es más. Lo más destacable para el consumidor recreativo es la reducción de costes en marihuana. Pero, no sólo te ahorras dinero, también podrías encontrar un equilibrio en tu ingesta de cannabis y descubrir la mejor forma de consumirlo aprovechando todo su potencial. Existe un grupo de gente cada vez más numeroso que consume marihuana o incluso LSD como una herramienta de productividad al microdosificarlos. Si tu trabajo requiere de creatividad o habilidad en la resolución de problemas, te podría ayudar a concentrarte y relajarte sin desviarte de tus objetivos.

Para los consumidores medicinales, las ventajas potenciales podrían ser incluso más atractivas. Algunos estudios indican que la mayoría de nosotros tenemos una dosis de marihuana que podríamos considerar como nuestro consumo umbral. Por debajo de esa dosis percibirás un aumento gradual de los beneficios para la salud, pero por encima de ella esos efectos podrían disminuir y surgir otros efectos secundarios. Incluso hay informes que señalan que los pacientes de cáncer responderían mejor a dosis de aceite Rick Simpson inferiores a las recomendadas.

En tu vida diaria, la microdosificación podría ayudar a controlar el estado de ánimo, la ansiedad y el estrés, sin incapacitar al sujeto. Esto es especialmente importante como herramienta para aliviar el estrés, ya que está vinculado a seis de las causas de muerte más importantes en el mundo occidental. La gente suele olvidar que el cannabis es una planta que se lleva usando miles de años y se trata de un remedio natural. Microdosificarla parece la manera perfecta de que el consumidor medio pueda disfrutar de sus ventajas sin sufrir un fuerte colocón cerebral.

En los últimos 5 años, el sector del cannabis ha ido creciendo y evolucionando constantemente. Cada vez se realizan más investigaciones científicas y la legislación alrededor de la marihuana está cambiando a escala global. Parece que el cannabis está en el candelero, como hierba con propiedades terapéuticas que podría ayudar a muchos pacientes a combatir una gran variedad de enfermedades. La microdosificación es un ejemplo de cómo el sector está creciendo y de cómo el cannabis está haciéndose un hueco en las boticas de todo el mundo. Probablemente estemos presenciando un cambio en la percepción global del cannabis, o como mínimo un fascinante cambio en la forma de consumirlo.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar