Si nunca has probado el dabbing, el proceso puede ser un poco intimidante. Pero no temas, el dabbing puede ser una experiencia segura. Por no hablar de que te pegará un viaje mucho mayor que fumar con pipa o bong. Una vez aclarado esto, no dejes que el tema del fuego te desanime a dabbear. Por alguna razón el dabbing es una de las formas de consumo de cannabis más populares. Y con estos consejos para principiantes del dabbing, dejarás de ser un novato en un abrir y cerrar de ojos.

Entonces, ¿qué es exactamente un dab? Para definirlo podríamos decir que los dabs son dosis realmente concentradas de cannabis. También conocidos como ceras, shatters, BHO (Butane Hash Oil), o budders, los dabs se producen mediante la extracción de THC y otros cannabinoides usando butano o dióxido de carbono. Como resultado obtienes un rico aceite pegajoso es casi como oro semi-líquido.

Ahora que ya sabes lo que es un dab, es hora de descubrir el proceso del dabbing. Resumiendo, el dabbing consiste en derretir una dosis de concentrado en una superficie caliente, normalmente usando una cazoleta, e inhalarlo a través de un rig para aceites. Suena sencillo, sin embargo, en realidad resulta que es una de las formas de consumir cannabis más peligrosas.

Aunque el dabbing no es la forma más segura de consumir cannabis, puede ser una experiencia muy agradable, siempre que sepas lo que haces. Obviamente cuando hablamos de fuego en cualquier forma, siempre hay riesgos asociados. Básicamente, cualquiera puede dabbear, tú también. Y puedes estar tranquilo porque no te defraudará. Teniendo siempre estos cinco consejos en mente, te preguntarás por qué no habías probado el dabbing mucho antes.

1. MANTENTE HIDRATADO

Al consumir cannabis, en general, es importante beber muchos líquidos. El dabbing, en concreto, te puede abrasar la garganta más que ninguna otra cosa, sobre todo, si te metes caladas monstruosas. Además, la propia cazoleta suele calentarse hasta los 480 grados centígrados.

Por lo tanto, aparte de ser un método de consumo bastante acalorado, es muy aconsejable tener agua a mano también por otras razones. De hecho, te puede librar de algún momento vergonzoso al dar la primera calada. Por supuesto, lo más probable es que tosas, pero eso no quiere decir que te vayas a dejar un pulmón. Puede que seas un novato, pero tampoco tienes que alardear de ello.

2. ESCOGE UN AMBIENTE CALMADO Y RELAJADO

Cuando eres nuevo en todo esto, el dabbing puede ser una experiencia incluso intimidatoria de alguna forma, así que es importante asegurarte de que estás cómodo cuando lo vayas a probar por primera vez. No sólo te evitará sentir agobios o ansiedades, sino que también lo convertirá en una experiencia mucho más agradable en líneas generales.

Básicamente, los concentrados de marihuana tienen un contenido de THC elevado, muchos de ellos superando el 60%. Por lo tanto, esta gran potencia puede causar ciertas sensaciones de ansiedad, en especial en aquellas personas que ya suelen experimentarlas cuando consumen cannabis en cualquier estado. Pero creando un entorno cómodo y relajante, puedes eliminar todas las vibraciones negativas.

Dabbing cera concentrados aceite cannabis principiante3. EMPIEZA POCO A POCO

Para disfrutar de las bondades del dabbing, tienes que asegurarte de no sobrepasar ciertos límites. El dabbing gusta a tanta gente por alguna razón, y tú deberías aprender a amarlo también. Además de proporcionar unos efectos eufóricos únicos, los dabs tienen unos sabores y aromas increíbles. Por otra parte, el dabbing ofrece un alivio rápido y potente. Aunque quizás te pierdas estos beneficios si lo llevas al extremo cuando aún eres un principiante.

Dado que eres nuevo, tienes que empezar despacio, usando una pequeña dosis. Una vez más, el dabbing proporciona un colocón fascinante, aunque podría saturar a un novato. Por tanto, lo mejor es comenzar con microdosis. De esta forma puedes ir comprobando tu tolerancia e incrementar la dosificación con el tiempo.

4. ESCOGE UN DÍA TRANQUILO

Comenzar con dosis pequeñas puede hacer maravillas, aunque aún así estarás bastante fumado cuando dabbees por primera vez, en especial si se trata de un concentrado de sativa, que puede ser considerablemente intenso. Y si por algún casual has consumido demasiado, probablemente te quedes pegado al sofá durante un buen rato.

Tu primera vez va a ser como lanzar una moneda al aire. Puedes estar perfectamente, pero por otro lado, podrías no querer hacer absolutamente nada. Así que escoger un día tranquilo, con apenas planes para hacer, sería lo ideal para tu primer dabbing. Además, el colocón puede durar horas, así que necesitarás tu tiempo para recomponerte. Venga, coge algo para picar, pon un vídeo juego o una peli, relájate y disfruta de tu experiencia.

5. OBSERVA A UN EXPERTO PRIMERO

Si eres de los que necesita ver las cosas con sus propios ojos para aprender, coger referencias de un experto podría ser lo que necesites. Además de enseñarte a realizar el proceso, lo más probable es que te den algún truco para evitar quemarte. Además te ayudará a despejar ciertas dudas que puedas tener sobre el método de consumo.

También es importante el hecho de que los principiantes podrían malgastar aceite. Si quieres colocarte, querrás que tu aceite dure lo máximo posible. Por ello, encontrar un amigo que te eche un cable podría ahorrarte muchos problemas. Es más, te permitirá cogerte un ciego aún más brutal.

CONCLUSIONES SOBRE EL DABBING

En definitiva, el dabbing es una forma estupenda de disfrutar del cannabis. No sólo está de moda entre consumidores de marihuana, sino que también induce unos efectos de otra galaxia. Sin embargo, puede ser peligroso e intimidatorio cuando eres nuevo en el terreno de los dabs. Pero todos fuimos principiantes alguna vez y todo el mundo puede llegar a convertirse en un experto. Teniendo en cuenta estos útiles consejos, puedes evitar una mala primera experiencia.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar