Las primeras investigaciones científicas demuestran que el CBD puede ser un tratamiento efectivo para los síntomas causados por la ansiedad. El CBD, también conocido como cannabidiol, es un compuesto derivado de la planta de cannabis, que pertenece a la clase de compuestos químicos conocidos como cannabinoides. El CBD está aumentando su popularidad como sustancia natural que se puede usar para tratar una amplia gama de enfermedades, gracias a sus efectos antiinflamatorios, inmunomoduladores, neuroprotectores, anticonvulsivos y ansiolíticos.

Además de ser un medicamento eficaz, el CBD es un elemento de la planta de cannabis muy popular por su naturaleza no psicoactiva. El CBD es el segundo cannabinoide más abundante en el cannabis y representa aproximadamente el 40% de las sustancias activas de la planta. Suele ser más frecuente pensar en el uso recreativo del cannabis, debido a la presencia del THC, que es el cannabinoide psicoactivo. Sin embargo, las cepas con bajo contenido de THC y las extracciones y aislados de CBD no tienen efectos secundarios que alteren la mente.

¿CÓMO FUNCIONA EL CBD?

Se sabe que el CBD induce una sensación de calma para algunas personas, y los experimentos han descubierto que el compuesto reduce los síntomas de la ansiedad. Los mecanismos exactos por los que el CBD es eficaz en el tratamiento de la ansiedad aún no se comprenden por completo, aunque parece lograr efectos similares a la medicación convencional contra la ansiedad.

Los cannabinoides logran efectos en el cuerpo mediante la activación de los receptores del sistema endocannabinoide. Este sistema está compuesto por receptores que se encuentran en todo el cuerpo, conocidos como receptores CB1 y CB2. Los cannabinoides como el THC y el CBD pueden interactuar con estos receptores debido a su similitud con las moléculas del cuerpo conocidas como endocannabinoides. El CBD en sí tiene una baja afinidad con los receptores CB1 y CB2. Sin embargo, la molécula es un agonista para el receptor 5-HT1A.

El receptor 5-HT1A participa en la neurotransmisión de serotonina, un neurotransmisor que desempeña un papel fundamental en el estado de ánimo. El efecto del CBD sobre este receptor podria ser el responsable de los efectos ansiolíticos del cannabinoide, ya que el receptor 5-HT1A desempeña un papel en la mediación de la ansiedad y los comportamientos depresivos.

También se ha demostrado que el CBD afecta a la neurogénesis del hipocampo. El hipocampo es una región del cerebro que ayuda a comprender el sistema límbico. Juega papeles importantes en la memoria y la orientación. La neurogénesis es la formación de nuevas neuronas en el cerebro. Se sabe que tanto el CBD como los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) promueven la neurogénesis. Esto es importante, ya que se cree que el aumento de la neurogénesis del hipocampo adulto es suficiente para reducir la ansiedad y los comportamientos depresivos.

El Receptor 5-ht1a Participa En La Neurotransmisión De Serotonina

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA ANSIEDAD?

La ansiedad es uno de los trastornos de salud mental más comunes, que afecta a un gran número de adultos en Estados Unidos, alrededor de 40 millones, lo que equivale a aproximadamente el 18% de la población total. La ansiedad es una respuesta natural al peligro y al estrés, pero se vuelve patológica y crónica cuando se experimenta durante largos períodos de tiempo. Los síntomas comunes de ansiedad incluyen frecuencia cardíaca rápida, respiración rápida, inquietud, disminución de la concentración y problemas para dormir.

La ansiedad puede manifestarse de varias formas diferentes, y existen numerosos tipos de trastorno. El trastorno de ansiedad social se caracteriza por un inmenso miedo a ser juzgado y sensaciones de nerviosismo durante las interacciones sociales. Las personas con ansiedad social generalmente evitan el contacto visual y tienen fobia a la vergüenza.

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es otra forma de ansiedad que se define por comportamientos y rituales repetidos, como el control obsesivo de las cerraduras de las puertas y los interruptores de luz. Las personas que sufren TOC también pueden experimentar pensamientos intrusivos y perturbadores que no pueden controlar.

La hipocondría es otra forma de ansiedad que implica preocupaciones constantes o frecuentes sobre la salud personal. Una persona puede experimentar síntomas leves e inmediatamente asumir lo peor. El trastorno por estrés postraumático (TEPT) es otro tipo de ansiedad que surge a partir de acontecimientos traumáticos como accidentes de coche o situaciones de guerra.

Los ataques de pánico son un fenómeno que también está asociado con muchos trastornos de ansiedad. Los ataques de pánico pueden ser circunstanciales y generalmente duran solo unos minutos. Provocan síntomas como sudoración, temblores, dificultad para respirar, dolor en el pecho, malestar abdominal, mareos e inmenso temor.

Aunque la ansiedad puede desencadenarse por ciertos sucesos y condicionantes externos, también tiene sus raíces en la neuroquímica. Las cuatro áreas principales en las que se centran los tratamientos y la investigación son los mecanismos GABA, el sistema serotoninérgico, los mecanismos noradrenérgicos y los neuropéptidos.

QUÉ DICE LA INVESTIGACIÓN

Varios estudios han identificado los efectos ansiolíticos del CBD. La investigación en humanos ofrece una información más clara de cómo funcionaría el CDB a nivel clínico y como medicamento de receta.

Un artículo publicado en el Journal of Psychopharmacology documenta un estudio que investigó los efectos del CBD en el trastorno de ansiedad social generalizada. Los autores del estudio afirman que el trastorno de ansiedad social es una de las afecciones de ansiedad más comunes.

El estudio consistió en 24 pacientes separados en 2 grupos. Un grupo recibió una dosis única de CBD y el otro recibió un placebo. Luego, todos los pacientes realizaron una prueba simulando hablar en público, diseñada para inducir ansiedad. Se descubrió que el pretratamiento con CBD redujo significativamente la ansiedad, el deterioro cognitivo y el malestar con el rendimiento del discurso. Además, el CDB casi eliminó la autoevaluación negativa durante las presentaciones en público.

Los autores del artículo afirman que el CBD tiene ventajas importantes en comparación con los agentes farmacológicos actualmente disponibles para el tratamiento del trastorno de ansiedad social, como el inicio temprano de la acción y la ausencia de efectos secundarios. Además, la administración repetida de CBD no desarrolla tolerancia o dependencia, y posiblemente reduce los comportamientos de búsqueda de drogas. Este es un factor importante, ya que los pacientes con ansiedad a menudo buscan sustancias como forma de automedicación.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar