La investigación moderna continúa redescubriendo una lista de aplicaciones terapéuticas de la marihuana que no deja de aumentar, demostrando que nuestros antepasados estaban en lo cierto, que la modesta planta de cannabis puede ser uno de los antibióticos más potentes disponibles en la Tierra.

MARIHUANA: EL ANTIBIÓTICO ANCESTRAL

La marihuana se ha utilizado en la medicina durante miles de años. Sus propiedades antisépticas, antibióticas, sedantes y analgésicas son bien conocidas en las culturas europeas, africanas, del Antiguo Egipto y sudamericanas, por nombrar algunas.

La marihuana fue una aplicación interna y externa indispensable, el primer tratamiento básico para la mayoría de las enfermedades crónicas. Fue utilizada históricamente para tratar eficazmente gonorrea, tuberculosis, sepsis y disenteria. Incluso más recientemente, en 1843, casos de infecciones como tétanos y cólera, grandes causas de mortandad en la época, fueron tratados exitosamente con una resina cruda de cáñamo.

En su libro "Marihuana como medicamento", realmente exhaustivo, los profesores J. Kabalik y Dr. F. Santavy de la Universidad de Palacky (República Checa) examinaban el uso tradicional del cannabis como medicina alrededor del mundo. Muchas interpretaciones folclóricas señalan las numerosas cualidades de la marihuana y no mencionan sus efectos narcóticos.

Una medicina comúnmente utilizada en Occidente hasta 1942, cuando fue retirada de la farmacopedia americana, el cannabis quedó olvidado y demonizado hasta tiempos recientes. Esta poderosa planta está resurgiendo de la cortina de humo de la propaganda, la desinformación y el miedo, para ser apreciada de nuevo como una medicina fundamental.

RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS: ¿QUÉ HA FALLADO?

Es un caso de muerte por éxito. Los antibióticos, especialmente la familia de la penicilina, son sustancias utilizadas para eliminar bacterias que causan infecciones dañinas en el ser humano. Los antibióticos apoyan al sistema inmune para dominar la infección.

En este punto es donde la evolución de la supervivencia del más fuerte es un arma de doble filo. Los pocos organismos restantes tras un tratamiento antibiótico son los más resistentes de la infección, y consiguen sobrevivir y avanzar. Luego crían organismos más fuertes y resistentes que requieren un tratamiento antibiótico más intensivo. Así, se genera una resistencia sucesivamente mayor. Los antibióticos son menos efectivos a medida que pasa el tiempo, generando un círculo vicioso.

La situación se ve agravada por el consumo excesivo de antibióticos en la actualidad.

MRSA cannabis resistencia a antibióticos infección bacterianaLos antibióticos están presentes en abundancia en la ganadería, cosmética y productos para el hogar como limpiadores desinfectantes.

La paradoja de intentar eliminar todas las bacterias es que la naturaleza las hace más fuertes ante la adversidad. Individuos sobreprotectores están creando la situación perfecta para que puedan surgir "superbacterias". Los MRSA, por ejemplo, son una mutación de los estafilococos áureos.

En los 70 años que han pasado desde que la penicilina fue producida en masa por primera vez, se han generado organismos resistentes adaptados y mutados. El problema fue detectado incialmente alrededor del año 1962 en Vietnam, cuando surgió una forma de gonorrea resistente a la penicilina. Ahora ya existen organismos resistentes a la vancocimina, el antibiótico más potente disponible hasta la fecha.

MRSA: EMERGENCIA EN EL PLANETA TIERRA

Los MRSA (Estafilococo áureo resistente a la meticilina) son una familia de bacterias resistentes a antibióticos que provocan infecciones extremadamente difíciles de curar y muy visibles en humanos. Los MRSA causan 10.000 muertes al año sólo en Estados Unidos y están haciéndose cada vez más resistentes con el paso de los años.

Sobrevivir a una infección podría significar una amputación de raíz o años de rehabilitación. Tras el primer informe global de la OMS sobre la resistencia antibiótica, el problema está resultando ser tan grave que el doctor Keiji Fakuda, el Director General Adjunto del departamento de Seguridad de la Organización Mundial de la Salud, afirmó el año pasado que "sin medidas urgentes y coordinadas de las partes involucradas, el mundo se dirige hacia una era post-antibiótica". Y añadía: "Infecciones comunes y lesiones leves, que habían sido curables durante décadas, podrán volver a ser letales".

Los MRSA infectan heridas abiertas y pueden incrementar el riesgo de muerte en un 60%. Están conquistando hospitales y centros de salud donde los pacientes están en contacto cercano entre sí. Según el último informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades norteamericano, se produjeron 80.500 infecciones por MRSA en los hospitales estadounidenses en 2011. Es una de las principales preocupaciones sanitarias en el mundo.

La amenaza es tan seria que en 2014, el presidente Obama lanzó un decreto y dispuso 1.200 millones de dólares del presupuesto anual para establecer un equipo de trabajo cuya función sería combatir y desarrollar un plan de acción contra el avance de las infecciones MRSA.

MARIHUANA: EL ANTÍDOTO REDESCUBIERTO

Habiendo evolucionado en la naturaleza con capacidades antifúngicas, antimicrobianas y antidesecantes es una razón de peso para valorar las aplicaciones que el cannabis puede tener para usos terapéuticos en humanos.

Las resinas producidas por la marihuana, repletas de cannabinoides y terpenos, actúan como el sistema inmunológico de la planta. Estas sustancias han demostrado combatir el cáncer, reducir inflamaciones, tener potentes propiedades antioxidantes y mejorar el estado psicológico del consumidor.

Cannabis antídoto antimicrobiano terapéutico insectos tratamiento cannabinoidesUn impactante estudio de 2008 llevado a cabo por científicos británicos e italianos ha redescubierto las propiedades antibacterianas del cannabis que ya conocían nuestros ancestros. Los responsables del estudio, Giovanni Appendino y Simon Gibbons, descubrieron algo extraordinario. Los cannabinoides destruyen las bacterias dañinas de forma distinta a los antibióticos desarrollados por el hombre.

Los cannabinoides también son resistentes a las artimañas que las "superbacterias" usan para sortear los tratamientos convencionales. El profesor Gibbons explica que "los cannabinoides incluso mostraron una actividad excepcional contra la cepa MRSA que produce cantidades adicionales de proteínas que le permite hacer frente a muchos antibióticos. Todo parece indicar a que estos compuestos han sido evolucionados por las plantas como defensa antimicrobiana para atacar específicamente a las células bacterianas".

Cinco de los cannabinoides más habituales en la marihuana fueron probados contra seis cepas de MRSA clínicamente relevantes, incluyendo la plaga de los hospitales, el EMRSA. Los cannabinoides, concretamente, Cannabidiol (CBD), Cannabicromeno (CBC), Cannabigerol (CBG), Cannabinol (CBN) y Delta tretrahidrocannabinol (THC), demostraron ser más efectivos que la vancomicina, el recurso antibiótico más reciente y potente.

Aunque no se comprenden completamente, las características ofensivas únicas de los cannabinoides pueden proporcionar un paso previo al consumo de antibióticos. El profesor Appendino cree que "la aplicación más práctica de los cannabinoides sería como agente tópico para tratar úlceras y heridas en un centro hospitalario, disminuyendo el abuso de antibióticos".

Hubo una época no muy lejana, donde una simple abrasión o infección menor podía matarte. Luego en 1928 llegó un milagro de la ciencia: Alexander Fleming descubre la penicilina. En 1942 ya se receta para tratar infecciones y en 1944 ya se produce en masa para el programa americano de refugiados de guerra.

La tecnocracia posterior a la Segunda Guerra Mundial se centra en el milagro de las drogas creadas por el hombre para el hombre y tiende a ignorar los remedios naturales en los que habíamos confiado durante siglos.

En 2016 las décadas de excesivo abuso de la penicilina suponen que aquella época pueda volver pronto. El aumento continuo de las bacterias y microorganismos resistentes a los antibióticos es una seria amenaza para la especie humana.

Liberada de prohibiciones, la investigación moderna continúa redescubriendo una lista de aplicaciones terapéuticas de la marihuana que no deja de aumentar, demostrando que la evidencia anecdótica de nuestros antepasados era cierta. Que la modesta planta de cannabis puede ser uno de los antibióticos más potentes disponibles en la Tierra.

 

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar