Antes de analizar las posibles interacciones en la combinación del cannabis y los fármacos, debemos entender qué contiene el cannabis. Cada variedad o cepa de marihuana contiene cientos de compuestos, muchos de ellos medicinales. Los ingredientes terapéuticos más importantes y abundantes en el cannabis son los compuestos denominados "cannabinoides", y el THC y el CBD  son los más conocidos. Independientemente de que sean psicoactivas o no, existen muchas variedades de marihuana, por lo que el efecto debe controlarse cuidadosamente.

EFECTOS DE LA MARIHUANA SOBRE LA SALUD MENTAL

Para la mayoría de los pacientes, la marihuana es relativamente segura y puede producir una sensación de relajación, tranquilidad y, por supuesto, felicidad. Sin embargo, el consumo también puede producir diversos efectos adversos sobre la salud mental. Algunas personas son más vulnerables que otras a experimentar efectos negativos tras el consumo de dosis altas de marihuana, en especial quienes tienen antecedentes personales o familiares de trastornos mentales. Existen algunos casos en los que el cannabis puede disminuir la potencia o la eficacia de otros medicamentos. Por ejemplo, es normal sentirse extremadamente relajado si se consume cannabis en conjunto con un sedante.

Los médicos recetan medicamentos contra diferentes enfermedades psiquiátricas para aliviar los síntomas desagradables que el paciente experimenta. El consumo continuo de marihuana durante el tratamiento con medicamentos recetados puede causar reacciones impredecibles o empeorar el estado del paciente. También puede dificultar el diagnóstico. Conocer cuáles son los fármacos que no se deben tomar en conjunto con el cannabis permite una experiencia más segura y agradable. A continuación, enumeramos los medicamentos más comunes que los pacientes combinan con marihuana.

Marihuana Y La Interacción De Medicación De Salud Mental Prescrita

INTERACCIÓN DEL CANNABIS CON ANTIDEPRESIVOS

Sorprendentemente, a pesar de años de investigación sobre la relación entre el consumo de cannabis y los trastornos mentales, se han publicado pocos estudios que examinen en detalle cómo interactúan la marihuana y los antidepresivos. No obstante, en la actualidad, es posible que los antidepresivos más recientes tengan un riesgo bajo o moderado de producir contraindicaciones, mientras que los antidepresivos convencionales tienen un riesgo mucho mayor. Por lo general, quienes sufren de depresión reciben antidepresivos recetados de uno de los siguientes cuatro grupos principales.

Tricíclicos:
  • Nortriptilina
  • Clomipramina
  • Amitriptilina
  • Imipramina
  • Dosulepina
Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS):
  • Sertralina
  • Paroxetina
  • Citalopram
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO):
  • Moclobemida
  • Fenelzina
Antidepresivos más actuales:
  • Mirtazapina
  • Venlafaxina
  • Reboxetina

Se han realizado muy pocas investigaciones sobre los efectos del consumo de marihuana durante el tratamiento con antidepresivos de receta, aunque se ha informado de varias contraindicaciones. Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Mareos
  • Ansiedad
  • Pánico
  • Somnolencia
  • Náuseas
  • Confusión mental
  • Dolor de cabeza
  • Contracciones musculares
  • Molestias gastrointestinales

Consumir marihuana durante el tratamiento con antidepresivos puede ser potencialmente peligroso, ya que puede agudizar los efectos secundarios y empeorar aún más la afección del paciente. Esto también sucede con los sedantes. El alcohol y los medicamentos como el Ativan, el Valium y otros antidepresivos producen un efecto calmante cuando interactúan con los neurotransmisores del sistema nervioso central. El problema es que el cannabis también puede producir un efecto sedante en diferentes grados de intensidad según el contenido de cannabinoides. Mezclar el cannabis con antidepresivos puede producir una depresión importante del sistema nervioso central. Se recomienda que los consumidores de marihuana tengan cuidado al consumir medicamentos sedantes, ya que la combinación puede ser extremadamente peligrosa.

INTERACCIONES ENTRE EL CANNABIS Y LOS ANTIPSICÓTICOS

Los medicamentos antipsicóticos funcionan como tranquilizantes y son eficaces para tratar casos de episodios psicóticos, alucinaciones y delirios asociados con la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Algunos de los medicamentos antipsicóticos más utilizados incluyen los siguientes:

  • Olanzapina
  • Quetiapina
  • Aripiprazol
  • Ziprasidona

El cannabidiol tiene muchas propiedades terapéuticas como compuesto seguro y no adictivo del cannabis; sin embargo, su interacción con otros medicamentos puede ser problemática en algunos casos. Cuando se consume, el modo en que el cannabidiol interactúa con la enzima citocromo P450 es opuesto; básicamente, se desactivan entre sí. En dosis suficientes, el compuesto consumido junto con determinados antipsicóticos puede exacerbar los efectos de un medicamento y puede agudizar efectos secundarios o reacciones adversas potencialmente graves.

La marihuana altera el metabolismo cuando interactúa con medicamentos descompuestos por las enzimas citocromo P450 en el hígado. Estas enzimas se encuentran en determinadas clases de antipsicóticos que funcionan para metabolizar compuestos potencialmente tóxicos en el cuerpo. Lamentablemente, una vez que el cannabidiol interactúa con estas enzimas, evita la correcta descomposición de los medicamentos. Este es el motivo por el que las personas que padecen esquizofrenia pueden experimentar depresión grave, que puede requerir de otro tratamiento. Los consumidores deben estar atentos a los siguientes síntomas:

  • Sedación excesiva
  • Habilidades motrices disminuidas
  • Función cognitiva disminuida
  • Confusión
  • Incapacidad para conducir

Interacción Cannabis Con Enfermedades Mentales

QUÉ PUEDES HACER

Consumir marihuana durante el tratamiento con determinados medicamentos puede producir efectos secundarios adversos, lo que puede hacer que los síntomas se vuelvan más graves y sean más difíciles de controlar a largo plazo. Recuerda que los medicamentos se prescriben para hacer sentir mejor a las personas. Algunas investigaciones sugieren que quienes recurren a la terapia pueden mejorar sus probabilidades de interrumpir o disminuir el consumo de marihuana durante el tratamiento con medicamentos. Si consumes marihuana de manera regular y también medicamentos de receta, o conoces a alguien que lo hace, los siguientes consejos pueden ayudar:

  1. Sé sincero con tu médico: antes de que te prescriba un medicamento, infórmale sobre tu consumo de marihuana, la frecuencia y cantidad que consumes.
  2. El tiempo es importante: dale tiempo a la medicación para que surta efecto, ya que puede tardar seis semanas o más en hacerlo.
  3. Escucha a tu cuerpo: si experimentas complicaciones graves al consumir marihuana junto con medicamentos recetados, busca ayuda de un profesional de la salud para determinar qué es lo mejor para ti.

CADA PERSONA ES DIFERENTE

Aunque evitar el consumo de cannabis durante un período prolongado parece imposible, quizás sea necesario interrumpirlo (al menos de manera temporal) si representa riesgos graves para la salud en combinación con otros medicamentos. Sin embargo, cada consumidor experimenta el cannabis de forma diferente. En consecuencia, añadir medicamentos recetados a la ecuación puede causar reacciones únicas en cada paciente, reacciones que las investigaciones actuales no pueden explicar con exactitud.