USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Luke Sumpter Reviewed by: Carles Doménech

La relación entre marihuana, salud mental y antidepresivos.


La marihuana y la salud mental comparten una relación controvertida y, a veces, paradójica. Algunos fumadores de cannabis consumen hierba para elevar su espíritu y mejorar su estado de ánimo, y hay incluso quienes necesitan la planta para que les ayude a levantarse de la cama por la mañana. En otras personas, la marihuana puede provocar sentimientos de paranoia y otro tipo de trastornos del estado de ánimo.

En cuanto a la relación entre el cannabis y la depresión, existen opiniones contradictorias dentro del ámbito sanitario. Algunos estudios sostienen que ciertos compuestos de la marihuana pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la depresión, mientras que otros sugieren que el abuso del cannabis puede provocarlos (o viceversa), y que el cannabis interactúa peligrosamente con los principales medicamentos destinados a combatir esta enfermedad.

Sigue leyendo para analizar la relación entre marihuana, depresión y medicamentos antidepresivos.

Marihuana y salud mental: una relación complicada

La marihuana afecta a cada persona de un modo distinto, especialmente cuando se trata de salud mental. La mayoría de las personas familiarizadas con los efectos de la hierba seguramente pueden dar fe de sus efectos positivos en la mejora del estado de ánimo. Unas cuantas caladas a un porro pueden aumentar los niveles de dopamina, reducir la sensación de nerviosismo y calmar el cuerpo.

Estos resultados ayudan a muchas personas de todo el mundo a lidiar con ciertas enfermedades mentales. Sin embargo, la investigación también asocia la marihuana a efectos adversos en la salud mental. Aunque ninguna investigación confirma que haya un vínculo directo entre el consumo de marihuana y la depresión, las encuestas indican una alta incidencia[1] de depresión en fumadores habituales de marihuana en comparación con los no fumadores.

La marihuana también podría llegar a desencadenar enfermedades mentales subyacentes en algunas personas. Los efectos psicotrópicos de la hierba pueden avivar los síntomas de la esquizofrenia y la psicosis (trastornos graves de salud mental) en personas predispuestas a estas enfermedades.

El cannabinoide THC produce los efectos psicotrópicos de la marihuana; pero la planta contiene más de 100 cannabinoides y la mayoría no son psicotrópicos. De hecho, moléculas como el CBD pueden ayudar a inhibir algunos de los efectos del THC y muestran un gran potencial en el campo de la salud mental[2].

Marihuana y salud mental: una relación complicada

Marihuana y antidepresivos

Sorprendentemente, más de 260 millones de personas[3] en todo el mundo sufren de depresión y millones de ellas toman medicamentos antidepresivos[4] para controlar sus síntomas. Sin embargo, las personas con depresión son más propensas a fumar marihuana. Tanto la marihuana como los antidepresivos crean cambios profundos a corto y largo plazo en el cerebro y, con frecuencia, interactúan entre sí. Antes de profundizar en los problemas de esta combinación a nivel de seguridad, vamos a analizar los efectos de cada medicamento.

¿Cómo afecta la marihuana al organismo?

La marihuana interactúa con varios sistemas fisiológicos importantes. Como sugiere su nombre, los cannabinoides se dirigen principalmente al sistema endocannabinoide (SEC). El SEC juega un papel fundamental regulando muchos otros sistemas y ayudando al cuerpo a mantener el equilibrio biológico, también conocido como homeostasis.

Entre otros aspectos, el espacio sináptico entre las neuronas del sistema endocannabinoide presenta tres componentes principales: receptores, moléculas de señalización (endocannabinoides), y enzimas que crean y descomponen estas moléculas. Los fitocannabinoides, como el THC, comparten una estructura molecular similar a la de los endocannabinoides, lo que les permite unirse a los mismos receptores.

Cuando damos una calada al porro o bong, el THC se extiende a lo largo de los alvéolos de los pulmones, pasa a la sangre y llega al cerebro. Aquí, la molécula se une a los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, donde da lugar a sus efectos psicotrópicos: el subidón.

Esta unión también aumenta los niveles de dopamina y la actividad neuronal del cerebro. La dopamina desempeña un papel importante en el sistema de recompensa del cerebro, y nos hace sentir placer después de comer o practicar deporte.

Artículo relacionado
CBD, serotonina y ansiedad

Este aumento de los neurotransmisores que hacen que nos sintamos bien podría ayudar a algunos consumidores a sentir alivio de sus síntomas de depresión, al menos durante un tiempo. Sin embargo, cuando se consume de forma prolongada, el THC comienza a debilitar el sistema dopaminérgico[5] e incluso podría llegar a bloquear la respuesta de la dopamina a otros estímulos que generalmente liberan esta sustancia química.

La hipótesis de la neurogénesis sugiere que la depresión[6] podría surgir a raíz de una alteración en la creación de nuevas neuronas en el cerebro. La tasa de neurogénesis podría ser la base de un cerebro sano y feliz. Las vivencias negativas, como experiencias estresantes o traumáticas, podrían alterar esta tasa y provocar depresión. Las pruebas sugieren que el sistema endocannabinoide ayuda a regular la neurogénesis, y cannabinoides como el THC y el CBD[7] podrían ayudar a impulsar este proceso en el cerebro.

El CBD también interactúa con muchos sistemas del cuerpo, incluidas las vías de la serotonina. La serotonina es un regulador clave del estado de ánimo y la sensación de bienestar, por lo que interviene en gran medida en cómo nos sentimos. La capacidad del CBD para interactuar con este sistema significa que el cannabinoide podría ayudar a aliviar los sentimientos de nerviosismo e inquietud[8].

How Cannabis Interacts With Antidepressants

¿Cómo afectan los antidepresivos al organismo?

Los antidepresivos, en última instancia, tienen como objetivo mejorar los síntomas de la depresión alterando la química del cerebro. Aunque la depresión no tiene una causa única, el cambio que se produce en la neuroquímica a raíz de la adicción, circunstancias emocionales de la vida o factores genéticos, podría dar lugar a sentimientos de desesperanza, mal humor y baja autoestima.

Los antidepresivos ayudan a regular la actividad neurológica interactuando con las partes del cerebro que gobiernan el estado de ánimo. Algunas de estas sustancias químicas intentan aumentar y prolongar la presencia de sustancias químicas cerebrales en el espacio sináptico, como la serotonina. La investigación también sugiere que los antidepresivos podrían mejorar los síntomas de la depresión aumentando la tasa de neurogénesis del cerebro deprimido, del mismo modo que la marihuana.

Curiosamente, por lo que parece, los antidepresivos interaccionan con el sistema endocannabinoide[9] y su consumo prolongado podría contribuir a cambios neuroplásticos en el cerebro a largo plazo.

Interacción de la marihuana con los antidepresivos

Puesto que tanto la marihuana como los antidepresivos podrían proporcionar un alivio sintomático, algunos consumidores podrían pensar que si toman los dos juntos los resultados mejoran. Sin embargo, consumir marihuana junto a medicamentos convencionales puede producir efectos secundarios peligrosos, si no se hace correctamente. Consulta la lista que mostramos a continuación para descubrir qué antidepresivos interactúan con la marihuana.

Tipos de antidepresivos

Las siguientes sustancias podrían pertenecer a la categoría de "antidepresivos", pero funcionan de varias formas. Al tener diferentes mecanismos de acción, la interacción entre las diferentes sustancias con la marihuana puede ser peligrosa en mayor o menor medida. A continuación, puedes consultar al detalle los antidepresivos más comunes y descubrir si es seguro consumirlos junto con la hierba.

  • Tricíclicos

Los tricíclicos se encuentran entre los antidepresivos más antiguos. Debido a su mecanismo de acción inespecífico, suelen causar más efectos secundarios que los medicamentos más recientes. Conocidos por las marcas Tofranil y Surmontil, los tricíclicos son medicamentos que alteran la química del cerebro. Estas moléculas bloquean la recaptación de los neurotransmisores norepinefrina y serotonina, y como resultado aumentan sus niveles en el cerebro.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más habituales de los tricíclicos son la somnolencia, el estreñimiento, la visión borrosa, y una caída de la presión arterial postural (la hipotensión ortostática). Lamentablemente, estos medicamentos tienen una probabilidad elevada de interactuar negativamente con el cannabis. Los posibles efectos secundarios derivados de su combinación incluyen alteraciones del ritmo cardíaco potencialmente mortales (taquicardia-arritmia).

Tricíclicos
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Prozac es una de las marcas de medicamentos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Estos medicamentos interactúan con los receptores de serotonina del cerebro, se adhieren a estos sitios en la sinapsis de las neuronas y evitan que las células reabsorban la serotonina. En el espacio sináptico permanece un nivel alto de serotonina y desde allí ejerce efectos que mejoran el estado de ánimo.

Posibles efectos secundarios

Cuando se consumen por sí solos, los ISRS pueden producir efectos secundarios como ansiedad, temblores, pérdida de peso y mareos. Estos fármacos también pueden presentar ciertos riesgos de interacción negativa con el cannabis.

ISRS
  • Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO)

Los inhibidores de la monoamino oxidasa actúan prolongando la presencia de neurotransmisores en el cerebro. La dopamina, la serotonina y la noradrenalina pertenecen a la clase química de las monoaminas. La enzima monoamino oxidasa metaboliza y descompone estas moléculas. Al inhibir la acción de estas enzimas, los IMAO aumentan los niveles de monoaminas en las sinapsis.

Posibles efectos secundarios

Los IMAO interactúan de forma negativa con una larga lista de alimentos, como la soja, el salami, el chucrut, el queso y los frutos secos. Los efectos secundarios más comunes de estos fármacos incluyen fatiga, dolores de cabeza, insomnio, y aumento o disminución de la libido. Los IMAO podrían interactuar de forma peligrosa con la marihuana, por lo que no es aconsejable combinarlos.

IMAO
  • Antidepresivos más actuales (IRSN)

Los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN) se utilizan para tratar síntomas de la depresión, como la irritabilidad y la tristeza. Los médicos también recetan estos medicamentos, bajo las marcas Fetzima y Cymbalta, para tratar los trastornos de ansiedad y el dolor nervioso. Los IRSN actúan bloqueando la recaptación tanto de serotonina como de noradrenalina.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios más frecuentes de los IRSN son sequedad bucal y sudoración excesiva. Los IRSN son relativamente seguros para la mayoría de personas; sin embargo, podrían presentar ciertos riesgos de interacción negativa con el cannabis.

IRSN

Factores de riesgo de combinar marihuana con antidepresivos

Mezclar la marihuana con antidepresivos podría suponer varios riesgos. Las consecuencias más peligrosas pueden producirse al combinar la hierba con los antidepresivos tricíclicos y los IMAO. Sin embargo, y a pesar de no haber estudios que lo validen, fumar podría ser (en teoría) más seguro cuando se toman medicamentos más modernos como los ISRS.

Debes consultar siempre con tu médico antes de combinar marihuana con cualquier antidepresivo, para asegurarte de que estás tomando una decisión segura sin poner tu vida en peligro. Dependiendo de tus antecedentes personales y familiares, entre otros factores, el riesgo que tienes de sufrir una reacción adversa podría ser mayor o menor.

¿Interactúa la marihuana con otros medicamentos para la salud mental?

La marihuana también podría interactuar con las benzodiazepinas comunes de la clase de medicamentos ansiolíticos (Xanax, por ejemplo). Aunque ninguna investigación documenta ninguna interacción entre las dos sustancias, ambas actúan como depresores del sistema nervioso central. Además, ambas sustancias podrían ayudar a aliviar la sensación de nerviosismo en algunas personas, mientras que en otras podrían provocar paranoia y un aumento del ritmo cardíaco.

La mezcla de Xanax y marihuana podría provocar efectos secundarios como mareos, somnolencia, dificultad para concentrarse, dificultad para hablar y confusión. La marihuana también puede interactuar con otros medicamentos para la salud mental, incluidos los sedantes, como Ambien.

¿Qué pasa con el CBD y los antidepresivos?

El CBD presenta un riesgo relativamente alto de interactuar con los antidepresivos. Aunque el cannabinoide no produce efectos psicotrópicos, sí provoca cambios en la química del cerebro y el metabolismo del hígado. El CBD puede ralentizar la rapidez con que el hígado procesa los antidepresivos, haciendo que suba el nivel que circula por el cuerpo. Habla con tu médico sobre el CBD antes de combinarlo con antidepresivos, para tener la seguridad de que lo haces sin riesgos.

¿Puedes mezclar marihuana y antidepresivos?

Algunos antidepresivos podrían causar interacciones peligrosas con el cannabis, mientras que otros pueden ser relativamente seguros para tomarlos a la vez. En última instancia, si quieres consumir marihuana y antidepresivos al mismo tiempo, debes consultar con un profesional de la salud. En algunos casos, su combinación podría proporcionar mejores resultados, pero debes asegurarte de actuar de la forma más segura y responsable posible.

Fuentes Externas
  1. Marijuana and depression: What's the link? - Mayo Clinic https://www.mayoclinic.org
  2. The Potential of Cannabidiol as a Treatment for Psychosis and Addiction: Who Benefits Most? A Systematic Review https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Depression https://www.who.int
  4. Antidepressant consumption in selected countries 2017 | Statista https://www.statista.com
  5. The effects of Δ9-tetrahydrocannabinol on the dopamine system https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Depression, Antidepressants, and Neurogenesis: A Critical Reappraisal https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Cannabinoids, Neurogenesis and Antidepressant Drugs: Is there a Link? https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  8. Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  9. Cannabinoids, Neurogenesis and Antidepressant Drugs: Is there a Link? https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.