¿Quieres semillas de Royal Gorilla GRATIS? ¡Entra aquí!

By Luke Sumpter

Las náuseas surgen por varios motivos, ya sea como resultado de una infección o como malestar matutino durante el embarazo. A pesar de sus numerosas causas, siempre se manifiestan de la misma forma: una sensación de malestar estomacal que a menudo precede al vómito. Curiosamente, varios medicamentos a base de cannabis han sido aprobados para tratar las náuseas en ciertos casos muy específicos, y el sistema endocannabinoide parece ser un objetivo terapéutico muy prometedor. ¿Combate las náuseas fumar hierba? Estás a punto de descubrirlo.


¿Qué son las náuseas?

Todos hemos sentido esa desagradable sensación de mareo en algún momento. Ya sea por haber bebido demasiado la noche anterior, o por estar en un barco cuando el mar está agitado, es muy probable que las náuseas se haya apoderado de ti. Pero ¿qué son exactamente?

A menudo, las náuseas y los vómitos se consideran lo mismo, pero son dos cosas diferentes que comparten algunas similitudes. Ambos suelen ser indicadores de una infección u otras enfermedades. Mientras que vomitar es el reflejo incontrolable por el que expelemos el contenido del estómago a través de la boca, las náuseas consisten en una sensación de malestar en el estómago, a menudo acompañada de la necesidad de vomitar. Sin embargo, sentir náuseas no siempre conduce al vómito.

Hay muchas razones por las que una persona puede sentir náuseas. Algunas de las más habituales son:

  • Estrés y ansiedad
  • Mareos causados por el movimiento
  • Malestar matinal durante el embarazo
  • Jaqueca
  • Infecciones virales como la gripe
  • Intoxicación alimentaria
  • Trastornos gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable
  • Resaca/intoxicación etílica

En algunos casos, las náuseas tienen una función protectora, como cuando consumimos un alimento contaminado con bacterias peligrosas. Sin embargo, a veces surgen cuando no parecen ser necesarias, como cuando nos sentimos ansiosos o vamos conduciendo por una carretera llena de curvas y baches. Entonces, ¿por qué se producen exactamente?

Por qué se producen las náuseas

Nuestro cuerpo es un conjunto de células fascinante. Experimenta toda una serie de reacciones automáticas que tienen como fin mantenernos seguros. Si pones la mano sobre una superficie caliente, tu cuerpo hará que la retires incluso antes de que tengas tiempo a pensar en el dolor. Cuando entras en una habitación llena de polvo, tu organismo hará que estornudes esas molestas partículas de forma inconsciente. Sentir náuseas, tener arcadas y vomitar también entran en esta categoría de acciones protectoras. Sin embargo, la gente no suele tener problemas cuando estornuda en exceso o experimenta contracciones musculares (excepto en el caso de ciertas enfermedades). Las náuseas, en cambio, a menudo aparecen de forma aleatoria, aunque también pueden acompañar a varias patologías.

La señal que desencadena las náuseas proviene de varias regiones del cerebro[1]. Por ejemplo, el área postrema detecta en la sangre ciertas sustancias inductoras del vómito, mientras que las áreas cerebelosa y vestibular detectan las señales inducidas por el movimiento que conducen a la sensación de náusea. Estas regiones envían señales al núcleo del tracto solitario, que a su vez produce un aumento en los niveles de vasopresina (una hormona que provoca náuseas), y una respuesta del sistema nervioso autónomo. Las señales aferentes del sistema gastrointestinal también llegan al núcleo del tracto solitario, a través del nervio vago. Estos factores conducen a las arritmias gástricas y a las consiguientes náuseas.

What is Nausea

Endocannabinoides en el intestino

En Royal Queen Seeds hablamos con mucha frecuencia del sistema endocannabinoide (SEC). ¿Por qué? Porque esta red corporal de moléculas señalizadoras, receptores y enzimas es en parte responsable de cómo afecta la marihuana al cuerpo. El SEC consta de dos tipos de receptores clave (CB1 y CB2), varias moléculas señalizadoras, y enzimas anabólicas y catabólicas. Pero la cosa no termina ahí; el SEC expandido, o endocannabinoidoma, tiene muchos más componentes y también ejerce una función reguladora.

Dentro de este sistema, las moléculas señalizadoras, conocidas como endocannabinoides, son las responsables de interactuar con los receptores para alterar la actividad de las células, y en última instancia mantener la homeostasis (equilibrio biológico). Estas sustancias químicas se encuentran en casi todo el cuerpo, incluidas dos zonas anatómicas implicadas en gran medida en las náuseas: el intestino y el cerebro. Los dos principales endocannabinoides que participan en esta regulación son la anandamida (también conocida como la “molécula de la felicidad”) y el 2-AG.

Dentro del aparato digestivo, estas moléculas tienen varias funciones clave[2], que incluyen:

Regular las náuseas y los vómitos Regular las sensaciones viscerales
Controlar la inflamación intestinal Regular la motilidad gastrointestinal
Inhibir la secreción ácida gástrica Potenciar la absorción de los alimentos

El SEC también es un importante regulador del eje intestino-cerebro[3], que es una forma de comunicación bidireccional entre el cerebro y los componentes del sistema nervioso periférico dentro del intestino. Esta vía conecta las regiones del cerebro responsables de las emociones y la cognición con las funciones intestinales periféricas. Por lo tanto, una gran variedad de factores (visuales, auditivos y olfatorios) pueden estimular las náuseas.

Los cannabinoides de la planta de cannabis (fitocannabinoides) interactúan con el SEC de forma similar a los endocannabinoides, ya que tienen una estructura molecular parecida. Y dado que los endocannabinoides están implicados en la regulación de las náuseas, la acción de los fitocannabinoides sobre los mismos receptores (cuando se lleva a cabo en un entorno clínico) podría ofrecer unos resultados similares.

¿Se pueden combatir las náuseas con marihuana?

Antes de adentrarnos en la investigación sobre la posibilidad de que el cannabis sea beneficioso para las náuseas, vamos a ver algunos casos en los que las sustancias de esta planta pueden provocar náuseas. Mientras que algunos investigadores analizan las propiedades antieméticas de ciertos compuestos del cannabis, otros estudian por qué algunos de ellos nos hacen sentir náuseas.

Muchas personas que consumen marihuana de forma habitual sufren blancazos en algún momento. Un blancazo, amarillo o pálida, se produce cuando se consume demasiada hierba, y como consecuencia se experimentan náuseas, vómitos, pánico y ansiedad; unas sensaciones incómodas que no equivalen a una sobredosis. Cuando inhalamos THC, esta molécula se une a los receptores CB1 del sistema nervioso central, lo que resulta en un aumento agudo de dopamina y el típico subidón del cannabis. Sin embargo, en algunos consumidores, la sobreestimulación de estos receptores produce náuseas e incluso vómitos.

Síndrome de hiperemesis cannabinoide

El síndrome de hiperemesis cannabinoide (SHC), aunque no es muy habitual, se produce en consumidores de marihuana crónicos, y causa unos síntomas más graves que los blancazos. Después de consumir hierba rica en THC, las personas que padecen esta afección experimentan náuseas y vómitos cíclicos, a veces durante semanas, que podrían conducir a su hospitalización.

Los síntomas del SHC varían en función de la fase de la afección, pero normalmente incluyen náuseas matutinas, náuseas continuas, episodios repetitivos de vómitos, dolor abdominal, deshidratación, ingesta alimentaria reducida y pérdida de peso. Curiosamente, estos pacientes también se bañan con frecuencia y de forma compulsiva; para muchos de ellos, estos baños o duchas calientes les ayudan a aliviar sus síntomas.

Pero ¿por qué se produce el SHC? Hay varios factores que podrían causar este síndrome, como una regulación decreciente de los receptores CB1 tras un consumo de cannabis prolongado, mutaciones en los receptores TRPV1, la deficiencia de una enzima del hígado (CYP2C9) que descompone el THC, y problemas con la señalización de la dopamina.

¿Puede la marihuana prevenir las náuseas?

Independientemente de los blancazos y el SHC, ¿ayuda la marihuana a combatir las náuseas? Estos estudios se encuentran en su fase inicial y no son concluyentes, pero los resultados obtenidos hasta la fecha parecen prometedores.

Merece la pena mencionar que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ha aprobado el dronabinol y el nabilone (dos versiones sintéticas de THC) para el tratamiento de las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, como forma de terapia antiemética con cannabinoides[4]. Su mecanismo de acción exacto sigue siendo desconocido, pero es posible que la activación los receptores CB1 y 5-HT3 desempeñen un papel importante.

Muchos otros compuestos del cannabis[5], como el THCA y la CBDV, también se muestran prometedores en lo que respecta a la investigación de las náuseas.

Aunque las náuseas tienen muchos factores causales, el tono endocannabinoide (la cantidad de endocannabinoides que circulan por el cuerpo) también podría influir. Por ejemplo, un estudio[6] que sometió a los participantes a maniobras de vuelo parabólico para inducirles mareos por movimiento, comprobó que las personas más afectadas tenían un nivel de circulación de 2-AG bajo. Este endocannabinoide influye en los receptores CB1 y CB2. Los fitocannabinoides como el THC y el cariofileno también afectan a estos receptores.

Además, el CBD inhibe la enzima amida hidrolasa de ácido graso (FAAH), que descompone la anandamida y, en menor grado, el 2-AG.

El CBD y la prevención de las náuseas

El cannabidiol (CBD) ha adquirido mucha importancia en los últimos años como cannabinoide no psicotrópico. Pero ¿ofrece esta molécula alivio en lo que respecta a las náuseas? Una vez más, la investigación en este campo sigue siendo limitada.

En un estudio[7] con animales realizado en 2011, se descubrió que el CBD podría ayudar a reducir las náuseas por medio de la acción de los receptores de serotonina. En 2016, en un pequeño ensayo con humanos se administró Sativex (una combinación de THC y CBD) a pacientes que experimentaban náuseas inducidas por la quimioterapia. A pesar de obtener unos resultados interesantes, este medicamento sigue sin ser aprobado por la FDA. Además de unirse a varios receptores del endocannabinoidoma, el CBD se muestra prometedor a la hora de aumentar los niveles endocannabinoides (moléculas capaces de combatir las náuseas), reduciendo el ritmo con el que las enzimas catabólicas del SEC los descomponen.

La compleja relación entre la marihuana y las náuseas

¿Combate las náuseas fumar hierba? ¿Cuál es la mejor variedad para las náuseas? Aún no tenemos respuestas para estas preguntas. Sin embargo, existen más investigaciones sobre las náuseas y el cannabis medicinal que sobre muchas otras afecciones, lo que ha allanado el camino para que algunos medicamentos con cannabis se utilicen como tratamientos aprobados para las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia.

En un futuro no muy lejano, deberíamos ver surgir más ensayos con humanos que pongan a prueba otros cannabinoides en este contexto. También continuará la investigación del SEC y el endocannabinoidoma en relación con la regulación de las náuseas, reforzando el debate sobre aprobar y utilizar la marihuana para diferentes tipos de náuseas.

Fuentes Externas
  1. Nausea: a review of pathophysiology and therapeutics - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids and the endocannabinoid system - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. The role of the endocannabinoid system in the brain-gut axis - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Cannaboinoid Antiemetic Therapy - StatPearls - NCBI Bookshelf https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Cannabis Pharmacology: The Usual Suspects and a Few Promising Leads - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Motion Sickness, Stress and the Endocannabinoid System | PLOS ONE https://journals.plos.org
  7. Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.