La marihuana se ha utilizado como sustancia medicinal durante miles de años. Tras la eliminación de la prohibición en diversas partes del mundo, muchas personas pueden utilizar nuevamente esta hierba maravillosa para aliviar los síntomas de varias afecciones y enfermedades.

Con el aumento de la legalidad cada vez surgen más investigaciones científicas que demuestran la potencia y compatibilidad de esta planta medicinal con nuestros cuerpos, llegando a demostrar que la marihuana es particularmente útil para tratar las náuseas. Incluso se ha demostrado que es más eficaz que los medicamentos convencionales en algunos casos. Es probable que el uso más extendido de la marihuana como tratamiento antiemético sea en pacientes con VIH y en aquellos que se someten a quimioterapia para tratar el cáncer. En estos casos, la marihuana les permite comer sin vomitar, lo que puede ayudar a prevenir la atrofia muscular y la pérdida excesiva de peso.

CAUSAS DE LAS NÁUSEAS

Las náuseas en sí no son una enfermedad, sino que son un síntoma de muchas afecciones. Las náuseas pueden venir provocadas por cinetosis, efectos secundarios de medicamentos, estrés emocional, comer en exceso, algunos tipos de cáncer y gastroparesia. En ocasiones, las náuseas llegan a resultar realmente incómodas y producir vómitos.

LA CIENCIA DETRÁS DE LA MARIHUANA Y LAS NÁUSEAS

La marihuana ayuda a aliviar las náuseas mediante el mismo sistema que permite tratar y calmar muchas otras molestias. Se trata del sistema endocannabinoide. Este sistema consta de receptores que se encuentran en las células de todo el cuerpo. Cuando se ingieren cannabinoides como el THC y el CBD, estos activan los receptores y provocan importantes cambios biológicos.

Curiosamente, la razón por la que estos cannabinoides afectan tanto al organismo es por ser extremadamente similares a los compuestos que existen en el cuerpo humano, conocidos como endocannabinoides. Estos últimos cumplen funciones importantes en procesos como la regulación del ánimo y el control de la inflamación.

Un artículo científico publicado en la British Journal of Pharmacology pone de manifiesto que las manipulaciones del sistema endocannabinoide regulan las náusas y los vómitos en seres humanos y otros animales. Los autores del artículo indican que los efectos antieméticos de los cannabinoides se logran a través de la activación de los receptores del sistema endocannabinoide.

Los receptores primarios que comprenden el sistema endocannabinoide se conocen como CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran en grandes cantidades en diferentes regiones del cerebro mientras que lo hacen en menor densidad en el resto del cuerpo. Los receptores CB2 se encuentran en algunas neuronas y en algunos inmunocitos. Parece que el agonismo de los receptores CB1 suprime los vómitos, mientras que el antagonismo de los receptores CB1 revierte este efecto.

Los autores sostienen lo siguiente: "Recientemente, la evidencia de experimentos en animales sugiere que los cannabinoides pueden ser especialmente útiles para tratar los síntomas más difíciles de controlar en casos de náuseas y náuseas anticipatorias en pacientes que reciben quimioterapia, que están menos controlados por los medicamentos convencionales disponibles en la actualidad". Los autores de este artículo también mencionan que la marihuana se ha utilizado como agente terapéutico contra las náuseas durante siglos.

INVESTIGACIONES ADICIONALES

Otra reseña publicada en la European Journal of Pharmacology expone lo siguiente: "Creemos que el sistema endocannabinoide tiene el potencial de ser utilizado para el tratamiento de las náuseas y puede funcionar como terapia adjunta para el tratamiento de vómitos, en particular vómitos diferidos, donde los tratamientos actuales son limitados en cuanto a su eficacia".

Los autores de este estudio afirman que las náuseas y los vómitos son adaptaciones extremadamente importantes que se presentan en la mayoría de las especies de vertebrados. Sin embargo, la activación inapropiada de este reflejo puede causar síntomas graves y debilitantes. Por lo tanto, es muy importante tomar medidas preventivas, y la marihuana puede servir como remedio. Los análisis que se presentan en este estudio respaldan investigaciones que proponen la activación de receptores CB1 mediante cannabinoides para bloquear los vómitos agudos y diferidos.

Un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo publicado en la The New England Journal of Medicine evaluó los efectos antieméticos del cannabis en pacientes que recibían medicamentos de quimioterapia que provocan náuseas y vómitos. En el estudio participaron 22 pacientes que presentaban una variedad de neoplasias; 10 de los pacientes eran hombres y 12 eran mujeres. A los participantes se les administró THC en dosis de 15mg y 20mg. Se observó que el cannabinoide provocó una reducción de al menos 50% en los vómitos en comparación con el placebo.

LAS MEJORES CEPAS CONTRA LAS NÁUSEAS

Todos los fumadores saben que el cannabis es una especie diversa. Existen varias cepas diferentes, y se eligen en función de la preferencia personal. Con respecto a las náuseas, algunas cepas pueden funcionar más eficazmente para controlar los síntomas que otras. Aquí mencionamos algunas cepas que cumplen mejor esta función.

Royal Moby

Royal Moby

La Moby es un híbrido de predominancia sativa con un potente efecto. Esta cepa contiene un 80% de genética sativa y un 20% de genética índica. Esta combinación proporciona a la cepa los efectos positivos de la sativa, que incluyen sensaciones de creatividad y euforia. Al fumar esta cepa, el consumidor puede esperar sabores agradables a cítricos, pino y dulces. La esencia tiene aromas cítricos y a pino. La Moby contiene un porcentaje de THC de alrededor del 20%, lo que contribuye a su aplicación medicinal. Esta cantidad de THC activa los receptores CB1 y ayuda a aliviar la sensación de náuseas.

Compra Royal Moby
 

Royal Moby

Royal Cookies

La Cookies es un híbrido de predominancia índica que cuenta con un 60% de genética índica y un 40% de genética sativa. La cepa es el resultado del cruce de las cepas OG Kush, Durban Poison y Cherry Kush. La Cookies proporciona un gran subidón y un delicioso sabor a cereza, limón y pino. El aroma de la cepa se caracteriza por sus tonos de menta, especias y vainilla. La Cookies tiene un impresionante porcentaje de THC del 24% y una concentración de CBD del 1%. Este enorme porcentaje de THC refuerza el potencial antiemético de la cepa.

Compra Royal Cookies
 
Og Kush Royal Queen Seeds

O.G. Kush

La OG es una cepa híbrida índica. Su genética no está confirmada, aunque se cree que es el resultado del cruce de la LA Kush y la SFV OG. Esta cepa tiene un perfil de cannabinoides impresionante: hasta un 26% de THC, 3% de CBD y 1% de CBN. Su efecto induce la concentración y las sensaciones de felicidad. Proporciona un sabor dulce a pino y aromas a tierra, madera y especias.

Compra O.G. Kush
 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar