¿Quieres semillas de Royal Gorilla GRATIS? ¡Entra aquí!

By Luke Sumpter


La adicción a las drogas sigue creciendo en todo el mundo. Un asombroso 2% de la población mundial[1] (alrededor de 158 millones de personas) sufre adicción al alcohol, medicamentos con receta u otras sustancias, un problema que genera el 1,5% del volumen global de enfermedades. El debate que gira en torno a la adicción presenta varias escuelas de pensamiento, donde hay quienes afirman que surge por motivos puramente químicos, y quienes apuntan a problemas psicológicos subyacentes, incluido el trauma.

Las formas de tratarlo también varían. Algunos consumidores de drogas que están luchando con su adicción encuentran alivio en los centros de rehabilitación, mientras que otros logran superarlo reemplazando las drogas más adictivas y dañinas con sustitutos menos peligrosos.

Actualmente, se está investigando el potencial de la marihuana como sustituta de muchísimas sustancias, incluidos los opioides, la nicotina y el alcohol. Sin embargo, la planta suele ser etiquetada como "droga de iniciación", es decir una sustancia que introduce a las personas al consumo de drogas y las lleva hacia sustancias más duras y adictivas.

Por otro lado, los últimos descubrimientos en este campo están revelando que, bajo las circunstancias correctas, podría funcionar de modo contrario.

¿Qué impulsa a los consumidores de drogas a optar por la marihuana como sustituta?

Si has consultado un poco la investigación sobre la marihuana, sabrás que existe una falta de ensayos en humanos. Debido a décadas de prohibición y restricciones legales en torno a la hierba, sigue siendo muy difícil estudiar los efectos de la planta en un entorno controlado. Todavía no hemos llegado al punto en que muchas clínicas puedan proporcionar marihuana a los pacientes para reemplazar sustancias problemáticas, en parte porque no existen pruebas concluyentes para ello.

Sin embargo, los investigadores pueden realizar estudios epidemiológicos (el amplio estudio de las poblaciones) y aprovechar las experiencias individuales de los miembros de grupos específicos para obtener datos válidos. Un artículo de 2015[2], publicado en la revista "Drug and Alcohol Review", adoptó este enfoque para intentar comprender la causa que motivaba a los consumidores de drogas a tomar la decisión de consumir marihuana para dejar otras drogas más duras.

Los investigadores reclutaron a 97 "Baby Boomers" (personas nacidas entre 1946 y 1964) del Área de la Bahía de San Francisco y realizaron un cuestionario, un estudio de salud y una grabación de audio de cada participante. El grupo dio respuestas muy diversas sobre por qué eligieron recurrir a la marihuana. Algunos miembros sugirieron que la marihuana está menos asociada a delitos violentos y que ayuda a reducir el mal humor. Otros afirmaron que, en su opinión, la hierba tiene un mejor perfil de seguridad que otros medicamentos.

Curiosamente, algunos participantes dijeron que al sustituir la marihuana por otras drogas, podían seguir viviendo una vida alegre y emocionante. Lo consideraron un factor favorable en comparación con el enfoque rígido de "permanecer limpios" de Narcóticos Anónimos.

Esta investigación proporciona un planteamiento interesante a las percepciones de quienes optan por consumir marihuana como sustituto. Pero ¿qué dice la ciencia al comparar la marihuana con otras drogas como sustituto viable a la hora de controlar la abstinencia y los síntomas de enfermedades?

What Drives Drug Users to Opt for Cannabis as a Substitute?

¿Es la marihuana responsable de reducir las muertes por analgésicos en Estados Unidos?

Los opioides son algunos de los analgésicos más efectivos que existen. Aunque funcionan para reducir las molestias, presentan un alto riesgo de adicción. Esta clase de sustancias tiene un potente efecto en el centro de recompensa del cerebro y desencadena la liberación de endorfinas, hormonas que nos hacen sentir bien y que dan lugar a sensaciones de placer y bienestar. Por desgracia, el exceso en la prescripción de estos analgésicos ha dado lugar a una crisis de opioides[3]. En Estados Unidos, los médicos repartieron 250 millones de recetas de forma masiva solo en 2015.

Según los datos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), más de 760.000 personas han muerto por sobredosis de drogas desde 1999, y los opioides responden a dos tercios de estas muertes[4]. Además, más de 10 millones de ciudadanos mayores de 12 años abusaron de los opioides durante 2019.l

Aunque la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal en los EE.UU., 36 estados han legalizado la planta para uso medicinal y los médicos tienen la posibilidad de prescribir la hierba para tratar muchas enfermedades.

Entonces ¿puede la marihuana ayudar con la crisis de opioides? ¿Qué pasa con los analgésicos y la hierba? Curiosamente, desde la legalización de la marihuana, las muertes por opioides se han reducido drásticamente, hasta en un 25% en algunos estados. La investigación[5] publicada en "JAMA Internal Medicine" documenta un análisis de la ley de la marihuana y los certificados de defunción a nivel estatal en los EE.UU. entre 1999 y 2010. Los resultados demostraron una reducción significativa a nivel estatal en las muertes relacionadas con el consumo de opioides en estados donde la marihuana medicinal es legal.

Los investigadores apuntan a varias posibles razones para esta tendencia. En primer lugar, señalan que alrededor del 60% de las sobredosis se producen en pacientes con recetas legales. Argumentan que estos mismos pacientes, con acceso a la marihuana medicinal, podrían haber optado por la hierba si hubiesen tenido la oportunidad.

En segundo lugar, es probable que las leyes sobre la marihuana medicinal hayan llevado a una reducción de la polifarmacia (el consumo habitual de al menos cinco medicamentos) y, por tanto, disminuido las muertes por opioides. Concretamente, la combinación de benzodiacepinas y opioides puede conducir a un efecto sedante excesivo y falta de respiración.

Para terminar, los autores cuestionan el papel de la marihuana en la abstinencia de opioides. Si la hierba ayuda a los pacientes a reducir su consumo, es más probable que rompan el ciclo y suspendan el consumo de opioides cuando corresponda.

Sin embargo, otros descubrimientos[6] recientes apuntan hacia una tendencia que muestra lo contrario y, por tanto, debemos permanecer escépticos respecto a que la marihuana reduce las muertes relacionadas con los opioides.

Is Cannabis Responsible for Reducing Painkiller Deaths in the United States?

¿Qué drogas puede sustituir la marihuana?

Los opioides tienen un enorme potencial de adicción y un bajo perfil de seguridad, especialmente cuando se prescriben en exceso. Sin embargo, es evidente que no son las únicas drogas que causan problemas de adicción en todo el mundo. A continuación, veremos detalladamente otras tres sustancias que son famosas por sus propiedades adictivas y si la marihuana puede actuar como un sustituto adecuado.

  • Alcohol

Europa es la zona del planeta con mayor consumo de alcohol, con más de una quinta parte de la población de 15 años o más registrada como consumidora de grandes cantidades de alcohol al menos una vez por semana. Durante 2019, una de cada doce personas en la UE consumió alcohol a diario[7]. Aunque el exceso de alcohol tiene un efecto significativo en la salud, beber cantidades más bajas con más frecuencia también tiene un efecto perjudicial.

¿Tiene la marihuana la capacidad de ayudar a frenar el consumo de alcohol en quienes están dispuestos a usarla como sustituto? Los investigadores tienen un gran interés por averiguarlo. Un estudio publicado en la revista "Alcohol and Alcoholism" evaluó si la marihuana puede desempeñar el papel de un "medicamento sustituto". Las sustancias que entran en esta categoría deben cumplir ciertos criterios[8], entre los que se incluyen:

  • Deben reducir el consumo de alcohol y los daños relacionados
  • Cualquier riesgo de abuso debe ser menor que el del alcohol
  • Debe ser más seguro en términos de sobredosis
  • Debe ser menos dañino que el alcohol

La marihuana cumple casi todos los criterios de un sustituto adecuado, pero los investigadores afirman que hacen falta más investigaciones y diseños de estudio mejorados para descubrir lo efectiva que puede ser.

  • Nicotina

La nicotina funciona como medio para disuadir a los herbívoros de las plantas, pero actúa como estimulante y depresor en las personas, y tiene un enorme riesgo de adicción. La nicotina se posiciona como la segunda causa[9] principal de muerte en todo el mundo, y el tabaquismo provoca más de 480.000 muertes al año solo en los EE.UU. Consumir marihuana y nicotina implica en gran medida fumar, pero ¿puede la primera aliviar el ansia que provoca la segunda? Un artículo de 2021[10] publicado en el "Journal of Substance Abuse Treatment" lo muestra como algo prometedor. De manera similar a la reducción en la ingesta de opioides a raíz de la reforma legal de la marihuana en los EE.UU., la marihuana también parece haber tenido un impacto en el tabaquismo.

Los investigadores utilizaron una encuesta transversal online para preguntar a 2102 consumidores de marihuana cómo afectaba la hierba a su consumo de otras sustancias. Dentro del grupo, 650 eran o habían sido consumidores de tabaco. De estos consumidores, 320 indicaron una reducción en el consumo de tabaco tras comenzar a consumir marihuana.

Sin embargo, hacen falta ensayos en humanos para ver si la marihuana funciona realmente en este contexto. Los estudios de población son muy poco fiables y los cuestionarios subjetivos no reflejan la realidad por completo. Los investigadores también están interesados en descubrir qué podría hacer que la marihuana sea efectiva en este aspecto. Los estudios[11] en marcha están probando compuestos de la marihuana como el cariofileno contra modelos de adicción a la nicotina en animales.

Which Drugs Is Cannabis a Substitute For?
  • Pastillas para dormir

Las pastillas para dormir, como las benzodiacepinas, también son adictivas para algunas personas. Por esta razón, la investigación recomienda tomar la menor dosis posible durante el menor tiempo posible. También se aconseja a los pacientes que no suspendan su ingesta drásticamente. En su lugar, se les indica que reduzcan su dosis de forma gradual para evitar síntomas de abstinencia potencialmente peligrosos.

Alrededor de 1 de cada 10 adultos en el Reino Unido consume regularmente pastillas para dormir como ayuda para conciliar el sueño. Sin embargo, las pautas de dosificación significan que solo pueden beneficiarse de estas sustancias durante un breve período de tiempo. ¿Podría intervenir la marihuana como sustituto? Por desgracia, este aspecto sigue estando muy poco estudiado. Aunque existen ensayos en humanos que comparan los dos, los investigadores están tratando de averiguar cómo afecta la marihuana al sueño. Por ejemplo, un estudio publicado[12] en 2019 analizó cómo el CBD y el THC afectan al ritmo circadiano, el reloj biológico que dicta el ciclo de sueño y vigilia.

Marihuana: ¿droga de iniciación o sustituto?

Entonces ¿puede la marihuana acercar o alejar a las personas hacia drogas más duras? Al no contar con suficientes datos de ensayos clínicos, no podemos dar una respuesta. Pero algunos de los temores sobre la marihuana como droga de iniciación son exagerados, y ciertas investigaciones establecen asociaciones entre el acceso a la marihuana y una menor dependencia hacia las drogas duras. Dicho esto, algunos datos muestran que la hierba podría llevar a los adolescentes hacia el consumo de opioides[13], y el trastorno por consumo[14] de marihuana es una enfermedad real que afecta a muchas personas.

Como siempre, vale la pena ser prudentes. Dicho esto, existe un acuerdo generalizado de que la marihuana merece un estudio mucho mayor en este sentido, ya que la adicción a las drogas y al alcohol es un problema de salud mundial grave.

Fuentes Externas
  1. Drug Use - Our World in Data https://ourworldindata.org
  2. A safer alternative: Cannabis substitution as harm reduction https://onlinelibrary.wiley.com
  3. Overprescribing is major contributor to opioid crisis | The BMJ https://www.bmj.com
  4. Opioid Crisis Statistics | HHS.gov https://www.hhs.gov
  5. Medical Cannabis Laws and Opioid Analgesic Overdose Mortality in the United States, 1999-2010 | Adolescent Medicine | JAMA Internal Medicine | JAMA Network https://jamanetwork.com
  6. Association between medical cannabis laws and opioid overdose mortality has reversed over time | PNAS https://www.pnas.org
  7. Alcohol consumption statistics - Statistics Explained https://ec.europa.eu
  8. Can Cannabis be Considered a Substitute Medication for Alcohol? - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  9. Nicotine Addiction: Practice Essentials, Background, Pathophysiology https://emedicine.medscape.com
  10. Self-reported reductions in tobacco and nicotine use following medical cannabis initiation: Results from a cross-sectional survey of authorized medical cannabis patients in Canada https://www.sciencedirect.com
  11. β-Caryophyllene, a dietary terpenoid, inhibits nicotine taking and nicotine seeking in rodents https://bpspubs.onlinelibrary.wiley.com
  12. Cannabidiol affects circadian clock core complex and its regulation in microglia cells - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  13. Cannabis as a Gateway Drug for Opioid Use Disorder | Journal of Law, Medicine & Ethics | Cambridge Core https://www.cambridge.org
  14. Cannabis Use Disorder | SpringerLink https://link.springer.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.