Un estudio llevado a cabo por investigadores de la UBC y CARB, ha analizado los motivos del consumo de marihuana medicinal. Estos datos indican que el cannabis es todo lo contrario de lo que algunos políticos e investigadores llaman "droga iniciática".

Todavía existe el mito de que la marihuana es una "droga iniciática" que lleva al consumo de otras sustancias más perjudiciales para el cuerpo humano y, por consiguiente, para la sociedad. Algunas personas creen que criminalizar la marihuana es algo lógico, porque impide que la gente pase a consumir drogas más duras. Aclaremos un poco el tema.

¿DE QUÉ TRATA ESTE NUEVO ESTUDIO?

Un equipo internacional de investigadores de la Universidad de British Columbia, junto con el Centro de Investigación de Adicciones de BC (CARB) de la Universidad de Victoria, ha analizado los motivos para el consumo de marihuana medicinal de 404 usuarios. Los resultados se han publicado en la revista académica Addiction Research and Theory.

Un resumen de los datos: más del 75% (n=304) de los 404 usuarios de cannabis medicinal examinados en este estudio, dijeron que usan la marihuana como sustituto del alcohol, medicamentos con receta y drogas ilícitas.

Un 67,8% de los usuarios de cannabis medicinal afirmaron que usan marihuana como sustituto de medicamentos con receta. El 41% usa hierba como sustituto de la cerveza y el alcohol, y el 36,1% como sustituto de drogas ilícitas (los participantes pudieron dar más de una opción). Echa un vistazo al enlace de abajo para obtener un análisis más profundo de los datos y los resultados. Hay mucho por descubrir.

cannabis no es una droga iniciatica

¿CÓMO SE INTERPRETAN ESTOS RESULTADOS CIENTÍFICOS?

Hay varias cosas que tienen sentido en este contexto. En primer lugar, estos resultados científicos sabotean lo que muchos de nosotros hemos experimentado en la realidad, hablando con distintos tipos de usuarios de cannabis medicinal y recreativo. No nos sorprende que la gente consuma marihuana como alternativa al alcohol, los medicamentos con receta y, en algunos casos, drogas más duras.

En segundo lugar, la afirmación de que el cannabis es una "droga iniciática" es cada vez más débil. Los que se oponen a la legalización del cannabis, necesitan inventarse otros alegatos más convincentes si quieren seguir debatiendo.

Si aceptamos la argumentación de que el cannabis es una droga iniciática que podría llevar al consumo de otras sustancias como, por ejemplo, la heroína, es porque el cannabis es ilegal para empezar. Los traficantes venden todo tipo de cosas para sacar beneficios. Así es como se pasa a drogas más duras, por la propia legislación prohibicionista. 

Es más probable que un tipo normal, un amable ciudadano, contribuyente y, quizás, padre de familia, tenga la oportunidad de adquirir drogas ilícitas como heroína, cocaína o anfetaminas, mientras trata de comprar un poco de hierba, ya que la prefiere a beber grandes cantidades de alcohol. El cannabis es más una "droga de substitución", o quizás una "droga de reducción de daños", que otra cosa. Resumiendo, todo este asunto de la "droga iniciática": ¡Es una gran falacia!

A la hora de analizar el tema del cannabis medicinal desde una perspectiva moral, así como desde el punto de vista de la economía de la salud, puede que haya menos dudas sobre el papel de la marihuana en la sociedad si tenemos en cuenta estos datos. 

Podría ayudar a gente que lucha por controlar el consumo de sustancias legales o ilegales, si no fuesen estigmatizados ni penalizados por sustituir esas drogas por una planta natural, mucho menos perjudicial para su vida. Si de verdad nos preocupa la situación sanitaria de la sociedad, la legalización del cannabis no parece algo irracional.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar