USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Steven Voser


¿Te sientes grogui el día después de fumar marihuana? ¿O quizá fumas mucho y sientes que a menudo te falta energía o motivación? Aunque no se entiende del todo, está generalmente reconocido que el consumo de cannabis, especialmente el consumo excesivo, puede provocar una sensación de somnolencia. Entender por qué podría ocurrir esto, y lo que puedes hacer al respecto, puede ayudarte a entablar una relación más sana con la marihuana.

¿Por qué el cannabis hace que nos sintamos adormecidos?

La mayoría de gente que fuma marihuana afirma que a veces (o incluso la mayoría de veces) puede sentirse somnolienta, e incluso aletargada. De hecho, existe un estereotipo generalizado sobre los fumetas desmotivados e incapaces de librarse de esa sensación de cansancio.

¿Pero por qué tanta gente se siente adormecida durante y después de fumar marihuana?

  • Cannabinoides y terpenos

Parece lógico que los compuestos psicoactivos y psicotrópicos de la marihuana sean los principales responsables de la tendencia del cannabis a hacer que nos sintamos fatigados.

Cannabinoides

La marihuana tiene 113 cannabinoides conocidos, y posiblemente incluso tenga más que aún no han sido identificados. Los cannabinoides producidos por las plantas, conocidos como “fitocannabinoides”, son capaces de interactuar con el sistema endocannabinoide (SEC) del cuerpo. Aunque aún no se comprende del todo, se cree que esta red de receptores y canales está relacionada con muchos procesos mentales y físicos.

Los dos cannabinoides más conocidos son el THC y el CBD. El THC es el responsable del famoso colocón que produce el cannabis, y también el principal culpable de sus efectos somníferos. El THC imita a la anandamida, que es un cannabinoide producido de forma natural por nuestro cuerpo (un “endocannabinoide”), y se une más fácilmente a los receptores CB1 que se encuentran más abundantemente en el cerebro.

Hay ciertas conjeturas sobre por qué el THC hace que los consumidores se sientan adormecidos (muchas de las cuales tienen que ver con la dopamina), que analizaremos más adelante en una sección aparte.

El CBD, junto con muchos otros cannabinoides, también se ha relacionado con la sensación de somnolencia. Aunque de momento los resultados no son concluyentes, algunos estudios tempranos señalan una relación entre el CBD y los cambios en el sueño[1].

Cannabinoides y terpenos

Terpenos

Los terpenos son una clase de compuestos menos conocidos, que no solo están presentes en la marihuana, sino en toda la naturaleza. Proporcionan al cannabis su maravillosa gama de aromas y sabores, al igual que a muchas otras plantas.

El mirceno es un terpeno presente habitualmente en el cannabis, con un sabor terroso similar al del mango; de hecho, este terpeno también se encuentra en los mangos. Se cree que el mirceno podría aumentar la permeabilidad de la barrera hematoencefálica[2] (sangre-cerebro), lo que a su vez podría afectar a la velocidad con que los cannabinoides son capaces de atravesarla, potencialmente amplificando sus efectos.

También se cree que el linalool, otro terpeno habitual del cannabis, actúa junto con el CBD para influir en la sensación de somnolencia.

  • Calidad del cannabis

La calidad del cannabis puede marcar una gran diferencia. La calidad resulta difícil de definir en este ámbito, ya que es algo muy subjetivo; sin embargo, la forma en que se cultiva, cura y almacena el cannabis puede determinar el grado de somnolencia de sus efectos.

Una vez más, todo se reduce a los cannabinoides. Por ejemplo, los cogollos que se cosechan ligeramente temprano y se curan en frascos herméticos en la oscuridad tendrán mayores concentraciones de THC. Si los cogollos se dejan en la planta durante más tiempo, o se curan en bolsas de plástico expuestas a la luz, el THC se degradará y se convertirá en otros cannabinoides (como el CBN) que, según se cree, hacen que los consumidores se sientan más adormecidos.

Por lo demás, tiene que ver principalmente con las proporciones de THC:CBD y la cantidad de diferentes terpenos. Una variedad de cannabis bien cultivada tiene más probabilidades de producir efectos equilibrados, lo que puede hacer que los consumidores sientan menos somnolencia; pero esto no está garantizado en absoluto.

Calidad del cannabis
  • La cantidad que fumas

No hace falta decir que, cuanto más fumes, más fuertes serán los efectos. Consumir una pequeña cantidad probablemente te producirá un ligero colocón que desaparecerá sin apenas efectos secundarios. En cambio, fumar un bong tras otro hará que pierdas el sentido, independientemente del tipo de marihuana que estés consumiendo.

Asimismo, fumar cada día, o fumar con mucha regularidad, tendrá un efecto acumulativo. Por tanto, una gran sesión de porros podría dejarte relativamente indemne, pero colocarte todo el tiempo tiene más posibilidades de causarte un letargo constante.

  • Método de consumo

El método de consumo también es importante. Cuando fumas marihuana, el compuesto que llega a tu cerebro es el delta-9-THC. Aunque es muy potente, este compuesto se descompone con relativa rapidez, lo que permite a tu cuerpo reequilibrarse bastante rápidamente.

Cuando ingieres cannabis, el delta-9-THC se convierte en 11-hidroxi-THC. Esta versión de la molécula de THC es más potente y es más difícil de metabolizar por parte del cuerpo. Por este motivo, los comestibles de marihuana tienen efectos tan fuertes y duraderos, y también suelen hacer que los consumidores se sientan más adormecidos, durante más tiempo.

  • El THC y la dopamina

Como hemos mencionado, se cree que los efectos somnolientos más intensos del THC se deben a su impacto sobre la dopamina.

La dopamina es un neurotransmisor que nos hace repetir los comportamientos beneficiosos, y evitar los comportamientos negativos. Sin embargo, hay muchas sustancias capaces de manipular este sistema, con lo cual aumenta la sensación de placer obtenida al consumirlas, pudiendo causar adicción y otros problemas.

Un estudio de 2017[3] observó que el consumo frecuente de cannabis tenía efectos considerables en los niveles de dopamina de los consumidores. Entonces, se especuló que estos efectos podrían influir en la sensación de motivación y energía de los consumidores.

Dado que la dopamina básicamente le dice al cerebro cuándo debe hacer un esfuerzo, y cuándo no, los desequilibrios en este sistema podrían afectar considerablemente a la capacidad de la gente para sentirse motivada. Como dice el doctor Michael Bloomfield:

"Tras un periodo de tiempo, tus células cerebrales no son capaces de producir tanta tirosina hidroxilasa, una enzima importante que es un componente clave para producir dopamina".

Se sospecha que, al frenar la producción de dopamina, se reducen los niveles de energía.

El THC y la dopamina

Variedades de marihuana que pueden influir en el cansancio

La sensación de somnolencia que produce el cannabis no siempre es desagradable, y es exactamente lo que buscan algunas personas. Por tanto, puede ser útil saber qué variedades se consideran mejores para este fin. Asimismo, saber qué cepas son más energéticas será de gran ayuda para quienes quieren evitar los efectos apalancadores del cannabis.

  • Variedades de marihuana que provocan somnolencia

Para quienes tienen la suerte de poder acceder a diferentes variedades de cannabis, está bastante claro que algunas dan mucho sueño y otras no. La vieja distinción entre índica y sativa ya no sirve de mucho en este caso, dado que generaliza demasiado y no resulta tan útil.

Aquí tienes nuestro top 5 de cepas de marihuana de efecto adormecedor:

  • Northern Light: esta cepa clásica es una vieja favorita entre las índicas, con niveles de THC moderados-altos y una gran cantidad de mirceno. Deliciosa y conocida por sus propiedades para ayudar a conciliar el sueño, es ideal para fumar antes de acostarse.
Northern Light
  • Royal Jack Automatic: con cantidades moderadas de THC, esta descendiente de la Jack Herer contiene mucho terpineol y nerolidol, que hacen que la gente se sienta adormilada y apalancada.
Royal Jack Automatic
  • Legendary OG Punch: estos cogollos también están cargados de mirceno. Sus reconfortantes sabores terrosos te harán ir felizmente a la cama.
Legendary OG Punch
  • Sweet ZZ: una variedad que contiene el terpeno humuleno, responsable de los sabores a lúpulo de las cervezas IPA. Así que si te gustan las birras artesanales y te apetece una variedad de marihuana que tenga el mismo sabor y te ayude a dormir, prueba la Sweet ZZ.
Sweet ZZ
  • Medical Mass: esta cepa aprovecha el poder combinado del THC y el CBD. Con un contenido moderado de THC (alrededor del 10%) y un alto contenido de CBD, es una hierba suave y equilibrada, que te hará entrar en un estado apacible, ideal para conciliar el sueño.
Medical Mass
  • Variedades de marihuana para despertarte

Tal vez prefieras que el cannabis te aporte energía y creatividad, en lugar de hacer que sientas cansancio. Estas 5 variedades te ayudarán a lograrlo:

  • Chocolate Haze: esta variedad pertenece a la familia Haze, una famosa genética clásica de dominancia sativa. Tiene un alto contenido de THC (en torno al 20%) y, en lugar de los terpenos somnolientos, contiene terpenos más vigorizantes y energéticos. Sus sabores y efectos cerebrales te deberían ayudar a activarte.
Chocolate Haze
  • Green Crack Punch: con semejante nombre, cabría esperar que esta hierba te deje k.o. Pero es una cepa refrescante y vigorizante con toques cítricos y afrutados, y un contenido de THC potente, pero manejable, del 18-20%.
Green Crack Punch
  • Royal AK: esta premiada cepa hace que te sientas bien y con la cabeza despejada. Prepárate para sentir relajación, pero sin esa sensación de apalanque.
Royal AK
  • Lemon Shining Silver Haze: una variedad increíblemente fuerte, con un 25% de THC. Por tanto, lo mejor podría ser tomarla en microdosis. En dosis pequeñas, puede provocar sensaciones de creatividad y euforia, ¡mientras que en dosis más altas podrías acabar muy fumado!
Lemon Shining Silver Haze
  • Sour Diesel: ¿buscas claridad mental? Entonces la Sour Diesel es para ti. Un híbrido muy diverso, con colocones limpios acompañados de sabores intensos y deliciosos.
Sour Diesel

8 formas para evitar sentir cansancio tras fumar marihuana

Quizá no tengas la opción de elegir la variedad de cannabis que consideres más adecuada en un momento dado, y tengas que conformarte con lo que puedas conseguir. En ese caso, ten en cuenta los siguientes consejos para ayudarte a mitigar la sensación de cansancio.

1. Prueba una cepa de CBD

Una variedad con CBD puede atenuar el colocón del THC y despejar un poco la cabeza. El hecho de que esto te haga sentir menos fatiga es objeto de debate, pero debería ayudarte a sentirte menos grogui y sin tanto apalanque.

2. Haz ejercicio

Hacer que la sangre fluya y se oxigene es una gran forma de despertarte, tanto si has fumado marihuana como si no. Ya sea haciendo ejercicio mientras estás fumado, o a la mañana siguiente, puede ayudarte a despejar la mente y a aumentar tus niveles de energía.

3. Bebe café

Asimismo, no es ningún secreto que el café te da un subidón de energía. Pero ten en cuenta que esto también puede provocar una sensación de cansancio a largo plazo. Además, ten cuidado al consumir cafeína cuando estés de colocón, ya que puede agravar las sensaciones de ansiedad.

4. Dúchate

Una buena ducha, ya sea fría o caliente, es una gran forma de quitarte las telarañas y despertarte. Si tienes suficiente valor (o desesperación), ¡una ducha helada hará maravillas!

5. Mantente activo/a (no te sientes en el sofá)

Salir a pasear cuando fumas influirá mucho en los efectos. Si te tumbas en el sofá todo el tiempo viendo dibujos animados, sentirás cansancio y pereza, incluso aunque no fumes marihuana. Por supuesto, puedes apalancarte cuando fumas, pero recuerda que, con marihuana o sin ella, un estilo de vida activo te convertirá en una persona más energética.

6. Mantente sociable

Estar con tus colegas, hablando y riendo, sin duda aumentará tus niveles de energía y motivación en general. Los amigos hacen que te sientas bien, y sentirte bien te aportará más energía.

7. Microdosis

Reducir la cantidad que fumas puede marcar la diferencia. Las microdosis de marihuana cambiarán los efectos, lo que significa que puedes seguir fumando con regularidad, pero sin sentir siempre cansancio.

Además, fíjate en cómo te sientes al fumar. Si siempre sientes fatiga cuando fumas, considera la opción de no fumar durante el día: hazlo solamente cuando hayas terminado tus tareas o tus compromisos.

8. Tómate un descanso

Los efectos acumulativos de fumar marihuana pueden provocar letargo a largo plazo. Deja de fumar durante un tiempo. De este modo, no solo recuperarás tus niveles de energía, sino que cuando vuelvas a fumar, tu nivel de tolerancia al cannabis habrá disminuido y volverás a sentirte como un adolescente probando la hierba por primera vez.

¿Debes preocuparte por la sensación de cansancio tras consumir marihuana?

No necesariamente, pero si sientes que está repercutiendo negativamente en tu vida, conviene que te tomes un descanso. Por mucho que te guste la hierba, solo merece la pena si te sienta bien.

Tomarte un descanso también te puede ayudar a recalibrar tu relación con la marihuana para que sea sana y provechosa. Por otro lado, si solamente sientes cansancio mientras estás de colocón, probablemente no sea nada de lo que debas preocuparte. Pero, si prefieres evitar la sensación de fatiga, prueba algunas cepas diferentes y explora los consejos mencionados arriba.

Fuentes Externas
  1. Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Nutraceuticals https://www.sciencedirect.com
  3. The effects of Δ9-tetrahydrocannabinol on the dopamine system https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.