💥5 SEMILLAS GRATIS si gastas 65€ durante el Black Friday con el código BF227HV💥

By Luke Sumpter


El THC en polvo podría cambiar las reglas del juego. Ya no tendrás que esperar dos horas para que los comestibles hagan efecto, ni conformarte con una biodisponibilidad de solo un 4%. Esta sustancia actúa en cuestión de minutos, y tu cuerpo absorberá unas cantidades mucho más altas de la molécula en esta forma soluble en agua. ¿Lo mejor de todo? Se puede preparar fácilmente en casa.

Comestibles de marihuana: un sector en rápida evolución

A medida que la legalización avanza por todo el mundo y aumenta la aceptación del cannabis, los comestibles continúan evolucionando en lo que respecta a sus formas y funciones. El ser humano ha añadido marihuana a bebidas como el bhang desde la antigüedad, y en las últimas décadas los aficionados a la hierba han incorporado el THC a todo tipo de alimentos, desde brownies hasta salsas para pasta.

Sin embargo, hasta hace muy poco, estas recetas eran bastante ambiguas y tardaban mucho en hacer efecto. Pero como ocurre con todas las tecnologías, los comestibles de cannabis son cada vez más rápidos, eficientes y fáciles de consumir.

  • De horas a minutos

Si has probado los comestible de marihuana, sabrás que ofrecen una experiencia muy distinta a la de fumar o vapear hierba. Después de dar una calada a un bong o vaporizador, los cannabinoides, como el THC, pasan rápidamente al torrente sanguíneo para hacer efecto. Sin embargo, cuando consumes hierba por vía oral, los cannabinoides se someten al metabolismo de primer paso en el estómago y el hígado antes de entrar en la circulación sistémica. Esto significa que los comestibles tardan más en hacer efecto, ya que hay que esperar entre 30 minutos y dos horas para sentir el colocón.

Las empresas más innovadoras están reduciendo ese período de latencia. Los pioneros de este campo han desarrollado fórmulas de acción rápida a base de emulsionantes y micropartículas, que surten efecto en tan solo 10 minutos.

  • Eliminando las trabas hidrofóbicas de los cannabinoides

Si sueles preparar comestibles de marihuana en casa, te habrás dado cuenta de que todas las recetas incluyen una fuente de grasa, a menudo mantequilla o aceite de coco. ¿Por qué? Porque los cannabinoides son lípidos solubles en grasa que repelen el agua de forma natural; uno de los motivos por los que tardan más tiempo en entrar en el torrente sanguíneo. Sin embargo, estos nuevos comestibles recubren los cannabinoides de carbohidratos hidrófilos para que atraviesen rápidamente los tejidos corporales y entren en la circulación.

Eliminando las trabas hidrofóbicas de los cannabinoides
  • Mayor biodisponibilidad

Estos avances del sector de los comestibles no solo han reducido el tiempo de aparición de los efectos de la hierba consumida por vía oral, sino que además aprovechan la acción de los emulsionantes para aumentar su biodisponibilidad.

Aunque experimentes un buen colocón después de comerte un brownie, tu cuerpo solo absorberá un 4-12% del THC consumido. Los comestibles modernos, por otro lado, ofrecen una biodisponibilidad superior al 60%, lo que significa que solo necesitarás tomar una dosis mucho más pequeña para conseguir el mismo efecto.

¿Qué es la marihuana en polvo?

Las empresas del sector del cannabis están intentando crear productos comestibles que se adapten a esta nueva corriente. Este esfuerzo implica el uso de tecnologías pendientes de patente, diseñadas para ofrecer cannabinoides contenidos en gominolas, bebidas y alimentos con dosis muy precisas. Los dispensarios de los países en los que el cannabis es legal ya ofrecen estos productos innovadores. Sin embargo, si cultivas hierba en casa o no tienes acceso a la marihuana legal, puedes preparar tus propios comestibles de acción rápida. El aceite de cannabis en polvo es una forma excelente de disfrutar de las ventajas de los cannabinoides envueltos en carbohidratos.

Es posible que “aceite de cannabis en polvo” suene como una contradicción, pero en cuanto veas la receta más abajo, todo tendrá sentido. El proceso de preparación consiste en mezclar el aceite de marihuana con un emulsionante rico en carbohidratos. Esta combinación hará que los cannabinoides hidrofóbicos se comporten como hidrofílicos. La marihuana en polvo ofrece una mayor biodisponibilidad y unos efectos más rápidos.

  • Es soluble en agua

Los cannabinoides solubles en agua no se crean solamente en laboratorios sofisticados. Mediante la combinación de los ingredientes adecuados, se puede conseguir que estas moléculas sean solubles en agua. La marihuana en polvo lleva aceite de cannabis (una sustancia que repele el agua) y un emulsionante que permite que los cannabinoides se mezclen sin problemas con las moléculas del agua.

Dado que el cuerpo humano está compuesto por aproximadamente un 60% de agua, el THC y otras sustancias químicas interesantes podrán esparcirse por todos los sistemas del organismo nada más entrar en la boca.

Ventajas de la marihuana en polvo

El cannabis en polvo ofrece muchas ventajas. Además de tener una mayor biodisponibilidad y un efecto más rápido, es un producto muy completo y con un gran potencial. Los aficionados a la cocina cannábica podrán dar rienda suelta a su creatividad añadiendo THC en polvo a diversas recetas deliciosas. No solo combina muy bien con todo tipo de platos dulces y salados (desde bizcocho de plátano hasta sopas), sino que además se puede poner una cucharadita en el té o el café de la tarde para conseguir un puntillo rápidamente.

Este efecto rápido también acerca más este producto comestible a la hierba fumada o administrada por vía sublingual, ya que permite una dosificación más rápida y discreta. Tomar unos brownies con marihuana después del almuerzo llamará mucho menos la atención que desenroscar el gotero de un frasco o desaparecer un rato y volver a la oficina oliendo a hierba.

Ventajas de la marihuana en polvo
  • Es fácil de dosificar

En lugar de tener que cortar varias porciones de un brownie, el THC en polvo ofrece una forma limpia y fácil de dosificar este cannabinoide. No se pega a nada, es fácil de manejar, y se puede calcular cuánto THC contiene una cucharadita de polvo. Más abajo explicamos cómo se dosifica exactamente la hierba en polvo.

El futuro de los comestibles de marihuana

Los comestibles de marihuana parecen tener un futuro de acción rápida y eficaz. Los países y estados donde el cannabis es legal están a punto de experimentar un aumento de las preparaciones de efecto rápido que supondrán todo un reto a fumar y vapear hierba. Cada vez son más los consumidores que adoptan unos hábitos de vida saludables, por lo que estos comestibles mejorados sin duda alejarán a la gente de los peligros de fumar y vapear, y les acercarán al agua, el café o el té de cannabis, y a una gama de snacks dulces y salados cada vez más variada.

Prepara tu propia marihuana en polvo

Ahora que ya sabes un poco más sobre el cannabis en polvo, es hora de preparar el tuyo. Si quieres poner unas cucharaditas de THC en polvo en tu café de la mañana en vez de encender un bong, reúne los siguientes utensilios e ingredientes y sigue la receta de más abajo.

Utensilios

  • Frasco de vidrio
  • Cuenco
  • Cuchara para mezclar
  • Colador
  • Báscula
  • Grinder
  • Estopilla
  • Papel para hornear
  • Bandeja de horno
  • Cazo
Prepara tu propia marihuana en polvo

Ingredientes

  • Tu marihuana favorita (5g)
  • 32g de aceite de coco
  • 150g de maltodextrina
  • ½ cucharadita de lecitina de girasol en polvo (emulsionante)

Instrucciones

  1. Utiliza la báscula para pesar 5g de hierba.
  2. Tritura los cogollos con el grinder hasta convertirlos en un polvo grueso.
  3. Coloca una lámina de papel para hornear sobre la bandeja de horno, y extiende la hierba molida de manera uniforme.
  4. Calienta el horno a 115℃ y coloca la hierba dentro durante aproximadamente 45 minutos para descarboxilar el THCA no psicotrópico en THC "activado", revolviendo bien a mitad del proceso.
  5. Pon la marihuana en el frasco de vidrio, añade el aceite de coco y la lecitina de girasol en polvo, y revuelve bien.
  6. Cierra el frasco y llena el cazo de agua hasta la mitad. Hierve durante dos horas (asegúrate de reponer el agua si se evapora demasiado rápido).
  7. Cuela la mezcla con la estopilla en el cuenco. Añade la maltodextrina y combina bien (este ingrediente tiene un alto contenido de carbohidratos y aporta solubilidad en agua a la mezcla).
  8. Tamiza el polvo sobre otra lámina de papel para hornear para darle una consistencia más fina.
  9. Almacena el polvo en un frasco de vidrio limpio y seco.

Cómo dosificar la marihuana en polvo

¡Listo! Ya tienes tu THC en polvo soluble en agua para añadir a cualquier alimento o consumirlo solo. Pero antes de que te emociones demasiado, es conveniente que aprendas a dosificar tu hierba en el polvo para no pasarte de la raya.

La potencia del polvo dependerá del contenido de THC de la variedad usada; también deberás tener en cuenta la pequeña pérdida de THC que se produce durante la descarboxilación. Para ahorrarte los cálculos, a continuación te mostramos cuánto THC habrá en una cucharadita de polvo según los porcentajes de THC más habituales (cuando se usan 5g de hierba):

10% THC = 5mg 12% THC = 6mg
14% THC = 7mg 16% THC = 8mg
18% THC = 9mg 20% THC = 10mg
22% THC = 11mg 24% THC = 12mg
26% THC = 13mg 28% THC = 14mg
30% THC = 15mg

Una cucharadita de THC en polvo equivale a unos 4g. Utiliza esta cifra para calcular una dosis más exacta con una báscula de alta precisión. Por ejemplo, 4g de polvo derivado de una cepa con un 20% de THC te proporcionarán 10mg de THC. Si quieres una dosis más suave, usa 2g para obtener una dosis de 5mg de THC.

Aspectos a tener cuenta con el THC en polvo

El THC soluble en agua es un producto novedoso, por lo que no hay mucha información sobre cómo funciona en el cuerpo. Los comestibles tradicionales son famosos por su potencia. Cuando llegan al hígado, el THC se convierte en 11-hidroxi-THC, una molécula mucho más potente que produce el típico subidón de los comestibles.

Aunque la mayor parte del THC soluble en agua que consumas pasará a través del hígado, una parte se difundirá por los tejidos de la boca y de otras partes del cuerpo. El THC en polvo soluble en agua también tiene una mayor biodisponibilidad, lo que significa que necesitarás menos material para colocarte. Además, solo tendrás que esperar unos 15 minutos para sentir su efecto, en lugar de 1-2 horas.

Esta preparación afectará a cada persona de una manera distinta, y su efecto será diferente al de los comestibles y la marihuana fumada. Consume el polvo despacio y con moderación, y experimenta hasta encontrar tu dosis óptima.

Cómo consumir THC en polvo

La marihuana en polvo se puede añadir a prácticamente cualquier alimento; ¡el único límite es tu imaginación! La puedes usar, por ejemplo, en recetas que lleven maltodextrina. Simplemente sustituye 1g de maltodextrina por marihuana en polvo. Es un ingrediente ideal para sopas, aderezos para ensaladas y salsas. También puedes añadirla a bebidas, como té y café, y poner una cucharadita en tus batidos para darles un toque cannábico.

Marihuana en polvo: una nueva forma de colocarse

El cannabis en polvo es una forma estupenda de colocarse. En lo que respecta a su efecto, se encuentra a medio camino entre fumar hierba y los comestibles tradicionales, pero es mucho mejor que los alimentos con mantequilla de cannabis en cuanto a biodisponibilidad. Si buscas un subidón de acción rápida que te envíe a la luna (rápidamente), reserva algunos cogollos para hacer THC en polvo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.