Desde que el ser humano descubrió el cannabis, siempre ha preparado diversas bebidas y alimentos a base de esta sustancia. En una muestra del 2014 sobre dispensarios de Los Ángeles, hasta un 26% de consumidores de cannabis medicinal optó por los comestibles en lugar de productos para fumar. Se trata de un método que está ganando adeptos, especialmente entre los consumidores con fines terapéuticos. Por ello, los comestibles se han convertido en una parte muy importante del mercado legal de cannabis. Pero aún hay cuestiones que deben ser abordadas para que este método de consumo sea aún mejor (y más ético).

Extractos De Cannabis Comestibles

COMESTIBLES ACTUALES

Hasta hace muy poco, los comestibles se elaboraban a base de tinturas, extractos y la clásica "cannabutter". El aceite no es soluble en agua y, por lo tanto, es muy difícil de mezclar. El proceso es muy laborioso y poco fiable. Las tinturas con base de aceite suelen ser bastante inconsistentes, tanto en su aspecto físico como en la concentración de cannabinoides.

Cuando las empresas elaboran comestibles, lo hacen en grandes lotes. Esto significa que una tableta de chocolate con marihuana no se crea de forma individual. La empresa infusiona litros de chocolate líquido con cannabis, que luego enfría para crear cientos, si no miles, de diferentes barras de chocolate. Con los métodos actuales, estos comestibles tendrán un enorme margen de error en lo que respecta a las dosis de cannabinoides.

No hay forma de saber si estás tomando los miligramos que crees. Y, lo más importante, ni siquiera en la misma barra de chocolate habrá una dosis uniforme. Si te comes una onza, esto no significa que estés consumiendo la misma proporción del cannabinoide deseado.

Una investigación reciente analizó más de 70 productos de casi 50 marcas diferentes, y los resultados son preocupantes. Los investigadores descubrieron que solamente el 17% de los productos estaban etiquetados de manera precisa. Un porcentaje sumamente bajo para algo que mucha gente utiliza como medicamento. De entre el 83% restante, el 60% de los productos presentaron un porcentaje menor de lo que afirmaba el envoltorio. Esto es muy poco ético y muy preocupante para la credibilidad de la industria. Esperamos que los últimos avances hayan logrado cambiarlo.

CÓMO EL CANNABIS EN POLVO HA CAMBIADO LAS REGLAS DEL JUEGO

La marihuana en polvo empezó a aparecer en los dispensarios de la costa oeste de Estados Unidos. Compañías como Oleo, Made By Science y THC Design, han lanzado productos que podrían revolucionar la forma en que consumimos marihuana.

Aunque el cannabis en polvo no es algo nuevo, esta forma sí lo es. No se trata simplemente de cogollo triturado finamente; es un aceite de cannabinoides encapsulado en almidón o en otro carbohidrato. Esto se hace para que las partículas de cannabinoides se comporten como azúcar en vez de aceite. El azúcar es fácilmente soluble en agua. La mezcla resultante tendrá una distribución de cannabinoides homogénea.

Parte de lo que hace que los comestibles convencionales sean una especie de trampa para la sobredosificación, es que tardan hasta dos horas en hacer efecto. Por ello, muchos consumidores creen que no han tomado suficiente y acaban ingiriendo más de lo que deberían. Demasiado cannabis produce una experiencia incómoda que, a pesar de no ser letal, puede resultar bastante aterradora para el consumidor sin experiencia. Con esta solución en polvo, el efecto sólo tarda unos 15-20 minutos en percibirse, lo que ofrece una solución rápida. Ser consumidor de cannabis medicinal y tener que esperar dos horas a que la medicina haga efecto puede ser muy molesto. Por eso, muchos consumidores con fines terapéuticos siguen recurriendo a los porros y los bongs.

Partículas De CBD Y CBD En Polvo

¿QUÉ NOS DEPARA EL FUTURO?

La marihuana en polvo aún está en pañales. Se necesitan muchas investigaciones e innovaciones para garantizar una distribución uniforme de cannabinoides y la pureza de los comestibles. Sin embargo, esta forma de cannabis hace que sea mucho más fácil preparar comestibles a nivel industrial y en casa. Es el tipo de producto que tiene más probabilidades de venderse a gran escala, pero los consumidores individuales también se pueden aprovechar de él.

Si te encanta la hierba pero odias fumar, tu mundo está a punto de cambiar. Lo único que tienes que hacer es ayudar a compartir la noticia y hacer que el cannabis en polvo sea ampliamente entendido. El mundo está cambiando para mejor y, en parte, los fumetas somos responsables de ello.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar