¿Te apetece un batido con leche de marihuana? ¡Primero necesitas preparar la leche! Aquí tienes la guía de Royal Queen Seeds para hacerla.

El cannabis y la cocina van de la mano. Es una estupenda forma de combinar el amor por la comida con el del dulce brote verde. Así que, para los quieran ponerse un poco creativos en la cocina, hemos creado una receta para hacer leche de cannabis - una delicia que se puede beber sola, en batido, o usarse como ingrediente para otras recetas. Es la base de marihuana perfecta.

Vas a necesitar

Leche entera

Marihuana

Un colador y una estopilla

La cantidad de cada ingrediente dependerá en gran medida de tu tolerancia. Como regla general, 0,5-1g por cada 1/4 litro de leche será suficiente. Si utilizas más en un canuto, incrementa la dosis por 1/4 litro en proporción.

Importante: La leche debe ser entera. La grasa es necesaria para que los cannabinoides se unan a la leche. La leche descremada es menos eficaz.

INSTRUCCIONES

1. Tritura la marihuana en un polvo fino. Cuanto más se triture, mejor se infusionará con la leche.

2. Vierte la leche en una cazuela y cuécela a fuego medio, pero no dejes que hierva del todo.

3. Añade la marihuana y mezcla todo bien.

4. Deja que siga burbujeando durante una hora, revolviendo de vez en cuando. Asegúrate de vigilar la mezcla para que no se desborde.

5. Después de una hora, apaga el fuego y deja que se enfríe.

6. Cuela la mezcla con el colador y la estopilla en un recipiente hermético. Con esto se elimina la materia vegetal y te quedará ¡una leche de cannabis lista para usar!

¡Así de sencillo! Mete la leche de cannabis en el frigorífico y úsala antes de la fecha de caducidad del envase original. Es el ingrediente perfecto para otras deliciosas recetas, para mojar galletas, ¡o como bebida refrescante y relajante!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar