Nunca sabes cuándo puedes encontrarte en la situación de tener un cogollo pero ninguna forma de poder fumar tu hierba. Son tiempos difíciles para los fumetas. Siempre es útil saber qué otras opciones puedes encontrar en casa.

Primero, aclaramos que los siguientes métodos solo se deben considerar como última opción. Si puedes comprarte una pipa o bong de vidrio, hazlo. Estos no son materiales que se utilicen tradicionalmente para fumar hierba. Con un bong o una pipa, siempre aprovecharás más tus cogollos. El sabor, la combustión y la suavidad serán mejores en un objeto fabricado especialmente con estos factores en mente.

No obstante, los factores mencionados no incluyen el efecto. Eso se debe a que, técnicamente, consumirás la misma cantidad de THC si utilizas la misma cantidad de la misma flor de marihuana. Aunque no sean las más agradables, estas técnicas dignas de MacGyver son eficaces. Simplemente úsalas con sentido común.

FRUTAS Y VEGETALES

Empezamos con un método que ha sido, y aún es, muy popular. En las redes sociales, la tendencia de fumar con alimentos está volviendo; el mismo método que tus abuelos utilizaban en su época de fumetas.

La fruta más fácil de convertir en una pipa es la manzana. Esta fruta blanda pero resistente te permitirá tallar un sistema de pipa sin demasiado esfuerzo. Utiliza el tubo del cuerpo de un bolígrafo o un cuchillo pequeño para tallar el centro, pero no hasta abajo. Intenta no pasar los tres cuartos de la altura. Una vez tallado, haz lo mismo pero en dirección perpendicular. Estos dos tubos huecos deben unirse en el centro de la manzana.

Así es como la mayoría de la gente fuma en frutas. Siempre puedes hacer cambios para conseguir que la experiencia sea más agradable. Si tienes una cazoleta, colócala en la parte superior de la manzana. También puedes utilizar la punta de un bolígrafo o cualquier otro material (que no se derrita ni produzca vapores tóxicos) como bol.

Puedes personalizarla aún más si cambias el tipo y la cantidad de fruta. Básicamente, todo funciona siempre y cuando puedas construir un sistema de flujo de aire como el de la manzana. Incluso puedes apilar frutas y vegetales para armar un bong más grande y sabroso. Hasta puedes añadir agua si utilizas una piña, por ejemplo. ¡También puedes intentar hacerlo con un coco y utilizar el agua del coco! Para esto, debes insertar un tubo hueco a un lado, cortar la parte superior y fumar desde ahí. Suena delicioso.

Las opciones son infinitas, prueba y elige tus favoritas.

FRUTAS Y VEGETALES

NO TE OLVIDES DEL FILTRO

Tanto si construyes tu pipa con una lata de refresco como con una pieza de fruta, deberá tener un filtro. Fumar hierba sin filtro puede ser una experiencia bastante desagradable. Un filtro mantiene los trozos sueltos de hierba en la pipa en vez de en tu boca, para que puedas disfrutar más de tu bong.

¿Qué filtro debes usar con tu bong casero? Y, ¿qué puedes hacer si no tienes un filtro?

DISTINTOS TIPOS DE FILTROS PARA PIPAS

Filtros de latón

Los filtros de latón son los más habituales en pipas para tabaco y muchos bongs de vidrio y cerámica. Se pueden obtener en casi cualquier estanco o headshop por muy poco dinero. Estos discos de forma circular están hechos de una malla de latón, y tienen el tamaño de una moneda. El latón tiene la ventaja de poder doblarse fácilmente, por lo que podrás usar tus filtros en cazoletas de distintos tamaños. Si tu filtro de latón es un poco grande para la cazoleta, lo puedes recortar sin problemas.

¿Qué inconvenientes tienen? Los filtros de latón no son tan robustos como, por ejemplo, los de acero. Aunque no se derriten, si usas demasiado la pipa, se debilitarán con el tiempo, y en algún momento acabarán rompiéndose.

Filtros de acero inoxidable

Los filtros de acero se suelen usar con bongs acrílicos y de silicona, aunque los primeros se pueden rayar. Funcionan como los filtros de latón, y no influyen en el sabor. De hecho, aparte del color plateado, la principal diferencia entre estos filtros y los de latón es que son más resistentes y, por lo tanto, duran más.

Dado que los filtros de acero no son tan maleables como los de latón, pueden ser más complicados de adaptar a cazoletas de forma irregular.

Filtros de vidrio o cuarzo

Los filtros para pipas de vidrio están hechos de un tipo especial de cristal reforzado conocido como vidrio borosilicato. Este vidrio resistente al calor no se agrieta por los cambios de temperatura, y no se rompe tan fácilmente como el vidrio ordinario. Obviamente, los filtros de cristal no son flexibles, y tampoco se pueden cortar. Por eso, deberás asegurarte de conseguir un filtro con el tamaño adecuado para tu cazoleta. Como el vidrio no se desgasta, estos filtros pueden, en principio, durar para siempre; es decir, si no se rompen o pierden.

También puedes encontrar filtros de cuarzo, que son incluso más resistentes al calor que los de vidrio. Los filtros de repuesto de cuarzo o vidrio no son tan corrientes como en el caso de las opciones anteriores, y la mayoría de bongs de vidrio de calidad llevan filtros de vidrio de borosilicato o cuarzo incorporados en su diseño. Estos suelen tener orificios decorativos en lugar de la malla ultra fina de los filtros de acero.

DISTINTOS TIPOS DE FILTROS PARA PIPAS

¿QUÉ FILTRO ES MEJOR?

No existe un filtro "mejor", lo más importante es que encaje a la perfección en la cazoleta. Sabrás que se ha adaptado bien cuando no se salga al presionarlo. Por lo demás, si es de latón, acero o vidrio, depende de ti.

¿QUÉ HACER SI NO TIENES UN FILTRO?

Puesto que este artículo va de crear un bong casero, lo más probable es que no tengas ningún filtro a mano. En este caso, podrás hacer filtros caseros de un solo uso con las siguientes opciones.

Un método comprobado consiste en cortar un trozo de papel de aluminio y hacerle unos agujeros con un palillo. Dale la forma y tamaño adecuados y colócalo en la cazoleta como si fuera un filtro normal. No te preocupes, el papel de aluminio no se derrite al fumar. Dicho esto, este tipo de filtros solo duran un par de sesiones antes de perder su integridad.

También puedes hacer un filtro con un clip o un trozo de alambre rígido. Forma una espiral y ajústala a la cazoleta. Esto funciona como un filtro medio decente para mantener la ceniza y la hierba dentro de la pipa.

Si no tienes más remedio, llena la cazoleta de modo que no necesite un filtro. Pon los trozos más grandes de hierba en el fondo, de forma que cubran el orificio y no se puedan inhalar. Distribuye por encima las partículas más finas con el fin de aumentar la superficie y obtener un humo ideal. Este método no ofrece ninguna garantía, pero si todo lo demás falla, la cuestión es optimizar tu experiencia lo mejor que puedas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.