¿Conoces los ositos de gominola? Seguro que ya has probado y comido unos cuantos. Convertir tu marihuana en gominolas es muy fácil, y tenemos una receta sencilla para ti. Hay algo en estas delicias dulces que hace que nunca te canses de ellas, así que prepárate unas gominolas y sumérgete en un apalanque dulce y profundamente relajante.

LAS VENTAJAS DE COMER GOMINOLAS DE MARIHUANA

Almacenamiento fácil

Las gominolas de marihuana son una forma excelente de iniciar tu sesión cannábica por varias razones. Una de las mejores ventajas es la comodidad que ofrecen. Puedes almacenarlas fácilmente en cualquier lugar, sin tener que preocuparte por si se dañarán o contaminarán.

Puedes guardarlas en la nevera tanto tiempo como quieras. No existe riesgo de que se echen a perder en cualquier momento, ya que son como caramelos. La única diferencia es que te dejarán colocado.

Cuando quieras comerte unas golosinas, solo tienes que sacarlas de la nevera y disfrutar. Es tan fácil como comer caramelos, literalmente.

Gominolas de Marihuana

Dosificación manejable

Si estás tomando una dosis determinada de cannabis, hacer gominolas de marihuana es esencial. Estos dulces hacen que la dosificación sea manejable, ya que cada porción tiene su propia cantidad de hierba. Es una forma efectiva de limitar el consumo y evitar excederte.

Consumo discreto

Las gominolas de marihuana son una forma estupenda de dosificarte cuando estás fuera de casa. Son pequeñas, discretas y fáciles de comer. Solo tienes que asegurarte de que tus amigos y familiares no te vean comiendo golosinas, ¡y te pidan algunas! Salvo que estés dispuesto a compartir, claro.

CÓMO HACER TUS PROPIOS OSITOS DE GOMINOLA DE MARIHUANA

Sin liarnos más, ¡pasamos a la receta!

INGREDIENTES

  • 1 paquete grande de cubos de gelatina con sabor
  • 1 taza y media de zumo, con un sabor que complemente el de la gelatina escogida
  • ¼ de taza de aceite de cannabis, el de coco es el mejor
  • ½ taza de miel
  • 4 sobres de gelatina
  • Una pizca de harina de maíz

MATERIAL

  • Olla
  • Batidora
  • Bol
  • Moldes de silicona
  1. Introduce los cubos de gelatina, el aceite de cannabis, la miel y una taza de zumo en una olla. Calienta a baja temperatura, revolviendo frecuentemente.
  2. En un bol, mezcla los sobres de gelatina y el resto del zumo hasta obtener una mezcla suave. Deja que repose durante unos minutos.
  3. Añade esta mezcla de zumo y gelatina a la olla. Cocínalo todo a fuego lento durante 5 minutos, batiendo constantemente.
  4. Echa la mezcla en los moldes de silicona. Si quieres gominolas con forma de osito, ¡consigue unos moldes en forma de oso! Deja enfriar, y después mete los moldes en la nevera para que cuajen. ¡Pero asegúrate de dejar que se enfríen primero a temperatura ambiente!
  5. Una vez hayan cuajado, ¡ya tienes tus propias reservas de ositos de gominola de marihuana! Disfrútalos en tu tiempo libre y siente su dulzura.
  6. (opcional). Si quieres guardar las gominolas en un recipiente, una buena idea es espolvorearlas con un poco de harina de maíz, para evitar que se peguen entre sí.

¡Y ahí la tienes! ¡Una receta sencilla para hacer tus propias gominolas de marihuana! No olvides consumirlas de forma responsable y guardarlas fuera del alcance de los niños, o de familiares o amigos que no sean conscientes de su contenido, ya que las gominolas de marihuana pueden confundirse fácilmente con las golosinas normales.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar