Índice:

La verdad es que, aunque cultivar hierba con éxito no es necesariamente difícil, es un proceso de aprendizaje y se cometen errores. Para ayudarte con tu cultivo y que puedas recoger una gran cosecha, aquí tienes las respuestas a 10 preguntas frecuentes sobre el cultivo de marihuana.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENEN LA GENÉTICA EN EL CULTIVO DE MARIHUANA?

La genética desempeña un papel muy importante en la productividad, sabor, aroma y rasgos de crecimiento de las plantas. La elección de las semillas es por lo tanto una parte esencial del proceso de cultivo, ya que determina en gran medida el resultado final.

Todo cultivador tiene sus propias preferencias en lo que respecta a las variedades de cannabis. Algunos prefieren las sativas fuertes y cerebrales que hacen que se sientan fortalecidos y motivados. A otros podrían gustarles las índicas con efecto de colocón o las variedades medicinales ricas en CBD.

El entorno en el que cultivas es otro factor importante a la hora de elegir la genética adecuada. Si vas a hacerlo en un espacio pequeño de interior, es buena idea optar por una variedad autofloreciente. O tal vez estés planificando un cultivo al aire libre y quieres tener un árbol de marihuana gigantesco. Otros factores, como el clima, también son importantes a la hora de elegir la genética.

¿CUÁL ES EL MEJOR MEDIO DE CULTIVO PARA EL CANNABIS?

Hay muchas formas de cultivar marihuana, desde sembrarla en una maceta con tierra hasta los métodos hidropónicos más avanzados. Existen diferentes sustratos (medios de cultivo) para elegir, como el suelo, la fibra de coco o los guijarros de arcilla. Algunas técnicas, como la hidroponía, no necesitan sustratos. En este artículo vamos a concentrarnos en el cultivo en suelo, ya que es el más popular.

¿Qué debe tener un suelo para que sea bueno para el cannabis?

Textura ligera: el suelo debe tener una textura ligera y aireada. De esta forma, las raíces pueden crecer sin demasiado esfuerzo y recibir oxígeno fácilmente.

Buen drenaje: el agua debe drenarse correctamente, ya que a la marihuana no le gusta tener los "pies mojados" durante mucho tiempo.

Buena retención del agua: un drenaje demasiado rápido tampoco es bueno. El suelo debe ser capaz de retener el agua (y los nutrientes) durante un período de tiempo razonable.

pH óptimo: el pH del suelo debe ser de aproximadamente de 6,0. Un poco por encima o por debajo (5,8-6,3) también sirve, pero si la diferencia es muy grande, tu cosecha sufrirá las consecuencias.

Fertilizantes: el suelo especialmente preparado para cultivar marihuana debe contener fertilizantes. La mayoría de suelos comprados en tienda contienen fertilizantes para 3-4 semanas de cultivo.

Si acabas de empezar a cultivar, la mejor opción es conseguir un sustrato ya preparado de una marca conocida. Estos suelos tienen la estructura adecuada y contienen suficientes nutrientes para empezar a cultivar.

Consejo profesional: si quieres cultivar de forma orgánica, puedes preparar tu propio "super soil" (o súper sustrato). Los materiales orgánicos, como el compost o el guano de murciélago, potencian el desarrollo de microbios beneficiosos que producen nutrientes para tus plantas. De esta forma, no tendrás que añadir fertilizantes adicionales; solo deberás regar las plantas. La Madre Naturaleza se encargará de todo lo demás y te recompensará con unos cogollos jugosos y de sabor natural.

Soil

¿SE NECESITAN FERTILIZANTES PARA CULTIVAR MARIHUANA?

Salvo que tengas experiencia en cultivos puramente orgánicos (ver el punto anterior), la respuesta es: sí, (probablemente) tu cannabis va a necesitar fertilizantes. Pero no te pases, ya que si no tienes cuidado podrías cometer errores fatales.

Más nutrientes no se traducen en más cogollos. Es posible sobrealimentar a las plantas, y de hecho, es uno de los errores más habituales. Las plántulas y las plantas jóvenes no necesitan fertilizantes. Si cultivas variedades autoflorecientes, también necesitarán menos nutrientes que las fotoperiódicas.

Si vas a comprar suelo en una tienda, lo más probable es que ya esté fertilizado: estos nutrientes suelen durar unas 3-4 semanas, que es lo que tiende a prolongarse la fase vegetativa. En otras palabras, con un buen suelo no tendrás que usar fertilizantes hasta el período de floración.

Las plantas de marihuana necesitan diferentes concentraciones de nutrientes durante cada etapa del cultivo. Estas son las proporciones recomendadas de NPK (nitrógeno, potasio, sodio) para las fases vegetativa y de floración:

NPK fase vegetativa: durante el crecimiento vegetativo, al cannabis le gusta una proporción de NPK alta:baja:media (p. ej. 3:1:2) con mucho nitrógeno.

NPK floración: dado que las plantas han dejado de crecer y ahora concentran toda su energía en producir cogollos, necesitan un ratio de NPK bajo:alto:medio (p. ej. 1:3:2) con poco nitrógeno pero mucho fósforo y potasio. Para estimular el desarrollo de los cogollos durante las últimas semanas de la floración, te recomendamos usar una proporción de NPK de 0:3:3.

Además de estos macronutrientes básicos, la marihuana también necesita micronutrientes como calcio, hierro, zinc, etc. Los fertilizantes para cannabis generalmente contienen macro y micronutrientes.

Consejo profesional: proporcionar nutrientes a tus plantas es solo una parte del proceso. Es igual de importante que la solución fertilizante o de riego tenga el pH adecuado. Con un pH incorrecto, tus plantas no podrán absorber nutrientes aunque estén presentes. El pH óptimo para la marihuana cultivada en suelo es de entre 6,0 y 7,0. El pH del agua se puede regular con productos reguladores de pH.

Si sabes de jardinería, podrás hacer que todo sea más fácil mediante un cultivo orgánico. Con abonos orgánicos, los microorganismos alimentarán a tus señoritas por ti. Y las fluctuaciones del pH también te darán menos problemas.

NPK

¿CUÁLES SON LAS MEJORES LUCES PARA EL CULTIVO INTERIOR?

De entre todas las cosas, la iluminación es probablemente el aspecto más importante del cultivo; cuánta más luz, mejor. Para conseguir la "mejor" iluminación tendrás que encontrar un buen equilibrio entre coste y producción, y la lámpara más adecuada de entre las numerosas opciones disponibles.

Lámparas CFL: las lámparas fluorescentes compactas se adaptan a los portalámparas más comunes y son muy fáciles de conseguir. Estas luces de baja intensidad se utilizan exclusivamente para las plántulas y la fase vegetativa, y consumen muy poca electricidad.

CFL

Luces HID: los dos tipos principales de lámparas HID (de alta intensidad de descarga) son las MH (de halogenuros metálicos) y las HPS (de vapor de sodio de alta presión). Las MH se pueden usar para la etapa vegetativa, y las HPS para la floración. Son asequibles, pero consumen un montón de electricidad y producen mucho calor.

HID

Luces LED: los LED modernos para el cultivo ya no tienen nada que envidiar a las luces HID, y su precio ha bajado mucho desde la primera vez que aparecieron en el mercado. La principal ventaja de los LED es que consumen mucha menos energía que las HID. Sin embargo, el coste inicial puede ser más alto.

Si acabas de empezar a cultivar, busca LED de "espectro completo" de un fabricante con buena reputación. Espectro completo significa que estas luces son buenas tanto para la fase vegetativa como para la floración. No escatimes en luces de cultivo, ya que es algo en lo que merece la pena gastar un poco más.

LED

Consejo profesional: algunas luces de cultivo también emiten luz UVB, que supuestamente aumenta la producción de tricomas para conseguir unos cogollos más potentes.

Consejo profesional: ¡no quemes tus plantas! Evita las quemaduras por luz (hojas decoloradas y arrugadas) colocando las lámparas a una distancia adecuada de las plantas. Consulta con el fabricante para conocer la distancia recomendada. Ten en cuenta que las plántulas y las plantas jóvenes son especialmente sensibles al estrés lumínico.

¿NECESITO UN VENTILADOR EN EL ARMARIO DE CULTIVO?

Un ventilador que proporcione un flujo constante de aire a las plantas ofrece muchas ventajas:

• Impide que se forme moho en un ambiente húmedo y estancado
• Fortalece los tallos con una brisa suave
• Puede disuadir algunas plagas como los ácaros y las moscas del mantillo
• Evita la pudrición del cogollo

Pero tampoco te excedas. Coloca el ventilador de forma que ofrezca una brisa suave que no estrese ni dañe a las plantas. Lo mejor es un ventilador oscilante.

¿CÓMO PUEDO CONSEGUIR EL CLIMA PERFECTO PARA CULTIVAR CANNABIS?

Existen dos variables principales para lograr el clima perfecto en un cultivo de interior: temperatura y humedad. Ambas deben optimizarse para obtener una cosecha sana. Sin embargo, el valor óptimo de cada una dependerá de la etapa del crecimiento en que se encuentren las plantas:

HUMEDADT. LUCES ENCENDIDAST. LUCES APAGADAS
SEED 65–70% 20–25°C 4–5°C menos
PERÍODO VEGETATIVO 40–70% 22–28°C 4–5°C menos

FLORACIÓN HUMEDAD

40–50% (¡Para evitar el moho!) 20–26°C 5–8°C menos
FINAL DE LA FLORACIÓN 30–40% 18–24°C 5–10°C menos

¿CON QUÉ FRECUENCIA SE DEBEN REGAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA?

Un riego inadecuado (por exceso o por defecto) es, sin duda alguna, el error más habitual a la hora de cultivar cannabis. Regar con demasiada frecuencia puede causar todo tipo de problemas, desde moho y hongos a podredumbre de la raíz y bloqueo de nutrientes. La falta de riego deshidrata la planta y obstaculiza un crecimiento saludable, aunque es menos peligrosa que el riego excesivo.

¿Cómo se riega de forma adecuada? Riega con menos frecuencia para que el suelo se seque entre riegos. Comprueba si está listo introduciendo un dedo. Si los primeros 3-4cm están secos, puedes regar tus plantas.

La falta de riego del cannabis no es tan problemática. Si una planta se marchita de forma temporal porque necesita agua, por lo general se recuperará en cuestión de horas después de regarla.

Consejo profesional: una buena forma de comprobar si es hora de regar tus plantas es comparando el peso de las macetas cuando están secas y cuando están empapadas. De esta forma, sabrás si tus plantas necesitan agua solo con levantar la maceta.

¿AYUDA EL ENTRENAMIENTO A OBTENER COGOLLOS MÁS GRANDES?

Las técnicas de entrenamiento como la poda, el topping o el LST (entrenamiento de bajo estrés) pueden ser beneficiosas. Si cultivas en interior, estos métodos pueden optimizar el espacio disponible (p. ej.: más plantas por metro cuadrado) y aumentar la productividad. Y dado que este entrenamiento también se traduce en más luz en más puntos de floración, se consigue una mayor cantidad de cogollos más gruesos.

Con un entrenamiento de bajo estrés al aire libre en el que las ramas se doblan y atan con cuidado para que crezcan de forma horizontal, podrás hacer que tu cultivo sea más discreto.

Consejo profesional: sujeta tus plantas con cuerdas y estacas para ayudarles a soportar la carga de unos cogollos grandes y pesados. Esto también es muy práctico si decides aplicar el entrenamiento de bajo estrés.

¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA COSECHAR LOS COGOLLOS DE MARIHUANA?

Deberás cosechar tus cogollos en el momento adecuado: ni demasiado pronto, ya que querrás que maduren hasta alcanzar un tamaño, potencia y sabor máximos, ni demasiado tarde, porque la potencia empieza a degradarse a partir de cierto punto.

Sabrás que el momento de cosechar está cerca cuando la mayoría de las hojas de una planta se vuelvan amarillas y los pistilos (una especie de pelos en los cogollos) adquieran un tono naranja oscuro o marrón.

Consejo profesional: un simple vistazo no es un método adecuado para saber cuándo puedes cosechar. Una técnica más fiable es examinar los tricomas - unas diminutas protuberancias en forma de seta que se encuentran en los cogollos. Los tricomas cambian de color para indicar que los cogollos están listos. Utiliza una lupa y obsérvalos con atención:

Tricomas claros:aún faltan unas semanas para la cosecha

TRICHOMES


Tricomas de color lechoso:la producción de THC ha alcanzado su punto máximo, pero todavía quedan 1-2 semanas para la cosecha

TRICHOMES


Algunos tricomas tienen un color ámbar/marrón, y el resto son blancos:¡el momento perfecto para cosechar!

TRICHOMES

Muchos cultivadores empiezan a cosechar cuando una pequeña cantidad (10-20%) de los tricomas ha adquirido un tono ámbar. En este punto, parte del THC de los cogollos ya ha empezado a degradarse. Esto produce un efecto más relajante que cuando todos los tricomas están blancos, lo que induce un subidón más embriagador y psicoactivo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE SECAR Y CURAR EL CANNABIS?

No es importante, es importantísimo. El secado y el curado permiten que el cogollo desarrolle plenamente su potencia y aroma. Algunas personas opinan que las semanas siguientes a la cosecha son tan importantes como todo el cultivo.

Cómo secar tus cogollos: después de cosecharlos y recortarlos, cuelga tus cogollos en una habitación oscura con una buena circulación de aire y una humedad relativa de 45-55%. Deberás secarlos lentamente para conseguir los mejores resultados, y tardarán de 7 a 12 días. Algunos cultivadores recortan sus cogollos después de secarlos, lo que prolonga el tiempo de secado pero parece que resulta en un mejor sabor.

Para comprobar si el cogollo está seco, coge una rama pequeña e intenta doblarla. Si se rompe, tus cogollos están secos y listos para pasar al proceso de curado. Si se dobla, necesitan más de tiempo.

Cómo curar tus cogollos: cuando tus cogollos estén secos, mételos en frascos de vidrio con tapa. Llénalos alrededor de ¾ de forma que haya espacio para un poco de aire. Coloca los frascos en un lugar seco y oscuro, como un armario.

A medida que los cogollos se curan, asegúrate de comprobarlos a diario. Abre la tapa todos los días y deja que tus cogollos "respiren" durante media hora. Así te desharás del exceso de humedad de los frascos y permitirás la entrada de aire fresco. Agita bien todo para asegurarte de que todos los cogollos puedan respirar. El proceso de curado puede tardar entre 4 y 8 semanas, o incluso más. Si no puedes esperar, prueba unos cogollos después de dos semanas; pero para conseguir los mejores resultados, tendrás que esperar más tiempo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.