El cannabidiol, conocido por su abreviatura CBD, es probablemente el compuesto químico más conocido de la planta de cannabis además del THC. Si bien el THC es psicoactivo y produce un ciego intoxicante, el CBD no produce ese efecto. No obstante, el CBD regula los efectos del THC y de otros cannabinoides. La relación dinámica  entre los cannabinoides permite combinarlos. A pesar de esto, el CBD produce un efecto significativo sin la presencia del THC. Como el CBD no es psicoactivo, los efectos no son tan evidentes como en el caso del THC. Para comprender el efecto de los cannabinoides, es necesario observar cómo los procesa el cerebro.

EL CBD Y EL CEREBRO HUMANO

Decir que la ciencia del cerebro humano es complicada es quedarse corto. La comunidad científica comprende mejor la astrofísica más sorprendente y complicada que el funcionamiento del cerebro humano. Cada vez aparecen más investigaciones sobre cómo interactúan los cannabinoides y el cerebro. Un equipo de científicos israelíes liderados por el Dr. Raphael Mechoulam hizo una serie de descubrimientos en la década de los 60. Lograron identificar las estructuras químicas del CBD y el THC. Desde entonces, se descubrió el sistema endocannabinoide del cuerpo humano, el sistema con el que interactúan los cannabinoides. Es muy curioso que los seres humanos (y otros animales) hayan desarrollado un sistema biológico que responda directamente al cannabis.

Neuronas Y CBD

El sistema endocannabinoide tiene receptores cannabinoides en todo el cuerpo. Están vinculados al sistema nervioso humano que, a su vez, está vinculado al cerebro. Sin entrar en detalles sobre neurociencias, podemos decir que las sustancias químicas producen diferentes reacciones en diferentes receptores. En el caso de los receptores CB1 y CB2, el CBD puede disminuir su respuesta. Otros receptores se asocian bien al CBD, lo cual puede iniciar una conexión neural a través de sinapsis en el cerebro. El efecto que tiene el CBD sobre otras sustancias químicas en el cerebro revela sus potenciales aplicaciones terapéuticas.

EL CBD Y OTRAS SUSTANCIAS QUÍMICAS

El receptor 5-HT1A participa en la neurotransmisión de la serotonina. La serotonina regula el ánimo, y este receptor particular puede estar asociado a la mediación de la ansiedad y la depresión. Se cree que el CBD tiene propiedades ansiolíticas, es decir, reduce la ansiedad. Incluso se puede producir un efecto combinado en el que el CBD potencia los cannabinoides naturales producidos por el cuerpo, conocidos como endocannabinoides.

Cómo El Cbd Se Relaciona Con Los Receptores De Neuronas

Las sustancias que no pertenecen a la familia de los cannabinoides también se ven afectadas por el CBD. Existe evidencia de que el CBD afecta a los receptores opioides. Esto quiere decir que el cannabis puede ser un tratamiento prometedor contra la adicción a los opiáceos, ya que altera el mecanismo de recompensa del cerebro. La dopamina, la sustancia química que regula la sensación de recompensa, también interactúa con el CBD. La anandamida es otra sustancia química descubierta por el Dr. Raphael Mechoulam. Lo llamó así por la palabra “dicha” en sánscrito, ya que observó su impacto en la felicidad humana. Sin embargo, el CBD parece inhibir la recaptación y la degradación de la anandamida, por lo que aumenta los niveles disponibles del endocannabinoide. Además, se cree que el CBD estimula el crecimiento de neuronas en el hipocampo. Al agrandar el hipocampo, mejora la memoria y el control de la ansiedad.

EL CBD Y SUS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

Con todas esas relaciones e interacciones químicas complicadas, ¿por qué se considera que el CBD es un suplemento terapéutico cada vez más popular? Si el CBD puede estimular la neurogénesis, puede ofrecer un amplio abanico de aplicaciones para proteger el cerebro de enfermedades degenerativas.

Cuando el CBD se une a los receptores TRPV1, cumple una función positiva en la regulación de la temperatura corporal, la inflamación y la tolerancia al dolor. El potencial del CBD para tratar el dolor crónico es un área de interés particular para los investigadores. Existen casos en los que pacientes con epilepsia  y otras afecciones espasmódicas, como la esclerosis múltiple, presentaron mejorías después de la administración de CBD. Por lo tanto, el CBD tiene potencial como agente anticonvulsivo, antiinflamatorio y, por supuesto, ansiolítico. Los efectos ansiolíticos del CBD demostraron ser eficaces en comparación con un placebo en un estudio realizado en 2011. Su capacidad tranquilizante viene acompañada por propiedades antioxidantes.

El CBD tiene mucho potencial, pero aún hay mucho que aprender sobre este cannabinoide. Si estás interesado en consumir CBD como suplemento, asegúrate de leer nuestros artículos informativos sobre el CBD y no te pierdas nuestra línea de productos de CBD.

Compra CBD oil online

RQS CBD Oil está disponible en botellas de 10ml, 30 y 50ml en 3 niveles de concentración diferentes: 2,5%, 4% y 10%.

Compra Aceite de CBD
 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar