El dolor es una experiencia compleja e individual. Nuestra biología, entorno social y las experiencias únicas de cada persona influyen en la forma en que percibimos el dolor, lo que hace que sea algo muy difícil de tratar. Ante los desafíos que presenta el tratamiento del dolor crónico y la polémica en torno a los medicamentos analgésicos opioides, tanto los médicos como sus pacientes están deseando encontrar una alternativa eficaz; y algunos han puesto sus miras en el CBD. 

Marihuana y dolor

Dada la tendencia hacia la legalización del cannabis en Europa y Norteamérica, y su mayor aceptación cultural, ha aumentado el interés por usar el cannabis para el bienestar físico. La marihuana contiene más de cien cannabinoides distintos, y los más abundantes son el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). En lo que respecta a las investigaciones científicas, el THC ha recibido la mayor parte de la atención; pero eso está cambiando en estos momentos.

Nuestros conocimientos sobre la relación entre el CBD y el dolor son cada vez más profundos; sin embargo, es necesario realizar ensayos clínicos exhaustivos para sacar conclusiones más claras sobre su eficacia. La mayoría de los estudios hasta la fecha se han llevado a cabo en modelos animales de dolor. Sin embargo, muchos de estos análisis están centrados en la exclusiva interacción del CBD con el sistema endocannabinoide.

El CBD y el sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide (SEC) es una red de señalización celular del ser humano y otros mamíferos, que desempeña una función reguladora dentro del cuerpo. Entre otros componentes, consta de receptores que interactúan con los cannabinoides producidos naturalmente por nuestro cuerpo (llamados endocannabinoides), presentes en el cerebro y a lo largo de todo nuestro organismo.

El cannabis contiene más de 100 cannabinoides conocidos, cada uno de ellos con diferentes perfiles y efectos; y se cree que todos interactúan con el SEC en cierta medida. Sabemos que el SEC regula las funciones corporales relacionadas con el metabolismo, el apetito, el estado de ánimo, la ansiedad y la percepción del dolor, pero la influencia de los cannabinoides sobre estas funciones todavía no está muy clara.

CBD and the Endocannabinoid System

¿Ayuda el CBD a combatir el dolor?

Aunque el CBD no tiene un efecto psicotrópico, podría ayudar al cuerpo a utilizar sus endocannabinoides, que actúan como neurotransmisores. Un estudio de 2015[1] analizó si el CBD influye sobre los receptores del SEC aumentando el nivel de anandamida. La anandamida (AEA) es un endocannabinoide que está asociado a la reducción de la percepción del dolor y a la mejora del estado de ánimo.

Otro estudio[2], publicado en el “Journal of Pain Research” en mayo de 2019, examinó la relación entre los cannabinoides THC y CBD y el dolor crónico. El objetivo de esta investigación fue comprobar la tolerabilidad e inocuidad de un aerosol bucal que contenía ambos cannabinoides. El producto se administró como una sustancia complementaria de cuidado natural a pacientes que padecían dolor crónico grave.

Estudios sobre el CBD y el dolor

Encontrar tratamientos efectivos para el dolor es fundamental para que los pacientes recuperen la salud física y mental. A continuación, echamos un vistazo a las investigaciones existentes sobre el CBD con respecto a las afecciones dolorosas y los síntomas del dolor.

  • Inflamación

La inflamación aguda es la reacción del cuerpo ante una lesión. En una revisión de estudios[3], publicada en 2019, se examinó el posible efecto del CBD sobre la inflamación y el estrés oxidativo a través de mecanismos mediados por el SEC. Aunque esta investigación no es concluyente y se centra principalmente en estudios con animales, sienta las bases para otros ensayos clínicos más exhaustivos.

  • Artritis

Artritis en el nombre común que recibe el dolor articular o enfermedad articular. Casi 60 millones de personas adultas y 300.000 niños padecen alguna forma de artritis. Existen más de 100 tipos de artritis y afecciones relacionadas, y los síntomas principales son hinchazón, dolor, rigidez y reducción del rango de movilidad.

Un estudio de 2016[4] administró gel de CBD a ratas con artritis durante cuatro días, con el fin de observar cualquier cambio en la afección. Esta investigación analizó si la administración de CBD tópico podría tener efectos positivos duraderos.

  • CBD y dolor neuropático

El dolor neuropático está causado por la irritación de los nervios, y sus síntomas incluyen sensación de hormigueo, dolor agudo y problemas de sensibilidad.

La investigación sobre el potencial del CBD para combatir las afecciones neuropáticas ha dado lugar a opiniones contradictorias. Una revisión de estudios realizada en 2018[5] analizó los posibles daños asociados con el consumo de CBD y THC para aliviar el dolor, y destacó la necesidad de realizar análisis más detallados. Esta investigación se centró en 16 estudios (con un total de 1750 participantes) que analizaron los efectos de la marihuana sobre diversas afecciones neurológicas.

Cómo utilizar el CBD para el dolor

El CBD está disponible en muchas formas. Hay diferentes métodos de administración que pueden ser más o menos adecuados según cuales sean tus necesidades. Echa un vistazo a los siguientes métodos para determinar cuál es el mejor para ti.

CBD de uso tópico

Las cremas, pomadas y bálsamos de CBD se conocen como productos de uso tópico, es decir, se aplican directamente sobre la piel. Una ventaja de estos productos es que solo afectan a la zona sobre la que se aplican. El CBD no llega al torrente sanguíneo. Esto hace que los productos de uso tópico sean ideales para quienes tienen problemas en zonas específicas. 

CBD de uso tópico

CBD oral y sublingual

Para las personas que quieren beneficiar su cuerpo desde dentro, existen aceites, tinturas y aerosoles de CBD que se consumen por vía oral o por vía sublingual (debajo de la lengua). El consumo sublingual permite que el CBD entre directamente al torrente sanguíneo, lo que produce un efecto de acción rápida. Por otro lado, la ingesta oral tiene como resultado unos efectos más prolongados; pero dado que el CBD debe atravesar primero el aparato digestivo, también tarda más en llegar a la sangre.

En general, es muy fácil controlar las dosis de CBD con tinturas, aceites y aerosoles orales. Los aceites suelen ser una combinación de extracto de CBD y un aceite portador de origen vegetal, como el aceite de oliva o de cáñamo. Las cápsulas son básicamente píldoras de aceite de CBD que ofrecen dosis uniformes. Los comestibles son productos alimenticios, como brownies, gominolas o snacks de CBD.

CBD oral y sublingual

Vaporización de CBD

La vaporización se ha convertido en un método de consumo de CBD muy popular, y de hecho, es uno de los que ofrece mayor biodisponibilidad. Esto significa que una gran parte del contenido total de CBD de un producto determinado llega al torrente sanguíneo, en este caso, a través de los alvéolos pulmonares. Se cree que vapear es más seguro que fumar; sin embargo, existen riesgos asociados con ambas prácticas.

Vaporización de CBD

¿Ha sido el CBD aprobado para aliviar el dolor?

Hasta ahora, el CBD farmacéutico solo ha sido aprobado para su consumo en un número limitado de casos. En algunos países, el aerosol oral Sativex (un producto con un ratio de THC:CBD de 1:1) está aprobado para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple y el dolor por cáncer. El Epidiolex, otro aerosol oral, está admitido en EE.UU. para ciertos tipos de epilepsia y las convulsiones asociadas con la esclerosis tuberosa. En la actualidad, ninguna investigación respalda el uso de CBD por sí solo como remedio para aliviar el dolor en humanos.

Efectos secundarios del CBD

La situación jurídica del cannabis está en continua evolución. El deseo de encontrar un producto natural de origen vegetal explica la enorme demanda del CBD; aunque este afán también está incentivado por los márgenes de beneficio de los fabricantes.

Si estás pensando en tomar CBD, es muy importante que conozcas sus posibles efectos secundarios. El CBD se suele anunciar como una panacea sin riesgos ni efectos perjudiciales, pero esto no es cierto. Aunque los efectos secundarios del CBD tienden a ser leves (diarrea, disminución del apetito, fatiga, etc.) y no ponen en peligro la vida de las personas, uno de sus principales riesgos es que puede interactuar con algunos medicamentos para el corazón, anticoagulantes e inmunosupresores, entre otros fármacos.

La alteración de los niveles de estos medicamentos en la sangre podría tener repercusiones catastróficas. También es necesario recopilar más información sobre la seguridad del CBD en determinadas poblaciones, como ancianos, niños, personas inmunodeprimidas, y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Hacen falta más investigaciones toxicológicas integrales dedicadas a la inocuidad del CBD. Un estudio de laboratorio[6] de 2019, en el que se administró CBD a ratones por vía oral, comprobó que puede causar daños hepáticos. Los ratones que recibieron las cantidades más altas de CBD presentaron una clara evidencia de hepatotoxicidad. La hepatotoxicidad es una lesión del hígado causada por la exposición a ciertos fármacos. Aunque estos resultados no son indicativos de que el CBD tenga los mismos efectos en humanos, merece la pena tenerlos en cuenta.

Aparte de esto, la Organización Mundial de la Salud considera que el CBD es una sustancia bien tolerada y con un buen perfil de seguridad para el ser humano, como indica en su informe de revisión[7] crítica sobre el CBD publicado en 2018.

Efectos secundarios del CBD

El CBD es un suplemento no regulado

El CBD está clasificado actualmente como un suplemento no regulado, por lo que es difícil saber qué obtienes exactamente al tomar productos de CBD. Las autoridades sanitarias y reguladoras de medicamentos de todo el mundo han emitido varios avisos a empresas que intentan comercializar productos no aprobados, que supuestamente contienen CBD. Algunos de estos productos han sido analizados para determinar su contenido químico, y se ha descubierto que muchos de ellos hacen afirmaciones falsas con respecto a los niveles y la calidad del CBD.

No es difícil encontrar testimonios anecdóticos que respalden el consumo de CBD, pero eso no significa que sea una sustancia adecuada para todo el mundo. Cada persona es única, y lo que puede ser bueno para una, podría no serlo para otra. Y esto es especialmente cierto en lo que respecta al dolor.

Existen otros factores que afectan a la percepción del dolor, como el estado de ánimo, el estrés, el entorno, las experiencias pasadas y las afecciones médicas preexistentes. Ten en cuenta que algunos de los testimonios que lees no son más que técnicas de marketing para hacer que compres más productos. Vale la pena señalar que, para el año 2024, se espera que el mercado del CBD tenga un valor de 20.000 millones de dólares[8].

¿Deberías consumir CBD para el dolor?

Si estás pensando en probar el CBD, te aconsejamos que hables primero con tu médico para que te oriente. Aunque el CBD no es psicoactivo y tiene un bajo potencial de abuso, puede interactuar con varios medicamentos y no es adecuado para todas las personas. Aun así, dados sus efectos sobre el sistema endocannabinoide y el cuerpo en general, es un candidato muy atractivo para su consumo diario. Pero, hasta que no haya evidencias clínicas sólidas, es difícil juzgar la idoneidad del CBD para el manejo del dolor.

Fuentes Externas
  1. Cannabinoids and Epilepsy https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Effectiveness and tolerability of THC:CBD oromucosal spray as add-on measure in patients with severe chronic pain: analysis of 12-week open-label real-world data provided by the German Pain e-Registry https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Antioxidative and Anti-Inflammatory Properties of Cannabidiol https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Transdermal cannabidiol reduces inflammation and pain-related behaviours in a rat model of arthritis https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Cannabis‐based medicines for chronic neuropathic pain in adults https://www.cochranelibrary.com
  6. Molecules | Free Full-Text | Hepatotoxicity of a Cannabidiol-Rich Cannabis Extract in the Mouse Model | HTML https://www.mdpi.com
  7. CANNABIDIOL (CBD) https://www.who.int
  8. How to Start a CBD Business https://www.businessnewsdaily.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.