Una vez más, nuestro pequeño planeta azul ha dado otra vuelta al sol. En el hemisferio norte estamos en pleno invierno, lo que significa una cosa: ¡la primavera está a la vuelta de la esquina!

Es hora de empezar a hacer planes para la temporada de exterior. Una de las principales preocupaciones de quienes cultivan por primera vez en exterior es si las plantas van a crecer en una maceta o directamente en la tierra. Ambas opciones son válidas, pero cada una tiene sus pros y sus contras.

La elección de usar tiestos o plantar directamente en la tierra no tiene nada que ver con la cantidad de la cosecha ni la calidad del producto final. Todo se reduce a preferencias personales y estilo de vida. Puedes usar macetas extra grandes en exterior para cultivar plantas enormes. O puede que plantes en una tierra pobre en nutrientes y acabes con plantitas debiluchas.

Al no haber una opción claramente ganadora, no debería depender de ti juzgar cuál es la mejor, así que vamos a ofrecerte un poco de información con la esperanza de que te ayude a tomar la decisión que mejor se adapte a ti.

El Cannabis Crece Al Aire Libre En Macetas

CULTIVO EXTERIOR EN MACETAS - VENTAJAS

Uno de los aspectos positivos de las macetas es que puedes mover las plantas. Para el verdadero cultivador de exterior, puede que esto no parezca una gran preocupación, pero significa que puedes reubicar las plantas en caso de ataques de plagas, animales, lluvias y tormentas fuertes o incluso miradas curiosas.

Otra ventaja es que tendrás un mayor control sobre cuánto crece la planta. Si te preocupa la discreción, una maceta limita el crecimiento potencial máximo de la planta, lo que significa que podrás predecir de forma bastante efectiva la altura y anchura de las plantas. Por supuesto, siempre es posible aplicar técnicas de entrenamiento, pero no hay nada como un ritmo de crecimiento libre de estrés para obtener el máximo potencial genético.

Al usar tiestos, también serás capaz de mitigar los problemas potenciales del propio suelo. Tal vez tu entorno natural no ofrezca la mejor tierra para la marihuana, así que las macetas te permiten mezclar tierra de primera categoría o enriquecida y que quede aislada. Esto también facilita que tengas un control total sobre otras variables, como el pH y la potencia del fertilizante, directamente en la raíces.

CULTIVAR DIRECTAMENTE EN LA TIERRA - VENTAJAS

Plantar directamente en la tierra es el método más natural posible. Las raíces son libres para explorar las profundidades del mundo subterráneo, permitiendo que la planta pueda crecer a un tamaño descomunal. Las raíces pueden penetrar muy profundamente y si logran encontrar la cantidad de agua suficiente, a través del nivel de humedad o las reservas de agua del suelo, las plantas pueden sobrevivir sin necesidad de cuidados durante un verano seco y muy caluroso. La vida microbiana será óptima, así como el posible suministro de nutrientes; siempre y cuando tengas buena tierra de cultivo.

Al escoger un buen lugar para las plantas, el mantenimiento se vuelve mínimo. También se reducen los costes, ya que la naturaleza proporciona gran cantidad de energía. En el peor de los casos, hacia la mitad de la fase de floración las plantas agradecerán un poco más de fertilizante para poder producir colas extra gruesas. Pero aun así, a una escala mucho menor que en las macetas.

Al Aire Libre, Cannabis, Plantación, Crecer, En, Suelo

CULTIVO EXTERIOR EN MACETAS - DESVENTAJAS

Usar macetas, en lugar de plantar directamente en la tierra, tiene sus inconvenientes. Para empezar, no puedes simplemente plantarlas y olvidarte de ellas. Si no llueve, tienes que regarlas. Y aunque llueva, tienes que estar pendiente de la fertilización.

Las plantas en macetas en exterior tardan más en crecer que las cultivadas en interior, ya que los ciclos de luz no son tan precisos. Pero aunque lo planifiques correctamente, si usas tiestos demasiado pequeños las plantas no serán capaces de crecer al tamaño que desearías. Y si usas macetas demasiado grandes, el coste del agua y del fertilizante aumentará mientras la planta crezca en peso y en tamaño. Puede que esto no sea un problema para muchos cultivadores, pero es un factor importante a tener en cuenta.

Finalmente, si vives en una zona relativamente despoblada, tal vez quieras atar las macetas con cadenas. Cualquier persona podría verlas y simplemente llevarse una maceta.

PLANTAR DIRECTAMENTE EN LA TIERRA - DESVENTAJAS

Al contrario que el punto anterior, las plantas cultivadas en la tierra no se pueden mover, ya que hacerlo provocaría gran daño en las raíces, estresando a la planta y limitando su crecimiento. Las fuertes rachas de viento o los largos períodos de humedad ambiental elevada pueden causar estragos y destruir meses de duro trabajo. Si una granizada corriente puede abollar los coches, imagínate lo que puede hacer a las plantas. Por supuesto, se pueden aplicar medidas para prevenirlo, pero generalmente el trabajo extra puede resultar desbordante. ¿Te imaginas tener que construir un refugio para una planta de 2,5 x 2,5m? ¿Y si tienes más de una planta?

Esto nos lleva al siguiente punto, el crecimiento excesivo. Algunas variedades o fenotipos tienen potencial para crecer hasta dimensiones enormes. Pero si quieres mantener tu cultivo en secreto, esto puede que no sea muy positivo. Y si es tu caso, tal vez signifique que cultivas en un lugar remoto, por lo que las visitas frecuentes de mantenimiento para entrenar las plantas y controlar su crecimiento le quitarían sentido al cultivo de guerrilla.

Probablemente, la mayor desventaja de plantar en la tierra es la falta de control de lo que está pasando debajo de ella. Los cultivadores más experimentados saben criar bacterias beneficiosas activamente aireadas, que hacen maravillas en cuanto al vigor y la salud general de las raíces, pero no tanto en cuanto al aporte directo de nutrientes.

Unos cuantos días de lluvias pueden provocar un cambio en las condiciones subterráneas. Por un lado, las fuertes lluvias pueden provocar que el agua se lleve una fuente de alimento bien equilibrada, y por otro, pueden traer nuevos elementos desde lejos, sobre todo en zonas de fuerte pendiente. Esto puede resultar en un cambio drástico de pH, bloqueo de nutrientes y deficiencias, o incluso niveles tóxicos de algún micronutriente específico para el cannabis. Cuando esto sucede, es muy difícil reequilibrar el subsuelo.

CONCLUSIÓN

Como puedes ver, no hay una fórmula mágica. Realmente se reduce a valorar los aspectos negativos de las desventajas y los aspectos positivos de las ventajas. Si aun así tienes dudas, la solución es bastante simple: haz mitad-mitad, y llegada la cosecha seguramente tendrás una idea más clara de qué método te funciona mejor.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar