By Max Sargent


Concentrados de cannabis: shatter y wax

El shatter y el wax son dos ejemplos de una gama de productos conocidos como extractos o concentrados de cannabis. Los técnicos en extracción de cannabis separan los cannabinoides y otros compuestos esenciales del material vegetal de la planta de la que se derivan. En última instancia, su objetivo es crear un producto final "concentrado", limpio y sumamente potente. De todos los componentes aislados del material vegetal, los dos más notorios son el THC y el CBD. Sin embargo, el proceso de extracción también libera terpenos, grasas, ácidos omega y fitoproteínas.

  • ¿Qué es el BHO?

Hay varios tipos de concentrados, como el hachís, los aceites, los budders, las charas y el nederhash, entre otros. Todos ellos son el resultado de distintos tipos de métodos de extracción. Hay extracciones a base de disolventes y sin ellos. Algunas de estas técnicas implican el uso de dióxido de carbono (CO₂), propano, hidrocarburos puros, alcohol, vapor y presión en frío. El shatter y el wax son dos tipos de extractos producidos, sobre todo, por medio del método con disolventes conocido como BHO, o aceite de hachís extraído con butano.

El butano es el disolvente que extrae los aceites esenciales y otros compuestos solubles. El material vegetal y otras membranas que contienen resinas quedan atrás como residuos. A diferencia del hachís, que básicamente son tricomas comprimidos que conservan las membranas y los sacos, el BHO despoja al aceite de tricomas, dejando unas membranas celulares y otros depósitos orgánicos. Esto se traduce en lo que se considera una de las formas más "puras" de concentrado.

  • ¿Cómo se hacen el shatter y el wax?

En un tubo se meten cogollos y recortes maduros y curados, a los que se les aplica butano, que separa los cannabinoides y otros compuestos deseados del material vegetal. Después, el butano se purga y se deja que se evapore. Este proceso es sumamente importante, ya que los residuos del butano no son precisamente la sustancia más segura para ingerir. Dependiendo del perfil terpenoide, el tipo de disolvente, el método de evaporación, la temperatura y el proceaado posterior, el BHO produce concentrados de diversos tonos con distintas consistencias físicas.

Shatter y wax: ¿En qué se diferencian?

El shatter es una lámina translúcida que, al evaporarse el butano, a menudo se seca con la consistencia del caramelo. No se mezcla ni se agita para crear una nueva textura. A veces, es viscoso como miel fría y se llama "sap". Otras, se denomina "pull and snap" y tiene una consistencia entre líquida y sólida, como los caramelos masticables.

El wax es semisólido y opaco, parecido a la cera para el cabello o a un ámbar gris de color crema. El wax se forma al agitar la mezcla en proceso de evaporación. Las moléculas de resina no se asientan de forma simétrica como en el entramado con aspecto de cristal del shatter.

La genética también influye en el resultado final de un extracto. Independientemente del disolvente que se utilice, lo más importante es el tipo de variedad.

Shatter y wax: ¿En qué se diferencian?
  • Wax bueno vs wax malo

El wax de marihuana debe tener una textura blanda y opaca, tipo cera. Pero como todos los productos de cannabis, puede ser bueno o malo. ¿Cómo se diferencian?

Una de las principales formas de evaluar la calidad del wax es fijándonos en su color. En general, un tono oscuro significa que es de peor calidad que, por ejemplo, un wax de color ámbar claro. Sin embargo, aunque esto se puede usar como regla general, no siempre es cierto, ya que el wax de calidad a veces es oscuro.

Así que, la manera más segura de juzgar la calidad de tu wax es probándolo. Un concentrado puro debe tener un sabor nítido y delicioso, con los terpenos cantando en armonía. Un wax de mala calidad sabrá peor, como el humo de un porro. Después del sabor, el efecto es el mejor indicador de calidad. Lo que se espera de un wax de primera es un subidón claro y potente.

  • Shatter bueno vs shatter malo

Para valorar la calidad del shatter se aplican unas reglas parecidas. Para empezar, debe ser translúcido y uniforme. En comparación con el wax, las impurezas serán más evidentes en el shatter. Si ves que hay algo dentro de ese magnífico ámbar, lo más probable es que no sea muy bueno. Y cuando lo observes al trasluz, deberá tener un bonito color dorado.

Al igual que en el caso del wax, tanto el sabor como el efecto de un buen shatter deberán ser nítidos, potentes y muy puros. Con un poco de experiencia serás capaz de evaluar a calidad del wax y del shatter.

Diferentes tipos de dabs de wax

El shatter y el wax no son los dos únicos tipos de concentrados. En realidad, hay bastantes, cada uno con sus propios matices y peculiaridades. Los más comunes son:

Dabs de aceite Dabs de sugar wax
Dabs de budder Dabs de crumble

Aunque son parecidos, todos presentan ligeras diferencias en consistencia y comportamiento debido a factores como el método de extracción o la forma de evaporar el solvente.

¿Cómo se consumen el shatter y el wax?

El wax y el shatter son dos estilos de la misma sustancia. Su concentración de cannabinoides es consistentemente alta, de alrededor de un 90%. Ambos se pueden consumir de la misma manera mediante el dabbing o la vaporización, aunque la cera suele ser más manejable para dabbear. Y ambos potencian hasta diez veces la experiencia de un canuto o bong. Además, tanto el shatter como el wax se pueden calentar y añadir a comestibles.

Los concentrados son un mercado legítimo en rápida expansión. Lejos quedan los días de peligrosas extracciones en garajes y trasteros. Se está satisfaciendo la demanda de un nicho educado y exigente con productos de la mejor calidad. Los equipos de laboratorio y las tecnologías de extracción moderna se traducen en unos de los mejores productos derivados del cannabis que jamás han existido.

¿Cómo se consumen el shatter y el wax?
  • Cómo dabbear con un wax pen

Los dab pens y wax pens son cada vez más populares. Pero es posible que te estés preguntando qué es un wax pen; y si existe alguna diferencia entre un dab pen y un wax pen.

A pesar de sus similitudes, estos dispositivos son ligeramente distintos.

Un wax pen es como un vaporizador bolígrafo tradicional especialmente diseñado para vaporizar concentrados con consistencia de cera. Con unas temperaturas más altas, derrite y vaporiza el concentrado, lo que te permitirá inhalarlo y disfrutar de los excelentes efectos y sabores de tu wax de calidad favorito.

Los dab pens son parecidos pero están pensados para vapear concentrados duros, como el shatter. Derriten el concentrado sobre una bobina, donde se vaporiza y se prepara para que entre en tus pulmones.

Ambos dispositivos son muy fáciles de usar. Aunque cada marca es ligeramente distinta, solo tienes que poner el concentrado en la cámara, seleccionar la temperatura, y esperar a que se vaporice. ¡Listo para colocarte!

Artículo relacionado
Guía básica de dabbing

Cómo hacer shatter en casa

Hacer shatter casero es muy fácil, siempre que tengas suficientes cogollos y no te importe hacer un pequeño esfuerzo extra.

Utensilios

Para hacer shatter se necesitan unas cuantas cosas, y ninguna (aparte del kief) es difícil de conseguir. Esto es lo que necesitas:

  • Kief
  • Planchas para el pelo
  • Papel de horno
  • Manoplas para el horno

El kief, kif o kifi se puede obtener de varias maneras. Lo más fácil es utilizar un grinder con bandeja para kief, o restregar los cogollos contra una malla fina y recoger los tricomas que caen por el otro lado. También se pueden usar métodos más complejos, como la extracción con agua fría. Independientemente de la técnica que elijas, tendrás que acumular bastante kief para conseguir una buena cantidad de shatter.

Cómo hacer shatter en casa

Instrucciones

Los pasos que debes seguir son pocos y sencillos:

  1. Pon el kief sobre el papel para hornear; trata de esparcirlo en forma de cuadrado.
  2. Dobla el papel sobre el kief formando un cuadrado. Si es necesario, sujétalo con cinta adhesiva y recorta los bordes. Envuélvelo en otra lámina de papel para el horno.
  3. Enciende las planchas para el pelo. Cuando estén calientes, presiónalas con fuerza sobre el papel de horno y espera unos 10 segundos. Usa las manoplas para no quemarte las manos.
  4. Verás una sustancia parecida a la miel filtrándose del paquete interior al exterior. Eso es el wax. Desdobla el papel exterior con cuidado y deja que se enfríe. Cuando esté seco, ráspalo, y tendrás tu shatter casero.
  5. Envuelve otra vez el paquete interior y repite el proceso, ya que es probable que no se haya extraído del todo.
  6. Consúmelo con un rig para dabs o un wax pen y ¡disfruta de la experiencia!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.