Cuando los cannabinoides atraviesan la barrera hematoencefálica, se produce el ataque de los “munchies”, el típico ataque de hambre que sientes cuando estás fumado. Atiborrarse de nachos y pizza mientras estás bajo los efectos de la marihuana es algo común. Muchas personas con problemas de apetito pueden beneficiarse de los munchies, como los pacientes de cáncer en tratamiento de quimioterapia o quienes sufren trastornos alimentarios. Pero si no se controlan, pueden provocar un aumento de peso considerable e indeseado. Si estás llegando a un límite y quieres reducir estos atracones, pero a la vez quieres seguir colocándote, te damos unos trucos y consejos para sacar a los monstruos de los munchies de tu cabeza.

Artículo relacionado
Marihuana y anorexia

COME PRODUCTOS SANOS

El principal problema de estos ataques de hambre no es necesariamente comer demasiado, sino comer demasiada comida basura. La mejor solución es optar por alimentos deliciosos y saludables, como frutas, verduras, o tal vez un poco de muesli. En internet puedes encontrar muchas recetas ricas y saludables, las típicas con las que se obsesionan las madres. Y como ya sabemos que la marihuana puede provocar algo de pereza, es mejor preparar la comida antes de colocarse. Los alimentos procesados suelen ser el típico antojo porque ya están listos para consumir. Nadie tiene tiempo de cocinar un delicioso curry mientras está fumado. Así que prepáralo con antelación, come sano y disfruta.

Comiendo Munchies Atracones Cannabis

DIFICULTA EL ACCESO A LOS MUNCHIES

Cuando te entra el hambre y tu cerebro pasa al modo “búsqueda de comida”, haz que la misión sea más difícil. Por ejemplo, si te vas de excursión con unos amigos y fumas un poco de hierba, no podrás vaciar tu nevera porque estarás lejos de ella. Y no entres en la casa de unos desconocidos para asaltar su nevera, ni te comas unas bayas raras que encuentres por el bosque. Cuando estés en casa, pon toda la comida que se podría clasificar en la categoría “peligro de munchie” en algún lugar poco accesible, para que cuando estés colocado tu pereza diga “no vale la pena”. Pero si eres una de esas personas imparables que pueden escalar montañas para conseguir sus munchies, sigue leyendo.

MANTENTE OCUPADO

Intenta mantenerte ocupado con actividades que disfrutes y que no te recuerden a comida. Lee un libro, haz un poco de yoga, medita, baila, o lo que más te guste. La marihuana puede estimular la creatividad, revelando tu potencial artístico. Por lo tanto, puedes ponerte a pintar, dibujar, tocar música, etc. Pero no pintes tu donut favorito, ya que podría activar tu apetito; a no ser que no tengas talento y tu donut parezca simplemente un círculo. Si ese es tu caso, no lo dejes, cree en ti mismo y sigue dando rienda suelta a tu arte.

Creatividad Y Cannabis

ELIMINA EL SABOR DE LAS GALLETAS DE TU BOCA

A veces los munchies pueden aparecer por los sabores deliciosos que permanecen en tu boca. Si te has comido una galleta riquísima antes de colocarte, en tu boca recordarás constantemente esa delicia y eso te hará querer más galletas. Por tanto, puedes cepillarte los dientes antes de colocarte; esto mantendrá tu boca refrescada, mejorará tu aliento, eliminará el sabor de galleta y hará que la comida tenga un sabor raro en caso de que te pegues un atracón momentáneo.

PRUEBA CON DIFERENTES VARIEDADES

Todas las cepas producen efectos únicos y algunas estimulan más el hambre que otras. Algunos blogs y artículos afirman que las variedades con niveles elevados de CBD y THCV son buenas para prevenir los antojos. Sin embargo, desde un punto de vista científico aún nos queda mucho por descubrir. Puedes probar un par de variedades y ver si con alguna cepa en concreto tienes menos ganas de pegarte un atracón.

CBD Concentración

MANTENTE HIDRATADO

A veces podemos confundir la deshidratación con el hambre. Una buena idea es beber un vaso de agua, esperar un rato y después ver si aún tienes ganas de atiborrarte. El agua te deja saciado durante un breve período de tiempo. Muchas personas que intentan reducir su ingesta de alimentos, suelen beber un vaso de agua antes de las comidas. Esta misma lógica puede aplicarse a los munchies. Por no mencionar que es bueno mantenerse hidratado después de fumar marihuana, sobre todo durante los calurosos meses de verano.

CONCLUSIÓN: RESISTIR LOS MUNCHIES

Ahora que tienes todas las herramientas para luchar contra los munchies, sal al mundo cannábico y come de forma más sana. Recuerda buscar una relación equilibrada con la comida; hoy en día estamos bombardeados con anuncios que sugieren que lo único que deberíamos comer son cubitos de hielo y que la comida es una especie de enemiga de los humanos. Pero no hace falta que limites tu ingesta de alimentos al mínimo, la clave está en la moderación. Así que disfruta de la fumada, de la estimulación de tus sentidos y de un rico sorbete o muesli, pero todo en su justa medida.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar