¿QUÉ ES?

Creado por el equipo de Guild Extracts, se trata de un extracto compuesto por un 99,997% de THCA. En la actualidad, la mayoría de los extractos presentan una pureza aproximada del 50 al 80%. Como primer equipo en conseguir llevar a cabo esta extracción con éxito, se considera el hachís más potente del mundo. Y con un margen de un 0,003%, será difícil superarlo. Ha generado mucha popularidad gracias a su pureza y su singularidad. Y esto se refleja en sus precios, que pueden alcanzar hasta 170€ el gramo.

Al ser procesado, el THCA puro se cristaliza. Sus similitudes en apariencia con drogas como la cocaína hacen que mucha gente lo cuestione. Pero la verdadera revolución con este extracto va más allá del mercado recreativo. El THCA, cuando se descarboxila, pierde su átomo ácido, dando lugar al THC puro. Esto ocurre cuando se fuma o se somete al cannabinoide bajo presión. Este cannabinoide purificado ha llegado para cambiar las vidas de todos aquellos que necesiten THC terapéutico y potente.

Evaporador Rotatorio Thca Extracción

LAS APLICACIONES MÉDICAS

Cuando se trabaja con una sustancia tan pura, la precisión es una de las principales ventajas. Nunca antes un paciente pudo estar tan seguro de su ingesta de THC. Al trabajar con flores e incluso con otros extractos, es realmente complicado saber el porcentaje exacto de THC que contienen. Los márgenes de error son relativamente amplios. Con el THCA cristalino, el paciente puede valorar los resultados continuamente basándose en la dosificación, sabiendo que siempre será estable.

Las empresas de comestibles ahora tienen acceso a un extracto que permitirá una dosificación más precisa de los productos. Estamos ante un extracto que además actuará extremadamente rápido, una gran ventaja, sobre todo si tenemos en cuenta el tiempo que puede tardar en hacer efecto un comestible. Esto puede ser crucial para ciertos problemas de salud tratables con THC.

Otra gran ventaja es que, al ingerirse sin haber sido descarboxilado, el THCA no tendrá efectos psicoactivos, pero seguirá teniendo varias aplicaciones medicinales. Esto es una gran noticia para pacientes que necesitan el THC, pero no disfrutan los efectos que produce. Cuando no se aplica calor ni presión, el THCA se puede añadir a una bebida o comida sin alterar el funcionamiento del cerebro.

EN QUÉ CONSISTEN SUS EFECTOS

Cuando se trata estrictamente de THC (o THCA), hay ciertas cosas que debemos sacrificar. Este extracto no contiene terpenos, así que no tendrá aromas ni sabores intensos. Algunos consumidores incluso hablan de un sabor "a copos de nieve", es decir, debería saber como el agua, que es insípida. Ya ves por donde vamos. No será posible alterar el producto. No importa la variedad ni cómo haya sido cultivada, el THCA al 99% siempre será igual. Así que, puedes disfrutar el subidón o quizás no. También se sacrificará el "efecto séquito" que otros cannabinoides tienen sobre el THC. No experimentarás lo que es el cannabis, sino simplemente un cannabinoide.

Pero una vez lo pruebes, podrías quedarte sorprendido. El subidón se describe como extremadamente lúcido, fresco y energético. Quizás hasta sea demasiado lúcido y fresco para quienes lo describen como "demasiado medicinal". Podría ser posible que los consumidores sientan unos efectos tan fuertes que ni siquiera puedan reconocer de qué se trata. Pero sin duda el efecto está ahí, con casi el doble de pureza que la mayoría de nosotros hemos experimentado jamás, quizás sea un efecto que todavía no podemos comprender. Al consumir una sustancia tan pura con fines recreativos, puede que resulte complicado volver a fumar porros o bongs, el efecto nunca llegará a acercarse.

¿CÓMO SE FABRICA?

Si no tienes información básica sobre la preparación de extractos, esto podría ser un poco complicado, pero el concepto del proceso es bastante sencillo de entender. Todo comienza con el típico extracto de cannabis procedente del material vegetal de la marihuana. Pero para acelerar el proceso, a menudo se utiliza una sustancia ya aislada.

El extracto se mezcla luego con hexano y ácido acético. Se trata de dos sustancias químicas que juntas pueden ayudar a separar el material vegetal del THC. Esto ocurre al disolver la materia vegetal, pero manteniendo la parte positiva intacta. Esta solución se pasa luego a través de un filtro para eliminar más material vegetal. El líquido resultante se introducirá posteriormente en un evaporador rotatorio.

Esta máquina utiliza diferentes valores de presión, temperatura y movimiento para seguir separando los elementos de la solución. Tras este proceso, el líquido resultante se denomina ácido tetrahidrocannabinólico Δ9. Pero esto todavía dista mucho de lo que estamos buscando. Todavía contendrá elementos impuros, así que la cromatografía ayudará a eliminarlos. Al ácido tetrahidrocannabinólico se le añadirán Sephadex-LH20, cloruro de metileno y cloroformo.

Para purificarlo aún más, se vuelven a meter los cristales en el evaporador rotatorio. Luego se mezclan con metanol para separar más impurezas. Esta solución pasa luego a través de un filtro para retirar esas impurezas y de nuevo al evaporador rotatorio para extraer el metanol. Para terminar el proceso, se mezclará otra vez con un disolvente para purificar la mezcla hasta ese 99,997% que lo ha hecho famoso. Finalmente se coloca de nuevo en el evaporador para eliminar el disolvente perjudicial. Y así es como se elabora el THCA cristalino.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar