LOS MUNCHIES NO SON UN MITO

Mientras los consumidores de cannabis medicinal se alegrarán por los munchies gracias a la llegada del apetito, para otros el hambre puede ser un problema. Esta será la excusa perfecta para muchos y así poder lanzarse a la comida basura. Sin embargo, cuando llegan los munchies no hay por qué elegir siempre opciones poco saludables. Es el momento de ver algunos platos sanos que se convertirán en alternativas deliciosas.

¿DÓNDE ESTÁ LA CARNE?

Las hamburguesas son el antojo de los munchies por excelencia. Pero ese viaje nocturno a la hamburguesería a por un cuarto de libra no es una buena idea. Bien cargada de salsa y con ese pan algo pastoso, se convierte en una delicia en ese momento. Aunque realmente el sabor es lo de menos, siempre sabrá a gloria porque te mueres de hambre. Lo peor es que es de todo menos nutritiva, y normalmente será una comida de la que te arrepentirás.

La carne de pasto es una gran alternativa. Además, por el mismo precio que nos costaría una ración de comida rápida, podrías comer de forma saludable en casa. Y es que el ganado que vive con una dieta verde de pasto y no está encerrado en una granja industrial produce la mejor carne.

Un filete gordo y jugoso o una hamburguesa saludable que puedes preparar en casa en minutos no estropeará tu dieta. Por supuesto, la carne orgánica cuesta más. Pero si te haces la comida en casa, sin duda será más barata que un viaje a McDonald's.

Haz las cuentas y suma los gastos del viaje además del coste de la comida basura. Sorprendentemente, será más que la carne de pasto de alta calidad del supermercado. Cualquiera puede hacer una hamburguesa a la parrilla y saborearás la diferencia al hacerla de carne de vacuno alimentado de forma natural. Si te conviertes en carnívoro cuando llegan los munchies, come la mejor carne, no cualquier hamburguesa.

Vaca Feliz Alimentada Con Hierba

LA FRUTA ES MÁS SANA QUE EL ZUMO O UN SMOOTHIE

No, un zumo o un smoothie no es tan saludable y probablemente no te notarás lleno hasta que bebas un par de litros. La fruta fresca es una alternativa muchísimo mejor. ¿Sabías que un vaso de zumo de naranja contiene más azúcar que una lata de Coca-Cola? Así es, los zumos de fruta y los smoothies tienen demasiado azúcar, normalmente más de diez cucharadas por vaso.

Cuando la fruta se mezcla, toda esa fructosa se convierte en demasiada para que tu hígado la procese. Así que finalmente pasará a ser grasa. La fruta entera te llenará mucho más, y no llegarás a consumir ni cerca de la misma cantidad de azúcar. Lo mejor de todo, es que no perderás los beneficiosos antioxidantes, la fibra o las vitaminas al comer fruta. Si te gustan los dulces, un buen bol de arándanos, frambuesas, fresas y unas rebanadas de sandía te sentarán muy bien cuando tengas hambre.

EL PAN NO ES NECESARIAMENTE MALO

El pan tiene mala prensa. Recientemente, arqueólogos del noroeste de Jordania han encontrado una tostada que tiene 14.000 años de antigüedad. Esto nos sugiere que el pan podría haber formado parte de la "paleo dieta". Parece que los antiguos cazadores-recolectores hacían y comían pan antes de la agricultura.

Los sándwiches son una buena opción cuando llegan los munchies, además no deberíamos castigarnos por comer pan. Esto no significa que puedas empezar a comerte barras enteras de pan. El pan integral sería una mejor opción, no te pases con las salsas y evita las carnes procesadas.

Recuerda que hay una gran diferencia entre un sándwich saludable y el estilo Elvis, cargado con mantequilla de cacahuete, mermelada y plátanos fritos. Prueba en su lugar un poco de pollo a la plancha con lechuga fresca, tomate y algo de mayonesa.

Cereales Saludables

LA FORMA MÁS INTELIGENTE DE TOMAR UN SNACK DE CEREALES

Un tazón de cereales es un tentempié fabuloso en cualquier momento del día o de la noche. Los cereales recubiertos de chocolate y con azúcar no son la mejor opción ni la más saludable. De hecho, la mayoría de los cereales de desayuno contienen demasiado azúcar e ingredientes artificiales. Pero seguro que encuentras algo saludable en el pasillo de cereales. Si no te puedes resistir a un tazón dulce, prueba algo de muesli o unos cereales al natural.

En lugar de leche entera, puedes añadirle algo de yogur o leche desnatada. Si todavía te apetece algo de azúcar, puedes ponerle miel al muesli y seguirá sin ser tan malo como los cereales azucarados. También puedes picar un poco de fruta y añadirle para endulzarlo.

LA BUENA ELECCIÓN DE BARRITAS

Una barrita de chocolate Mars no te va a ayudar. Y en el peor de los casos, hincharte a dulces continuamente te podría costar hasta un pie o varios dedos del pie dentro de unos años. ¿No me crees? Podemos preguntarle a mi tío diabético, el de los ocho dedos. Como alternativa, cambia la barrita de chocolate por una de proteínas. No tienes que ser culturista para comer barras de proteínas y algunas están muy buenas. Valen para satisfacer nuestros munchies y son una opción muchísimo mejor que atiborrarnos de tantos carbohidratos y azúcares que ni un corredor de maratones podría quemar.

By Top Shelf Grower

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar