El proceso de preparación del aceite de coco con cannabis es muy parecido al de la cannabutter. Solo se necesitan 7 sencillos pasos, 50g de cogollos y creerse un farmacéutico.

Cuando se cocina con cannabis, siempre es buena idea calcular las dosis correctas desde el principio. Triturar enormes cantidades de hermosos cogollos, sólo para hacer comestibles o concentrados, puede doler mucho, pero, por desgracia, es necesario que el producto final tenga sea potente. ¡No queremos hacer placebos ni remedios homeopáticos! Queremos algo que sea eficaz para tratar el dolor, molestias musculares, problemas de articulaciones y diversas enfermedades de la piel.

Hay muchas recetas que usan entre 8 y 120g de marihuana para obtener 250ml de aceite de coco. Esta receta es para elaborar un aceite de coco potente pero racional en cuanto a la cantidad de hierba usada. Lamentablemente, aún así tendremos que sacrificar unos 50g de flores secas para producir este aceite de coco terapéutico. Si crees que no es económico, utiliza una mezcla de hojas y cogollos, de esta forma, el aceite tendrá potencia y también quedará algo para fumar.

INGREDIENTES Y HERRAMIENTAS

• cazuela (tamaño mediano/grande)

• 1,25l de agua destilada (el agua de ósmosis inversa es aún mejor; para acuarios)

• 50g de cogollos secos de cannabis finamente triturados (o una mezcla de hojas y cogollos)

• 250ml de aceite de coco orgánico

• estopilla o colador fino (cualquier malla fina sirve).

• Recipiente de vidrio o plástico con tapa

aceite de coco marihuana

EL PROCESO

1. Funde 250ml de aceite de coco a fuego lento.

2. Una vez derretido, añade 1,25l de agua destilada.

3. Echa los 50g de cogollo triturado en la mezcla e intenta no llorar.

4. Aumenta la temperatura durante aproximadamente una hora. Remueve con frecuencia. Después de una hora, reduce la temperatura y deja que cueza a fuego lento durante 8-24 horas. Un buen rango de temperatura es 120-135 °C. A partir de los 150 °C se destruyen los ingredientes terapéuticos.

5. Cuela la mezcla en el recipiente. Separa el material vegetal del líquido.

6. Cierra el recipiente y ponlo en el frigorífico para que se enfríe.

7. Después de unas 12 horas, toma el aceite de coco de la superficie y tira el líquido por el desagüe.

¡Listo! Ya puedes aplicarte este aceite casero de coco con cannabis donde lo necesites. 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar