Independientemente de si prefieres las cápsulas o el aceite de coco con marihuana, la buena noticia es que no tendrás que ir muy lejos para conseguir ambos. Se pueden hacer en casa con unas cuantas herramientas y un poco de pericia.

En solo unas horas, tendrás un producto potente (hasta cuatro veces más fuerte que cuando se fuma) que durará meses, además de ser cómodo, directo y, lo más importante, ¡discreto! También hay que tener en cuenta el valor nutritivo del aceite de coco.

Repleto de ácidos grasos y antioxidantes, es el complemento ideal para una índica calmante o una sativa estimulante. De hecho, las cápsulas y el aceite de coco con marihuana funcionan con cualquier cepa, por lo que si te sobran unos 50g de cogollos secos, es hora de que te pongas manos a la obra.


Empecemos por el principio: la descarboxilación

Antes incluso de plantearte infundir el aceite de coco con la flor del cannabis, debes dar un paso fundamental: la descarboxilación.

En su forma natural, el THC es en realidad THCA, un compuesto que no coloca. Para transformarlo, hay que someter los cogollos a una temperatura determinada. Al calentar el material vegetal en el horno, se elimina la A (ácido carboxílico) del THCA. Tras la descarboxilación, el THC es psicotrópico y está listo para consumir.

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 110°C. Usa un grinder para triturar bien el material. A continuación, extiende los cogollos triturados de forma uniforme sobre una bandeja de horno.
  2. Hornea el material vegetal durante unos 30-45 minutos. Esto debería ser suficiente para que se produzca una descarboxilación adecuada. Después, saca la bandeja del horno y espera a que se enfríen los cogollos; ya puedes empezar a incorporarlos al aceite de coco.

Cómo hacer aceite de coco con marihuana

La elaboración del aceite de coco con marihuana lleva unas 2-3 horas para obtener una infusión decente; pero, cuanto más tiempo se deje, más fuerte serán el aceite y las cápsulas. Con eso en mente, asegúrate de tener tiempo suficiente para seguir la receta de principio a fin.

Ingredientes

  • 1,25 litros de agua destilada (el agua de ósmosis inversa es aún mejor)
  • 50g de cogollos de marihuana finamente triturados (de la cepa que elijas)
  • 250ml de aceite de coco orgánico

Utensilios

  • Cazuela (tamaño mediano/grande)
  • Estopilla
  • Recipiente de plástico o vidrio con tapa
  • Gomas elásticas

Cómo hacer aceite de coco con marihuana

Instrucciones

1. Combina el agua destilada, el aceite de coco y los 50g de cogollos triturados en una cazuela grande (no te preocupes si parece mucho material, al final merecerá la pena).

2. Calienta la mezcla a fuego lento durante al menos 2-3 horas. Puedes calentarla durante más tiempo, pero ten en cuenta que habrá que removerla de vez en cuando para evitar que se queme.

CONSEJO: Cualquier temperatura superior a los 150°C destruirá los cannabinoides activos de tus cogollos, así que ten cuidado. 110-130°C es un rango de temperatura adecuado.

3. Pon la estopilla sobre el recipiente de vidrio (pide ayuda a alguien o sujétala tú mismo/a con la goma elástica). Vierte la mezcla sobre la estopilla para filtrar los trozos grandes de materia vegetal.

4. Deshazte del material vegetal y deja que la mezcla se enfríe. Cuando esté completamente fría, pon la tapa y mete el recipiente al frigorífico.

5. Después de unas 12 horas, separa el aceite de coco de la superficie y vierte el líquido restante por el desagüe. Cuando no la necesites, deberás mantener la infusión bien protegida, evitando su exposición a la luz solar directa.

Cómo consumir el aceite de coco con marihuana

Con tu aceite de coco con marihuana ya preparado, tienes un montón de posibilidades. Para ayudarte a aprovechar bien el aceite, vamos a ver distintas opciones.

  • Pruébalo "solo": el aceite de coco con marihuana está listo para consumir, tanto si te lo pones directamente en la lengua o lo rocías sobre una ensalada. A veces, el enfoque más sencillo es la mejor forma de disfrutar de este aceite.
  • Pon un poco en tu café o té: si quieres potenciar tu puntillo mañanero, prueba a añadir una cucharadita de aceite de coco a tus bebidas calientes favoritas. Para conseguir los mejores resultados, utiliza nata, mantequilla o leche entera; para ayudar a que se unan los distintos ingredientes.
  • Ponte juguetón/a: el aceite de coco con marihuana es un lubricante muy interesante, pero puede dañar los condones y otros artículos de látex, así que utilízalo con cuidado. Si la idea del cannabis y el sexo ha despertado tu curiosidad, hay muchas formas de experimentar.
  • Haz "cannacápsulas": muy fáciles de elaborar, las cápsulas cannábicas son cápsulas de gel que contienen una cantidad predeterminada de aceite de coco con marihuana. No solo son muy prácticas, sino que también son potentes.

Cómo consumir el aceite de coco con marihuana

Cómo hacer cápsulas de aceite de coco con marihuana

Llenas de un potente aceite de coco con marihuana, las cannacápsulas son una forma discreta y cómoda de disfrutar de este aceite. Aunque al principio pueden ser un poco complejas, las dosis constantes que ofrecen hacen que el esfuerzo merezca la pena.

Utensilios

  • Cápsulas de gel, tamaño 00
  • Máquina para llenar cápsulas (opcional, pero recomendada)
  • Jeringa o irrigador oral con punta curva de gran alcance

Las cápsulas de gel de tamaño 00 son las mejores para hacer cannacápsulas. Aunque no tienes que utilizar necesariamente una máquina para llenar cápsulas, sin ella el proceso puede ser tedioso y lento.

Si tienes que llenarlas a mano, tendrás que encontrar la forma de sujetarlas. Este tipo de máquinas cuestan unos 15€, por lo que el gasto merece la pena, y te puedes familiarizar con ella mientras se hace el aceite.

Instrucciones

  1. Saca el aceite de coco con marihuana del frigo y espera unos 30 minutos hasta que esté a temperatura ambiente. Las cápsulas de gel pueden derretirse si el aceite está demasiado caliente; y si está demasiado frío, resultará difícil llenar la jeringa.
  2. Llena las cápsulas una a una con ayuda de la jeringa. Si vas a utilizar un irrigador oral con punta de gran alcance, el llenado será mucho más fácil.
  3. Cuando hayas terminado de llenar las cápsulas, ciérralas siguiendo las instrucciones de la máquina.

Lo mejor es almacenar las cápsulas con marihuana en la nevera, pero también sirve cualquier lugar oscuro y fresco.

Ahí lo tienes: unas prácticas cápsulas y aceite de coco con marihuana. Disfruta de tu preparado natural con cannabis, pero recuerda: el aceite de coco es ahora técnicamente un concentrado de marihuana, y por lo tanto, muy potente, así que consúmelo de forma responsable.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.