CULTIVAR EN AUSTRALIA

En Australia hay todo tipo de animales que pueden matarte en un abrir y cerrar de ojos, pero también una gran variedad de climas y microclimas ideales para cultivar marihuana. El trópico de Capricornio prácticamente pasa por el centro, de este a oeste. El extremo norte del cabo York se encuentra a una latitud de 10º, casi tocando el ecuador, mientras que el extremo sur de Tasmania está en una latitud próxima a 43º y en invierno las montañas se cubren de nieve. Más allá de las franjas verdes cercanas a la costa o en los bosques del estado isleño de Tasmania, el continente australiano es fundamentalmente árido y desértico.

Cultivar marihuana de calidad requiere los mismos cuidados en cualquier latitud, pero en épocas del año ligeramente diferentes en función de la zona. La región costera, repleta de aficionados al cannabis, se extiende a lo largo de más de 4.500 kilómetros de norte a sur y prácticamente concentra todos los tipos de ambiente de cultivo: desde los trópicos, hasta latitudes con condiciones de cultivo exterior similares a Cataluña.

La marihuana sigue siendo ilegal en Australia, aparte de algún programa piloto de cannabis medicinal, pero su cultivo y consumo está realmente extendido. Generalmente, los tribunales y la policía consideran que procesar delitos realacionados con el cannabis es una pérdida de tiempo vergonzosa. Y, en vista de los cambios legales en Europa y América, así debería ser. Pero a veces solo hace falta un juez gruñón que no se haya tomado el café de la mañana (¡o fumado el porro!) para aplicar una multa o una temporada en la cárcel. Amantes del cannabis, tened cuidado por estas tierras.

Los datos medios usados a continuación están tomados en la zona norte (desde Rockhampton en el trópico de Capricornio hasta el cabo York) y en la zona sur (desde Rockhampton hasta Melbourne). Las enormes distancias entre ambas zonas podrían desglosarse aún más, pero aquí es donde debería entrar el conocimiento local. Al planificar un cultivo de cannabis, los calendarios solares y lunares son tus mejores amigos, ya que las plantas necesitan 12 o más horas de luz solar directa al día, independientemente del lugar de cultivo.

INVIERNO

JUNIO Y JULIO

Es invierno en Australia y los cultivadores de exterior que tuvieron una buena cosecha en la temporada anterior están junto a la hoguera disfrutando de los frutos de su trabajo, curados y resinosos. Sus vecinos tropicales del norte suspiran aliviados mientras llega la temporada seca, con su ansiada bajada de humedad. Y ellos también están disfrutando de los frutos pegajosos de su trabajo.

AGOSTO

Es el último mes de invierno y los cultivadores ya están soñando con la próxima temporada. En el sur, todavía quedan algunos meses antes de que empiece el ciclo de cultivo natural, siguiendo el ritmo estacional. Pero quienes deseen árboles de marihuana enormes estarán germinando las semillas ahora, manteniéndolas bajo luces artificiales hasta la primavera, o preparando esquejes para que inicien el crecimiento vegetativo antes de salir al exterior.

Los cultivadores ecológicos de exterior estarán preparando la tierra de macetas y bancales con abonos naturales. El humus de lombriz, estiércol, varios polvos de roca, pastel de neem, y varios tipos de harina (de kelp, pescado, sangre y huesos, plumas, conchas, alfalfa y trébol) ofrecen grandes ventajas para conseguir un suelo saludable.

PRIMAVERA

SEPTIEMBRE

En septiembre tiene lugar el equinoccio de primavera, un momento importante para los cultivadores de cannabis. Los días empiezan a alargarse por encima de 12 horas, que es el mínimo de horas de luz necesarias para un crecimiento vegetativo sano.

• Norte
Media de horas de sol diarias: 11h 45min-12h 13min
Temperatura media: 29°C

Los días próximos a la luna llena son ideales para germinar las semillas. El impulso primaveral produce un crecimiento vegetativo rápido y temprano en las plántulas. A medida que sube la temperatura y se intensifica la luz solar, las plantas responden con un crecimiento vigoroso, aumentando su volumen a diario. La tierra bien cuidada contendrá los nutrientes necesarios para asegurar un crecimiento sin complicaciones, hasta la primera aplicación de suplementos fertilizantes.

• Sur
Media de horas de sol diarias: 11h 27min-12h 20min
Temperatura media: 24°C

Generalmente, septiembre es demasiado pronto para garantizar una germinación y un crecimiento vegetativo inicial adecuados. Siempre es tentador plantar a principios de primavera, pero en el sur del país empezar tan temprano puede afectar la producción final de flores. Hasta finales de mes, el día no tendrá más de 12 horas de luz solar. Puede que las plantas tengan buen aspecto y un buen crecimiento vegetativo, pero los cogollos resultantes pueden quedar esponjosos y poco desarrollados. Salvo que el lugar de cultivo esté expuesto al sol desde el amanecer hasta el anochecer, es mejor esperar hasta el mes siguiente para asegurar unos buenos resultados finales.

Aunque a finales de septiembre las horas de luz puedan ser suficientes para la germinación, las temperaturas no son muy adecuadas para el cannabis, con el frío del invierno todavía dejándose sentir en el aire. Un invernadero, o un semillero con tapa a pleno sol, beneficiarán a las plántulas a medida que aumenta la temperatura. En esta época del año, las heladas tardías e inesperadas pueden causar graves daños en las plantas que no estén protegidas.

En el norte y el sur, debería empezarse el primer cultivo de autoflorecientes. Dado que su crecimiento no depende del fotoperiodo, los días más cortos solo significan que en esta primera ronda tendrás unas plantas ligeramente más pequeñas.

OCTUBRE

• Norte
Media de horas de sol diarias: 12h 14min-12h 42min
Temperatura media: 31°C

Las plantas germinadas a principios de primavera ya están bien desarrolladas y han iniciado la larga fase vegetativa. El clima dicta que las semillas deberán ser principalmente sativas, por lo que habrá que considerar el gran tamaño que adquieren estas plantas. Aplicar técnicas de topping y lollipopping desde las fases iniciales (haciendo la primera poda apical alrededor del 10º nudo) asegurará una máxima exposición al sol y una buena ventilación. El objetivo es conseguir una canopia de flores, mientras que en el interior de la planta solo hay tallos y ramas desnudas.

• Sur
Media de horas de sol diarias: 12h 20min-13h 15min
Temperatura media: 26°C

Ya estamos en plena primavera. La germinación y el trasplante de las semillas, para una fase vegetativa temprana, asegurarán que todo el esfuerzo valga la pena llegada la cosecha. A partir de ahora los días empiezan a alargarse rápidamente, ofreciendo montones de luz solar a las plantas, mientras las temperaturas se vuelven más adecuadas para la salud y vitalidad del cannabis.

Primavera

NOVIEMBRE

• Norte
Media de horas de sol diarias: 12h 43min-13h 34min
Temperatura media: 33°C

Poner algún soporte estructural, como jaulas de alambre, alrededor de las plantas facilita el mantenimiento, a la vez que ofrece condiciones de cultivo ideales para las plantas más grandes - una estructura más pequeña a principios de la fase vegetativa, seguida de otra estructura más grande a medida que crecen las plantas, para que las ramas queden bien espaciadas. Cortar las hojas de las ramas inferiores asegura una buena ventilación, para prevenir la aparición de patógenos debido a la humedad.

• Sur
Media de horas de sol diarias: 13h 15min-13h 59min
Temperatura media: 29°C

En ambos lados del trópico, la cosa va viento en popa. Las plantas crecen a toda marcha y la genética empieza a mostrarse en la forma de las hojas, el aspecto, la silueta y el patrón de crecimiento de las plantas. Para estimular un crecimiento frondoso, puedes podar y hacer varios toppings a las plantas de gran tamaño, además de atar las ramas o ponerles estacas o jaulas para exponer las plantas completamente al sol.

Pulverizar el cultivo cada dos semanas con fungicidas y pesticidas naturales, como aceite de neem, protegerá a las plantas jóvenes de una serie de amenazas. Añadir estimulantes de crecimiento naturales como aloe fermentado, extractos de cereales malteados y hongos beneficiosos como el Trichoderma, beneficiará a las plantas en varias maneras. El aloe y los cereales malteados añadirán enzimas que mejorarán la biología del suelo y la inmunidad de las plantas; las colonias de Trichoderma mejorarán todos los aspectos de la eficiencia radicular, a la vez que actúan como un inoculante contra los patógenos del suelo.

Ahora es el momento de cosechar el primer cultivo de autoflorecientes y germinar el segundo.

VERANO

DICIEMBRE

• Norte
Media de horas de sol diarias: 13h 34min-13h 39min
Temperatura media: 34°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 13h 59min-14h 08min
Temperatura media: 31°C

Empieza el verano, acompañado del calor australiano. Estés donde estés, sudando en la humedad de los trópicos o achicharrándote en la sequedad del sur, hace calor, y es el momento de vigilar las plantas por si aparecen enfermedades.

La marihuana es una planta anual de crecimiento rápido, que bebe mucha agua para crecer lo máximo y lo más rápido posible. Así que el verano supone algunos retos interesantes. Demasiada agua combinada con el calor puede crear las condiciones ideales para la podredumbre de la raíz y para plagas como los trips o los pulgones de la raíz. Como hemos mencionado, el Trichoderma y otros hongos y bacterias beneficiosos pueden aportar resistencia a las plantas contra muchos insectos y enfermedades de las raíces. En épocas calurosas, pulverizar silicio ofrece un aporte de minerales a las plantas y hace que sean menos atractivas para los bichos; pero asegúrate de pulverizar únicamente cuando refresca al atardecer.

Ahora es un buen momento para añadir suplementos a la tierra ecológica, para garantizar la buena salud del suelo y la disponibilidad de nutrientes. El estiércol, las diversas harinas, el humus de lombriz, el polvo de rocas y el compost contribuyen al buen desarrollo de las plantas. Ten cuidado con las mezclas de tierra que venden en las tiendas, ya que a menudo son demasiado fuertes y pueden quemar las plantas. Prepara una súper tierra ecológica y supleméntala con regularidad para mantener las condiciones óptimas de cultivo.

ENERO

• Norte
Media de horas de sol diarias: 13h 22min-13h 39min
Temperatura media: 34°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 13h 36min-14h 08min
Temperatura media: 31°C

¡Y pensabas que diciembre era caluroso! Siguen en pie las mismas condiciones estivales. Mantén un buen ciclo de humedad-sequedad en las plantas. A la marihuana le encanta tener los pies secos, y estará encantada de estar en tierra seca durante 1-2 días. Regar poca cantidad, pero más a menudo, evitará los posibles problemas de raíces causados por el encharcamiento y por el achicharramiento de las raíces en las macetas. Las plantas deberían acolcharse de nuevo, si la capa de acolchado existente se ha degradado. Usar harina de alfalfa como mantillo es un gran modo de aportar un suministro constante de nitrógeno a las plantas, que ahora crecen rápidamente.

Las pulverizaciones foliares (aplicadas al atardecer) pueden ayudar a las plantas a combatir el estrés térmico. El kelp fermentado, el aloe y el té de compost diluido aportan una buena tolerancia al calor a las plantas, a la vez que suplementan su crecimiento con aminoácidos y enzimas beneficiosas.

Es el momento de cosechar el segundo cultivo de autoflorecientes y germinar el tercero.

Verano

FEBRERO

• Norte
Media de horas de sol diarias: 13h 22min-13h 27min
Temperatura media: 34°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 12h 47min-13h 36min
Temperatura media: 31°C

Las cepas de floración temprana, y muchas **variedades de cannabis feminizadas, se diferenciarán sexualmente cerca de la luna llena de febrero. En las cepas regulares, resultará fácil identificar el sexo, gracias a pistas como los cálices o los saquitos de polen a finales de la fase vegetativa.

Si dispones de un sistema de luces y quieres evitar tener que esperar a que las plantas muestren su sexo, puedes cortar un esqueje de cada planta a principios de la fase vegetativa, y forzar la floración una vez hayan enraizado. Cuando estos esquejes muestren su sexo, elimina los machos correspondientes del exterior mientras todavía sigan en fase vegetativa, para poder dedicar todos tus esfuerzos a cultivar a las niñas. Una vez identificadas las hembras, puedes cortarles más esquejes para aumentar la cosecha final de flores.

OTOÑO

MARZO

• Norte
Media de horas de sol diarias: 11h 56min-13h 27min
Temperatura media: 34°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 11h 48min-12h 47min
Temperatura media: 30°C

En las cepas de floración rápida, las flores empiezan a amontonarse. No olvides poner algún soporte estructural en las ramas, a medida que las flores se vuelven más gruesas y densas. La producción de resina es evidente, viendo el aumento de grosor de los cálices y los tricomas. Los aromas van formándose perfectamente y los pistilos empiezan a marchitarse. Evita las pulverizaciones foliares para garantizar el buen sabor del producto final. Es hora de empezar a vigilar los tricomas para detectar los cambios de color.

En las cepas de floración más larga, las plantas se están diferenciando y ahora empiezan a prepararse para el estiramiento de la floración. Las puntas de las ramas pueden elevarse, aumentando el crecimiento internodal para crear espacio para las flores. A partir de aquí, las plantas pueden doblar o triplicar su volumen.

Es hora de cosechar la tercera ronda de autoflorecientes, y en el norte también es momento de germinar la cuarta. En el sur, es poco probable poder realizar un cuarto cultivo de autoflorecientes. Con la llegada del otoño, la cantidad de horas de luz diarias empieza a disminuir rápidamente, y pronto las temperaturas invernales serán demasiado frías para poder cultivar marihuana con éxito.

ABRIL

• Norte
Media de horas de sol diarias: 11h 30min-11h 55min
Temperatura media: 32°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 10h 55min-11h 48min
Temperatura media: 27°C

La floración avanza, mientras los cálices se van formando y amontonando según los patrones únicos dictados por su genética. Las índicas forman agrupaciones de flores compactas, mientras que las sativas tienen un mayor espacio internodal y forman flores alargadas.

Las cepas de floración y maduración rápida se cosecharán en la segunda quincena de abril. Las variedades de floración más larga estarán en el punto álgido de la floración con una producción de resina máxima entrando en su fase final. Los tricomas anunciarán el momento de la cosecha.

MAYO

• Norte
Media de horas de sol diarias: 11h 10min-11h 30min
Temperatura media: 29°C

• Sur
Media de horas de sol diarias: 10h 16min-10h 55min
Temperatura media: 24°C

A estas alturas, las cepas de floración rápida estarán secas y curándose en los tarros, y ya se habrán degustado en algunos porros o bongs. Probablemente los cogollos todavía contengan demasiada clorofila, pero son un rico adelanto de la perfección totalmente curada. Recuerda que el curado es importante; la estructura molecular de los ingredientes activos del cannabis cambia a medida que pierde humedad para volverse más psicotrópico. Mmmmmm, más psicotrópico...

Durante todo el mes de mayo, las variedades de floración más larga se acercan a la cosecha, por lo que observar los tricomas es más importante que nunca. En las sativas de mayor tamaño puedes cortar los cogollos maduros de la parte superior a principios de mes, para permitir que llegue más luz a las flores de las zonas inferiores. Estas podrán cosecharse a finales de mes, tras pasar unas semanas menos sombreadas.

Otoño

ALGUNAS ACLARACIONES SOBRE EL CULTIVO EN LOS TRÓPICOS

La selección de las cepas es muy importante, para tener plantas sin complicaciones que no vuelvan a la fase vegetativa o que simplemente no florezcan. Obviamente, las variedades autoflorecientes evitan los problemas relacionados con la luz o el calendario, e incluso hay algunas cepas sativa que maduran en función de un reloj interno, en lugar de hacerlo estrictamente según el ciclo de luz. Cuando la duración del día siempre ronda las 12 horas, como en los trópicos, es necesario privar de luz a variedades fotoperiódicas como las índicas (que dependen de la duración del día para iniciar la floración) para que maduren correctamente.

Las variedades resistentes a patógenos como el mildiu, o la podredumbre del cogollo o las raíces, son más adecuadas para la humedad del verano tropical. Al llover por las tardes, las plantas cultivadas en los trópicos necesitan un drenaje excelente para tener unas raíces sanas, así como una buena exposición a la luz del sol para asegurar la evaporación del exceso de humedad. Esto es especialmente importante durante la fase de floración, cuando estar demasiado mojado demasiado tiempo puede causar podredumbre del cogollo crónica, independientemente de lo resistente que sea la cepa.

Las cepas autoflorecientes son una bendición para los cultivadores tropicales. La mayoría de estas variedades vuelan de la siembra a la cosecha en un promedio de 3 meses, pudiendo recoger hasta 4 cosechas por año. Puede que el cultivo de invierno no sea tan grande como el de verano, pero sigue habiendo suficiente luz intensa. Sin duda, esto evita la presión de tener que depender de un único cultivo grande para tener la hierba suficiente para todo un año. Además, puedes plantar una mayor variedad de especies y cepas que disfrutar a lo largo del año.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.