Los cultivadores de cannabis constantemente están buscando nuevas técnicas de cultivo. ¿Podría el abono bokashi ayudarte a conseguir tu mejor cosecha hasta la fecha? Sigue leyendo para saber más sobre este acondicionador del suelo único, de origen japonés.

¿QUÉ ES EL BOKASHI?

“Bokashi” (también llamado bocashi) es una palabra japonesa que significa “materia orgánica fermentada”. Es una técnica de compostaje que deriva de métodos antiguos de fertilización, basados en procesos de fermentación anaeróbicos catalizados por determinados microbios.

El método bokashi aprovecha el principio de la fermentación inoculada, del mismo modo que la cerveza. Para empezar el proceso de transformación de los residuos orgánicos, normalmente se utilizan unos granos fermentados por bacterias, estas bacterias reciben el nombre de microorganismos efectivos (EM).

Hoy en día, el bokashi es muy apreciado por los agricultores ecológicos, al ser un acondicionador del suelo respetuoso con el planeta que ofrece grandes resultados, como mejorar la salud y la cosecha de las plantas sin usar pesticidas o fertilizantes sintéticos. Muchos cultivadores de marihuana han empezado a preparar su propio bokashi, usándolo por sí solo o mezclándolo con compost, para aprovechar todo el potencial fertilizante de los restos orgánicos del jardín y la cocina.

¿ES MEJOR LA TÉCNICA BOKASHI QUE EL COMPOSTAJE TRADICIONAL?

El abono bokashi podría considerarse mejor que el compost normal, dado que contiene más nitrógeno, uno de los nutrientes más importantes para el crecimiento vegetativo de las plantas de cannabis, y posiblemente el nutriente más escaso del suelo.

Pero la ventaja más evidente e inmediata del método bokashi es su velocidad. El compostaje tradicional de los restos orgánicos de la cocina/jardín puede tardar 3 meses, como mínimo, y parte del potencial fertilizante de la materia prima se dispersa al ambiente.

Con la técnica bokashi, solo tardarás unas semanas en crear un fertilizante concentrado para tus plantas, y en este proceso no se disipará materia orgánica, metano o dióxido de carbono a la atmósfera a causa de la oxidación. Además, el material fermentado resultante es excelente para añadir a las composteras de lombrices.

El método bokashi requiere menos espacio que el compostaje habitual, sencillamente porque no necesita aire en la compostera. Además, el bokashi se hace en un recipiente hermético, lo que te permite compostar en el interior, sin olores ni insectos no deseados.

Para hacer bokashi, necesitas un cubo específico de cierre hermético, con agujeros en la base para drenar el líquido generado durante la fermentación. Este subproducto también es un buen fertilizante, que puede usarse para regar directamente las plantas o puede diluirse para usar como pulverización foliar.

El método bokashi transforma los restos de la cocina en abono para tus plantas de marihuana

¿TIENE ALGUNA DESVENTAJA?

Sí. El compost normal se somete a un mayor proceso de descomposición, por lo que contiene más nutrientes inmediatamente disponibles para las raíces. En cambio, el abono bokashi aún no ha empezado el proceso de descomposición, por lo que la mayoría de nutrientes siguen unidos a moléculas grandes y las raíces no pueden absorberlos rápidamente.

Y este es el motivo por el cual el bokashi no debe aplicarse sobre la superficie de la tierra; en lugar de esto, debe enterrarse en la tierra o mezclarse con el compost tradicional. Aunque el proceso de fermentación sea rápido, la descomposición final en la tierra no es tan rápida, por lo que no está demasiado claro cuándo los nutrientes del bokashi estarán disponibles para las raíces.

Todos los abonos caseros, incluyendo el compost y el bokashi, podrían contener patógenos. Ambas técnicas podrían transferir patógenos a tu cultivo, aunque es poco probable que esta sea la causa de una infestación en tus plantas de marihuana.

También hay que tener en cuenta que el método bokashi no funciona bien con el material rico en carbono (hojas secas, paja, ramas trituradas, etc.) de tu jardín. El compostaje tradicional es mejor para procesar el tipo de residuos orgánicos generado por la mayoría de huertos/jardines, por lo que el bokashi no sustituye a la compostera habitual en la mayoría de cultivos ecológicos.

Por último, debemos recordar que, aparte de drenar un poco de líquido, el bokashi tiene el mismo peso antes y después del proceso de fermentación, mientras que el compost reduce su peso considerablemente. Como resultado, necesitarás una mayor cantidad de bokashi para proporcionar el mismo nivel de nutrientes que el compost.

CÓMO HACER ABONO BOKASHI EN CASA

Con el método bokashi, el cultivador puede abonar sus plantas usando únicamente los restos de la cocina/jardín, incluyendo carne y lácteos, que no son adecuados para otros tipos de compostaje.

Puedes comprarte un kit para empezar con el bokashi, o puedes hacerlo tú mismo siguiendo alguna de las recetas de salvado de bokashi, disponibles en internet. También encontrarás información sobre el procedimiento y los ingredientes, así como algunos consejos profesionales.

Algunos agricultores cultivan sus propios microorganismos efectivos (EM); pero con las inoculaciones bacterianas caseras, es difícil calcular exactamente el contenido microbiano. Al comprar los microbios a un vendedor cualificado, te aseguras de obtener los tres tipos fundamentales de bacterias ácido-lácticas, levaduras y bacterias fotosintéticas, necesarias para completar el proceso de fermentación bokashi.

Para empezar el proceso, pon los restos de la cocina en tu recipiente bokashi y cúbrelos con un poco de fibra (como salvado de trigo o serrín) inoculada con EM. A medida que añades más sobras de la cocina, añade más salvado. Pero ten cuidado al seleccionar el material que introduces en el recipiente hermético del bokashi; evita poner comida podrida, huesos grandes, conchas y restos de marisco, telas sintéticas, leche y otros líquidos.

Al añadir los restos de la cocina, también deberías drenarlos para que no contengan demasiado líquido. Como hemos mencionado, el recipiente drenará líquido por la base y tendrás que recogerlo; puedes usarlo la próxima vez que fertilices las plantas, o puedes almacenarlo adecuadamente.

Cuando el cubo bokashi esté lleno, mantenlo cerrado y deja que fermente a temperatura ambiente durante 2-3 semanas. Tras la fermentación, el bokashi estará listo para finalizar su biodegradación controlada en el suelo.

Cuando el cubo bokashi esté lleno, mantenlo cerrado y deja que fermente a temperatura ambiente durante 2-3 semanas

BOKASHI Y MARIHUANA

El bokashi activa la sinergia microbiana en el suelo, lo que resulta en una mayor disponibilidad de carbohidratos, enzimas, aminoácidos y ácidos orgánicos para las raíces de las plantas. Esto es exactamente lo que hacen muchos productos de fertilización o estimulantes de las raíces. Pero, al igual que con cualquier abono o suplemento para cannabis, no esperes magia.

Prácticamente no se han realizado estudios sobre el bokashi. Hay quienes creen que este abono fermentado podría revolucionar el cultivo de cannabis (y quizás la agricultura en general) pero no hay muchas evidencias científicas sobre sus efectos beneficiosos para la cosecha, excepto en algunas situaciones especiales. Aun así, reciclar los restos de la cocina y producir fertilizantes de forma sostenible para las plantas no causará ningún daño, ni a nosotros ni al planeta.

CÓMO USAR EL ABONO BOKASHI

Tras acondicionar la tierra con bokashi, solo tienes que trasplantar tu pequeña plántula de cannabis y regar. Este abono fermentado es una gran fuente de nutrientes de liberación lenta, y además atraerá a lombrices, bacterias, hongos y otros organismos beneficiosos. Si quieres un fertilizante más potente puedes añadir otros acondicionadores ecológicos, para aumentar el nivel de nutrientes naturales de tu bokashi según las necesidades de NPK de tus plantas.

Como hemos mencionado, cuando introduces el abono bokashi en tu jardín, se desarrolla una red de microbios en la tierra. Y esta es la causa de que se forme una capa blanca en la superficie del suelo. Esta capa es el desarrollo de unos filamentos bacterianos llamados Actinomycetales, ¡que son buenos para la tierra y para las plantas! Estos microorganismos aportan el olor terroso a la tierra, y son comunes en un compost sano. Cuando la tierra contiene gran cantidad de este tipo de vida microbiana, ¡necesitas menos productos químicos para satisfacer a tus plantas!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.