NO MÁS REGLAS ABSURDAS Y CONFUSAS

Da la sensación de que todos los artículos de blog acerca de cannabis y eventos sociales están basados en falsos estereotipos de Hollywood. Nuestra experiencia habitual en una sesión de fumada no consiste en una reunión de hippies atontados ni adolescentes inexpertos que comparten un solo canuto, aparentemente infinito y liado malamente. Hoy en día todo tipo de personas consumen cannabis, tanto en privado como en un entorno social, o furtivamente cuando nadie les mira.

Si eres nuevo en el club de los fumetas o estás explorando el potencial de la marihuana medicinal, puedes confiar en nosotros: te ayudaremos a evitar algunas situaciones incómodas y que parezcas un novato o alguien de la secreta. Nos mantenemos al tanto de la realidad contemporánea de la cultura del cannabis a través de nuestros operativos y el trabajo de campo que realizan (cultivar y consumir la mayor cantidad posible de cannabis en diversas situaciones y en múltiples continentes). El que no se arriesga, no gana. Al menos así conseguimos que nuestros servicios de inteligencia con los ojos enrojecidos no nos den malos consejos.

LA SESIÓN DE CANNABIS MODERNA

IN DA CLUB

Si eres lo bastante afortunado como para tener un club de cannabis o un coffeeshop legal cerca de ti, no dudes en visitarlo. Que no te eche para atrás que su decoración no esté a la altura de la de un pub o garito nocturno. Aquí lo que cuenta son los cogollos y la atmósfera. Los clubes de cannabis son mucho más que un "lugar seguro" para los fumetas, ya que también pueden ser un lugar divertido para salir y conocer gente nueva.

Los mejores clubes y coffeeshops no sirven alcohol, sino un menú compuesto por hierba, hachís y concentrados de la mejor calidad, todo ello a un precio adecuado. Eso y luces tenues, asientos cómodos y música interesante para pasar un buen rato. Socializar en el coffeeshop es parecido a ir de copas al bar de tu barrio, por lo que la primera noche que sales no te pones a beber una caña tras otra, intercaladas con chupitos de whisky.

Imagina que los cogollos y los porros son la birra, y que los concentrados son el licor de alta graduación, pero pegajoso y de color verde. Incluso puedes adquirir porros ya preparados si todavía no sabes liar. Pero lo más importante es que te comportes y te relajes, que conozcas tus límites. El personal no te reirá las gracias ni te volverá a dejar entrar si te tienen que despertar a la hora del cierre.

Marihuana Coffee Shop

UNA FUMADA A LA ANTIGUA USANZA

El círculo de fumetas más común, con mucha diferencia, es el que tiene lugar en tu salón o habitación o en casa de un amigo, una tarde de canutos, conversación y munchies. Tanto si eres el anfitrión como si acudes como invitado, asegúrate de llevar tu propia hierba. Imagínate que el anfitrión de una cena no tiene comida para servir, o que los invitados se presentan sin una botella de vino.

Si te invitan a un plan así, tráete una bolsa de hierba o una pieza de hachís, lo suficiente al menos para fumar esa noche. Lo ideal es que dispongas de hierba de sobra para intercambiarla con alguno de los invitados. Rular los porros sigue siendo común, pero también lo es darle unas caladas a un bong cargado con un cogollo bien compacto. Lo normal es que el gesto sea recíproco, si no esa misma noche, en el próximo evento.

Si eres novato y vives en una región donde la marihuana está prohibida, tus amigos serán comprensivos si no conoces a alguien de fiar que te pase o no tienes tu propio cultivo de hierba para llevar algo a la sesión. O si todavía no sabes liar. En cualquier caso, si quieres que te sigan invitando, ya puedes ir aprendiendo a hacerlo. Y si no tienes hierba pero vas a disfrutar de la marihuana de tu grupo, entonces al menos deberías encargarte de los snacks.

No todos los grupos se van pasando los canutos. Mucha gente prefiere disfrutarlos por sí solos, así que no te lo tomes como algo personal. Por otro lado, si el tema va de darle caladas y compartirlo, ten cuidado de no babear la chusta antes de pasarla. Ah, e intenta que no te caiga ceniza al suelo o por los muebles.

COMESTIBLES INTERESTELARES

Los comestibles que se pueden conseguir habitualmente en un dispensario de los Estados Unidos vienen con su contenido en THC y CBD marcado de forma clara en el paquete. Lamentablemente, los space cakes de los coffeeshops y clubes no suelen estar preparados ni etiquetados de forma tan profesional, y la variación de potencia puede ser tremenda. De igual manera, es difícil dosificar con precisión en los brownies infusionados con cannabis u otros alimentos y dulces que llevan marihuana.

En ocasiones, una sola galleta te puede inducir un subidón cerebral durante horas. Otras veces, necesitarás 3 o 4 dulces de cannabis para despegar. Además, los comestibles suelen tardar una hora o más en hacer efecto, por lo que es muy fácil excederse. Los principiantes deberían tomar un pequeño mordisco y ver cómo se sienten tras una hora o dos antes de consumir más.

Una dosis con un contenido de THC de aproximadamente 25mg es suficiente para principiantes. Y la mejor forma de disfrutarla es tumbado en el sofá viendo Netflix.

Rig Para Dabbing Cannabis

LOS GADGETS DE LA HIERBA: EL DABBING Y EL VAPEO

El dabbing y la vaporización son muy populares ahora mismo y probablemente la manera más eficiente de disfrutar de la planta y de sus aceites y extractos. La realidad es que con un vaporizador aprovechas mucho mejor tu hierba. No solo cada calada es más limpia, sino que es más pura desde el punto de vista de los cannabinoides. Además, muchos modelos de vaporizadores también se pueden configurar para utilizarlos con concentrados. Una calada de un vaporizador es mucho más suave que la de un porro, pero cualquiera se puede colocar con apenas 3 o 4.

Los derivados BHO nivel gourmet, como el shatter y las ceras, se suelen consumir a través de un rig para dabs, una pipa o bong especial para concentrados de cannabis. Y lo cierto es que estos kits están reservados para auténticos porretas. Los niveles de THC de estos extractos para sibaritas (superiores al 50%) pueden ser demasiado para el consumidor ocasional. Hay veteranos con mucha experiencia que se han derretido con un sola calada de dab. Pero si te puede la curiosidad, asegúrate de tener a mano algo frío para beber y un sitio para sentarte un buen rato después de haberlo probado.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar