🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Luke Sumpter


El aroma característico de la marihuana es un arma de doble filo. Por un lado, los terpenos aromáticos responsables de ese olor son un placer para el olfato y le dan a cada variedad su sabor y efecto únicos. Por otro lado, estas moléculas perfumadas informaran a cualquiera que se encuentre en un radio de 100 metros al aire libre, y en todas las habitaciones de una casa, de que estás disfrutando de la hierba.

Ninguna planta huele tan fuerte como el cannabis. En un intento por esconder sus actividades, los fumetas del pasado utilizaron su ingenio para crear un dispositivo casero que hace un trabajo bastante bueno a la hora de eliminar el olor de la marihuana: el sploof.

Simples, eficaces y con un aspecto bastante discreto, los sploofs ayudan a capturar los terpenos y limitan la propagación de los olores fuertes. Estos instrumentos están hechos con objetos domésticos, baratos y cotidianos, que son muy fáciles de conseguir. Si quieres reducir al mínimo el olor de tus fumadas, descubre todo lo que hay que saber sobre los sploofs a continuación, incluyendo cómo se hacen.

¿Qué es un sploof?

Un sploof es un filtro que atrapa los terpenos de la marihuana. Al exhalar el humo de una calada de un bong o pipa a través de un sploof, este absorberá una buena cantidad de esas moléculas, haciendo que salga menos humo por el otro extremo. A medida que el mercado del cannabis continúa expandiéndose, cada vez más empresas están empezando a ofrecer sploofs con sistemas de filtración con recambios y cartuchos ecológicos que atrapan muy bien el olor.

Pero los sploofs no son algo nuevo. Comenzaron como unos dispositivos muy sencillos, hechos con tubos de rollo de papel higiénico, gomas elásticas y papel absorbente, elaborados por adolescentes que intentaban esconder su consumo de hierba de sus padres. En este artículo nos centramos en este diseño antiguo pero sorprendentemente efectivo, que te ayudará a ocultar el olor de los terpenos sin ningún coste adicional.

  • ¿Cuánto dura un sploof?

Cuando hagas un sploof, sus distintas partes aguantarán más o menos unas 2-3 fumadas. Después de ese tiempo, el filtro se saturará, olerá mal y será menos efectivo. Sin embargo, los demás componentes durarán más. El cuerpo de un sploof, generalmente hecho a mano con un tubo de cartón o una botella de plástico, puede durar semanas o incluso meses, al igual que las gomas elásticas que se utilizan para sujetar el filtro al cuerpo.

Afortunadamente, estos filtros suelen estar hechos de papel absorbente o toallitas para la secadora, por lo que resulta muy fácil y barato cambiarlos a menudo. Un sploof te ofrecerá semanas de uso, siempre que sustituyas el filtro con frecuencia.

¿Qué es un sploof?

Cómo hacer un sploof con toallitas para la secadora

Ahora que ya conoces las ventajas de los sploofs (baratos, fáciles de hacer y relativamente efectivos) vamos a enseñarte cómo hacerlos. En este apartado te guiamos a través del proceso de crear un sploof con toallitas para la secadora, pero primero veremos otro método potencialmente mejor.

  • Sploof con carbón activado

Veamos rápidamente cómo funciona el carbón activado o activo. Esta sustancia es un complemento muy efectivo, pero completamente opcional, para los sploofs caseros. El carbón activado suele formar parte de los sistemas de filtración, y hace un trabajo especialmente bueno a la hora de capturar los compuestos orgánicos volátiles (como los terpenos) que están presentes en el aire.

Este material se deriva de un proceso industrial que implica quemar madera, con lo que se eliminan todos los compuestos volátiles y quedan solamente trozos de carbón. Los fabricantes tratan este carbón inyectándolo con aire caliente y dióxido de carbono. Este proceso forma una matriz de poros diminutos que aumenta enormemente la superficie del material, creando más espacios en los que quedan atrapados los terpenos. Añadir carbón activado a tu sploof eliminará muchos más terpenos en comparación con las toallitas para la secadora.

Cómo hacer un sploof con toallitas para la secadora

¿Qué necesitas para hacer un sploof?

Los sploofs caseros son muy sencillos; para crear uno solo hacen falta unos pocos objetos domésticos y un par de minutos de tu tiempo. Antes de empezar a construirlo, deberás conseguir estos utensilios:

  • Tubo de cartón de papel higiénico/botella de plástico (preferiblemente con la boca ancha)
  • Toallitas para la secadora
  • Goma elástica
  • Tijeras
  • Carbón activado (para el segundo método)

Cómo hacer un sploof con toallitas para la secadora: paso a paso

1. Si vas a usar una botella de plástico, corta la parte inferior.

2. Llena el tubo o la botella con unas 5 toallitas. No las compactes demasiado, ya que el humo deberá pasar a través de todas ellas.

Cómo hacer un sploof con toallitas para la secadora

3. Coloca una toallita sobre uno de los extremos del tubo de papel higiénico o la botella de plástico. Asegúrate de que quede tirante, y sujétalo con la goma elástica.

4. Recorta con las tijeras el exceso de material de la toallita que asome por debajo de la goma, para darle un aspecto más limpio.

5. Ya puedes usar tu sploof.

Cómo hacer un sploof con toallitas para la secadora

Cómo hacer un sploof con carbón activado: paso a paso

Si vas a usar carbón activado, el proceso es un poco distinto. En primer lugar, es mejor usar una botella de plástico que un tubo de cartón. En segundo lugar, necesitarás carbón activado, que puedes encontrar en tiendas de mascotas o en internet. No necesitas toallitas para la secadora.

1. Activa el carbón sumergiéndolo en agua.

2. Perfora 5-10 agujeros en el fondo de la botella.

3. Llena la botella con el carbón activado. Puedes envolverlo en papel absorbente o ponerlo tal cual, tú eliges.

Cómo hacer un sploof con carbón activado

Cómo hacer un sploof sin toallitas para la secadora

¿Te faltan algunos de los utensilios principales para hacer los sploofs anteriores? ¡No te preocupes! Hay varias formas de hacer estos prácticos dispositivos. Después te mostraremos un método para el que no se necesitan toallitas para la secadora, tubos de papel higiénico ni carbón activado.

¿Qué necesitas para hacer un sploof sin toallitas para la secadora?

  • Botella de plástico de boca ancha
  • Ambientador
  • Papel absorbente
  • Gomas elásticas
  • Tijeras

Cómo hacer un sploof sin toallitas para la secadora: paso a paso

1. Con unas tijeras afiladas, haz varios agujeros en el fondo de la botella de plástico.

2. Cubre el extremo inferior de la botella con 2-3 trozos de papel absorbente, y sujétalos con una goma elástica.

3. Recorta el exceso de papel que sobresale de la goma, para darle un aspecto más cuidado.

4. Desenrosca el tapón de la botella; te recomendamos usar una con la boca ancha si es posible, ya que esto evitará que se escape el humo sin filtrar.

5. Perfuma el aire con un ambientador de aerosol entre caladas, para compensar la ausencia de carbón activado.

¿Qué eficacia tiene un sploof?

Los sploofs son efectivos pero no perfectos. Lo que les falta de eficacia, lo compensan con rentabilidad y simplicidad. Se puede hacer un sploof casero desde cero con objetos domésticos en cuestión de minutos. La eficacia de un sploof también dependerá del material que utilices.

El método del carbón activado es el más eficiente y duradero, pero también es el más caro y difícil de hacer. Las otras opciones no filtrarán el humo con la misma eficacia, pero son alternativas baratas.

Conclusión: no debes confiar en un sploof para conseguir un control completo del olor de tu marihuana, especialmente si te enfrentas a consecuencias serias si te descubren fumando. Pero si te preocupan los olores sospechosos, es mejor fumar con un sploof que sin él.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.