¿Sabes cuál es la diferencia entre un "spliff" y un "joint"? Ambas palabras describen un porro, pero los joints solo contienen marihuana, mientras que los spliffs también contienen tabaco. Añadir tabaco ayuda a que el porro se queme uniformemente, engorda el canuto y aporta un toque de nicotina.

Aunque muchos fumadores europeos disfrutan añadiendo tabaco al cannabis, todos conocemos los peligros para la salud asociados a esta planta. Por suerte, la madre naturaleza nos ofrece un montón de hierbas para fumar, y cada una de ellas tiene sus propios efectos.

Obviamente, cualquier tipo de combustión produce alquitrán y otras sustancias desagradables. Pero muchas hierbas también contienen terpenos beneficiosos, y si compras hierbas de producción ecológica no estarán cubiertas de pesticidas y otros productos químicos dañinos.

A continuación, echa un vistazo a las mejores hierbas para usar como alternativa al tabaco en los porros. Sigue leyendo hasta el final para saber cómo preparar tus propias mezclas herbales.

1. DAMIANA

La Damiana es una hierba interesante con una gran historia. Fue usada originalmente por los aztecas como remedio para la impotencia, ya que se dice que tiene efectos afrodisíacos y aumenta el impulso y el deseo sexual. También se ha usado tradicionalmente para tratar los dolores de cabeza, la depresión, la incontinencia nocturna y el estreñimiento.

Esta hierba también se ha asociado a un efecto psicoactivo suave, que según dicen estimula al consumidor debido a la presencia de sustancias que podrían afectar el sistema nervioso y el cerebro. La próxima vez que quieras ponerte a tono con tu pareja, mezcla un poco de damiana seca en tu porro como alternativa al tabaco.

Damiana

2. KRATOM

El Kratom, conocido por su nombre científico Mitragyna speciosa, forma parte de la familia del café, originaria del sudeste asiático. Esta planta ha recibido mucha atención, gracias a su capacidad para ayudar a los consumidores de opiáceos en situaciones de abstinencia. El kratom es conocido por ser un sustituto efectivo de los opiáceos, lo que significa que también podría ser eficaz para controlar el dolor crónico.

Esta planta se ha consumido durante siglos como medicina tradicional. Sus hojas se siguen mascando para aliviar el dolor y aumentar la energía.

Sus efectos dependen de la dosis. Una dosis baja de la planta, entre 1-5g, provoca efectos estimulantes que pueden sentirse tras unos 10 minutos, y pueden durar hasta 90 minutos. Estos efectos podrían derivar en un aumento de la energía y el estado de alerta.

Una dosis moderada, entre 5-15g, produce un efecto similar al de los opiáceos. Podrían durar varias horas, provocando un alivio del dolor, un estado mental calmado y una reducción de los síntomas de abstinencia de los opiáceos.

El kratom puede usarse para liar porros calculando la dosis necesaria para conseguir los efectos deseados. No obstante, los consumidores deberían informarse sobre la planta previamente, para asegurarse de que es compatible con cualquier problema de salud que puedan tener, o cualquier medicamento que estén tomando, ya que es posible (y así se ha reportado) que produzca efectos secundarios y complicaciones.

Mytragna

3. KANNA

La Kanna, o Sceletium tortuosum, es una hierba conocida por su capacidad para levantar el estado de ánimo y aliviar el estrés, la tensión y la ansiedad. Se dice que las dosis bajas son más estimulantes, mientras que las dosis más elevadas tienen efectos más sedantes. Gracias a este efecto dependiente de la dosis, la kanna es un ingrediente bastante versátil para una sesión de porros, ya que podrás ajustar los efectos según la ocasión y el ambiente.

Algunos consumidores afirman que esta planta aumenta la seguridad en sí mismos en situaciones sociales, así que podría contribuir a facilitar la conversación y reducir la ansiedad social. Por este motivo, también podría contrarrestar cualquier ansiedad asociada al consumo de marihuana. Aunque se dice que la kanna también realza algunos efectos del cannabis.

De nuevo, infórmate sobre esta planta antes de añadirla a tus porros, para asegurar que puedes consumirla de forma segura. Por ejemplo, esta hierba podría aumentar temporalmente la presión sanguínea.

Kanna

4. LAVANDA

Esta conocida hierba terapéutica es fácil de conseguir y crece en muchos jardines en todo el mundo. Sus ricos aromas se deben en parte a la presencia del terpeno linalool, que también se encuentra en muchas variedades de marihuana. Este terpeno aporta un sabor realmente delicioso a los porros.

Pero el papel de la lavanda en los canutos va más allá del simple sabor. El llamado “efecto séquito” afirma que cannabinoides como el THC y el CBD actúan en sinergia con los terpenos, potenciando los efectos y alterando el colocón.

Se dice que fumar lavanda podría aliviar el nerviosismo y el insomnio, y puede hacer que la experiencia al fumar sea más suave en general.

Lavender

5. ROMERO

El romero es otra hierba conocida que suele encontrarse en muchos jardines y en muchos platos exquisitos. Además de su gran sabor, el romero está asociado con la mejora cognitiva y la memoria, debido a los principios activos presentes en la planta. Esta hierba aromática también podría ayudar con la inflamación y el sistema inmunológico.

Rosemary

6. LÚPULO

Esta planta es un ingrediente común de una gran variedad de cervezas, aunque también puede usarse para mezclar con porros. De hecho, pertenece a la misma familia botánica del cannabis. El lúpulo contiene el terpeno mirceno, también presente en muchos tipos de marihuana.

Este terpeno está asociado con efectos sedantes y antidepresivos, por lo que resulta una incorporación agradable y complementaria para un colocón con cannabis. Hay estudios que afriman que el lúpulo es peligroso cuando se fuma a temperaturas más altas, por lo que esta hierba es una mejor elección para añadir a las mezclas de vapeo.

Hops

7. HIERBA GATERA

Quizás ya hayas visto la hierba de los gatos, o Nepeta cataria, en muchos vídeos de internet, donde los gatos se comen esta hierba y poco tiempo después muestran unos fuertes efectos psicoactivos. Esta planta también produce algunos efectos interesantes en el ser humano, aunque con una intensidad ligeramente menor. Al mezclarla en un porro, puede ofrecer un efecto sedante, resultando en sensaciones de relajación y alivio del estrés.

Catnip

8. GREENGO

Greengo es una alternativa más sana que el tabaco, que ayuda a que los porros quemen a un ritmo constante. Esta mezcla es una combinación de papaya, menta, hojas de avellano y eucalipto. Greengo no contiene nicotina y no es adictivo. Además, produce menos alquitrán que el tabaco.

Greengo

9. SKULLCAP

El skullcap (la escutelaria, o Scutellaria lateriflora) es un gran sustituto para el tabaco, si buscas un colocón suave y relajante. Esta hierba se ha usado tradicionalmente para aliviar la ansiedad, reducir la tensión nerviosa y el estrés. Gracias a esto, es una planta excelente para mezclar con variedades índica. Hay muchas especies de skullcap con efectos diferentes, así que asegúrate de buscar la más adecuada para ti.

Skullcap

10. SALVIA

La salvia es otra hierba aromática que suele encontrarse en muchos jardines y cocinas. ¿Y quién sabía que también podía añadirse a los porros, para potenciar la relajación y la calma? Estos efectos los produce concretamente la salvia blanca. Esta hierba seca también ayuda a dar consistencia al porro y facilita la combustión.

Sage

11. HOJA Y RAÍCES DE MALVAVISCO

El malvavisco es una planta nativa de Europa, Asia occidental y el norte de África. Las culturas antiguas usaban malvavisco en sus preparaciones para diversos fines, y las investigaciones modernas han descubierto que contiene una serie de fitoquímicos interesantes.

Fumar las raíces y hojas del malvavisco produce un efecto relajante en el cuerpo y la mente. Aunque es mucho más suave que el cannabis, esta planta calma la mente y reduce la tensión. Añade malvavisco a tus porros para disfrutar de un toque extra de relajación al fumar por la tarde/noche.

Aconsejamos hablar con tu médico antes de consumir esta hierba para descartar cualquier interacción con medicamentos o problemas de salud.

HOJA Y RAÍCES DE MALVAVISCO

12. GORDOLOBO

El gordolobo, también llamado verbasco, es una planta usada habitualmente en las mezclas para fumar. Produce un humo suave y espeso de carácter calmante y refrescante, que ayuda a contrarrestar parte de la aspereza producida al inhalar marihuana.

Así como el cannabis, el gordolobo está cargado de fitoquímicos interesantes, incluyendo flavonoides, alcaloides, saponinas y terpenos. Además de ayudar a que los porros se quemen de forma lenta y constante, la planta tiene algunas propiedades únicas por sí misma.

Un canuto cargado de gordolobo producirá efectos profundamente relajantes, que asientan el cuerpo y despejan la mente. Con esta robusta planta, puedes potenciar los efectos del cannabis y situar tu mente en el momento presente.

GORDOLOBO

13. WILD DAGGA

La wild dagga (también conocida como cola de león) comparte algunas similitudes con la marihuana, por lo que es la compañera ideal para mezclar en los porros. Esta planta, nativa del sur de África, pertenece a la familia de las lamiáceas y tiene propiedades psicoactivas. El nombre "dagga" deriva del khoikhoi "dacha", la palabra indígena para denominar al cannabis.

La wild dagga crece hasta 2m de altura y produce hojas aromáticas de color verde oscuro y unas hermosas flores anaranjadas similares a colas. Tradicionalmente, los nativos usaban las hojas, raíces, corteza, flores y tallos para hacer preparados botánicos.

Fumar sus hojas y flores produce un efecto relajante, que algunas personas describen como una versión suave del cannabis.

WILD DAGGA

CÓMO HACER UNA MEZCLA HERBAL PARA FUMAR

Para apreciar los efectos de las hierbas mencionadas arriba, te recomendamos probarlas por separado. Pero, una vez que hayas decidido cuál es tu favorita, ¿por qué limitarte a una sola hierba? Siguiendo unas sencillas pautas, mostradas a continuación, puedes preparar tus propias mezclas herbales para hacer unos canutos sinérgicos con un efecto de ensueño.

FÓRMULA DE LAS MEZCLAS DE HIERBAS PARA FUMAR

Utiliza esta fórmula para lograr el equilibrio perfecto al hacer tus mezclas herbales. Una buena mezcla debe contener cuatro componentes diferentes:

  • Hierbas base: estas hierbas lo mantienen todo unido. Úsalas en grandes cantidades para dar cierta estructura a la mezcla, así como para contribuir a una combustión más lenta y uniforme del canuto.
  • Hierbas de acción/sabor: una buena mezcla suele contener 1-3 hierbas de acción. Estas contienen fitoquímicos, que son la base del efecto de la mezcla y aportan un sabor único a la misma.
  • Hierbas astringentes: añaden equilibrio a la mezcla, y ayudan a completar el sabor y la sensación del humo.
  • Hierbas potentes: estas hierbas aportan un poco de potencia a la mezcla. Sus potentes fitoquímicos añaden un toque agradable cuando se usan en cantidades pequeñas, pero eficaces.

PROPORCIONES

Ahora que conoces los ingredientes esenciales, ¡hablemos de las proporciones! Añadir cada hierba en la cantidad deseada creará una mezcla sabrosa que proporcionará el efecto deseado. A continuación, se muestran las proporciones ideales de cada componente:

  • Hierbas base: 40%
  • Hierbas de acción/sabor: 40%
  • Hierbas astringentes: 15%
  • Hierbas potentes: 5%

EJEMPLO DE RECETA DE MEZCLA HERBAL

Para ayudar a asimilar esta información, hemos creado una receta a modo de ejemplo usando las 13 alternativas al tabaco mencionadas arriba. Si lo deseas puedes usar esta mezcla para liar tus porros, o simplemente puede servirte de inspiración para hacer tus propias mezclas. Con esta receta obtendrás una mezcla de 500g, suficiente para unas cuantas fumadas.

Hierbas base (200g)

  • 100 g de gordolobo
  • 100 g de raíz de malvavisco

Hierbas de acción (200g)

  • 100 g de damiana
  • 100 g de lúpulo

Hierba astringente

  • 75g de lavanda

Hierbas potentes (25g)

  • 12,5 g de hierba gatera
  • 12,5 g de skullcap (escutelaria)

INSTRUCCIONES

  1. Consigue las hierbas que vayas a usar.
  2. Procesa cada hierba eliminando los tallos grandes, y muele los trozos grandes hasta convertirlos en un polvo grueso.
  3. Pesa cada hierba usando una báscula de precisión.
  4. Pon las cantidades de hierbas en un túper grande o en una bolsa de plástico, y agítalo enérgicamente durante 30 segundos.
  5. Abre el túper y mezcla las hierbas durante 30 segundos más, usando las manos.
  6. Vierte el contenido en un frasco de vidrio grande y hermético, y guárdalo en un lugar fresco y oscuro hasta que vayas a usarlo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.