20% de descuento en aceite de CBD con el código CBD20

By Luke Sumpter


A menudo, el cannabis se considera una panacea. Aunque mucha gente lo utiliza por diferentes razones, lo cierto es que todavía hace falta mucha investigación sólida al respecto.Aun así, muchas mujeres optan por usar esta planta con la esperanza de aliviar el síndrome premenstrual (SPM) que aparece todos los meses. Descubre más sobre el SPM y si el cannabis puede ayudar a afrontar algunos de sus numerosos síntomas.

¿Qué es el síndrome premenstrual (SPM)?

Las mujeres que estén leyendo este artículo estarán bien familiarizadas con el síndrome premenstrual. Se trata de una serie de síntomas que aparecen cada mes en algún momento entre la ovulación y el inicio de la regla, y que suelen terminar con el inicio del periodo o en los días siguientes. Los síntomas del SPM varían de una mujer a otra en cuanto a intensidad. Mientras que algunas apenas los notan, casi el 30% de las mujeres[1] en edad reproductiva padecen estos síntomas de forma moderada, y alrededor del 20% los experimentan hasta tal punto que perturban su vida cotidiana.

Los síntomas del SPM pueden ser tanto físicos como psicológicos. Los síntomas principales incluyen:

Ansiedad Irritabilidad
Cambios en el apetito Bajo estado de ánimo y tendencia a llorar
Cambios rápidos de humor Reducción de la libido
Problemas de concentración Dolor abdominal
Calambres Diarrea y estreñimiento
Dolor de cabeza Dolor muscular

Como puedes ver, los síntomas del SPM son diversos y numerosos, y afectan al cuerpo y a la mente simultáneamente. Pero ¿cuál es su causa? Los investigadores siguen tratando de determinar una causa subyacente exacta del SPM, así como el motivo por el que algunas mujeres se ven mucho más afectadas que otras. De momento, los científicos señalan como culpables varios factores, entre ellos:

  • Cambios hormonales: la rápida reducción del nivel de hormonas durante la fase lútea (la fase siguiente a la ovulación) probablemente genere síntomas psicológicos como ansiedad y cambios de humor.
  • Cambios neuroquímicos: los cambios hormonales también provocan un cambio en la neuroquímica. Los científicos creen que la reducción de los niveles de dopamina y serotonina durante esta etapa provoca un estado de ánimo bajo y problemas de sueño.
  • Enfermedades preexistentes: las mujeres con antecedentes familiares de trastornos mentales son más propensas a experimentar síntomas graves de SPM. Estos trastornos incluyen depresión, trastorno bipolar y depresión posparto.
  • Estilo de vida: algunos estilos de vida, como fumar, consumir mucho azúcar y la falta de ejercicio, también están relacionados con un mayor riesgo de sufrir síntomas más graves del SPM.

Artículo relacionado
CBD y equilibrio hormonal

  • ¿Es lo mismo el síndrome premenstrual y la tensión premenstrual?

A veces, los síntomas experimentados durante las dos semanas previas a la regla se denominan tensión premenstrual (TPM). De hecho, estos cambios físicos y psicológicos son idénticos a los del SPM. Los dos términos son sinónimos y se refieren exactamente a lo mismo.

La relación entre el cannabis y el SPM

Existen varios tratamientos convencionales para controlar el síndrome premenstrual, como los medicamentos hormonales, la terapia conversacional, los antidepresivos y los suplementos dietéticos. También es recomendable hacer cambios en el estilo de vida, como practicar ejercicio físico con regularidad y dormir bien. Sin embargo, muchas mujeres recurren a la marihuana para controlar los síntomas, especialmente las que pueden acceder al cannabis de forma segura y legal.

Por ejemplo, en una encuesta[2] realizada en 2015 en la Universidad de la Columbia Británica (Canadá) se preguntó a un grupo de 192 mujeres si habían consumido cannabis alguna vez para aliviar el dolor menstrual. El 85% del grupo declaró haber probado el cannabis con este fin, y el 90% afirmó haber sentido un efecto subjetivo beneficioso. La mayoría de estas mujeres consumieron el cannabis fumándolo o en forma de comestible.

Curiosamente, la relación entre la marihuana y el síndrome premenstrual no se limita a la era moderna. Varias culturas utilizaban el cannabis[3] para promover la menstruación natural, e incluso los relatos históricos cuentan que la Reina Victoria usaba una tintura de marihuana[4] para tratar sus síntomas del SPM.

Hoy en día, cada vez más mujeres se plantean esta pregunta: "¿ayuda la marihuana con los dolores menstruales?". El uso tradicional y los relatos históricos son una cosa, pero generalmente nuestras decisiones sobre la salud están mejor orientadas por las evidencias científicas basadas en ensayos controlados en humanos. Estos estudios rigurosamente diseñados ponen a prueba los productos naturales, dándonos la mejor indicación de si realmente funcionan o no. Sin embargo, la arcaica controversia en torno al cannabis ha frenado seriamente la investigación en este ámbito.

La relación entre el cannabis y el SPM
  • El rol del SEC

Para entender si el cannabis puede tener un impacto relevante en los síntomas del síndrome premenstrual, primero debemos comprender los aspectos básicos del sistema endocannabinoide (SEC). Conocido como el regulador universal del cuerpo humano, este sistema supervisa la homeostasis (el equilibrio biológico) y ayuda a modular la activación de los neurotransmisores, la remodelación ósea, el apetito, el estado de ánimo y la memoria.

El SEC se encuentra por todo el cuerpo y está formado por varios receptores, moléculas de señalización y enzimas. Los compuestos activos del cannabis, incluido el THC, ejercen su efecto principalmente al interactuar con estos receptores, o al alterar la actividad enzimática.

El carácter casi omnipresente del SEC en el cuerpo significa que sus componentes también aparecen en el aparato reproductor femenino[5], donde se producen varios síntomas del SPM. Ahí, el SEC ejerce una gran influencia sobre la fertilidad, la reproducción y la función endocrina.

Entonces, ¿constituye el SEC una diana a través de la cual el cannabis podría abordar los síntomas del SPM? Profundicemos un poco más.

El cannabis y los síntomas del SPM: qué dice la ciencia

Varias encuestas y montones de testimonios anecdóticos ayudan a hacerse una idea del efecto que podría tener la marihuana sobre los síntomas del SPM; pero esta idea sigue siendo poco clara. No se ha realizado ningún ensayo en humanos para probar la eficacia del cannabis y sus componentes fitoquímicos contra los síntomas del síndrome premenstrual; al menos, no todavía.

Así que, de momento, debemos recurrir a los datos existentes. Varios estudios preclínicos han examinado la eficacia de los cannabinoides y otros compuestos contra modelos de dolor, inflamación, estado de ánimo y dolores de cabeza. Los resultados de estas investigaciones nos dan una mejor idea de cómo podría actuar el cannabis en los futuros ensayos con humanos. Veamos algunas de estas investigaciones.

  • Calambres menstruales

Aunque fisiológicamente son útiles, los calambres menstruales son dolorosos. Durante la menstruación, los músculos del útero se contraen para ayudar a expulsar el endometrio (el revestimiento del útero). Sin embargo, a menudo estas contracciones o calambres son lo suficientemente intensas como para comprimir los vasos sanguíneos cercanos, lo cual interrumpe temporalmente el suministro de oxígeno a los tejidos afectados, causando dolor.

En el sistema nervioso y las vías de señalización del dolor hay varios componentes del SEC[6], como el receptor cannabinoide 1 (CB1), el receptor cannabinoide 2 (CB2) y el receptor de potencial transitorio V1 (TRPV1). Se sabe que varios cannabinoides se unen a estos receptores[7], alterando su actividad, lo que posiblemente pueda alterar la percepción del dolor.

Además, una revisión narrativa publicada en el "Journal of the International Association for the Study of Pain" examinó los estudios preclínicos disponibles[8] relacionados con los cannabinoides, el sistema endocannabinoide y el dolor. Los autores de dicha revisión concluyeron que los modelos animales en que se utilizaron cannabinoides y moduladores del SEC son bastante prometedores para el desarrollo de fármacos analgésicos; sin embargo, también señalaron que desarrollar fármacos clínicamente útiles a partir de estos compuestos supone un reto importante.

El cannabis y los síntomas del SPM: qué dice la ciencia
  • Cambios de humor

El SEC desempeña un papel importante en la activación de los neurotransmisores. A diferencia de muchos compuestos químicos del cerebro, los endocannabinoides a menudo se envían hacia atrás a través de la hendidura sináptica, lo que proporciona a las neuronas la capacidad de utilizarlos para controlar las señales entrantes de moléculas como el GABA (el principal neurotransmisor inhibidor) y el glutamato (el principal neurotransmisor excitador).

De forma similar a los endocannabinoides, los "fitocannabinoides" (los cannabinoides derivados de las plantas) son capaces de unirse a los receptores del SEC, entre otros, influyendo así en la química del cerebro. Por ejemplo, se cree que el THC, tras unirse al receptor CB1, provoca un aumento severo de la dopamina, un neurotransmisor implicado en el placer y la recompensa.

Otros compuestos del cannabis, que no pertenecen a la categoría de los cannabinoides, también podrían influir en el estado de ánimo. Se están realizando estudios para explorar el potencial antidepresivo[9] del β-pineno (un terpeno que aporta un refrescante aroma a pino a algunas variedades) y del linalool (un terpeno con aroma cítrico).

  • Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son un síntoma especialmente grave del SPM que puede afectar a la vida diaria. ¿Puede realmente aliviarse este malestar fumando un porro o tomando un comestible de marihuana? No se sabe con certeza, pero las investigaciones iniciales sugieren que el SEC juega un papel en ciertos tipos de dolor de cabeza; los niveles bajos de anandamida[10] (un endocannabinoide) probablemente sean los culpables.

Las investigaciones iniciales también sugieren que usar fitocannabinoides para modular el SEC podría reducir la intensidad de los dolores de cabeza. Un estudio[11] publicado en "The Journal of Pain" recogió datos de una app de cannabis medicinal para analizar las valoraciones registradas por los propios pacientes tras consumir marihuana. Los índices de migraña y dolor de cabeza se redujeron en torno al 50% en muchos de los pacientes que consumían cannabis. Sin embargo, los hombres experimentaron una mayor reducción de los dolores de cabeza en comparación con las mujeres.

El cannabis y los síntomas del SPM: qué dice la ciencia

¿Cómo afecta el CBD al síndrome premenstrual?

¿Y qué hay del CBD? Este cannabinoide ha ganado mucha popularidad en los últimos años, en parte porque no produce colocón. A diferencia del THC, el CBD no se une fuertemente a los receptores CB1 o CB2. Sin embargo, el CBD interrumpe la actividad enzimática del SEC, y las primeras investigaciones sugieren que podría aumentar los niveles de anandamida[12] (los niveles bajos de este endocannabinoide en circulación están implicados en la migraña).

El CBD también se une a los receptores de serotonina en el cerebro y modula la transmisión serotoninérgica[13]. La serotonina actúa como estabilizador del estado de ánimo, y unos niveles bajos de la misma pueden afectar negativamente al estado de ánimo y al comportamiento. Las investigaciones actuales en animales sugieren que el CBD podría ejercer efectos beneficiosos a través de este mecanismo.

Actualmente, el CBD aislado no está aprobado como tratamiento farmacéutico para el dolor. No obstante, este cannabinoide constituye una parte fundamental del fármaco a base de cannabis llamado Sativex (nabiximols), que contiene una proporción 1:1 de CBD y THC. De momento, esta fórmula se ha utilizado en investigaciones dirigidas al tratamiento del dolor neuropático crónico[14]. Es necesario realizar más investigaciones para ver si influye en el dolor generado por los espasmos y los calambres.

Cómo usar marihuana para el síndrome premenstrual

Al ser una planta versátil, hay muchas formas diferentes de utilizar el cannabis, y las más habituales se describen a continuación.

Inhalación Fumar y vapear ofrecen efectos que aparecen rápidamente, y te permiten experimentar con diferentes formas del cannabis, como los cogollos crudos, las ceras y los aceites. Sin embargo, ambos métodos conllevan cierto riesgo (en diferentes grados) para las vías respiratorias.
Vía oral Para esta forma de consumo hay diversas opciones, desde los alimentos y bebidas con cannabis hasta las cápsulas o los aceites comestibles. El cannabis consumido por vía oral tarda más en hacer efecto, pero ofrece efectos más duraderos. Las posibles desventajas de estos productos incluyen su baja biodisponibilidad, y su potente efecto psicoactivo si se consumen comestibles con THC.
Vía tópica Los productos de cannabis para la piel incluyen bálsamos, lociones, parches, cremas y pomadas. Mientras que la mayoría de estos productos solo producen un efecto local en la piel, los parches transdérmicos consiguen llevar los cannabinoides a la circulación sistémica.
Sublingual Aplicar unas gotas de aceite de cannabis bajo la lengua permite que los cannabinoides se difundan rápidamente en el torrente sanguíneo. Este método ofrece efectos que aparecen rápidamente y una mayor biodisponibilidad en comparación con los comestibles, a la vez que elimina los riesgos respiratorios asociados a fumar y vapear.

¿Cuáles son los riesgos del cannabis y el SPM?

Dado que la relación entre el cannabis y el síndrome premenstrual sigue sin ser clara, los riesgos asociados son mayormente desconocidos. Aun así, las mujeres que quieran consumir marihuana para aliviar su malestar deberían consultar a un profesional médico. Las investigaciones muestran que el cannabis puede alterar las hormonas reproductivas femeninas[15], lo que podría reducir las posibilidades de embarazo. Además, en algunas mujeres, los síntomas psicológicos más severos del SPM se ven agravados por problemas de salud mental, y el cannabis puede aumentar el riesgo de problemas de salud mental[16] en ciertas personas.

El futuro del cannabis para el SPM

Es demasiado pronto para decir si el cannabis puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. No obstante, el SEC juega un papel importante en la función del sistema reproductor femenino, y los fitocannabinoides ofrecen un medio para modular este sistema. Las investigaciones iniciales también muestran que los cannabinoides como el THC y el CBD podrían ayudar a tratar algunas de las sensaciones y procesos asociados a los síntomas del SPM, pero es necesario realizar estudios a gran escala con humanos para confirmar estos hallazgos. A medida que la investigación sobre el cannabis sigue creciendo, probablemente no tardaremos en ver estudios de alta calidad que examinen el efecto del cannabis en el síndrome premenstrual.

Fuentes Externas
  1. Premenstrual Syndrome https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Using marijuana to cope with the pain and other symptoms of medical abortions and menstrual periods https://www.contraceptionjournal.org
  3. Traditional uses of Cannabis: An analysis of the CANNUSE database https://www.sciencedirect.com
  4. EDITORIAL https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. The role of the endocannabinoid system in female reproductive tissues https://ovarianresearch.biomedcentral.com
  6. The role of the endocannabinoid system in pain https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Endocannabinoid System Components: Overview and Tissue Distribution https://link.springer.com
  8. Cannabinoids, the endocannabinoid system, and pain: a review of preclinical studies https://journals.lww.com
  9. The “Entourage Effect”: Terpenes Coupled with Cannabinoids for the Treatment of Mood Disorders and Anxiety Disorders https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  10. Endocannabinoid System and Migraine Pain: An Update https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  11. Short- and Long-Term Effects of Cannabis on Headache and Migraine https://www.jpain.org
  12. Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  13. Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  14. A Review of Scientific Evidence for THC:CBD Oromucosal Spray (Nabiximols) in the Management of Chronic Pain https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  15. NIH study suggests using cannabis while trying to conceive may reduce pregnancy chances https://www.nih.gov
  16. Cannabis users at 'much higher' risk of developing poor mental health https://www.birmingham.ac.uk
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.