El cannabis ha acaparado mucha atención en los últimos años debido a su potencial medicinal. Se descubrió que cannabinoides como el THC y el CBD presentan propiedades antitumorales, ansiolíticas, antiinflamatorias, neuroprotectoras y antioxidantes, entre otras. Cuanto más se estudian estos compuestos, mejor se comprenden sus mecanismos de acción. Los cannabinoides funcionan de diversas maneras en el cuerpo humano, y las vías primarias por las que actúan forman parte del sistema endocannabinoide.

Se descubrió que el sistema endocannabinoide cumple una función reguladora sobre muchos otros sistemas del cuerpo. El sistema endocannabinoide consta de receptores, como los CB1 y CB2, que se encuentran en diferentes tipos de células por todo el cuerpo. Los cannabinoides no son las únicas sustancias químicas que afectan a estos receptores. Los endocannabinoides, los cannabinoides producidos por el cuerpo, también activan estos receptores y cumplen una función importante en la fisiología humana, en áreas como el estado de ánimo y el apetito.

Uno de los sistemas que parece afectar el sistema endocannabinoide es el sistema endocrino. En un artículo de 2006, publicado en Endocrine Reviews, se indica que los receptores CB1 se expresan en el hipotálamo y en la glándula pituitaria, y que su activación modula todos los ejes endocrinos hipotálamo-periféricos.

La presencia de receptores de cannabinoides en el sistema endocrino sugiere que los cannabinoides pueden tener potencial terapéutico para tratar trastornos endocrinos.

EL SISTEMA ENDOCRINO

El sistema endocrino consta de glándulas que producen hormonas dentro del cuerpo. Las hormonas son moléculas señalizadoras que son transportadas por el sistema circulatorio y que son capaces de regular la fisiología y el comportamiento.

Los componentes principales del sistema endocrino son el hipotálamo, la glándula pituitaria, la glándula pineal, la glándula tiroides, las paratiroides, el timo, las glándulas adrenales, el páncreas y los ovarios/testículos. Las hormonas liberadas por estas glándulas incluyen la melatonina, la testosterona, la insulina, el glucagón, la epinefrina y la hormona luteinizante. Estas hormonas ayudan a regular procesos como el sueño, la reacción de lucha o huida, el almacenamiento de energía, y el crecimiento y desarrollo.

Sistema Endocrino

TRASTORNOS DEL SISTEMA ENDOCRINO

Los trastornos endocrinos pueden presentarse cuando la función de una o más glándulas endocrinas está comprometida, un fenómeno que puede alterar el equilibrio de todo el sistema. Si una glándula particular produce una cantidad muy pequeña o muy grande de determinada hormona, se puede manifestar una enfermedad endocrina. Las enfermedades endocrinas también pueden aparecer cuando se forman lesiones, nódulos o tumores en una glándula endocrina y afectan a su función.

Uno de los trastornos endocrinos diagnosticados más frecuentemente es la diabetes, una afección que se presenta cuando el páncreas no produce niveles suficientes de la hormona insulina. Otro trastorno endocrino frecuente es la insuficiencia adrenal, que ocurre cuando las glándulas adrenales liberan muy poca cantidad de cortisol y aldosterona, lo cual causa fatiga. Otros tipos de trastornos endocrinos incluyen la enfermedad de Cushing, gigantismo, hipertiroidismo, hipotiroidismo, hipopituitarismo y síndrome de ovario poliquístico.

LOS CANNABINOIDES Y EL SISTEMA ENDOCRINO

Los cannabinoides pueden tener el potencial de regular el sistema endocrino y ayudar en casos de determinados trastornos endocrinos. Estos compuestos pueden ser eficaces para tratar trastornos endocrinos causados por la presencia de tumores en determinadas glándulas endocrinas. En un artículo del 2008, publicado en la revista Endocrine-Related Cancer, se indica que los endocannabinoides pueden inhibir el crecimiento celular, la invasión y la metástasis en tumores de tiroides, mama y próstata. Dado que los cannabinoides, como el THC, también activan los mismos receptores por la similitud en su estructura molecular, es posible que produzcan efectos similares.

Las investigaciones también demostraron la presencia de receptores de cannabinoides en nervios que participan en la regulación del eje hipotálamo-pituitaria-tiroides. Esta región controla la producción de hormonas mediante la glándula tiroides, lo cual sugiere que los endocannabinoides y los cannabinoides pueden afectar a esta función. Las investigaciones sobre esta área son preliminares, pero todo indica que los cannabinoides pueden influenciar el sistema endocrino.

Cannabinoides como el CBD también pueden ayudar a aliviar los síntomas de los trastornos endocrinos. El CBD es un cannabinoide no psicoactivo que presenta diversas aplicaciones medicinales. Los síntomas de algunos trastornos endocrinos incluyen ansiedad e insomnio. El CBD es reconocido por su capacidad de reducir la sensación de ansiedad, según se documentó en estudios en seres humanos. Este cannabinoide también resultar efectivo para mejorar los patrones de sueño, ya que disminuye la ansiedad y mejora el sueño REM.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar