Los comestibles con marihuana son famosos por tener un efecto más fuerte que fumar. Incluso un fumeta veterano como Snoop Dogg los evita porque, según él, "no tienen botón de apagado".

Pero, como seres humanos, todos estamos programados de diferentes maneras. Algunas personas se ponen en órbita con un solo bocado de un brownie con hierba. Pero otras ni siquiera sienten el más mínimo indicio de un colocón.

Si perteneces al grupo que no sienten nada después de tomar comestibles con marihuana, este artículo es para ti. En él, profundizamos en cómo procesa el cuerpo el cannabis ingerido, y vemos por qué los comestibles no te colocan.

Pero no te preocupes, porque, en lo que respecta a la marihuana, siempre hay una solución alternativa.

Cómo se digieren y procesan los comestibles con marihuana

Cuando inhalamos hierba, el THC pasa rápidamente a través de los alvéolos de los pulmones al torrente sanguíneo, y de ahí, directamente al cerebro. Los comestibles funcionan de otra manera.

Cuando se ingiere THC, es absorbido por los intestinos, y luego pasa a través del hígado. El hígado lleva a cabo lo que se conoce como "metabolismo de primer paso", un primer proceso metabólico en el que se filtran las sustancias extrañas del torrente sanguíneo. Esto impide que el THC circule por todo el cuerpo a través de la sangre.

Cómo se digieren y procesan los comestibles con marihuana

Esa es la razón por la cual el consumo oral de THC es uno de los métodos de ingesta con menos biodisponibilidad. Entonces, ¿por qué los comestibles suelen ser mucho más fuertes que la marihuana fumada? Volviendo al metabolismo de primer paso, este proceso cambia la composición química del THC en 11-hidroxi-THC, un compuesto con mayor potencial psicotrópico y un efecto más duradero.

  • ¿Cuánto tarda el cuerpo en procesar los comestibles?

Como todo en la vida, el tiempo que tarda algo en llegar a su destino depende de la ruta que siga.

En el caso del cannabis, fumar permite que el THC viaje a través del organismo en cuestión de minutos, lo que significa que también empezarás a sentir los efectos en minutos.

Sin embargo, cuando ingieres hierba, los efectos tardan en aparecer entre 30 minutos y un par de horas. Este lapso hace que la gente crea que no pasa nada o que los comestibles son demasiado débiles, y cometen el típico error de consumir más de lo que deberían.

Razones por las que los comestibles podrían no funcionar

A continuación, te mostramos algunas posibles razones por las que los comestibles no te colocan.

  • La marihuana no está descarboxilada

Este es uno de los principales errores que cometen los novatos cuando cocinan con marihuana. Se olvidan del importantísimo proceso de la descarboxilación, que es lo primero que hay que hacer antes de nada.

Pero no te dejes intimidar por el nombre. La descarboxilación es simplemente la acción de activar los cannabinoides que están presentes en la hierba, sometiéndola a la suficiente cantidad de calor. Por eso, comer cannabis crudo no coloca.

Para activar el THC y el CBD, deberás exponer tu marihuana a una temperatura de 110°C durante unos 45 minutos. Esta es la temperatura ideal para activar los cannabinoides de forma simultánea e impedir que se descompongan los terpenos aromáticos y otros fitoquímicos.

La solución

La descarboxilación es un proceso muy sencillo. Comienza calentando el horno a unos 110-115°C, como máximo. A continuación, extiende la hierba triturada sobre una bandeja para hornear y métela al horno. Espera de 45 minutos a una hora, pero asegúrate de revolver la marihuana cada 15 minutos para evitar que se queme.

La marihuana no está descarboxilada

  • Tu cuerpo procesa el THC demasiado rápido

Ya hemos visto brevemente el metabolismo de primer paso. Ese proceso metabólico varía de una persona a otra.

Quienes tengan un metabolismo rápido tendrán más probabilidades de experimentar los efectos de los comestibles con mayor rapidez que las personas con un metabolismo lento. Al mismo tiempo, el segundo grupo también podría sentir que los efectos desaparecen mucho antes, o no sentir nada en absoluto.

Este es el motivo por el que todo tipo de medicamentos y sustancias recreativas afectan a cada persona de forma distinta, y de por qué cada individuo necesita una dosis diferente.

La solución

Si perteneces al grupo de personas con una tasa metabólica de primer paso alta, prueba con la absorción sublingual de aceite de cannabis. Esto permite que el THC penetre en la membrana mucosa de la boca, lo que lleva el cannabinoide directamente al torrente sanguíneo sin pasar por el hígado. El subidón no durará tanto tiempo, pero no hay duda de que lo sentirás.

También puedes probar a tomar un poco más del comestible, si tu metabolismo tiende a mitigar los efectos de tus dosis habituales.

  • Tomar comestibles con el estómago vacío

Hay un par de corrientes de opinión en lo referente al consumo de comestibles con el estómago vacío. Por un lado, se sigue experimentando un efecto psicotrópico, y es posible que también empiece más rápido, ya que el THC no tiene que competir con nada.

Sin embargo, la baja biodisponibilidad oral del THC y su carácter lipofílico son dos argumentos a favor de tomar comestibles junto con alimentos grasos. Se cree que de esta forma se maximiza la absorción del compuesto, lo que posiblemente conduzca a un efecto más fuerte.

Sin embargo, también está el problema de estar colocado sin tener nada en el estómago. Esta acción tiene más probabilidades de causar los efectos secundarios de miedo y paranoia, asociados con los comestibles. A veces, es mejor tener un poco de comida en el estómago para evitar cualquier resultado desagradable.

La solución

Es bastante obvia. Si no sientes ningún efecto cuando tomas comestibles con el estómago vacío, asegúrate de comer algo antes. En el mejor de los casos, la presencia de grasas adicionales contribuirá a unos efectos más fuertes. Y en el peor, evitarás los posibles efectos secundarios ya mencionados.

Ten en cuenta que llenar el estómago con sólidos o líquidos ralentiza la absorción del THC, así que tampoco te pases y te atiborres de comida. Si a veces no sientes nada después de tomar comestibles con el estómago lleno, prueba a hacerlo sin comer, para ver cómo te afecta.

Tomar comestibles con el estómago vacío

  • No esperar el tiempo suficiente

Como ya hemos dicho en los apartados anteriores, tendrás que esperar entre 30 minutos y dos horas para sentir los efectos de los comestibles. Para algunas personas, esto puede ser una espera demasiado larga.

También hemos mencionado uno de los principales errores que suele cometer la gente: comer más de lo que deberían. Se impacientan, toman una o dos porciones más, y se colocan demasiado.

Hay muchas historias sobre gente que ha tenido unas experiencias inolvidables con los comestibles, y no precisamente en el buen sentido.

La solución

Todo es cuestión de mentalizarte. Saber cuánto tiempo tardan los comestibles en surtir efecto, te da una idea sobre qué esperar.

Y lo más importante, no cometas el terrible error de consumir más de la cuenta. Especialmente si es la primera vez que consumes comestibles, cíñete a la dosis recomendada.

Cuando empieces a sentir los efectos, espera por lo menos 45 minutos antes de comer más.

  • La dosis es demasiado baja

Y hablando de dosis, otro posible motivo por el que no te colocas con los comestibles de marihuana es porque no consumes lo suficiente. Cierto, no te quieres pasar, pero tampoco intentes ser tan prudente que te pierdas la experiencia.

Los veteranos del cannabis saben calcular sin problemas la cantidad de producto que pueden consumir, como lo haría un cocinero con los ingredientes. Pero, si eres novato/a, es probable que tengas que hacer unos cálculos para estar seguro/a, o delegar en un/a fumeta con más experiencia.

La solución

Si eres principiante, empieza con 5-10mg de THC por porción.

Por lo general, un gramo de cogollo seco (con un 20% de THC) es suficiente para un lote de 20 galletas con 10mg de THC cada una. Pero, a medida que continúes con el proceso de elaboración de comestibles, encontrarás las cantidades que mejor se adapten a tus gustos.

La dosis es demasiado baja

  • Has tomado comestibles con CBD por error

En el extremo opuesto de los comestibles de marihuana se encuentran los alimentos ricos en CBD. Gracias al carácter no psicotrópico del cannabidiol, los comestibles con CBD no colocan.

Estos productos tienen efectos beneficiosos propios, pero no causan esa sensación eufórica que buscas. Por lo tanto, si puedes elegir, opta por variedades o comestibles con una proporción de THC con respecto a CBD de al menos 1:1, o preferiblemente de 1:0.

La solución

Para conseguir el subidón que estás buscando, elige cepas ricas en THC y terpenos, si vas a hacer los comestibles tú mismo/a. Si vas a comprarlos en una tienda, consulta con el dependiente para asegurarte de que el producto que compres te va a colocar.

Lo ideal es que tus cepas tengan un 15-25% de THC. Si buscas variedades para empezar, echa un vistazo a clásicos como la Sour Diesel (19%), la Purple Queen (22%), o la Sherbet Queen (24%).

  • Tu tolerancia es demasiado alta

Tomar demasiadas bebidas alcohólicas o cafeinadas de forma habitual, aumenta tu tolerancia. Tarde o temprano, tendrás que tomar una cantidad mucho mayor para poder sentir sus efectos.

Y lo mismo ocurre con el consumo de marihuana. Si fumar un porro entero no te coloca, es posible que tengas la misma inmunidad frente a los comestibles.

La solución

Hay varias formas de reducir la tolerancia al cannabis. Una de ellas es darle al cuerpo un descanso de todo ese THC. Deja de fumar y tomar comestibles por lo menos durante dos semanas, para que tu organismo se reactive.

También puedes cambiar de cepas y elegir variedades ricas en CBD. El cannabidiol no coloca, pero puedes beneficiarte de sus propiedades. Una vez más, una cepa con una proporción de THC respecto a CBD de 1:1, es una opción adecuada.

Pero, si tienes que consumir de forma habitual, asegúrate de controlar las dosis. Consume lo justo para conseguir el puntillo perfecto, y reserva las caladas grandes para ocasiones especiales.

No te preocupes si los comestibles con marihuana no te colocan

Si no hay forma de colocarte a base de comestibles, o no te proporcionan el tipo de subidón que buscas, es posible que no sean adecuados para ti. Como se suele decir, hay gente para todo.

Pero, aunque sea tu caso, no es el fin del mundo. Lo bueno del cannabis es que hay muchas maneras de disfrutarlo. Especialmente con la creciente aceptación de la marihuana en todo el mundo, no te vas a quedar sin opciones.

En última instancia, todo se reduce al método que mejor se adapta a tus necesidades. Ya sea fumando un porro o comiendo una galleta con cannabis, lo único que importa es que disfrutes de esta hierba mágica.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.