Has encontrado una variedad de cannabis que te encanta. Te funciona y la necesitas en tu vida. La necesitas tanto que te has vuelto un poco loco y has comprado más que suficiente para que tus concentrados y comestibles duren meses, solo por si acaso. En definitiva, que posiblemente te hayas precipitado.

Ahora que has vuelto a casa, orgulloso/a con tu compra, te giras hacia la nevera. Después hacia el armario. Y hacia la estantería. Diriges la mirada hacia tu colección de tuppers. ¿Dónde se supone que vas a almacenar lo que sobre? En ese momento, todo parece complicarse. ¡Pero no tiene por qué! Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el almacenamiento de concentrados y comestibles de cannabis.

LOS RIESGOS DE NO ALMACENAR TU CANNABIS

No, no guardas tu cannabis para esconderlo de esos amigos ansiosos. Almacenar concentrados y comestibles de cannabis es fundamental para que se mantengan frescos. Estos son algunos de los factores de riesgo que pueden afectar al magnífico sabor o calidad de tus concentrados si no los proteges correctamente:

  • Humedad
  • Luz directa y exposición excesiva al sol
  • Fuentes de calor
  • Contaminación
  • Moho
  • Bichos

¡El cannabis que dejas fuera puede estropearse en tan solo unos días!

Molde De Moho En Cannabis Comestible

MATERIALES PARA EL ALMACENAJE

Esto difiere de una persona a otra y literalmente hay cientos de opiniones sobre cuál es la mejor forma de almacenar tu cannabis. Nosotros hemos reunido los métodos más populares que merece la pena probar. El cannabis puede almacenarse casi de forma indefinida si lo hacemos con el método correcto, aunque el plazo exacto de tiempo dependerá de la forma de almacenamiento elegida y del tipo de producto que estés almacenando.

  • Recipientes de silicona: es el método ideal para el corto plazo. Elige un recipiente que se parezca en tamaño a la cantidad de concentrado que vas a almacenar. Esto minimizará el riesgo de acumulación de humedad.
  • Contenedores herméticos: para almacenar concentrados hasta un mes, envuelve pequeñas cantidades en papel de horno (encerado) y sella los paquetes dentro de una bolsa hermética de comida. Y luego colócalo de nuevo en un recipiente hermético.
  • Frascos de vidrio: los frascos pequeños de cristal, los tarros para envasar y otros recipientes de vidrio son ideales, pero siempre dependiendo de qué quieras almacenar. Los productos que no se pegan al vidrio funcionarán bien en los frascos envasados al vacío que puedan colocarse en un lugar fresco o en la nevera. Si estás almacenando un shatter que sea pegajoso, envuélvelo bien en papel de horno para que no se pegue.
  • Congelar: con la congelación, probablemente puedas mantener los concentrados durante un año sin que se pierda demasiado sabor o calidad. Sin embargo, esto requerirá tomar ciertas precauciones a la hora de preparar el concentrado que va a ser congelado, ya que debemos eliminar el exceso de aire para evitar la humedad si hay un cambio de temperatura. Cuando saques el concentrado del congelador, intenta descongelarlo lentamente para que el cambio de temperatura no afecte al sabor o lo estropee.

OPCIONES DE ALMACENAMIENTO PARA COMESTIBLES

Los comestibles de cannabis se mantienen mejor en la nevera, especialmente si están hechos con ingredientes como aceite, azúcar y harina. Los comestibles son propensos al moho y se estropean rápidamente cuando se dejan a temperatura ambiente, el motivo es que la mayoría de comestibles de cannabis apenas tienen conservantes.

Si estás comprando un comestible comercial, comprueba su fecha de caducidad y el etiquetado para hacerte a la idea de cuál será la mejor forma de almacenarlo. Siempre que sea posible, envuelve los comestibles en papel encerado o papel de aluminio, ya que el plástico puede afectar a su sabor. Coloca estos comestibles ya envueltos en un recipiente hermético y mételos en la nevera.

La cannabutter se puede guardar tanto en la nevera como en el congelador en un recipiente hermético o en un frasco de cristal. El aceite infusionado con cannabis debe guardarse en la nevera. Asegúrate de no poner aceite de cannabis en el microondas y usa siempre fuego lento para cocinar. Seguir un protocolo regular de almacenamiento de comestibles es siempre una buena idea.

Cannabis Comestible

LOS MEJORES CONSEJOS

  • Dentro de lo posible, evita recipientes transparentes para el cannabis ya que es sensible a la luz.
  • Evita bolsas plásticas, en lo que respecta a evitar humedad y la entrada de aire, el plástico no es la mejor opción. Los recipientes de cristal y silicona son mejores.
  • Nunca almacenes cannabis, ya sean concentrados o comestibles, bajo la luz directa.
  • Si estás envolviendo concentrados en papel encerado para almacenarlos, asegúrate de ponerte guantes para evitar el traspaso de aceites y bacterias a través de tus manos.
  • La nevera es un buen lugar para almacenar comestibles, aceites para cocinar, bálsamos y tinturas. ¡Asegúrate de que estén fuera del alcance de los niños!
  • ¿Abres la nevera a menudo? Tal vez es el momento de invertir en una mini-nevera para guardar tu cannabis y comestibles bien almacenados, sin fluctuaciones de temperatura.
  • Apunta la fecha de envasado de los concentrados de cannabis y los comestibles para saber cuándo fueron almacenados.
  • Compra siempre productos de vendedores y dispensarios con buena reputación. Si te están dando el cannabis en una bolsa plástica o si no ha sido envuelto antes, ten cuidado con el nivel de frescura.

SÍNTOMAS DE QUE EL CANNABIS SE HA ESTROPEADO

En el caso de que no estés seguro de haber almacenado correctamente tu cannabis, asegúrate de revisar los siguientes signos de que el cannabis se ha estropeado. Un fenómeno que a menudo se conoce como "bunk weed".

  • Gotas de condensación en el recipiente
  • Signos de moho 
  • Decoloración
  • El cannabis ha perdido su olor
  • El producto se ve frágil, áspero y seco

Cómo Almacenar Concentrados De Cannabis

CONCLUSIÓN

El almacenamiento es un gran problema cuando se trata de cannabis. Siempre queremos mantener nuestra hierba fresca y rica, sean comestibles, concentrados o cualquier otra forma. Respeta los principios básicos a la hora de conservar tu cannabis (frío, seco, oscuro) y te acostumbrarás a ellos en un abrir y cerrar de ojos. ¡Larga vida al cannabis fresco!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar