En lo que respecta a la elaboración de concentrados de cannabis, el proceso más conocido es el BHO. Pero es largo, difícil y peligroso. Por suerte, existe una alternativa segura, fácil y que solo tarda un par de minutos. ¿Cómo se llama esta maravilla? Rosin Hash.

El Rosin es un extracto de aceite de cannabis cuya elaboración se hace a base de presión y calor, en lugar de con un disolvente. El resultado es un concentrado de cannabis totalmente puro, fácil y rápido de hacer. Lo mejor es que cualquiera lo puede hacer de forma segura, independientemente de la experiencia que se tenga. Lo único que se necesita es algunos cogollos, una plancha de pelo y papel pergamino. Si te gustan los concentrados, ¡no hay excusa para no intentarlo!

TÉCNICA ROSIN: UNA FORMA FÁCIL DE HACERLO

1. Lo primero que se necesita es un cogollo. Lo ideal es que sea un poco más pequeño que la anchura de la plancha de pelo.

2. Calienta la plancha a una temperatura de 160-180 grados centígrados. Lo mejor es usar una plancha de pelo digital que permita seleccionar la temperatura deseada. Cuanto más alta sea la temperatura, más rápido se producirá el rosin, pero será más oscuro y tendrá un sabor mucho más fuerte. Una vez que lo hayas probado un par de veces, podrás jugar un poco con la temperatura para conseguir la consistencia que desees.

Rosin hash plancha de pelo

3. Dobla un trozo de papel pergamino por la mitad. Coloca un poco de cogollo en la mitad de uno de sus lados, para que quede en el centro una vez doblado.

4. Coloca el paquete entre las placas de la plancha para el pelo y presiónala fuerte y rápidamente. Hay que apretar fuerte, ¡pero no tanto como para que se rompa la plancha! No hacen falta más que 3 segundos. Si esperas más, se quemará.

5. Saca el paquete de la plancha con cuidado, asegurándote de no dañar el cogollo. Si se mueve, podría desplazar el aceite de Rosin que acabas de presionar.

6. Coloca el cogollo en otro lugar del papel y repite el proceso. Continúa hasta que no quede nada. Por lo general, hay que hacerlo unas tres veces.

7. Rasca todo el aceite del papel en un montón y repite el proceso con el resto del cogollo.

8. Cuando lo tengas todo junto, guarda el Rosin Hash de cannabis en un lugar fresco, seco y oscuro. ¡Ya está listo para disfrutarlo cuando te apetezca! Tendrás un estupendo y potente concentrado de aceite de cannabis sin disolventes – ¡sin apenas tiempo ni esfuerzo!

Nota: los restos de cogollo prensado se pueden usar en comestibles. ¡Es un ingrediente ideal!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar