Si acabas de adentrarte en el mundo del cannabis, puede que pienses que marihuana y hachís son dos palabras intercambiables que se usan para describir lo mismo. Pero no lo son. A continuación, te mostramos las diferencias.

¿QUÉ ES LA MARIHUANA?

La marihuana se refiere al cannabis seco. En la mayoría de las partes del mundo, la marihuana está compuesta de flores de cannabis que se han secado y curado, y están listas para fumar, vaporizarse, cocinarse o convertirse en algún tipo de concentrado. En algunas zonas del mundo (como América del Sur y el sudeste asiático, por ejemplo), todavía puedes encontrar "ladrillos de marihuana", que generalmente contiene cogollos, tallos, hojas y semillas, todos comprimidos en un bloque duro y oscuro.

Existen multitud de variedades de cannabis, y todas producen efectos únicos. Los cultivadores de cannabis llevan criando y manipulando estas cepas desde la década de los 80, para producir variedades únicas con diferentes aromas, sabores y efectos. Las variedades sativa tienden a producir un efecto energizante más estimulante, mientras se considera que las variedades índica producen efectos más relajantes y calmantes. Pero tienes que tener en cuenta que los efectos de una cepa se reducen a su composición química, no a su linaje genético.

Hachís y marihuana

¿QUÉ ES EL HACHÍS?

El hachís (o hash), por otro lado, se refiere a un extracto de cannabis que se hace separando la resina de los cogollos (y/o las hojas de azúcar). Hay muchas formas diferentes de hacer hachís, pero todas implican separar los tricomas y prensarlos en forma de bloque, bola, cilindro o moneda. El resultado es un concentrado fuerte con un sabor y efectos únicos.

Algunas de las formas más tradicionales de hachís provienen de Afganistán, Marruecos e India. El hachís afgano y marroquí se elaboraba tradicionalmente haciendo pasar cannabis seco a través de tamices finos. La acción de la fricción suave separa los tricomas del material vegetal seco para hacer kief, que luego se calienta y presiona para producir bloques de hachís oscuros, cremosos y muy potentes.

En la India, por otro lado, el hachís se produce de manera diferente. Allí se cogen los cogollos de cannabis frescos y se frotan entre las manos. El calor y la fricción provocan que los tricomas se separen del material vegetal presente y crean una resina gruesa y oscura que se queda pegada a las manos. Esto luego se convierte en bolas y se vende como charas.

Entre las otras formas de hachís podemos encontrar rosin, bubble hash y BHO, estos dos últimos extraídos a través de disolventes.

Artículo relacionado
Cómo preparar hachís

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN EL HACHÍS Y LA MARIHUANA?

Ahora que entiendes la diferencia entre hachís y marihuana, aquí tienes breve una descripción de sus diferencias en términos de preparación, sabor, efectos, potencia y consumo.

PREPARACIÓN

La marihuana se prepara cultivando plantas de cannabis feminizadas, se espera a que florezcan, evitando que sean polinizadas por los machos, y se cosechan sus cogollos cuando están en su máxima madurez. Hoy en día, la mayoría de las plantas de marihuana se cultivan en interior, utilizando luces específicas, sistemas de ventilación y fertilizantes para ayudar a maximizar la capacidad de producir resina de una planta de cannabis hembra.

Después de aproximadamente 8-12 semanas de floración (dependiendo de la cepa), las plantas hembra se cortan y los cogollos se secan durante aproximadamente dos semanas, antes de colocarlos en frascos para su curado. Este proceso es vital porque ayuda a los cogollos a madurar y maximizar la potencia y el sabor.

El hachís se puede preparar de muchas maneras, pero todas implican separar los tricomas de los cogollos de cannabis y unirlos. Las formas más simples y tradicionales de hacer hachís son las que usan en Marruecos y la India (que hemos mencionado antes). El rosin, por otro lado, se hace presionando las flores de cannabis con una prensa caliente o plancha para el pelo para extraer una resina dorada muy potente. Por otro lado, para hacer bubble hash se necesita agua helada y agitación manual para separar los tricomas, y para el BHO se utiliza butano.

HACHÍS MARIHUANA
  • 10 - 15 minutos
  • 10 - 16 semanas

SABOR

Hay una gran diferencia en el sabor de la marihuana y el hachís. Mientras que la marihuana tiende a tener sabores y aromas más frescos, herbales y, a veces, afrutados, el hachís tiende a ser complejo, rico y especiado. Ten en cuenta que los sabores del hachís y la marihuana van a variar según la cepa que se haya empleado para crearlos. El sabor del hachís también varía mucho según la forma en la que se haya elaborado.

HACHÍS MARIHUANA
  • Complejo, rico
  • y especiado
  • Frescos, herbales
  • y afrutados

POTENCIA

El hachís es mucho más potente que la marihuana. La mayoría de las variedades de cannabis del mercado actual producen entre un 15 y un 30% de THC. Como el hachís se elabora combinando una enorme cantidad de tricomas, puede llegar a alcanzar potencias del 40, 50 o incluso un 60%. De nuevo, la potencia exacta de la marihuana o el hachís va a variar dependiendo de una cepa u otra, y también dependerá del método de elaboración empleado para hacer el hachís. Hoy en día, el BHO es el tipo de hachís más potente que existe, llegando a alcanzar más de un 90% de THC.

HACHÍS MARIHUANA
  • 40, 50, incluso 60% THC
  • 15–30% THC

CONSUMO

Aquí es donde la marihuana y el hachís tienen más cosas en común. Ambos se pueden fumar, vaporizar o añadir a comestibles. Pero las flores de marihuana se pueden usar para hacer concentrados, y el hachís no.

HACHÍS MARIHUANA
  • Fumar, vaporizar o añadir a comestibles
  • Fumar, vaporizar, añadir a comestibles
  • o hacer concentrados

LA CALIDAD PRIMERO, SIEMPRE

No importa si prefieres marihuana o hachís, los dos ofrecen una experiencia única y agradable. Sin embargo, elijas lo que elijas, tienes que asegurarte siempre de obtener la marihuana o el hachís de productores de calidad que utilicen la mejor genética. O mejor aún, ¡cultiva tu propia marihuana y haz tu propio hachís en casa usando nuestras semillas de primera calidad!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.