¿Alguna vez te has preguntado cómo podrías hacer que tus cultivos de marihuana sean un poco más dulces? Prueba añadiendo un poco de miel a la mezcla.

Resulta que la miel puede ser útil para cultivar marihuana de varias maneras: puede usarse como estimulante de raíces para esquejes, o como fertilizante para plantas. Analizaremos ambas opciones, una por una. Al comprar miel, asegúrate de que tenga una pureza del 100% y no contenga sirope de maíz, ya que tus plantas de marihuana no necesitan nada de eso.

USAR MIEL COMO ESTIMULANTE DE RAÍCES

La reproducción por esquejes consiste en cortar esquejes de una planta que te encanta para producir una copia genéticamente idéntica. Los esquejes son útiles si tienes una cepa que realmente te gusta, o un ambiente especialmente adecuado para el perfil genético de una planta en concreto.

Pero para que un esqueje se convierta en una planta nueva, necesita activarse con hormonas de enraizamiento. Las plantas producen sus propias hormonas de enraizamiento, así que si coges un esqueje y lo pones en un vaso de agua limpia y filtrada debería empezar a desarrollar raíces por sí solo. Dicho esto, si quieres mejorar tus probabilidades de éxito y acelerar el proceso de enraizamiento, quizás te interese usar una hormona de enraizamiento externa.

Las auxinas son el tipo de hormona enraizante más común en las plantas. El ácido indolacético (AIA) es un tipo de hormona producida endógenamente. La mayoría de productos enraizantes comerciales no utilizan AIA, sino una hormona de enraizamiento sintética como el ácido indolbutírico (AIB) o el ácido naftalenacético (ANA). Estos suelen funcionar bien, pero tienen una caducidad corta y muchos cultivadores no quieren exponer sus plantas a productos químicos.

Soil Honey Cannabis

Quienes prefieren hacer las cosas de forma ecológica pueden usar miel como estimulante natural para las raíces. También puede ser útil para quienes usan hormonas enraizantes sintéticas y quieren añadirles un refuerzo ecológico. La miel tiene fuertes propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que evitará que tu esqueje se infecte. Algunos cultivadores creen que la miel tiene enzimas especiales que fomentan el crecimiento radicular. Además, la miel tiene una caducidad muy larga, por lo que si compras un tarro especial para tus cultivos, podrás usarlo durante años.

Para usar la miel como estimulante de raíces, cubre la “herida” de tu esqueje con una capa gruesa de miel y pon el esqueje en el medio de cultivo. Al usar miel como agente enraizante, las raíces pueden empezar a formarse pasados 7-14 días.

USANDO MIEL COMO FERTILIZANTE

Cuando tu planta haya crecido, puedes volver a exponerla a la miel, ¡esta vez en la tierra!

Las plantas en sí no necesitan glucosa, ya que a través de la fotosíntesis producen su propia glucosa. Dicho esto, la microflora del suelo puede enriquecerse con ella. La tierra está llena de bacterias y hongos beneficiosos, y un poquito de miel puede ayudarles a desarrollarse. Disuelve 5-15ml de miel en unos 4 litros de agua, y usa la mezcla para regar tus plantas. Ten cuidado de no “saturar” tu suelo con miel, ya que podría ser contraproducente y causar daños. Algunos cultivadores preparan su propio fertilizante mezclando miel, aminoácidos, leche, extracto de yuca, ceniza volcánica y extracto de palo de jabón.

La marihuana puede beneficiarse de la miel y, por suerte, la miel también puede beneficiarse de la marihuana. Según los apicultores, el polen de cáñamo es un recurso valioso para las abejas. Y, por otro lado, la miel y el cannabis pueden mezclarse para crear una tintura excelente. Parece ser que estas dos sustancias se compenetran bien en varios niveles, algo muy interesante para nosotros como cultivadores y consumidores.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.