¿Qué es el e-líquido de CBD?

CBD

El CBD, abreviatura de cannabidiol, es uno de los principales cannabinoides producidos por la planta del cannabis. No es psicoactivo como su pariente el THC, pero está demostrando poseer una increíble variedad de aplicaciones terapéuticas. Todavía se siguen investigando seriamente los beneficios del consumo de aceite rico en CBD como anticonvulsivo, ansiolítico o antiinflamatorio. Vaporizar se está convirtiendo en el método de administración más fiable para este impresionante cannabinoide, así que nos pareció oportuno analizar en mayor profundidad las características de los e-líquidos de CBD.

La forma más eficiente de administrar CBD es a través del sistema respiratorio, es decir, los pulmones. Vaporizar es el método más saludable y eficiente para hacer llegar el CBD a los pulmones y al flujo sanguíneo. Fumar conlleva riesgos al exponer estos órganos delicados a compuestos tóxicos resultantes de la combustión. Ingerir puede ser menos eficiente, ya que dependiendo del producto, suele provocar una absorción desigual y una biodisponibilidad limitada. Inyectar aceite es muy peligroso y parece sencillamente una locura. Vaporizar garantiza una acción mucho más rápida y una mayor biodisponibilidad.

ImportantEs necesario mencionar que los aceites de CBD viscosos que se suelen ingerir no son aptos para vaporizar, como los aceites de CBD elaborados con aceite de oliva como base. Los e-líquidos de CBD se fabrican especialmente para vaporizar, nunca utilices un aceite de CBD pensado para ser ingerido.

VAPORIZACIÓN

Vaping

La vaporización se pensó originariamente como método de administración más eficaz para medicinas herbales chinas. Los vaporizadores se popularizaron sobre todo cuando su tecnología se convirtió en la base de los cigarrillos electrónicos. Miles de personas los han utilizado con éxito como ayuda para dejar de fumar.

Intentando no ponernos demasiado técnicos, los vaporizadores suelen utilizar un elemento para calentar un e-líquido que contiene el compuesto deseado. Estos elementos se pueden fabricar de diferentes materiales, pero todos generan una cantidad importante de calor. El líquido se calienta hasta el punto en que se evapora, evitando la combustión y las sustancias perjudiciales que conlleva. El e-líquido se puede utilizar para empapar un paño absorbente con un elemento activado por temperatura, como los vaporizadores y cigarrillos preparados de un sólo uso. También se puede almacenar en cantidades más grandes en depósitos, unidades, dispositivos o accesorios recargables.

En 2017 nos encontramos con que la vaporización se está convirtiendo en todo un fenómeno. No sólo como sistema de administración de CBD con metodología clínica, sino también a nivel recreativo para el cannabis y sus extractos psicoactivos. Vaporizar es una actividad que goza de gran aceptación en muchos sectores de la población, mientras que todo lo relativo a fumar está mal visto. Quienes no pretenden colocarse también tienen a su disposición una enorme variedad de sabores y sensaciones con diversos fluidos para vaporizar.

E-LÍQUIDOS

Los e-líquidos suelen consistir en una base de glicerina vegetal o propilenglicol, que se combina con otros elementos para aportar sabores, texturas o efectos determinados. Se pueden añadir terpenos y otros aceites esenciales para aromaterapia, o nicotina para quienes están intentando dejar el tabaco. De forma muy similar, se puede incorporar CBD para disfrutar de sus beneficios terapéuticos.

Ni la glicerina vegetal ni el propilenglicol se consideran perjudiciales, y ambos han sido ampliamente utilizados en la industria alimentaria como humectantes o edulcorantes. La glicerina vegetal es preferible al alcohol como conservante para tinturas y extractos. El propilenglicol es una vía de transporte en drogas inyectables. Ambos son fluidos transparentes, inodoros y semi-viscosos que se pueden calentar, vaporizar o inhalar con total seguridad.

E-LIQUIDOS CON CBD

e-Liquid

El CBD y la vaporización van de la mano. Combina un compuesto que funciona de forma más eficiente cuando se absorbe a través de los pulmones con una tecnología que puede alcanzar los pulmones de manera aparentemente benigna y agradable.

Cuando busques tus líquidos de CBD, hay una serie de aspectos a tener en cuenta.

¿ES TRANSPARENTE Y HOMOGÉNEO?

El líquido debería ser transparente cuando se observa a través de la luz y no turbio. Como con muchos otros líquidos que aportamos a nuestros cuerpos, deberíamos sospechar de cualquier líquido con impurezas. Un líquido de CBD para vaporizar de buena calidad estará bien mezclado y tendrá una consistencia uniforme. Si se ha separado en capas y el aceite está flotando en la parte superior, arruinará tu vaporizador e impedirá una administración homogénea del CBD.

¿CÓMO SE EXTRAE EL ACEITE DE CBD?

Asegúrate de que el aceite de CBD haya sido extraído sin utilizar solventes dañinos.

El e-líquido de CBD de Royal Queen Seeds se extrae mediante un proceso exclusivo que empieza con una pasta de dióxido de carbono pura, cuyo resultado es un líquido libre de ceras, clorofilas y lípidos. Este método conserva los terpenos beneficiosos intactos e inalterados y garantiza un agradable sabor a marihuana. Nuestros e-líquidos también contienen concentraciones de CBD estables, que han sido certificadas por análisis de terceros y que puedes consultar sin problema, para que sepas perfectamente lo que estás comprando.

¿DE DÓNDE PROCEDE EL ACEITE DE CBD?

La ética juega un papel fundamental cuando tomamos determinadas decisiones de compra. Con el CBD ocurre lo mismo. La procedencia de todo aquello que vas a consumir es vital. Con un poco de investigación en internet, puedes saber que nuestro aceite de CBD procede de cultivos de cannabis orgánicos o sostenibles. ¿Qué métodos de agricultura se han utilizado? ¿Qué procesos de manufacturado? Todo esto desempeña un rol fundamental para evitar la exposición a pesticidas, microorganismos y sustancias tóxicas.

RESPONSABILIDAD

Los fabricantes deberían poder proporcionarte análisis de sus productos en laboratorios independientes con buena reputación. Si no disponen de estos análisis, descarta esa opción y sigue buscando. Las promesas de las etiquetas deben estar respaldadas por resultados de laboratorios fiables. El consumidor tendrá que filtrar entre estafadores y fabricantes sin escrúpulos, así que haz un estudio de mercado y deja tus comentarios. Las reseñas de producto son herramientas muy poderosas para el consumidor en la era digital.

El CBD o cannabidiol es el cannabinoide en el que la mayoría de profesionales de la salud y pacientes muestran mayor interés. La vaporización está demostrando ser el método de administración de CBD más eficiente. Tomar una decisión informada te asegurará obtener un producto de máxima calidad que se ajusta a tus necesidades y ofrece el mejor rendimiento.