🤯 Locura Autofloreciente: hasta un 50% menos en semillas y material  ⏤ AHORRA YA 🔥

 🤯 Locura Autofloreciente: Hasta un 50% menos
en semillas y material  ⏤ AHORRA YA 🔥

Por Steven Voser

La poda apical es un método tradicional y muy popular de entrenamiento de plantas de marihuana. Al cortar la punta de una planta en fase vegetativa, el topping la obliga a desarrollar una estructura más pequeña y compacta, con dos ramas principales que más adelante se llenarán de cogollos. Por otro lado, las plantas a las que no se aplica este tipo de poda crecen más altas y más rápido porque no sufren el intenso estrés y la limitación vertical de haber sido podadas.


¿Qué es el topping?

El topping, o poda apical, es una técnica de entrenamiento de alto estrés para plantas de marihuana. Por lo general, se realiza al principio de la fase vegetativa, y consiste en cortar (con unas tijeras o una cuchilla de afeitar) la punta de la planta. Además de obligar a la planta a desarrollar dos tallos principales, el topping hace que concentre su energía en las zonas inferiores de su anatomía. Esto da como resultado una estructura más compacta y tupida, en lugar del crecimiento apical que suelen presentar las plantas sin podar.

Topped Plant
Planta con poda apical

Diferencias entre plantas de marihuana con y sin poda apical

El topping produce mucho estrés en las plantas de marihuana. Así es, cortar la punta de una planta sana con unas tijeras puede parecer antinatural y abrumador para los cultivadores sin experiencia. De hecho, muchos cultivadores avanzados prefieren que sus plantas crezcan de forma natural. A continuación, veremos las diferencias clave entre las plantas de marihuana podadas y no podadas con este método, para que puedas decidir si meter o no la cuchilla a tus queridas plantas.

Topped vs Non Topped

1. Diferencias en el crecimiento de plantas de marihuana con y sin poda apical

La marihuana presenta una dominancia apical por naturaleza. Por tanto, si se dejan a su aire, las plantas de cannabis crecen hacia arriba en lugar de a lo ancho, desarrollando una estructura parecida a la de un árbol de Navidad. Las plantas sin poda apical tienden a desarrollar un tallo central fuerte que se estira mucho más que el resto de la planta, y que se llena de flores durante la fase de floración. Esta zona repleta de cogollos se llama "cola". Además, las ramas inferiores producen un follaje más claro y con menos flores, que a menudo también son más pequeñas.

En cambio, las plantas a las que se les aplica el topping crecen mucho más tupidas. Debido al duro impacto de perder su punta principal, estas plantas se ven obligadas a redirigir su energía a sus zonas inferiores. Si podas las plantas con este método, comprobarás que crecen con menos altura y que desarrollan una copa más uniforme que favorece la penetración y distribución de la luz en toda la planta. Pocas semanas después de la poda, también verás cómo el tallo central de la planta se divide en dos tallos principales, que más adelante se convertirán en colas.

Si vas a podar tus plantas, hazlo al principio de la fase vegetativa, cuando hayan desarrollado de 3 a 5 nudos/hojas verdaderas. También tendrás que añadir una semana, o más, a la fase vegetativa, para asegurarte de que las plantas se recuperen del estrés. Además, el topping crea una "herida" abierta que expone a la planta a patógenos, y fomenta un crecimiento más frondoso que puede hacer que la humedad se acumule alrededor de las partes inferiores. Utiliza siempre material esterilizado para podar tu planta, y vigila el nivel de humedad a medida que la planta se vuelve más frondosa.

2. Las plantas con poda apical producen cosechas diferentes

Muchos cultivadores creen que el topping es una de las mejores formas de producir cosechas más grandes. Sin embargo, el verdadero efecto de esta técnica en la producción de cogollos no está tan claro.

Por un lado, la poda apical fomenta un crecimiento inferior más frondoso y el desarrollo de muchas colas. Pero también ejerce mucho estrés en las plantas jóvenes, provocando un crecimiento más lento y atrofiado durante, al menos, los siete días posteriores a la poda.

Cuando las plantas no tienen suficiente tiempo para recuperarse del estrés del topping, su productividad puede verse afectada en gran medida. Pero si tienen tiempo, pueden producir grandes cosechas de flores densas y muy resinosas (muchos cultivadores han comprobado que las técnicas de entrenamiento de alto estrés (HST), como el topping, aumentan la producción de resina).

Las plantas sin poda apical que no están sometidas a grandes cantidades de estrés suelen presentar un crecimiento rápido y saludable. Es cierto que estas plantas producen menos puntos de floración en sus zonas inferiores, porque concentran la mayor parte de su energía en la cola principal. En algunos casos, las plantas que no se podan pueden producir más cogollos que las podadas, aunque hay cultivadores que dicen que los cogollos de las primeras son más ligeros y menos resinosos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto puede deberse en gran medida a la genética de una planta y al entorno en el que se cultiva.

Topped Yield

3. Ventajas y desventajas de aplicar el topping a las plantas de marihuana

Teniendo en cuenta todo lo anterior, vamos a hacer un resumen de las principales ventajas y desventajas de aplicar o no aplicar el topping a las plantas de marihuana.

Ventajas de las plantas con poda apical

  • Estas plantas desarrollan (al menos) dos colas principales y pueden concentrar más energía en los puntos de floración inferiores. Esto puede dar como resultado cosechas más abundantes.
  • Son más bajas y compactas, e ideales para cultivar en exterior con discreción, o en interior cuando no se dispone de mucho espacio.
  • Algunos cultivadores creen que el topping promueve la producción de resina.
  • El topping reduce la dominancia apical natural de la marihuana, promoviendo el desarrollo de una copa más baja y homogénea, donde la luz se distribuye de manera más uniforme por todos los puntos de floración.

Desventajas de las plantas con poda apical

  • El topping puede ser un reto para principiantes en cultivo.
  • Crea una herida abierta en las plantas, exponiéndolas a patógenos y bacterias.
  • Produce plantas más arbustivas que pueden atrapar más humedad; y si no se controla, podrían desarrollar moho.
  • Provoca un estrés intenso, lo que produce un retraso en el crecimiento durante bastante tiempo después de hacer el corte. Esto debe compensarse con una fase vegetativa más larga. En situaciones en las que los cultivadores no pueden controlar manualmente el tiempo de floración (es decir, en exterior), esto puede afectar al tamaño de la planta y, potencialmente, también a su producción.

Ventajas de las plantas sin poda apical

  • Estas plantas se pueden dejar crecer de forma natural, algo ideal para principiantes con poca o ninguna experiencia en el cultivo de marihuana.
  • Desarrollan un tallo superior fuerte que absorbe mucha luz y que puede producir flores grandes y densas.
  • Crecen más rápido y no necesitan alargar su fase vegetativa antes de empezar a florecer.
  • Adquieren más altura, lo que es ideal para cultivadores que no tienen problemas de espacio, o para quienes necesitan que sus plantas superen en tamaño a otras plantas de su espacio de cultivo.

Desventajas de las plantas sin poda apical

  • Estas plantas conservan su dominancia apical y crecen más altas de forma natural. Esto puede ser un problema a la hora de cultivar en interior o en exterior de forma discreta.
  • Concentran la mayor parte de su energía en desarrollar una gran cola, produciendo cogollos más esponjosos y ligeros en las ramas inferiores.
  • Pueden desarrollar una copa irregular, lo que dificulta la penetración de la luz en los puntos de floración más bajos, y afecta más aún al desarrollo de los cogollos en estas zonas.
  • Pueden producir menos resina y cosechas menos abundantes.

¿Puede el topping aumentar las cosechas?

Una de las principales razones por las que los cultivadores de marihuana aplican el topping a sus plantas es para intentar aumentar las cosechas. En la mayoría de los casos, una planta podada puede producir cosechas más grandes que una planta sin podar.

Sin embargo, es importante comprender que el topping no garantiza cosechas más grandes por sí solo. Para podar las plantas y cuidarlas después, se necesita mucha habilidad y experiencia, y también es importante combinar esta técnica con otras formas de entrenamiento/cuidados.

Para compensar el período de crecimiento atrofiado posterior al topping, la mayoría de los cultivadores alargan el período vegetativo de las plantas (en interior) o realizan la poda apical al principio de la temporada (en exterior). Y, por supuesto, hay que tener especial cuidado en proteger a las plantas de bacterias y hongos que pueden introducirse en su organismo a través del corte que conlleva este método.

A medida que se recuperan, las plantas podadas también pueden ser más sensibles a los desequilibrios de nutrientes y al exceso de riego. Las plantas más robustas pueden recuperarse más rápido. Al cultivar, es importante observar y comprender lo que le ocurre a las plantas y saber cómo solucionar sus problemas.

Topped Plant Buds

Cómo combinar el topping con otras técnicas de entrenamiento

Para maximizar la productividad de una planta, muchos cultivadores combinan el topping con otras técnicas de entrenamiento de bajo o alto estrés. Algunas de estas combinaciones incluyen:

        • Topping y LST: para que las plantas desarrollen una estructura más abierta, y promover un mejor flujo de aire y penetración de la luz.
Topping and Lst
      • Topping, main-lining y lollipopping: para canalizar la energía de una planta hacia unas pocas colas principales, maximizando el crecimiento de los cogollos en estas zonas.
Topping Mainling
    • Topping y super cropping: para fomentar una estructura más abierta y maximizar la absorción de nutrientes y agua durante la fase vegetativa.
Supercropping

Advertencia sobre el topping en las plantas de marihuana en exterior

Si cultivas en exterior, recuerda que el topping conlleva algunos desafíos que pueden requerir de unos cuidados especiales. Como hemos mencionado, el topping crea una herida abierta por la que se pueden introducir bacterias y otros patógenos, especialmente al aire libre. Así que, presta especial atención para que tu planta no resulte atacada.

Además, cuando cultivas en exterior, no se puede alargar la fase vegetativa de la planta de forma artificial. Por lo tanto, si quieres aplicar el topping a tus plantas de marihuana de exterior, deberás hacerlo al principio, cuando tengan alrededor de tres nudos. Si lo haces demasiado tarde, es posible que no tengan tiempo suficiente para recuperarse completamente del corte antes de la floración, lo que puede ralentizar su crecimiento, resultar en cosechas mediocres, e incluso provocar hermafroditismo en algunas plantas.

Aviso para cultivadores de variedades autoflorecientes

Si cultivas autoflorecientes, no recomendamos aplicar métodos de entrenamiento de alto estrés. Aunque algunos cultivadores podan sus autos, estas plantas tienen una fase vegetativa muy corta, de 3-4 semanas, y es probable que no puedan recuperarse por completo del estrés del topping antes de entrar en la fase de floración.

¿Merece la pena el topping?

Muchos cultivadores de marihuana tienen plena confianza en el topping, y por una buena razón. Esta técnica de entrenamiento de alto estrés permite llevar las plantas de marihuana al límite y producir cosechas excepcionales. Sin embargo, es fundamental entender el efecto que tiene el topping en las plantas de cannabis, y el cultivador debe ser capaz de cuidar sus plantas adecuadamente después de aplicarles esta intensa forma de entrenamiento. En la mayoría de los casos, es mejor dejar el topping en manos de cultivadores con experiencia.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.