FERTILIZANTES HIDROPÓNICOS

Si quieres conseguir la mejor cosecha posible cultivando sin tierra, los fertilizantes son un factor fundamental a tener en cuenta. Con la combinación correcta, te asegurarás los mejores cogollos en cuanto a calidad y cantidad.

En un sistema hidropónico, la solución fertilizante que elijas sustituirá a los micro y macronutrientes que normalmente aportaría la tierra. La hidroponía ofrece la ventaja de poder replicar un sustrato como la tierra pero sin la impredecibilidad asociada a esta.

Al comprar un fertilizante, lo primero en que deberías fijarte es en la proporción de los 3 nutrientes esenciales: nitrógeno, fósforo y potasio (N-P-K). Estos son los macronutrientes. Se denominan así porque son absorbidos por la planta en mayores cantidades.

El nitrógeno es responsable del crecimiento foliar y de la pigmentación. Cuando hay una deficiencia de nitrógeno, las hojas viejas se vuelven amarillas y débiles; si no se trata a tiempo, puede derivar en un problema letal. El fósforo es necesario para el correcto desarrollo de los tallos, raíces y flores. Por lo tanto, durante la fase de floración, las plantas requieren más fósforo para poder producir cosechas abundantes. Si durante esta fase las plantas sufren una deficiencia de fósforo, la calidad y cantidad de tus cogollos puede verse afectada significativamente, así que ten cuidado. El potasio es ligeramente menos importante, pero aun así contribuye al desarrollo de los cogollos, tallos y raíces, además de garantizar la síntesis de proteínas.

Nutrientes Cultivo Hidropónico Cannabis

ESCOGE LOS PRODUCTOS ADECUADOS

Con tantas marcas y combinaciones de fertilizantes en el mercado, ¿cuál es la correcta para tus plantas? Esta es una decisión importante, sobre la que irás aprendiendo más y más a medida que pase el tiempo. Solo la experiencia podrá ayudarte a valorar cuál es el fertilizante adecuado para tu situación. Todo depende de lo que quieras conseguir, pero aquí tienes algunas sugerencias para empezar.

Asegúrate que las botellas no contengan materia orgánica; esto causaría problemas en las raíces y estimularía la formación de bacterias. Deberías usar minerales quelados, lo que significa que los nutrientes están recubiertos por una molécula orgánica con menor sensibilidad a las variaciones de pH. Gracias a esto, la planta tiene un intervalo de pH más amplio en el cual poder absorber correctamente los nutrientes. Y finalmente, la proporción NPK ideal también es fundamental.

La proporción NPK se indica en las botellas con un relación de 3 números, cada uno de los cuales describe el porcentaje del nutriente correspondiente. El porcentaje restante está compuesto de micronutrientes. La proporción de nutrientes varia según la fase de crecimiento. Durante la fase vegetativa, el nitrógeno debe tener un valor elevado, el fósforo de medio a elevado y el potasio elevado también. Cuando la planta entra en la fase de floración, se debe reducir el porcentaje de nitrógeno. Deberá mantenerse en niveles bajos, mientras los otros dos deben seguir siendo elevados.

PH Agua Hidropónico

ASEGURA QUE EL PH SEA EL CORRECTO

Algunos nutrientes son absorbidos más fácilmente por las raíces de las plantas que otros, y el valor del pH en el medio de cultivo puede hacer que los nutrientes estén disponibles o bloqueados. Independientemente de la marca de fertilizante que uses, si el pH no es el correcto, la planta puede sufrir deficiencias nutricionales.

Cuando el pH de la zona radicular se encuentra en un rango no deseado, las plantas de cannabis no funcionan correctamente. Por lo tanto, cuando observes una deficiencia, debes actuar de inmediato. Las deficiencias suelen manifestarse primero en el color de las hojas. Si éstas se vuelven amarillas, posiblemente se deba a una falta de nutrientes o a que la planta no pueda absorber los nutrientes necesarios.

En un sistema hidropónico, los nutrientes tienen una mejor absorción cuando el pH de la zona radicular se encuentra entre 5,5 y 6,5. Pero el valor ideal que deberías buscar es 5,7. Cuando ajustas el pH, no necesariamente debes fiarte de las soluciones estabilizadoras de pH. Este tipo de productos aún requieren tu atención constante. Es más recomendable realizar un lavado de raíces de vez en cuando que comprar productos para ajustar el pH.

COMPARACIÓN CON LA TIERRA

La ventaja evidente de los sistemas hidropónicos es que ofrecen un mayor control sobre lo que la planta absorbe. Las plantas tienen un acceso constante a agua y oxígeno, por lo que tú simplemente debes controlar qué nutrientes aportas a tus plantas, y en qué cantidades. No obstante, usar este método más vanguardista puede privarte de ciertos aspectos de la belleza del cultivo tradicional de marihuana.

Cuando se cultiva en tierra, se puede añadir estiércol, un material rico en nutrientes que sin duda mejora la salud general de las plantas. Esto es algo que una solución fertilizante no puede replicar. La tierra contiene microorganismos que ayudan a transformar la materia orgánica - como el guano o el humus de lombriz, etc. - en formas asimilables por las plantas. En cambio, en un sistema hidropónico, es necesario aportar los micro y macronutrientes directamente a las plantas, aunque puedes hacerlo en las cantidades justas. No obstante, si cultivas en tierra, independientemente de la calidad de ésta, siempre tendrás que aportar suplementos extra para poder obtener los mejores resultados. Esta es la principal diferencia entre el cultivo hidropónico y el cultivo en tierra.

Los micronutrientes como el hierro, el cobre y el magnesio están ampliamente disponibles en la mayoría de sustratos de tierra. Por lo tanto, para compensar, las soluciones hidropónicas deben contener una mayor cantidad de estos. La tierra también contiene más nitrógeno, motivo por el cual los fertilizantes hidropónicos para la fase vegetativa tienen un dosis de nitrógeno considerable.

Sistema Hidropónico Nutrientes Cannabis

TOMAR UNA DECISIÓN

El debate entre cultivar en tierra o cultivar en un sistema hidropónico sigue abierto. Asumimos que ya habrás tomado la difícil decisión y estarás preparado para dedicarte al método escogido. Entonces, deberás elegir cuáles son los mejores productos que puedes comprar para tu caso. Esto dependerá de tus preferencias personales, nivel de experiencia y tu dedicación a la operación de cultivo. Es posible que prefieras soluciones fertilizantes que requieran menor atención, o puede que busques controlar cada uno de los detalles que pueden influenciar tu cosecha.

Estas son decisiones que debes tomar por ti mismo, independientemente de lo que hayas leído. Ya seas novato o experto, siempre te encontrarás con problemas que requerirán tu atención. Pero así es como se aprende. No dejes que la muerte de una planta te desmotive o te impida intentarlo de nuevo. Los sistemas hidropónicos tienen el potencial de ofrecer unos cogollos increíblemente potentes y de gran calidad. El esfuerzo valdrá la pena.

Te deseamos buena suerte y recuerda: la clave es la atención. Siempre y cuando sepas interpretar las señales de las plantas, no deberías preocuparte. ¡Que tengas una feliz cosecha!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar