Parece que en mundo del cannabis cada día surge una nueva tecnología o material, que promete mejorar las cosechas o reducir los costes. Como todo en la vida, este tipo de afirmaciones son fáciles de hacer, pero difíciles de respaldar. Aunque si te atrae la idea de un medio de cultivo rentable, las luces de cultivo LEC podrían ser el siguiente paso en la iluminación del futuro.

Las ventajas de las luces LEC - también llamadas luces CMH (Halogenuros Metálicos Cerámicos) - sin duda parecen acumularse: aumento de lúmenes por vatio, la promesa de mejorar las cosechas y un espectro de luz más natural. Pero, ¿realmente son útiles? ¿Y qué limitaciones tiene el mercado de iluminación actual, para que valga la pena actualizar las luces?

LAS LIMITACIONES DE LOS SISTEMAS DE ILUMINACIÓN ACTUALES

Hoy en día, si decides cultivar en interior, es esencial contar con una iluminación adecuada para estimular el proceso de la fotosíntesis. Las opciones más comunes pueden dividirse en cuatro categorías principales: luces fluorescentes de cultivo (CFL), halogenuros metálicos (MH), luces de alta presión de sodio (HPS) y diodos emisores de luz (LED).

En primer lugar, las CFL son las más habituales entre los cultivadores principiantes que solo cultivan unas pocas plantas. Pueden adquirirse fácilmente en cualquier ferretería, producen una cantidad media de luz y técnicamente son capaces de llevar tu plántula hasta la cosecha, siempre que el resto del entorno de cultivo tenga unas condiciones óptimas. Dado que son un aparato doméstico estándar, su vida útil es limitada, pero en general ofrecen resultados medios. Si puedes permitirte algo mejor, las lámparas CFLs no suelen ser recomendables para la fase de floración, ya que básicamente son demasiado débiles para producir una cosecha extraordinaria.

Las luces MH y HPS representan el estándar para cultivo, desde pequeñas plantaciones caseras hasta explotaciones comerciales a gran escala. Las MH son más adecuadas para la fase de crecimiento vegetativo, mientras que para la floración es preferible usar luces HPS. A pesar de sus diferentes usos, ambas tienen algo en común: su funcionamiento tiene un coste increíblemente elevado. Y aunque los dos tipos de luces son capaces de producir cosechas impresionantes, a medida que el sector del cannabis evoluciona hacia un enfoque más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, las lámparas MH y HPS parecen muy anticuadas.

Consideradas como la nueva revolución, las luces LED producen todos los espectros de luz que ofrecen las bombillas mencionadas anteriormente, pero con costes de funcionamiento muy inferiores y menos calor generado. A medida que los cultivadores se adaptan a estas, en poco tiempo se han convertido en el sistema de iluminación preferido. Pero, con la llegada de las luces LEC (cerámica emisora de luz), la situación ha cambiado.

Tipos De Luces Para Cultivar Cannabis

¿QUE SON LAS LEC?

El quid de la cuestión; ¿qué son las luces LEC y por qué a veces se llaman halogenuros metálicos cerámicos (CMH) o lámparas de descarga cerámica (CDM)? Por suerte, todos estos términos significan lo mismo, y a medida que aumentan los conocimientos sobre tecnología, estas denominaciones se vuelven intercambiables. Las luces LEC utilizan un quemador cerámico, en lugar de la versión de cuarzo usada en las luces MH normales. Esto da como resultado un color más natural, produciendo más lúmenes por vatio y una duración por mucho más tiempo. El modelo más común de dispositivo LEC es el 315W con una bombilla de color de "4200K".

Ante la dura competencia de las LED, un sistema de iluminación aparentemente muy completo, ¿qué ventajas ofrecen las LEC?

LAS VENTAJAS DE LAS LUCES LEC

Para empezar, esta última innovación emite una luz de color mucho más natural. Esto facilita poder ver el color natural de las plantas a lo largo de su ciclo de vida. Puede que esto no parezca importante, pero puede ser vital para revisar el progreso del cultivo y en caso de que aparezca algún problema que pueda ser detectado rápidamente por los cambios de color. Como referencia, las luces HPS emiten una luz muy amarilla, mientras que las LED normalmente producen un tono púrpura.

El espectro de luz emitido por los sistemas LEC también marca la diferencia. Las luces LEC emiten rayos UV-B que, según algunos cultivadores, mejoran la producción de tricomas del cannabis durante la etapa de floración. Esto resulta en un aumento significativo de las cosechas, aunque el veredicto sobre cuánto mejora la cosecha aún se sigue debatiendo mucho. Otras dos ventajas obvias son su vida útil y sus características “plug-and-play”. Estas luces vienen con balastos incorporados, por lo que el montaje es muy simple. Algunos fabricantes también afirman que las bombillas LEC durarán hasta dos años, un período considerablemente más largo que cualquier otra opción (a excepción de las LED).

Impulsar La Producción De Tricomas Con Luces Lec

LAS DESVENTAJAS DE LAS LUCES LEC

No hay ningún sistema de iluminación perfecto, y las LEC también tienen algunas desventajas. Los rayos UV-B emitidos son dañinos para el ser humano. Por tanto, es necesario tener un equipo de seguridad adecuado para reducir cualquier riesgo para los ojos o la piel. Actualmente, el elevado coste de instalación de las LEC puede ser desalentador. Al ser una tecnología más reciente, cuesta mucho más que las bombillas tradicionales como las CFL, aunque esta característica es un arma de doble filo; aunque el coste inicial es más elevado, los costes de funcionamiento a largo plazo se sitúan entre los de las bombillas HPS y las LED.

También emiten mucho calor. Aunque menos que las HPS o MH, es suficiente para requerir algún tipo de ventilación o sistema de enfriamiento, lo que también aumentaría el coste inicial en caso de no contar con un equipo de ventilación. Otro aspecto a tener en cuenta es el posicionamiento de las luces LEC, comparado con una lámpara HPS. La intensidad de luz de las LEC no se corresponde completamente con la intensidad de las HPS, por lo que tendrían que colocarse más cerca de la copa de las plantas de marihuana. Por último, el vidrio bloquea los rayos UV-B emitidos por las bombillas LEC, por lo que habría que retirar cualquier obstáculo entre las luces y las plantas.

¿PODRÍAN LAS LEC CAMBIAR LAS REGLAS DEL JUEGO?

Las ventajas de las LEC parecen superar la mayoría de desventajas. Mejores cosechas con menos vatios, combinadas con rayos UV-B y unos costes de funcionamiento reducidos; realmente las únicas rivales para las LEC son las LED. Pero, a pesar de que las LED ofrecen ventajas similares y no generan demasiado calor, actualmente no pueden igualar el aumento de la cosecha producido por las LEC. Si planeas cultivar marihuana durante un tiempo, verás como recuperas la inversión de las luces LEC. Si tu sistema de luces HPS o MH pasa a mejor vida, podría ser el momento perfecto para invertir en una tecnología más eficiente e innovadora.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar