Por Adam Parsons


¿Te basas en suposiciones para la iluminación de tu cultivo de marihuana? Si es así, ¿por qué no utilizar un luxómetro para tener más control? Este dispositivo ofrece a los cultivadores una aproximación de la cantidad de luz que llega a sus plantas. No te lo dirá todo, ¡pero funcionará mejor que ir a ojo!

Lux y PPFD: las diferencias

Antes de adentrarnos en el mundo de los luxómetros y su utilidad, es importante tocar brevemente un debate constante en el mundillo del cannabis. Aunque algunos cultivadores afirman que consiguen resultados consistentes y sólidos utilizando un luxómetro, estos dispositivos tienen sus limitaciones.

El lux es una unidad de medida de la luminosidad percibida por el ojo humano. Nuestros ojos son mucho más sensibles a las longitudes de onda amarillas y verdes que a las azules y rojas. El lux resulta útil cuando se trata de asuntos relacionados con los seres humanos, pero no nos dice mucho sobre la intensidad de la luz útil para las plantas, es decir, las longitudes de onda que impulsan la fotosíntesis.

En cambio, la densidad de flujo de fotones fotosintéticos (PPFD) mide la cantidad de radiación fotosintéticamente activa (PAR) que incide en un metro cuadrado cada segundo. Por tanto, la PPFD puede informar al usuario sobre la concentración de luz útil que reciben sus plantas. Medida en micromoles, la ecuación es la siguiente μmol/m²/s. Si se compara con el lux, que solo ofrece una lectura relacionada con la iluminancia basada en la percepción humana, está claro que la PPFD tiene más utilidad dentro de la horticultura.

Sin embargo, los instrumentos utilizados para medir la PAR son bastante más caros y, por tanto, menos accesibles para el cultivador casero. Aunque los luxómetros no revelan la densidad de la luz fotosintética, sí son útiles cuando se trata de la ubicación de la luz, una variable que puede determinar la salud y la producción de las plantas de cannabis.

¿Qué es un luxómetro?

Como su nombre indica, un luxómetro es un dispositivo relativamente sencillo que mide los lux, la unidad de iluminancia. Más concretamente, los luxómetros miden el flujo luminoso por unidad de superficie. El flujo luminoso se refiere a la potencia percibida de la luz. Cuando se trata de cultivar hierba en un armario de cultivo, la ecuación es la siguiente: lux=lúmenes/m².

Los luxómetros son una herramienta muy útil en el arsenal del cultivador, pero no ofrecen la medición más adecuada de la potencia luminosa. Mientras que los luxómetros proporcionan datos sobre la intensidad de la luz tal y como la ve el ojo humano, los medidores de PAR miden cuántos fotones capaces de realizar la fotosíntesis llegan a la superficie de la hoja. Está claro que este indicador tiene una función más importante en el contexto de la agricultura. Sin embargo, el aumento de las funcionalidades conlleva un aumento del coste. Los buenos medidores de PAR cuestan a partir de unos 230 euros y pueden superar los 2000, mientras que los cultivadores pueden hacerse con un luxómetro rudimentario por tan solo 20 euros.

Las ventajas de utilizar un luxómetro

Entonces, ¿deberías equiparte con un luxómetro? ¿Son estos dispositivos una pieza fundamental del kit junto con la fertilización y la iluminación en sí, o puedes cultivar perfectamente sin uno? Descubre las posibles ventajas de tener un luxómetro a continuación.

Ayuda a aumentar la producción

Si sabes algo sobre el cultivo de plantas, eres consciente de la importancia de la iluminación. Pero cultivar marihuana de buena calidad en interior requiere algo más que colgar cualquier luz y confiar en la suerte. El uso de un luxómetro puede ayudarte a situar la luz de cultivo a la distancia óptima por encima de las copas de las plantas. En circunstancias ideales, los cultivadores pueden obtener información exacta sobre la distancia utilizando un medidor de PAR o un espectrorradiómetro. Sin embargo, los luxómetros son la mejor opción para obtener valores relativos según la percepción humana de la iluminancia.

Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana

Te indica cuándo necesitas sustituir las luces de cultivo HID

Por una inversión menor, un luxómetro puede ahorrarte mucho tiempo, esfuerzo y decepción. Con el tiempo, ciertos tipos de lámparas de cultivo, incluidas las de HM y HPS, pierden eficacia. Bajarán su rendimiento, serán cada vez más débiles y no impulsarán la fotosíntesis con la misma eficacia. En lugar de sembrar las semillas y esperar que la luz tenga suficiente potencia, puedes utilizar tu luxómetro antes de cada cultivo para asegurarte de que no tendrás problemas en las siguientes semanas. Los cultivadores hacen todo tipo de inversiones para asegurarse de que su cultivo se desarrolla sin problemas. ¿Por qué no te haces con un luxómetro y te aseguras de que tus luces también funcionan bien?

Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana

Previene algunos problemas de las plantas

Colocar la fuente de luz por encima de la canopia es una especie de juego de equilibrio. Si la colocas demasiado cerca, corres el riesgo de decoloración y quemaduras por luz. Si la cuelgas demasiado lejos, te perderás un crecimiento vibrante y saludable. Un luxómetro te ayudará a determinar la posición de la luz, lo que dará lugar a plantas más sanas y productivas.

Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana

¿Cuál es la cantidad óptima de luz para las plantas de marihuana?

Las plantas de cannabis tienen diferentes necesidades durante las diferentes etapas del ciclo de crecimiento; esto se aplica tanto a la nutrición como a la iluminación. Las plántulas no soportan demasiada luz, pero una cantidad demasiado baja dará lugar a ejemplares débiles y estirados. Un poco más adelante, durante la fase vegetativa, las plantas tienen una demanda de luz mucho mayor, lo que se hace evidente por sus hojas anchas en forma de abanico. El cannabis también necesita mucha luz durante la floración para alimentar la formación de las flores. Sin embargo, las plantas en floración se desarrollan mejor con un espectro de luz diferente al de la fase vegetativa.

¿Cuánta luz necesitan tus plantas de cannabis?

A grandes rasgos, los rangos de lux que se indican a continuación son los más adecuados para cada etapa del ciclo de cultivo:

  • Etapa de esquejes y plántulas: 5000-7000 lux
Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana
  • Fase vegetativa: 15.000-50.000 lux
Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana
  • Fase de floración: 45.000-65.000 lux
Cómo usar un luxómetro para aumentar las cosechas de marihuana

A pesar de que 65.000 representa el máximo de luxes recomendados durante la fase de floración, las plantas pueden soportar hasta 75.000 luxes antes de que las cosas empiecen a ir mal. Dicho esto, los valores de iluminancia cambian mucho de una instalación a otra; debes considerar estos valores como orientativos y no como absolutos.

Algunos cultivadores de marihuana trabajan con una mentalidad de “cuanta más luz, mejor”. Esta estrategia solo da resultados hasta que se alcanza el umbral de los 75.000 lux. Una exposición a la luz de esta magnitud puede causar varios problemas. En primer lugar, puede provocar estrés lumínico, lo que afectaría a la salud de la planta y, por tanto, a la producción. Este fenómeno se manifiesta en forma de hojas secas, marchitas y decoloradas. En segundo lugar, este nivel de intensidad lumínica disparará tu factura de electricidad sin aumentar mucho la producción de la planta: llegarás a un punto de rendimiento decreciente.

Lux para el cannabis: cómo medir la cantidad de luz que reciben tus plantas

¿Estás preparado/a para dominar los luxes del cannabis? Recuerda que el uso de un luxómetro te permitirá determinar el flujo luminoso por unidad de superficie (iluminancia) que proporciona tu luz de cultivo a una determinada distancia. Utilizando tanto un luxómetro como las cifras mencionadas anteriormente, casi podrás asegurarte de que tus plantas reciban una exposición lumínica adecuada a lo largo de las diferentes etapas de su ciclo vital. Sigue estos pasos:

  • Realiza mediciones en todo tu espacio de cultivo: coloca la luz a unos 150cm por encima del suelo de tu espacio de cultivo. Utiliza el luxómetro para obtener una lectura directamente debajo de la luz. A partir de aquí, mide en diferentes puntos del espacio de cultivo para determinar los puntos ciegos.
  • Haz ajustes en consecuencia: si vas a cultivar varias plantas, colócalas en las zonas que reciban más luxes y evita las zonas con falta de luz.
  • Corrige a medida que las plantas crecen semana a semana: utiliza tu luxómetro para determinar cuánto y con qué frecuencia debes mover la luz tomando medidas alrededor de la canopia. Utiliza las lecturas anteriores para asegurarte de que estás satisfaciendo las demandas de la planta durante determinadas etapas de crecimiento.

Luxómetros para plantas de marihuana: aclaración sobre las lámparas LED

Las luces de cultivo LED se han convertido en la opción preferida de muchos cultivadores, gracias a su menor emisión de calor y a su bajo consumo de energía. Sin embargo, algunos tipos de LED pueden causar problemas a la hora de obtener mediciones de lux. Los luxómetros son capaces de dar lecturas para todos los tipos de luces blancas, incluyendo HID, CFL y algunos LED. Sin embargo, no son compatibles con las luces LED púrpura. Estos modelos emiten luz violeta debido a una combinación de diodos azules y rojos. Por desgracia, la mayoría de las luces de cultivo LED baratas utilizan esta combinación de colores. Si utilizas luces LED moradas, tendrás que confiar en la información del fabricante como estimación de la cantidad de luz que emite el producto. Si no te importa invertir algo más de dinero, puedes comprar un medidor de luz alternativo compatible con los LED púrpura.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.