A las plantas de cannabis les encantan las luces grandes y potentes, y agradecen el aumento de lúmenes con unos cogollos enormes y pegajosos, y un nivel alto de THC. Lamentablemente, este tipo de luz no es buena para el ojo humano.

Veamos cómo nos afectan los distintos tipos de luces de cultivo y qué pasos debemos dar para proteger nuestra vista.

LÁMPARAS DE DIODOS EMISORES DE LUZ (LED)

Las luces de cultivo LED vienen con un espectro rojo para la etapa vegetativa y uno azul para la floración, así como un espectro completo que se puede utilizar durante todo el cultivo. Emiten un resplandor violeta/rosado que les da a las plantas un aspecto artificial, y no generan tanto calor como las HM o las HPS. Todo esto nos da la falsa impresión de que estas luces son más seguras para el ojo humano.

Estas lámparas producen gran cantidad de rayos UV. Las LED no solo emiten rayos UVA y UVB, también generan luz UVC. En la naturaleza, los rayos UVC son absorbidos por la atmósfera de la Tierra, por lo que nunca estamos expuestos a ellos. Estos rayos son especialmente perjudiciales para los ojos y la piel.

4 FORMAS DE PROTEGER TUS OJOS DE LOS DAÑOS PRODUCIDOS POR LA LUZ

USA UNAS GAFAS ESPECIALES

Compra unas gafas especiales que protejan tus ojos de todos los tipos de luz UV. También deberían corregir el espectro lumínico que generan estas lámparas, de manera que puedas ver con claridad mientras atiendes a tus plantas.

Las gafas de sol normales no proporcionan suficiente protección, como tampoco lo hacen las de HPS que corrigen el espectro amarillo. En su lugar, compra unas gafas fabricadas especialmente para cultivadores de interior.

APAGA LAS LUCES

Si apagas las luces de alta intensidad mientras atiendes a tus plantas, evitarás que tus ojos sufran daños tanto a corto como a largo plazo. Si necesitas más luz para ver, cuelga una bombilla normal que puedas encender y apagar cada vez que entres y salgas del cuarto.

MUEVE LAS PLANTAS

Si utilizas un armario de cultivo, saca las plantas, atiéndelas, y vuelve a meterlas dentro. Esto protegerá tus ojos y te permitirá inspeccionar tus plantas de cerca. Es difícil hacerlo con el método ScrOG, pero funciona con prácticamente cualquier otra técnica. Si cultivas en macetas grandes que son demasiado pesadas, utiliza un soporte con ruedas para macetas.

Sacar las plantas del armario para regarlas y atenderlas también tiene otras ventajas: evitar los derrames y reducir el exceso de humedad en el interior del armario.

USA UNAS GAFAS ESPECIALES

VISITA AL OCULISTA

Consulta con tu oftalmólogo al menos una vez al año. Si crees que puedes, coméntale que expones tus ojos a luces de cultivo de forma habitual. El oculista podrá hacer un seguimiento de los cambios que se produzcan en tu visión y llevar a cabo un análisis de degeneración macular, cataratas y otros tipos de daños oculares, para que tengas la opción de buscar un tratamiento temprano.

RESUMEN: CÓMO PROTEGER TUS OJOS EN EL CUARTO DE CULTIVO

De entre todos los sentidos, la vista es el que más valoramos. Con las precauciones adecuadas, podrás proteger tus ojos de daños permanentes mientras cultivas plantas de cannabis grandes y preciosas en interior. La combinación de una serie de medidas de seguridad con exámenes oculares periódicos es la acción que ofrece el mayor nivel de protección.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.