Cultivar cannabis utilizando el método de cosechas continuas significa un suministro constante de cogollos. Hacer una cosecha continua solo requiere un poco más de espacio, un poco de equipamiento adicional y buena organización. Cuando ya estés metido en faena, te darás cuenta de lo fácil que es tener un suministro de cogollos constante.

Básicamente, la cosecha continua consiste en cosechar un conjunto de plantas en un espacio de floración, y sustituirlas de inmediato por otra tanda de plantas que ya han completado la vegetación en un espacio diferente. El espacio de vegetación se vuelve a llenar con semillas recién germinadas o esquejes. Cuando tengas los tiempos controlados, podrás tener una cosecha cada 8-12 semanas, dependiendo del tiempo de floración de la especie.

VEGETACIÓN Y FLORACIÓN DEBEN ESTAR SEPARADAS

Las plantas de cannabis en su ciclo vegetativo y en floración están expuestas a cantidades y tipos de luz diferentes. A excepción de las autoflorecientes, es imposible tener plantas jóvenes y maduras en la misma zona. La solución es tener dos espacios de crecimiento separados, o un solo espacio de crecimiento dividido en dos de alguna manera. Dos habitaciones o dos armarios, para que te hagas una idea: una zona destinada a vegetativo y otra a floración, en uso constante.

¿POR QUÉ COSECHAS CONTINUAS?

La experiencia de la cosecha continua tiene dos ventajas distintas. En primer lugar, nunca te quedas sin hierba. Con muchos híbridos a la vez, el tiempo de maduración es de alrededor de 8 semanas. Esto significa una tanda nueva de cogollos cada dos meses. Darte cuenta de que te has quedado sin hierba y tienes que comprarla, puede ser una auténtica faena y un revés para tu economía. Por lo tanto, con un poco de esfuerzo adicional y buena organización, la rotación rápida puede darte 6 cosechas al año.

El segundo es el seguro ante catástrofes. Si algo va mal en el cuarto de floración y se pierde un cultivo por cualquier motivo, ya sean patógenos como la pudrición de los cogollos o de la raíz, envenenamiento accidental por un error de fertilización o pH, etc... Entonces, tienes plantas disponibles para reemplazarlas en el espacio vegetativo y no tienes que volver a empezar. Perder unas cuantas semanas puede ser un mal menor, pero perder 10 semanas o más de trabajo es desolador.

Ventajas De La Cosecha Perpetua

POR SUPUESTO, SUPONE MÁS GASTO, PERO...

Está claro que hay gastos adicionales, pero no del doble, ya que las plantas en la fase vegetativa requieren menos de todo para crecer bien. Las macetas más pequeñas en un espacio más pequeño bajo luces más suaves, como las T5, por ejemplo, requieren menos recursos de mantenimiento. Pero siguen siendo extras, y notarás un aumento en el consumo de electricidad, fertilizantes y en los costes medios que tendrás que tener en cuenta. El coste de instalación añadido con todo el equipamiento se compensa al final, cuando tus frascos están siempre desbordados.

No hace falta decir que las cosechas continuas exigen más tiempo por parte del productor. Mantener el doble de plantas requerirá una atención adicional en cada etapa. Por lo general, una sala de vegetación continua exigirá una poda y entrenamiento regulares u otras acciones que favorezcan un crecimiento vigoroso. Pero, ¿a quién no le gusta pasar tiempo con sus plantas?

¡Vaya problema, demasiados cogollos! La cosecha continua a menudo puede significar un montón de cogollos sobrantes cuando la siguiente cosecha ya está lista y seca. Esto puede ser una oportunidad para explorar los múltiples usos del cannabis. La hierba extra se puede utilizar para hacer comestibles, hachís y un montón de extracciones que añadir a tu repertorio.

CÓMO SE HACE LA COSECHA CONTINUA

Tienes que crear dos espacios. Por naturaleza, el espacio necesario para la fase vegetativa es más pequeño, mientras que un espacio más grande para la floración, permite a las plantas poder estirarse a sus anchas.

Por supuesto, el tamaño de cada espacio dependerá de dónde puedes cultivar. Si tienes una sala libre, puedes separarlos en un armario pequeño y otro más grande, pero si solo cuentas con un armario para cultivar, puedes dejar un espacio interior totalmente sellado a la luz. Organiza tu espacio adecuadamente para el crecimiento vegetativo y la floración.

LA PRIMERA COSECHA

La primera cosecha va a tardar el tiempo estándar que necesita un cultivo con su fase vegetativa y de floración, pero cuando se complete el primer ciclo vegetativo, entrarás en pleno apogeo.

  • Tienes que conseguir plantas para la zona de vegetación, ya sea a partir de semillas o esquejes. Cuando tengan el tamaño adecuado, colócalas en la zona de floración.
  • Prepara de inmediato más plantas (esquejes o semillas recién germinadas) para volver a llenar la zona de vegetación.
  • Tras 8 semanas de mimos, las flores estarán listas para la cosecha nuevamente, y tendrás otra tanda de plantas listas para empezar.

Cosecha continua

REINICIAR

Dependiendo del tamaño de tu cultivo, podrías tener el siguiente ciclo listo para empezar en una tarde.

  • Cosecha las plantas del espacio de floración.
  • Retira las macetas y limpia la zona.
  • Llena el espacio de floración con las plantas de la zona de vegetación.
  • Vuelve a llenar el espacio de vegetación con nueva tanda de semillas o esquejes.
  • Comienza de nuevo, y así hasta el infinito.

Las cosechas continuas necesitan dos zonas que operen simultáneamente para que las plantas jóvenes puedan cambiarse de ciclo cuando estén listas. Prueba estos consejos para una instalación eficiente.

PREPARAR LA ZONA DE VEGETACIÓN

  • Durante la fase vegetativa, las plantas son más pequeñas y ocupan mucho menos espacio y recursos. Por lo tanto, se puede hacer una zona más baja con luces menos intensas que la zona de floración, como un estante más alto en el armario donde colocar las plantas en floración, y una zona de vegetación debajo.
  • Si separas un espacio en un cultivo dos en uno, asegúrate de que no haya filtraciones de luz entre uno y otro. La contaminación lumínica durante el período de oscuridad de la fase de floración puede causar un crecimiento deficiente de las flores, que las plantas vuelvan a estado vegetativo o estimular el hermafroditismo.
  • Podrías cultivar varias plantas más pequeñas, en lugar de solo unas pocas grandes. Esto acorta la fase vegetativa mientras que sigues llenando el espacio de cultivo con plantas bastante frondosas.

PREPARAR EL ESPACIO DE FLORACIÓN

  • La zona de floración debe estar completamente protegida de la luz. Una vez más, la contaminación lumínica puede arruinar todo tu trabajo duro.
  • El control del calor y la humedad son igualmente importantes, especialmente en espacios más pequeños, al igual que una buena circulación del aire. Demasiado calor o demasiado frío pueden afectar al desarrollo de los cogollos, mientras que una humedad elevada y una mala circulación de aire pueden fomentar la aparición de moho. Hazte con las herramientas adecuadas para tu situación y un buen ventilador oscilante.
  • Con el cannabis, en particular los híbridos actuales con altos contenidos de terpenos, el olor puede ser muy fuerte. Si la discreción obliga a controlar los olores, asegúrate de que los ventiladores de extracción y los filtros de carbón estén funcionando correctamente.

Fase Vegetación, Floración

ORGANIZAR LOS TIEMPOS ADECUADAMENTE DEPENDERÁ DE LA VARIEDAD

Los tiempos son clave, y esto llega con la experiencia, especialmente con experiencia en las cepas seleccionadas. Cuando cosechas las flores, lo que quieres es que las plantas en su ciclo vegetativo tengan el tamaño ideal para trasladarlas a la zona de floración inmediatamente. Tener plantas del tamaño adecuado en el momento adecuado supone conocer las características de la cepa. Algunas crecen tan rápidamente que no se necesitan 8 semanas completas en vegetativo, y la zona de vegetación puede descansar durante un tiempo. Es posible que otras necesiten las 8 semanas completas para alcanzar un tamaño adecuado para cambiarlas a 12/12; hay multitud de combinaciones posibles.

Las cepas con un tiempo de floración más corto son ideales para el método de cosecha continua. Muchas variedades actuales maduran en 8 semanas, y 8 semanas es tiempo suficiente para obtener plantas con un buen crecimiento. Una cosecha de 8 semanas también significa una recarga cada dos meses, lo que es un tiempo de rotación ideal.

Si quieres cultivar cepas sativa, con una maduración más larga, como las Haze, por ejemplo, la frecuencia de cosecha se reduce a 4 al año debido al período de floración de 12 semanas. Esto también significa que se necesita menos tiempo para la fase vegetativa, y se ahorra tiempo y dinero mientras la zona de vegetación descansa.

Otra alternativa es cambiar el horario de la luz a 12/12 en la zona de vegetación cuando las plantas son lo suficientemente grandes y darles una ventaja de floración, moviéndolas a la zona de floración cuando ya han empezado a florecer. Luego, simplemente tienes que cambiar las luces de la zona vegetativa otra vez a 18/12 y preparar una nueva tanda de plantas.

EXCEPCIONES A LA REGLA

Las cepas autoflorecientes no necesitan espacios separados, ya que las plantas tanto jóvenes como maduras están expuestas a la misma rutina de luz. Así que colocar algunas plantas jóvenes entre las plantas más viejas, o alrededor de la circunferencia donde la luz es más tenue, puede darles una ventaja.

El ciclo de vida completo de muchas cepas autoflorecientes es de solo 8-10 semanas, por lo que la necesidad de un espacio de vegetación se vuelve irrelevante. Puedes cultivar desde la semilla hasta la cosecha en el mismo tiempo empleado para una cosecha continua. La mayoría de las variedades autoflorecientes actuales tienen un contenido de cannabinoides a la par de las cepas fotoperiódicas, por lo que no hay que preocuparse por la calidad.

Además de la rotación rápida de las autoflorecientes, también hay otra forma de acelerar el proceso si utilizas cepas fotoperiódicas feminizadas. Cuando las semillas acaban de germinar y les damos 12 horas de luz, entran inmediatamente en floración. La fase vegetativa completa se omite, consiguiendo alturas más controladas. La floración desde la semilla también significa que no necesitas una zona para la fase de vegetación, pero a muchas especies de cannabis no les gusta mucho este tratamiento.

LA COSECHA CONTINUA NO SOLO ES UN NOMBRE BONITO

Con dos espacios de cultivo correctamente equipados, o un armario bien preparado, y algunas horas adicionales dedicadas al cultivo, la cosecha continua puede dar a cualquier cultivador más cogollos de los que necesita cada 8 semanas. ¡Es una forma ideal de probar diferentes variedades en un año, y encontrar las que se adapten a tu cultivo y a tu mente!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.